eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno dificulta que las asociaciones de mujeres reciban subvenciones

El Instituto de la Mujer ha cambiado los criterios por los que concede las ayudas a estas asociaciones

Puntúa la existencia de auditorías externas, contar con un patrimonio superior al millón de euros o tener más de 5.000 voluntarios, algo difícil de cumplir para estas organizaciones.

Las asociaciones denuncian que muchas quedarán fuera y que los nuevos criterios favorecen a las grandes ONG.

- PUBLICIDAD -
Nace "Libres", una aplicación de móvil para detectar violencia machista en jóvenes

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato. EFE

Hace tan solo unos días el Instituto de la Mujer publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) su convocatoria para la concesión de subvenciones en el movimiento asociativo. Un día después, representantes de varias asociaciones de mujeres se reunieron con el subdirector de Programas del Instituto, Jesús Casas, y durante el encuentro saltó la alarma: tanto la filosofía de las ayudas como muchos de los criterios para concederlas habían dado "un giro copernicano", en palabras del propio Casas. Igualdad asegura que ha ajustado la convocatoria para cumplir con varias sentencias del Tribunal Constitucional, pero las asociaciones subrayan que los nuevos requisitos favorecen a las grandes ONG y fundaciones y que la mayoría de asociaciones de mujeres quedarán fuera de las ayudas.

Los criterios que se utilizan para decidir a quién conceder las subvenciones han cambiado. El año pasado, las asociaciones podían obtener un máximo de 36 puntos, pero bastaba con que lograran 13 para acceder a una subvención, es decir, el 36% del total. Este año, el máximo son 150 puntos y las organizaciones tienen que conseguir, como mínimo, 100, lo que supone el 66% del total.

Este año, el Instituto de la Mujer introduce un criterio nuevo que puede proporcionar hasta 17 puntos: la existencia de una auditoría externa y de controles financieros periódicos hechos por entidades independientes, algo poco frecuente entre asociaciones pequeñas y de poca capacidad económica. De hecho, las asociaciones denuncian que la ley solo obliga a hacer estas auditorías a las organizaciones con al menos 2,8 millones como activo o pasivo.

Otros criterios difíciles de cumplir para estas organizaciones son los del patrimonio y número de voluntarios: se otorgarán 5 puntos a las asociaciones con un presupuesto superior al millón de euros y un punto por cada 5.000 voluntarios hasta un máximo de 25.000, a partir de los cuales se puntuará con 5 puntos.

"Son requisitos muy alejados de la realidad del tejido asociativo de mujeres, que, por ejemplo, no tienen esa masa de voluntarios", asegura Esther Castellanos, secretaria de la Federación de Agentes de Igualdad. "Si hubieran existido esos criterios, las asociaciones de mujeres no hubieran recibido nunca ninguna ayuda. Son un filtro que harán que no pase ninguna, están pensados para ONG grandes, cuya labor está muy bien pero no está especializada en el logro de la igualdad", apunta Begoña San José, del Forum de Política Feminista.

"Se trata solo de de cinco puntos sobre un total de 150", argumenta la directora general de Igualdad y del Instituto de la Mujer, Carmen Plaza, que insiste en que están cumpliendo una sentencia del Tribunal Constitucional. Plaza rechaza que la convocatoria vaya a dejar fuera a las asociaciones de mujeres. "Estos criterios garantizan el acierto y la equidad de las resoluciones. Las asociaciones de mujeres, que están haciendo un trabajo excelente, no tienen por qué quedarse fuera de las subvenciones", dice.

Todas las sentencias que sacó a relucir el Instituto de la Mujer durante su reunión con las asociaciones tienen que ver con el conflicto de competencias entre el Gobierno central y las comunidades en cuanto al reparto de distintos fondos. Algunos poco tienen que ver con las asociaciones de mujeres: es el caso de la sentencia 244/2012, que habla del reparto de fondos para la formación en el empleo.

Hasta ahora, las asociaciones podían servirse de estas subvenciones para financiar tanto su logística como sus actividades. Sin embargo, desde este año, este dinero solo podrá ser utilizado para lo primero: su mantenimiento y funcionamiento. "Todos los programas de carácter asistencial y de trabajo con mujeres se van a ver muy mermados. Las asociaciones van a tener que entrar en la convocatoria del reparto del IRPF para conseguir financiarse y, al ser la primera vez que concurren, lo van a tener muy difícil", advierte Esther Castellanos.

Además, este año la convocatoria está destinada a apoyar "al movimiento asociativo y fundaciones de ámbito estatal". "Mezclar asociaciones y fundaciones no tiene sentido. Las fundaciones son la asignación de un patrimonio a un fin. Las asociaciones mueven a gente, las fundaciones, dinero, y tienen más capacidad", apunta Begoña San José.

La directora general de Igualdad sí admite una "redacción confusa" en uno de los criterios, el que premia la presencia equilibrada de hombres y mujeres en los órganos directivos, algo que penaliza a las asociaciones cien por cien de mujeres. "Quizá la redacción no sea la más adecuada y en la medida de lo posible la corregiremos. Ese criterio iba dirigido a a las asociaciones que no son exclusivamente de mujeres, porque consideramos que es importante que haya una presencia equilibrada de hombres y mujeres, pero no pretendemos que afecte a las asociaciones de mujeres", asegura.

Este lunes, las organizaciones han convocado una concentración para protestar por los nuevos criterios y pedir al Instituto de la Mujer que rectifique.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha