eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Diario Turing Diario Turing

La tableta Jolla/Sailfish OS arrasa con su crowdfunding

El sistema operativo, Sailfish OS, está basado en software libre y permite ejecutar aplicaciones de Android

Jolla, formada por empleados de la antigua Nokia, tardó solo unas horas en obtener financiación para su tableta en Indiegogo, donde la cantidad sigue subiendo

- PUBLICIDAD -
La tableta de Jolla, de 7,85 pulgadas

La tableta de Jolla, de 7,85 pulgadas

Jolla significa barquito en finés, y Sailfish, pez vela, una especie de ostentosa aleta dorsal que nada a velocidad vertiginosa. Estos son los nombres que escogieron un grupo de antiguos empleados de Nokia para hacerse un hueco en el panorama móvil. El pasado año lanzaron su primer smartphone y ahora han recurrido al crowdfunding para financiar una tableta, lo que han conseguido en unas pocas horas. El objetivo de 380.000 dólares ha sido ampliamente superado y aún queda un buen puñado de días para que termine el plazo de la campaña en Indiegogo.

La tableta contará con el sistema operativo creado por la propia compañía, Sailfish, que en este caso será su versión 2.0, aún en desarrollo. Las especificaciones del dispositivo no son precisamente de gama baja. Cuenta con una pantalla de 7,85 pulgadas, de 2048x1536 píxeles de resolución. El procesador de cuatro núcleos es de 64 bit y funciona a 1,8 GHz. La memoria RAM es de 2 GB y el almacenamiento de 32 GB, con opción a insertar una tarjeta microSD. La cámara trasera es de 5 megapíxeles.

El precio del hardware es económico en comparación con las características. En la campaña de crowdfunding los mil primeros adquirieron la tableta por adelantado donando 189 dólares, los mil siguientes pusieron 199 dólares y los próximos dos mil la pueden reservar por 204 dólares.

Jolla surgió a raíz del derrumbamiento de Nokia. Gran parte de su cuerpo directivo y de sus empleados proceden de la histórica marca finesa, concretamente de la división que estaba trabajando en MeeGo, el sistema de código abierto que se desarrollaba conjuntamente con Intel. Cuando Nokia se decantó por Windows Phone, a principios de 2011, la suerte de MeeGo estaba echada.

En octubre de aquel año un grupo de empleados de la marca finesa abandonó la compañía y se sirvieron a la vez de su programa de financiación de startups para fundar Jolla. A partir de este momento, y con los restos de MeeGo, empezó el desarrollo de Sailfish OS, que cuenta con el kernel de Linux y la distribución de software libre Mer, como middleware. Así como la propia aportación de Jolla a la plataforma.

Sailfish OS, otro aspirante a tercero en discordia

Son varios los aspirantes que pretenden romper el duopolio iOS-Android y hacerse con un pedacito destacable de cuota de mercado. Windows Phone lleva años en ello y ha conseguido levantar cierto interés en algunos mercados, el relanzamiento de BlackBerry OS ha sido otro intento. Y en el último año y medio han aparecido otras opciones, que tienen en común el uso del código abierto en sus plataformas. Firefox OS y Ubuntu Touch son las principales, pero Jolla ha sabido diferenciar su propio sistema.

Sailfish OS está basado en código abierto, pero cuenta con algunas modificaciones de software propietario desarrollado por Jolla. Estas incluyen la gestión de la multitarea y la compatibilidad con aplicaciones Android. La plataforma puede ejecutar cualquier aplicación del sistema de Google, paliando así la renuencia de los usuarios a cambiarse de sistema operativo.

También existen aplicaciones nativas para Sailfish OS, que Jolla hace convivir con las desarrolladas para Android. Además, la compañía está estudiando dar soporte a aplicaciones en HTML5, como las que funcionan en Firefox OS. La tableta llegará con la versión 2.0 de la plataforma, que añade capacidades de personalización y permite ver todas las notificaciones relevantes de un vistazo.

La multitarea muestra todas las aplicaciones abiertas en la pantalla y permite controlarlas directamente desde el panel de multitarea, sin abrirlas. Con lo que se puede pausar un vídeo, por ejemplo. La interfaz de usuario está basada únicamente en gestos. Los dispositivos de la compañía no tienen botones fuera de la pantalla.

En lo que se refiere a la privacidad, Jolla hace su declaración de intenciones afirmando que su objetivo no es construir un negocio monetizando los datos personales de los usuarios. En su política de privacidad está detallada la información que se pide al usuario y los fines a los que se destina.

Tras la campaña de crowdfunding, la compañía tiene previsto vender las primeras unidades de su tableta en mayo de 2015. La idea es que hasta ese momento la gente contribuya al desarrollo de la versión 2.0 de Sailfish OS, que gobernará la tableta y también el smartphone. Jolla ha habilitado un sitio para recoger las aportaciones de los usuarios.

La tabla comparativa de la tableta con otras disponibles en el mercado

La tabla comparativa de la tableta con otras disponibles en el mercado

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha