eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Diario Turing Diario Turing

Censura en Twitter: así funciona en Turquía

El Gobierno ordena impedir el acceso a Twitter, aunque muchos turcos continúan teniendo acceso a la red social a través de otros medios

En plena campaña electoral y luchando contra un escándalo de corrupción, Erdogan cuenta con la ley de control de internet aprobada en este año

El Departamento de Estado de Estados Unidos, Neelie Kroes, vicepresidenta de la Comisión Europea y Stefan Füle, comisario europeo de Ampliación se han manifestado en contra de la censura

- PUBLICIDAD -
Manifestante en el parque Taksim (3 de junio de 2013). Foto: Mstyslav Chernov

Manifestante en el parque Gezi (3 de junio de 2013). Foto: Mstyslav Chernov

Turquía finalmente ha bloqueado el uso de Twitter en el país, a través de tres sentencias judiciales y una reclamación de la Fiscalía. El cierre llega justo después de que Tayyip Erdogan, su primer ministro amenazara con hacerlo. En un mitin celebrado en Bursa el jueves, Erdogan dijo a sus seguidores: “Erradicaremos Twitter. No me importa lo que diga la comunidad internacional. Todo el mundo será testigo del poder de la República Turca”.

Esta medida del primer ministro turco llega 9 días antes de unas elecciones locales consideradas clave, en medio de una campaña marcada por miedo, amenazas y teorías conspiratorias, con un Erdogan fuertemente cuestionado por denuncias de corrupción, que en agosto de este año se enfrenta a elecciones nacionales.

Hay dudas sobre si Erdogan quiso decir que cerraría otras redes sociales además de Twitter. Usó una expresión “Twitter, mtwitter”, con la que hay alguna controversia en su traducción. Aparentemente en turco coloquial, la frase con la “m” no puede ser traducida fácilmente y su significado depende en gran medida de la intención del hablante.




Discurso de Tayyip Erdogan en Bursa

La censura digital quedó legalizada este año en Turquía cuando el Gobierno logró sacar adelante una ley que permite a un juez cerrar una página web en menos de 24 horas y sin juicio ordinario, incrustada en una ley ómnibus que facilitó su aprobación. Desde el año pasado la ciudadanía estaba informándose mayoritariamente a través de medios alternativos en internet y difundiendo documentos oficiales filtrados. Se calcula que durante las protestas en el parque Gezi el verano pasado el 77,6% de los manifestantes se informaron de lo ocurrido por la red.

La autoridad en telecomunicaciones, BTK, afirmó que Twitter había sido bloqueada por orden de la Corte después de algunas quejas de los ciudadanos relativas a la privacidad, y que Twitter había ignorado las peticiones para borrar el contenido en cuestión. “Como no hubo otra opción, el acceso a Twitter fue bloqueado de acuerdo a la decisión de la Corte de evitar una posible futura victimización de los ciudadanos”, explicaron. BTK, que técnicamente es una organización independiente, se encuentra en la práctica controlada por el Ministerio de Transporte y Comunicaciones.

El presidente de Turquía, Abdullah Gül, visto como una figura más conciliatoria, lanzó hace unos momentos un tuit donde manifiesta que "espera que esto no dure demasiado”. Gül ya había descartado una medida similar anunciada por Erdogan en otra ocasión, hace dos semanas, cuando éste dijo que Turquía podía bloquear Facebook y Youtube. Según él estas plataformas habían sido mal utilizadas por sus enemigos, después de que grabaciones de audio de su círculo íntimo supuestamente dieran prueba de corrupción, salieran a la luz online.




Mientras las etiquetas #TwitterisblockedinTurkey y #DictatorErdogan se convertían en trending topics mundiales ayer por la tarde, Twitter declaró estar investigando la cuestión y lanzó tuits explicando a sus usuarios cómo utilizar el servicio mediante SMS, una función de Twitter que existe desde sus comienzos aunque no es tan utilizada. Al comenzar el bloqueo, muchos ciudadanos turcos empezaron a usar un foro de Wikileaks donde se comparten consejos para utilizar Twitter saltándose la prohibición.

Las reacciones internacionales

Aunque a Erdogan no le importase, la comunidad internacional ya muestra su disconformidad. El Departamento de Estado de los Estados Unidos expresó su preocupación de que las redes sociales puedan ser bloqueadas, en un comunicado que su portavoz Jen Psaki, envió a los periodistas turcos. “Las democracias se fortalecen con la diversidad de voces en el espacio público”, agregó.

Neelie Kroes envió varios tuits criticando la censura. Dijo que “la prohibición de Twitter en Turquía no tiene sentido ni base, es cobarde. Los ciudadanos turcos y la comunidad internacional verán estos como censura. Lo es."


Stefan Füle, comisario europeo de Ampliación y Política Europea de Vecindad, se mostró “gravemente preocupado” por el bloqueo de Twitter, y declaró que ser libre de comunicarse y elegir los medios para hacerlo es un valor fundamental de la Unión Europea.


Foto: Mstyslav Chernov

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha