eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pedro J. Ramírez exige ante el juez que El Mundo le devuelva su columna dominical

El exdirector del diario de Unidad Editorial pide medidas cautelares contra el periódico que fundó después de que su colaboración semanal haya sido suprimida

Los abogados de Pedro J. piden que la empresa y el director del periódico le permitan volver a escribir su columna o que le liberen de la cláusula que le impide colaborar en otros medios escritos

La empresa responde en un comunicado que puso fin a su colaboración por "los graves, reiterados e insubsanables incumplimientos de los deberes de lealtad y confidencialidad"

- PUBLICIDAD -
Pedro J. Ramírez compara a Podemos con los "Robespierre y Marat" de hoy día

Pedro J. Ramírez lleva a los tribunales su batalla contra El Mundo y Casimiro García Abadillo. El exdirector del diario de Unidad Editorial ha denunciado al periódico que fundó por  cancelar su colaboración semanal de los domingos y ha pedido medidas cautelares para que le permitan publicar de nuevo o, como alternativa, le eximan de un contrato que firmó en enero para que así pueda escribir en otra cabecera. Un síntoma del desencuentro entre Ramírez y su sucesor, que comenzó cuando el primero atacó en su artículo dominical al que fuese su vicedirector.

En su escrito ante el juzgado de 1ª instancia de Madrid, los abogados de Pedro J. aseguran que la decisión de El Mundo vulnera dos de sus derechos fundamentales: los del derecho al trabajo y a la libertad de expresión. "La decisión de Unidad Editorial encierra (...) el propósito de cercenar la libertad de nuestro representado a expresar sus ideas y opiniones como lo ha hecho durante 40 años", dicen en la denuncia.

Los letrados del periodista, entre los que está Javier Gómez de Liaño (abogado del extesorero del PP Luis Bárcenas), recogen los emails que intercambió Ramírez con García Abadillo, en los que éste le comunicó que no daría salida a su texto y que obtuvo la respuesta de Pedro J. de que lo enviaría igualmente.

Además, recuerdan los acuerdos a los que llegó Pedro J. con su empresa cuando se decidió su salida de la dirección del periódico, por la que Unidad Editorial pagó una indemnización de 11 millones de euros brutos, sometidos a una retención fiscal del 55%; el periodista cobró 5,3 millones. Este acuerdo incluía la publicación de su Carta del arponero ingenuo de los domingos, la presidencia de la revista La aventura de la historia y no publicar en otros medios escritos.

La respuesta de Unidad Editorial

La empresa editoria de El Mundo ha respondido con  un comunicado publicado en su web a la peticion de medidas cautelares del exdirector. Según Unidad Editorial, se puso fin a la colaboración de los domingos de Pedro J. por "los graves, reiterados e insubsanables incumplimientos de los deberes de lealtad y confidencialidad" asumidos en el contrato que firmó en enero. También aclara que se le comunicó la decisión antes de que enviase su carta semanal, por lo que "no tiene fundamento relacionar esta decisión con ningún tipo de censura".

Además, recuerda que Pedro J. "firmó libremente" el acuerdo para no publicar en otro medio a cambio de la indemnización por salir de la dirección. Así, aclara que "no pretende limitar en absoluto la libertad de expresión", sino "aplicar su contrato laboral". Sobre su artículo semanal y la presidencia de La aventura de la historia, la empresa apunta que estas colaboraciones eran remuneradas a parte.

Por último, Unidad Editorial asegura que lamenta la polémica generada con el exdirector de su cabecera, del que destacan fue "uno de los principales artífices de los grandes éxitos de El Mundo a lo largo de los más de 24 años".

Los argumentos de Pedro J.

Para el exdirector de El Mundo, Unidad Editorial ha incumplido el contrato que firmaron ambas partes. Bajo esta tesis, solicita al juez que ordene al presidente del grupo de comunicación, Antonio Fernández-Galiano, y a García Abadillo su regreso a las páginas del periódico los domingos. De no admitir esta petición, pide que se suspenda la cláusula del contrato que firmó en enero de 2014 que le impide colaborar en otros medios escritos o de realizar "cualquier actividad que pueda resultar competitiva" con la empresa.

"Nuestro representado sufre una inhabilitación profesional merced a una especie o versión de juicio sumarísimo y, por tanto, sin posibilidad de defenderse. Lo que se persigue, pues, es que este cauce procesal satisfaga con apremio el derecho del interesado a trabajar en el oficio al que lleva dedicado toda su vida y hacerlo en libertad", dicen los abogados de Pedro J.

La guerra entre los responsables de El Mundo y su exresponsable editorial comenzó cuando  Ramírez publicó en Facebook que le habían "borrado de la foto" del 25 aniversario y eliminó de su perfil de Twitter toda referencia a su pasado en el diario. Su enfado continuó con la publicación de una columna en la que cargaba contra su sucesor. La respuesta de García Abadillo fue  un editorial al día siguiente y no publicar el artículo de Ramírez del 9 de noviembre, y éste reaccionó compartiéndolo en un portal gratuito. El penúltimo capítulo antes de esta denuncia fue la no publicación este último domingo de la Carta del arponero ingenuo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha