eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El tesoro de Sijena

Llegada de los bienes al Monasterio de Sijena

Una fría noche de enero de 2006 salieron del Archivo de Salamanca una serie de documentos camino de Sant Cugat del Vallés, Barcelona. Los salmantinos se quejaron, concentración mediante, de lo que consideraban un expolio.

Había entre los expertos un recelo por lo que se consideraba romper “la unidad de archivo” y aún hoy existe una reclamación judicial que pide la vuelta de parte de esos documentos a Salamanca por entender que no fueron cedidos de manera adecuada al no pertenecer a ciudadanos o entidades de Cataluña.

Gobernaba a la sazón José Luís Rodríguez Zapatero y fue acusado de traidor, vendido a los nacionalistas catalanes y esas cosas que de forma regular se dijeron de él en sus dos legislaturas. 

Seguir leyendo »

España pierde peso en Europa, y a raudales

El Estado español se encuentra en el nivel más bajo de representación en los altos organismos europeos de los últimos 25 años. La caída ha venido produciéndose desde que el PP llegó al gobierno en 2012. La crisis catalana la ha agudizado. No sólo porque ha influido en que a Barcelona no se le concediera la sede de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), sino porque la sensación de que el problema va a continuar durante mucho tiempo aumenta las posibilidades de que nuestro país coseche nuevos fracasos. La Moncloa y sus corifeos mediáticos insisten en culpar de ello al independentismo catalán. Pero en la prensa y en los gobiernos europeos está muy consolidada la impresión de que la falta de voluntad negociadora del gobierno español es igualmente responsable de la crisis.

Así como los medios pro-gubernamentales han agitado hasta la extenuación la derrota de Barcelona en la pugna por la EMA, han ocultado que, justo en los mismos momentos en que se debatía ese asunto, el ministro portugués de economía Mario Centeno lograba ser elegido presidente del Eurogrupo. Luis de Guindos había renunciado a ser candidato al puesto a la vista de las nulas posibilidades que tenía de obtenerlo. Y nuestro ministro hizo lo propio en 2013 cuando comprobó que el candidato holandés Jessen Dijsselbloem tenía todas las de ganar. Pero fuentes oficiales españolas no habían dejado de filtrar hasta algo antes de ambas elecciones que de Guindos aspiraba al puesto.

Ahora esas mismas fuentes transmiten que lo que de verdad le interesa al España es ocupar el puesto en el directorio del Banco Central Europeo que en mayo del año que viene dejará libre el portugués Vitor Constancio. El candidato sigue siendo nuestro ministro de economía, que hace poco declaraba que el cargo será para un español. Hasta 2012 hubo representante de nuestro país en ese directorio, José Manuel González Páramo. Pero cuando su mandato cumplió, el candidato español a relevarle perdió la votación. El que de Guindos carezca de experiencia profesional en un banco central -él únicamente ha trabajado en instituciones financieras privadas, la más conocida de ellas, el banco Lehman Brothers de infausto recuerdo- es uno de los problemas que encontrará para ser elegido.

Seguir leyendo »

Que siga el show

Mariano Rajoy

El precio de la luz ha vuelto a alcanzar otro máximo anual justo después del paso del temporal y en plena ola de frío. Una vez más, nadie ha considerado necesario dar explicaciones ni tampoco las ha exigido. Cuando llueve y hace viento la luz sube porque llueve y hace viento, cuando hay sequía y no hay viento la luz sube porque hay sequía y hay viento, y si no te gusta te jodes, fin de la historia; España y las eléctricas son así, señora.

El gobierno vende otro siete por ciento de Bankia a un precio inferior al valor en Bolsa y reactiva su privatización. En el negocio han participado los de siempre: como entidades encargadas de la venta Deutsche Bank, Morgan Stanley y UBS y como asesores financieros Nomura para el FROB y Rotschild para BFA.

Luis de Guindos está muy satisfecho porque prueba lo bien que va España y todos los compradores son de mucha confianza. Es todo lo que sabemos. Para qué contarnos más, darnos más disgustos y estropearlo todo si ya hemos dado por perdidos 40.000 millones del rescate que nunca existió y aquí seguimos, tan amigos y tan contentos.

Seguir leyendo »

Su España les gusta... ¿y la europea?

Rajoy responde al periodista Carlos Alsina sobre el Procés con una pregunta que hizo historia "¿Y la europea?"

A ellos, les gusta su España. Lástima que se la vengan a arruinar unos cuantos seres erráticos y descarriados. Les atarán corto. Ya lo hacen. Ha habido tropiezos. Nada que no puedan reconducir los medios concertados, tan expertos en el arte del “afinar” que, a menudo, se pasan produciendo más de un ecce homo. Puigdemont se marchó a Bruselas antes de ser conducido a la cárcel como varios miembros de su gobierno. Se pulió más aún la orden de búsqueda y captura con algunos trazos añadidos y, cuando se vio que la Justicia belga iba a darles un disgusto, se retiró la petición.  Entraron en la nueva “figura” jurídica acuñada por Gonzalo Boye: el no prófugo. Si cruza la frontera, el cesado President catalán será detenido pero podría asentarse en Perpignan: España no le persigue en el extranjero. Para redondear el descrédito, el ministro Catalá pidió a Bruselas cambiar las euroórdenes. Le dijeron que no. Y al “corte” comunitario lo cubrió un tupido velo.

 Pedro J. Ramírez, desde el ala ultramontana, el furor y la mano dura, se duele de que España haya hecho el ridículo internacional. Al sector de los permanentemente establecidos podía ponerle voz Ignasi Guardans, antiguo miembro de Convergencia: “Los Jueces belgas ya no tendrán la opción de opinar sobre un Código Penal y una sociedad política que ignoran. Acabó el show. O vuelve solo, o ahí se queda. Aplausos, Juez Llarena”. Tiene un punto: La justicia, universal, depende de “la sociedad política” a no ignorar. Rajoy y su amplia y bien seleccionada corte se aplauden de continuo porque cuanto hacen, lo hacen bien. Y los intelectuales tipo Pérez Reverte en lanzamiento de libro dicen que les da asco todo. Todo lo que no sean ellos. A ellos, en conjunto, les gusta su España. Ellos se gustan.  

Se habla de Golpe de Estado. De varios. El españolismo feroz ve Golpe de Estado en Cataluña. Puigdemont y los independentistas hablan de Golpe de Estado hacia Catalunya. Algunos parámetros muy serios se han alterado en toda España a cuenta del conflicto catalán, ¿cómo se le llamaría? Bulle una tunda de Golpes sin sentido. O con demasiada intención.

Seguir leyendo »

Dos grandes errores

37 Comentarios

Artur Más expresident de la Generalitat de Catalunya.

Enric Juliana, el pasado sábado en un artículo en La Vanguardia, calificaba la decisión de Artur Mas de finales de septiembre de 2012 de disolver el Parlament y convocar nuevas elecciones como el “gran error” que había conducido a Catalunya, y por extensión a España, a la situación en que ahora mismo nos encontramos.

Pienso que Juliana no quería decir que en esa decisión estuviera “el origen” del enorme pandemónium (“lugar en que hay mucho ruido y confusión” RAE) en que se han convertido Catalunya y España, pero sí que había sido el “detonante” de la ciclogénesis explosiva que nos ha traído hasta aquí.

Con esta lectura de su artículo coincido plenamente con él. Sin aquella decisión nada de lo que ha ocurrido en el interior del sistema político catalán habría sido lo que ha sido. Por lo pronto, no habría desaparecido CiU, que era, con mucha diferencia, el partido que, dentro de la opción nacionalista, daba estabilidad política a Catalunya y, como consecuencia de ello, a la relación de Catalunya con el Estado.

Seguir leyendo »

Hola puta

149 Comentarios

Hace muchos años contraté a una puta. Lo hice con mi marido pero en realidad yo era la más interesada –él tenía sus remilgos– porque me moría de ganas de tener sexo con una mujer in media res y tenía dinero, que ganaba como periodista –ahora con mi sueldo de periodista no podría permitírmelo–. En fin, era un servicio a domicilio. Llamamos por teléfono y vino a casa. En esa época y en ese país donde vivíamos no abundaban las prostitutas que atendieran a hombres y mujeres, ni a parejas, pero al final la encontramos. Aquella vez fue muy lindo. Recuerdo que nos reímos mucho con esa chica, que intercambiamos nuestra ropa sexy como jugando a ser la otra. Volvimos a llamar una vez más, aunque ya no hubo tanto feeling.

La última campaña española contra la prostitución #HolaPutero, me interpeló, porque –aun guardando las distancias entre mi corta experiencia de putera y la de un consumidor habitual de sexo con prostitutas–, me ponía automáticamente en la categoría de alguien que, según el vídeo, había contribuido con su granito de arena a la desigualdad de género en el mundo, “comprando mujeres, comprando esclavitud”.

Mientras no dejaba de parecerme loable que el mensaje viral pusiera por una vez el foco sobre el cliente y no sobre la mujer trabajadora –finalmente, es lo mínimo que podría esperarse de sus creadoras, activistas feministas–, cada vez me iba chirriando más cómo una problemática compleja como la del trabajo sexual se iba reduciendo a un a favor y en contra, e ignorando que en el “hola putero” estaba implícito el “adiós, puta”.

Seguir leyendo »

El futuro del futuro

Un fragmento de la animación 'Cannula', de Daniel Canogar

A veces sueño con un futuro donde inventamos un futuro –y tenemos, entonces, qué querer. Sería maravilloso: por oposición, sobre todo, a este presente.

Vivimos tiempos sin futuro. Vivimos, en realidad, convencidos de que no lo hay, o sea: que dentro de veinte o treinta o cincuenta años todo va a ser igual que esto con ligeros cambios, y que esos cambios serán técnicos. La base del capitalismo es la creencia en el poder de la técnica: que sólo podamos pensar en ese tipo de cambios es el mayor triunfo de su idea.

Imaginamos –intentamos imaginar– un mundo con inteligencia artificial, territorios virtuales, robots omnipresentes, automóviles automóviles, vidas alargadas, pero aceptamos que el capitalismo de mercado es para siempre. En eso somos muy poco originales: en general, no hubo época, no hubo organización social que no creyera que duraría para siempre. El imperio romano iba a ser imperialmente eterno, los reyes de derecho divino venían garantizados por la divinidad, las mujeres nunca votarían. Todos se lo creen, hasta que aparecen, en cada época, los primeros locos y los primeros signos que anuncian qué podría reemplazarla. Ahora no parece que los haya: el futuro que nos atrajo durante los últimos 150 años terminó en presentes horribles; lo descartamos y todavía no encontramos el siguiente. El arte, como siempre, se adelantó a su sociedad: había punks que gritaban  No future a fines de los setentas, cuando muchos creíamos que lo había todavía.

Seguir leyendo »

Nos deben pasta

28 Comentarios

No ha empezado aún formalmente la negociación sobre la reforma del modelo de financiación y la única cosa que ya tenemos todos clara, vivamos donde vivamos, es que todos los demás nos deben pasta, mucha pasta y desde hace tiempo, mucho tiempo. Si sumáramos las decenas de miles de millones que se reclaman unos a otros en el Estado español podríamos pagar la deuda y las pensiones a varias generaciones, recuperar las cifras de inversión y bienestar previas a la crisis y doblarlas y aún nos sobraría para financiar una política de cooperación internacional decente; o eso, o quedarnos igual de pobres que estábamos si empezamos a restarnos todo lo que nos debemos, que todo es posible en España.

La reforma de la financiación autonómica ni está en marcha, ni tiene pinta de ir a estarlo durante este legislatura porque ni al gobierno, ni al PP, les conviene pactarla antes de las elecciones generales, para apuntarse en solitario la supuesta recuperación y mantener bajo control a las autonomías donde no gobiernan. Pero aún así, ya nos asolan a la vez un temporal de datos de dudosa relevancia, sospechosa validez y origen más bien desconocido, cuando no paranormal, y una sequía de datos relevantes, válidos y fiables; esta es la autentica “marca España” de los debates sobre nuestras política públicas, desde las pensiones a la sanidad pasando por la educación o la energía: nunca dejamos que un dato veraz nos estropee una buena consigna o un buen negocio.

España es un paraíso de la ilusión fiscal. El modelo funciona sobre la percepción de que la Administración central recauda y las autonomías gastan y a todos les va bien así. El gobierno central mantiene el control de los ingresos –la base más sólida de la unidad nacional, conserva la poderosa arma electoral de los impuestos y, cuando las cosas van mal, puede culpar a las autonomías, acusándolas de despilfarrar el dinero de los impuestos, y ponerse castigador abriendo o cerrando el grifo; a cambio sólo ha de cargar con la hoy tan prestigiada fama de ser el malo que impone la austeridad. Las autonomías, por su parte, sólo dan buenas noticias en materia de inversiones y fiscalidad y tienen un malo a quien señalar cuando falla la caja, no pueden cumplir sus promesas o hay que recortar.

Seguir leyendo »

La bisexualidad de una alcaldesa

61 Comentarios

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona

Ada Colau  verbalizó en la tele su bisexualidad y ha habido una avalancha de reacciones. Tal avalancha demuestra que, en una sociedad como la nuestra, la diversidad sexual no está normalizada. De ahí la importancia de que lo hiciera. Lo dijo, además, con la misma naturalidad que si hubiera dicho que tuvo un novio en Cuenca. Y esa naturalidad es más importante aún: fue la representación de lo que viven muchas personas en esta sociedad que, sin embargo, reacciona a ello como si hubiera dicho que tuvo una novia extraterrestre.

Ha habido medios que se han referido a sus declaraciones con el término “confesión”, como si fuera algo que Colau hubiera tenido oculto, a pesar de que ella misma ha comentado que su novia estaba, como es lógico, perfectamente integrada en su familia, y que todo su entorno lo supo siempre y lo vivió con naturalidad. La misma naturalidad con la que lo ha contado cuando se ha presentado la ocasión. Hacerlo así supone precisamente desmontar la estructura de homofobia y machismo que considera confesión lo que no es sino visibilidad de lo que no debe estar oculto.

Por supuesto, no han faltado quienes han acusado a Colau de oportunismo electoralista por verbalizar su bisexualidad. Es una acusación manipuladora, dado que lo mismo podría decirse de cualquier cosa que haga o diga cualquier candidato en periodo de campaña o cualquier político, como ella, que apoye a una candidatura. Con la diferencia de que, incluso aceptando que puedan ser electoralistas, hay gestos y gestos: algunos no sirven para nada y otros sirven para mucho. El de Colau sirve para mucho: empodera, da fuerza, seguridad y apoyo a muchas personas, acaso muy jóvenes, que son víctimas de esa homofobia machista. Por tanto, es muy de agradecer, en cualquier caso, que una política aproveche la campaña electoral de su formación para lanzar mensajes de tanta importancia social. Una importancia que es política, por más que haya voces interesadas que insistan en que lo de la novia italiana de Colau pertenece a su vida privada. No: como ya nos dijera el feminismo, lo personal, máxime cuando está sometido a opresión y discriminación, es político.

Seguir leyendo »

De Profundis

37 Comentarios

Imagen del documental sobre el asesino de la catana

Permítanme traer a colación la más hermosa prosa escrita por un presidiario. Esa epístola in carcere et vinculis. Tengo que hablar de "esa especie de eternidad que es la infamia", en palabras de Wilde y que no deja de ser esa eternidad del odio que se transforma en una venganza eterna y sin medida. Populismo punitivo. De eso se trata.

Los debates encendidos y poco profundos se han sucedido tras el reportaje logrado sobre el llamado asesino de la catana, también las polémicas sobre el trabajo en tercer grado del homicida de Nagore Laffage. Jaurías que olvidan los principios básicos de los que nos hemos dotado como sociedad avanzada. Populismo punitivo.

Las masas quieren castigos máximos para todas las conductas que reprueban, sin gradación alguna, sin esperanza, sin remedio. Buscan un talismán que les alivie del miedo, de la inseguridad, de la existencia de seres humanos que nos perturban y nos inquieren desde la misma raíz de su existencia.

Seguir leyendo »