eldiario.es

Menú

Diario Turing

Facebook sigue sin cumplir con la legislación europea de privacidad

Un informe elaborado por la Universidad de Lovaina concluye que Facebook sigue violando la legislación europea sobre privacidad, pese a que cambió sus políticas en enero

La red social se atribuye la potestad de rastrear a sus usuarios en webs y dispositivos, usar sus fotos de perfil para propósitos comerciales y no comerciales y recopilar información

En lo que se refiere al smartphone, Facebook no ofrece ninguna manera de que no se cree un registro con la localización del usuario a través de su aplicación móvil

- PUBLICIDAD -
Facebook y la privacidad

El Centro Interdisciplinario para las Leyes y las Tecnologías de la Información y de la comunicación, perteneciente a la Universidad de Lovaina (en Bélgica), ha publicado un informe acerca de cómo casan los términos de servicio de Facebook con la legislación europea. Y las conclusiones presentadas indican que la red social viola la normativa europea en varios aspectos.

El trabajo lo ha encargado la Comisión de Privacidad de Bélgica, que ahora debe valorar los resultados. El informe está orientado a evaluar los cambios que Facebook hizo en sus condiciones y sus políticas respecto al usuario, que entraron en vigor a partir del 30 de enero. En el texto se apunta que la actualización solo ha "expandido políticas y prácticas antiguas", mientras que "todavía viola la ley europea de protección al consumidor".

Con la nueva política de Facebook, la red social se atribuye la potestad de rastrear a sus usuarios en webs y dispositivos, usar sus fotos de perfil para propósitos comerciales y no comerciales y recopilar información sobre sus usuarios. Estas disposiciones apenas se diferencian de los que existían anteriormente. El informe señala que Facebook deriva mucha responsabilidad a sus usuarios. "Se espera que los usuarios naveguen a través de la compleja página de configuración (que incluyen 'Privacidad', 'Apps, 'Anuncios', 'Seguidores', etc) en busca de posibles opciones opt-out".

A los usuarios no se les ofrece la posibilidad de elegir sobre su aparición en 'historias patrocinadas' ni sobre cómo se comparten sus datos de localización, según el informe. Tampoco estaría claro qué quiere decir la red social con el uso de imágenes "para fines publicitarios". Con esa información no se puede saber si las imágenes de perfil se utilizarán solo para las 'historias patrocinadas' y los 'anuncios sociales' o para otros propósitos.

Facebook menciona varias veces a terceros. "Trabajamos con terceros, que nos ayudan a proporcionar y mejorar nuestros servicios y que usan productos publicitarios o relacionados, que permiten a nuestras compañías operar y proporcionar servicios gratuitos a la gente en todo el mundo", se puede leer en un extracto de las condiciones. Los investigadores de la Universidad de Lovaina apuntan que no está claro quiénes son estos "terceros". Por otro lado, el artículo 7 de la Directiva 95/46/EC requiere que los usuarios den su consentimiento explícito para legitimar este tipo de uso de sus datos.

El consentimiento que se pasa por alto

En lo que se refiere al tratamiento de datos, la legislación europea dicta que el usuario tiene que dar su consentimiento libremente. El informe argumenta que Facebook no permite este ejercicio de libre decisión. "Hay dos elementos que minan la capacidad del individuo para proporcionar un consentimiento 'libre' a la política de uso de datos de Facebook. La primera razón se relaciona con la posición dominante que Facebook ostenta en el mercado de las redes sociales. Una de las principales razones para unirse es el hecho de que 'todo el mundo está'. En segundo lugar, la capacidad del individuo para reservarse su consentimiento está limitada por la aproximación 'todo o nada' de Facebook para muchos usos de los datos", se explica en el texto.

El Grupo de Trabajo del artículo 29, encargado de supervisar la protección de datos en el ámbito europeo, ya se ha ocupado de señalar la importancia que algunas redes sociales tienen, especialmente para ciertas categorías de usuarios, como los adolescentes, predispuestos a aceptar cualquier tipo de política de datos con tal de evitar quedarse fuera de las interacciones sociales en Internet. "El usuario debería estar en una posición para dar su consentimiento libre y específico para recibir publicidad basada en su comportamiento, independientemente de su acceso al servicio de la red social", indicó el grupo, concretando asimismo que podría usarse un pop-up para ofrecer al usuario esta posibilidad.

En lo que se refiere al smartphone, Facebook no ofrece ninguna manera de que no se recopile información sobre la localización del usuario a través de su aplicación móvil. Únicamente se puede detener este proceso definiéndolo desde los ajustes del sistema operativo. El informe recuerda que la Directiva de Privacidad y Comunicaciones Electrónicas requiere un consentimiento libre e informado antes de almacenar o acceder a información del dispositivo de un individuo.

La declaración de derechos y responsabilidades

El informe indica que la declaración de derechos y responsabilidades de Facebook está en desacuerdo con los principios de la Directiva sobre Términos de Contrato Injustos, que introduce el concepto de 'buena fe'. En concreto se expresa que si algunos de los términos de un contrato que no se negocian individualmente son contrarios a la 'buena fe', se provoca un desequilibrio entre las dos partes.

Según el análisis de quienes han elaborado el informe Facebook incurre en esta falta en varias ocasiones. Cuando habla de indemnizaciones, la red social sostiene que el usuario está obligado a indemnizar a la compañía por cualquier gasto, por ejemplo de tasas legales, si este ha violado sus términos de servicio. Facebook también se reserva el derecho a cambiar su declaración de derechos y responsabilidades y su política de uso de datos unilateralmente, mientras que la directiva europea estipula que el proveedor no debería cambiar los términos del contrato unilateralmente sin una razón válida especificada en el propio contrato.

Un cambio de este estilo ha tenido lugar con respecto a los plugins sociales. En la nueva política de uso de datos de Facebook se recoge prácticamente la misma información que ya existía antes en relación con estas herramientas. Sin embargo, hay una diferencia. Antes las cookies se mantenían por 90 días, mientras que ahora no se especifica ningún límite de tiempo.

Imagen:  Η Ενημέρωση του Ιονίου

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha