eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El terremoto de Alborán ha registrado 960 réplicas, 25 sentidas por población

- PUBLICIDAD -
Melilla vive una situación "prácticamente de normalidad" una semana después del seísmo

Melilla vive una situación "prácticamente de normalidad" una semana después del seísmo

El terremoto del Mar de Alborán, que aún sigue activo y que causó daños en la Ciudad de Melilla el pasado 25 de enero, ha registrado hasta hoy 960 réplicas, 25 de ellas sentidas por la población.

Hasta la fecha, informa una nota de Protección Civil, continúa habiendo movimientos telúricos en la serie sísmica iniciada el pasado 12 de diciembre.

Tras el seísmo principal del 25 de enero, con magnitud 6,3 en la escala Richter, se han registrado 960 réplicas, de las cuales 38 han tenido lugar desde las 20.00 del día de ayer hasta la emisión de este comunicado de Protección Civil y Emergencias (Ministerio del Interior).

De manera provisional, la Delegación de Gobierno en Melilla calcula que los perjuicios económicas en la Ciudad Autónoma giran en torno a los 11,9 millones de euros, sin que se registrasen daños personales de relevancia.

Es el más intenso de los ocurridos en España desde diciembre 2009, aunque no el más grave.

El terremoto registrado a las 17.25 horas de ayer domingo, con 4,5 de magnitud en la escala de Richter, ha sido sentido en Andalucía, sobre todo en la provincias de Almería, Málaga y Granada, así como en algunas localidades de Jaén y Córdoba.

Según Protección Civil, han acontecido otros siete sismos cerca de la costa de Granada, ninguno de ellos notado por sus habitantes.

Protección Civil, a través de su Centro Nacional de Seguimiento y Coordinación, mantiene la vigilancia constante sobre las series sísmicas que se están produciendo.

El Centro Nacional de Seguimiento y Coordinación se encuentra en comunicación constante con el Instituto Geográfico Nacional para realizar el estudio de los movimientos sísmicos.

También está en contacto con la Delegación de Gobierno en Andalucía y el Comité Estatal de Coordinación de Riesgo Sísmico.

Recuerda, por último, la importancia de adoptar medidas de autoprotección para disminuir los riesgos en caso de réplicas.

Con carácter general, aconseja asegurar los objetos que puedan caerse, en especial los pesados y los que pueden romperse como lámparas y espejos, y tener cuidado con la ubicación de los productos tóxicos o inflamables, a fin de evitar fugas o derrames.

Si se produce un sismo y está en el interior de un edificio, hay que buscar refugio debajo de los dinteles de las puertas o de algún mueble sólido, como mesas o escritorios, o bien, junto a un pilar o pared maestra.

También es conveniente mantenerse alejado de ventanas, vitrinas y objetos que pueden caerse; no usar el ascensor y emplear linternas para el alumbrado y evitar las velas, cerillas o cualquier tipo de llama durante o inmediatamente después del temblor, que puedan provocar una explosión o incendio.

En el exterior, es recomendable ir hacia un área abierta y alejarse de los edificios dañados, y si está en un vehículo permanecer en él.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha