eldiario.es

Periodismo a pesar de todo

La economía española en su círculo vicioso

Esto empieza a ser una pesadilla. Con el buen tiempo, los ministros del ramo se sueltan el pelo (es un decir) y nos deslumbran con sus metáforas. Si una señora, ya casi olvidada para el gran público, Elena Salgado, nos introdujo en la jardinería con sus brotes verdes, el dúo Guindos y Montoro nos está metiendo de lleno en la silvicultura con sus vigorosas raíces de la economía española. El problema de estos ejemplos, como es fácil de deducir, es que ni la jardinería ni la silvicultura sirven de mucho para entender los problemas económicos que nos afectan.

Cabría esperar que alguien se tomara la molestia de explicar los argumentos favorables al optimismo, si los hay, y desde luego que si los empleados resultan meramente transitorios, así se reconozca. Porque hay serias dudas sobre que las exportaciones vayan a ser la palanca del nuevo ciclo de crecimiento, o de que el volumen de trabajo ofrecido por la economía española vaya a crecer, no ya para recuperar niveles de ocupación con jornadas de trabajo completas para la población que busca empleo, sino para transitorios empleos temporales y parciales. Y esto que se solicita a los responsables españoles es exigible, con la misma contundencia, a los responsables de las orientaciones de política económica de la Unión Europea, desde la Comisión al Consejo Europeo, pasando por el cada vez más siniestro ECOFIN.

Pero si las metáforas se van desvaneciendo ante la tozudez de la realidad, el mantra sigue siendo el mismo: hay que avanzar en las reformas estructurales. Y, con esto, ¿qué se quiere decir?

Seguir leyendo »

Con este desastre de Gobierno nos puede pasar cualquier cosa

La opción de cuatro años más de Rajoy debería preocupar hasta a un sector del PP.

Sí, el de Zapatero llegó a ser espantoso. Pero el Gobierno de Rajoy es mucho peor. Porque buena parte de sus despropósitos son irreversibles y porque encima pretende volver a ganar las elecciones, que al menos con los socialistas se sabía con mucha antelación que su tiempo se había acabado. La perspectiva de que el PP siga controlando por otros cuatro años los resortes del poder para seguir haciendo lo mismo que hasta ahora, es decir, nada bueno, empieza a inquietar seriamente incluso en los ambientes de la derecha menos alucinada y hasta en los del capital. Porque por mucho que griten los corifeos del poder, la situación de España -la económica, la institucional y la social- es mala. Y aunque hoy parezca estable, uno o más de los frentes abiertos –Cataluña, la crisis autonómica, la deflación o la deuda- pueden estallar en cualquier momento. Y con este Gobierno inepto, eso puede devenir en tragedia.

La crónica de los últimos días no puede ser más desoladora en ese sentido. Rajoy volvió de vacaciones trayendo bajo su brazo la genialidad de la elección directa de los alcaldes. Y tratando de hacer creer que ese era un paso en el camino de la regeneración democrática, cuando era obvio que sólo estaba destinada a que el PP perdiera menos alcaldías de las previstas. Pero lo peor del caso no es que la iniciativa fuera una engañifa o un abuso de poder, sino porque después de tanto ruido todo indica que la cosa se va a quedar en nada o postergada sine die. Porque alguien ha concluido que un día el Tribunal Constitucional podía echarla atrás, porque alguien del PP, o muchos, han dicho que no se podía aprobar en solitario, porque al final se ha visto que no iba a ser tan rentable como parecía. O por un poco de lo uno y de lo otro al mismo tiempo. En todo caso, parece que el Gobierno se la ha envainado.

También la reforma del aborto puede haber quedado arrumbada. Y si la peripecia de la elección directa de alcaldes indica que La Moncloa trabaja muy mal, que sus ocurrencias se convierten en actos sin haber procedido previamente, como debería hacer un gobierno mínimamente serio, a estudiar sus pros y sus contras, con la reforma anunciada hace ya dos años por Gallardón la incapacidad de hacer política como se debe llega a su paroxismo. Como se sabe, la nueva ley nació de un compromiso electoral con la Conferencia Episcopal y con el Vaticano, un compromiso secreto, pero que ahora los obispos reivindican públicamente. Para lograr su apoyo electoral, Rajoy había aceptado todas las pretensiones de la Iglesia católica –el ministro Wert las instrumentó cumplidamente en materia educativa- y, aunque con un retraso de meses, no tuvo más remedio que hacerlo también en el capítulo del aborto. Gallardón asumió esa tarea con la pasión de quien estaba convencido de que representar fielmente a los sectores más cavernícolas del país le iba a proporcionar esa fuerza política que desde hace décadas ansiaba para llegar a ser el número uno de la política. Justamente tras haber renunciado a intentarlo disfrazado de exponente de la derecha progresista.

Seguir leyendo »

De catalanes y escoceses

21 Comentarios

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el lider de ERC, Oriol Junqueras. / Efe

En las últimas semanas, y ante la posibilidad del triunfo del sí en Escocia, la derecha político-mediática española no ha dejado de criticar –en privado unos, en público otros– al primer ministro británico, David Cameron, por su decisión de autorizar el referéndum independentista. Irresponsable es uno de los calificativos más suaves que le han dedicado, acompañado de torpe o corto de miras, los que se sentían aterrorizados por la posibilidad de que la experiencia escocesa pueda exaltar más las ansias de los independentistas catalanes. Es posible que Cameron se esté arrepintiendo no tanto de haber autorizado el referéndum como de no haber aceptado la sugerencia del ministro principal de Escocia, Alex Salmond, de introducir una pregunta alternativa a la secesión, esa tercera vía que pasa por un amplio autogobierno, que habría aliviado la tensión generada por la disyuntiva del sí o el no.

Pero puestos a hablar de irresponsabilidades habría que preguntarse si la tardanza en diagnosticar la gravedad de la crisis catalana es una actitud más responsable que la de Cameron y si una vez reconocida, se supone, la magnitud del problema la decisión de dejar pasar el tiempo para que el independentismo se cueza en su salsa o el presidente de la Generalitat, Artur Mas, se queme políticamente es una respuesta más inteligente y más eficaz para convencer de lo bueno que es seguir juntos en España a aquellos catalanes que ahora parecen preferir la independencia. A la vista de cómo ha ido extendiéndose el soberanismo en Cataluña y, sobre todo, de cómo ha ido calando la idea del derecho a decidir entre los habitantes de esa comunidad, se podría decir que no, que la respuesta del Gobierno de Rajoy no ha sido ni inteligente ni responsable ni eficaz.

Porque no parece que las cosas en Cataluña estén mejor ahora que hace dos años. Más bien da la impresión de que el soberanismo ha ido ganando adeptos a pesar del caso Pujol y pese a la creciente debilidad de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y del propio Artur Mas. Así que mientras el Gobierno anuncia que tiene todas las baterías políticas preparadas para impedir la consulta del 9 de noviembre –que a diferencia de Escocia se quiere hacer de forma precipitada y sin pacto con el Ejecutivo español– va quedando claro que el futuro del independentismo catalán no está ligado a la prácticamente finiquitada vida política de Mas y que, por tanto, seguirá existiendo una vez suspendido el referéndum. La situación incluso podría agravarse si una convocatoria anticipada de elecciones de carácter plebiscitario desembocara en una mayoría suficiente como para hacer una proclamación unilateral de independencia.

Seguir leyendo »

Dime a quién lloras y te diré quién eres

35 Comentarios

Teresa de Calcuta iba de pobre y austera, pero sus funerales se llenaron de gente de dinero y de poder. Sólo con ver el plantel de plañideros/as estaba claro que esa monja no podía ser más que una farsante. Los poderosos arropan a los suyos en la muerte y no es posible que alguien que de verdad haya estado con los pobres, con los explotados, sea llorado por los ricos; simplemente es una imposibilidad lógica. Aunque entonces no sabíamos hasta qué punto Teresa de Calcuta era más mala que la quina, no tardamos en enterarnos de todo y hoy sabemos que era una sádica que hacía sufrir a los enfermos, pobres de solemnidad, para que llegaran limpios de pecado al cielo, pero que cuando a ella le toco sufrir un poco se fue a un hospital carísimo de EE UU. El sufrimiento no iba con ella.

La semana pasada hemos tenido en España dos funerales de relumbrón, el de Emilio Botín y el de Isidoro Álvarez. En este caso no eran personas que fingieran ser pobres aunque los medios han insistido hasta la saciedad en que "empezaron desde abajo" y en que a Isidoro Álvarez le gustaba decir de sí mismo que era un tendero. Decir que ambos nacieron riquísimos y que heredaron todo lo que tenían parece que le quita mérito al asunto. Ya conocen el mito neoliberal: esfuerzo, emprendimiento, trabajo duro; más o menos como Teresa de Calcuta y el sufrimiento humano. Así que aunque estos dos muertos no eran pobres fueron muy esforzados y por eso sus funerales se llenaron también de gente de dinero y de poder que decían todos lo mismo: "Grandes trabajadores, visionarios, empezaron desde abajo y muy humanos". Hemos visto pasar muy compungidos a miembros de la Casa Real, al poder político, al poder financiero y a una nutrida representación del Hola. Es decir, allí estaban los que mandan; los que mandan sobre nuestras vidas.

Y allí estaba también una nutrida representación de un PSOE que ya no engaña a nadie. Allí han estado, al menos que yo haya visto y escuchado, Carme Chacón, María Teresa Fernández de la Vega y Elena Salgado. Así, pisando fuerte, dejando claro de qué lado están. No se trata de demonizar a todos los empresarios por serlo, ni de ponerse a tirar cohetes en la calle porque se mueran dos de los más poderosos. Se trata de que estos dos empresarios no eran modelo de nada, o no deberían serlo, y mucho menos para políticas/os que todavía se empeñan en convencernos de que son de izquierdas. Se trata de que esta nutrida representación del PSOE nos ayuda a comprobar hasta qué punto es verdad que el poder, el verdadero poder, ni delinque, ni es inmoral, ni se le pasa factura por nada de lo que haga. Una vez más comprobamos cómo se pretende que para los verdaderamente poderosos no haya sanción popular, ni mediática, ni política. El poder hace lo que tenga que hacer para aumentar su poder y su riqueza y los suyos se lo van a agradecer. La ejemplaridad pública no va con ellos ni nadie se la exige.

Seguir leyendo »

La rentabilidad del periodismo de pega

La delgada línea que separa la ficción de la realidad se estrecha por momentos. Lo mismo sucede con la que delimita la legalidad de lo rematadamente delictivo. Y la industria de la Prensa, tan atribulada ella en los últimos tiempos, anda perdida en la pesadilla de no saber muy bien en qué lado de la frontera se encuentra. Leo en  El País que unos tipos, supuestos delincuentes, han logrado facturar más de 15 millones de euros durante trece años vendiendo publicidad de revistas especializadas relacionadas con los cuerpos de seguridad y con asociaciones de discapacitados. En la información se señala que las revistas eran falsas, de pega, y que sólo llegaban a verlas los que pagaban los anuncios.

Realidad, ficción, timo… No sé cómo terminará el asunto, pero siendo supuestamente ilegal se parece trágicamente a la realidad de muchas publicaciones legales que apenas llegan sí, también, a los que se anuncian, a los que salen en ellas y poco más. 

También se dice en la nota informativa, escrita a golpe de comunicados y confidencias policiales, que los contenidos de las revistas (es decir, eran supuestamente ilegales pero tenían contenidos) "se rellenaban plagiando informaciones de fuentes oficiales". En fin, ya me dirán en qué se diferencia eso de lo que vemos en muchos supuestamente respetables periódicos y revistas (legales) todos los días. Pero hay más, tenían estos muy delictivos personajes la habilidad de conseguir entrevistar a agentes de policía, estas sí, entrevistas reales e imagino que poco delictivas.

Seguir leyendo »

Lecciones suecas

El socialdemócrata Stefan Löfven (i) y el conservador Fredrik Reinfeldt (d) en un debate televisivo preelectoral. / Efe

Los suecos han votado masivamente el domingo pasado (83,4%, 1,2 puntos más que hace cuatro años). Una mayoría, aunque relativa, ha dicho "basta" a la experiencia conservadora y privatizadora de los servicios públicos que por primera vez ha durado ocho años. En este tiempo el primer ministro Fredrik Reinfeldt ha capeado bien la crisis: la economía sueca ha crecido un 12,6% desde 2006, ha dominado la deuda (40% del PIB) y el déficit (1,1%, si bien el más elevado de Suecia desde 2002), y ha bajado los impuestos (la presión fiscal ha pasado del 48% al 44% del PIB). A pesar de ello, Reinfeldt ha perdido. Ha pesado una tasa de desempleo de 8% (muy elevada para los estándares nórdicos, y de 21% entre los jóvenes), una creciente desigualdad y una amplia oposición a la gestión privada que introdujeron los conservadores en escuelas públicas además de las concertadas, sanidad y residencias de ancianos. Esta mayoría relativa de los suecos quiere recuperar el buen funcionamiento del Estado del bienestar, aunque sea a costa de pagar más impuestos pues también rechazan endeudarse más.

Los conservadores de Reinfeldt, que se llaman a sí mismos "conservadores sociales" y que gobernaban en la llamada Alianza con su Partido Moderado en coalición otras tres pequeñas formaciones, han perdido una tercera parte de sus votos. Puede que sea una victoria pírrica para los socialdemócratas de Stefan Löfven, exsindicalista que negoció un recorte salarial, pues aunque han vuelto a ganar por vez primera en 12 años, tras gobernar en Suecia 65 de los últimos 78, ni siquiera en coalición con La Izquierda (excomunista) y con los Verdes disponen de una mayoría parlamentaria suficiente. Necesitarán gobernar con alguno de las pequeñas formaciones que ahora salen del Gobierno, dado que se excluye la colaboración con el partido anti-inmigración, Demócratas de Suecia (SD).

Éste ha obtenido un preocupante 13% del voto, es decir el de más de uno de cada diez suecos, convirtiéndose en el tercer partido del país. Quiere reducir la inmigración (Suecia es el país que, en proporción a su población, más refugiados está acogiendo de Siria e Irak), pero condena el racismo frente al que proclama una "tolerancia cero" (hay un partido nazi), defiende el Estado del bienestar y se ha negado a integrarse en Estrasburgo junto al Frente Nacional de Marine Le Pen. Pero el resultado del SD, que ha robado votos al centro-izquierda y, sobre todo, al centro derecha, ha sido un shock para muchos en Suecia, sociedad en la que hay tensiones ante la inmigración que Löfven tendrá que reenfocar lo que no le resultará nada fácil cuando el centro electoral se están vaciando. En Suecia se ha producido, como en muchas sociedades europeas, una fragmentación del voto que dificulta la gobernabilidad, reflejo de una fragmentación de la sociedad.

Seguir leyendo »

Los de la unidad de España la rompieron, prepárense

77 Comentarios

Se trata de un país donde acaba de dimitir de la jefatura del Estado un rey dejando a un sucesor caído del cielo, quien carga con los poderes del Estado pero sin otra autoridad moral que ser hijo y sin que la ciudadanía lo haya reconocido de modo alguno.

Un país con un presidente de Gobierno que mintió en sede parlamentaria acerca de las finanzas de su partido y las propias, dejando así al Congreso anulado para el resto de la legislatura: no se puede reconocer, negociar ni pactar con un Gobierno sostenido sobre la mentira. Un Gobierno sobre esas bases degrada a la sociedad. Un país en el que el jefe de gabinete del presidente, siendo conocedor de posibles delitos de la familia Pujol, en lugar de informar a la justicia lo utilizó en beneficio político propio, instigando y maniobrando para que fuese conocido en el momento que le era más útil al Gobierno.  Los SMS publicados en este diario prueban esa perversa y probablemente delictiva conducta política, se trata del "alguacil alguacilado". Es una conducta política realmente inconcebible en países democráticos,  haría caer a un Gobierno, sin embargo se trata de un país donde la oposición no reclama responsabilidades por esas actuaciones.

Un país donde tanto la presidenta como el secretario general de un partido, el PSOE, no se han enfrentado a las urnas y carecen por ahora del aval de la sociedad. Se trata de un partido que fue realmente el constructor de los consensos sobre los que ha descansado el sistema político español, y que ahora reacciona agobiado por conservar un lugar, ser el principal partido de la oposición.

Seguir leyendo »

No bajéis la guardia: ellos no lo harán

33 Comentarios

El envasado al vacío, o lo que sea que le hayan hecho al proyecto de Ley contra las Mujeres del ministro Gallardón, obedece más a una maniobra electoral que a un repentino ataque popular de centrismo, cosa que por otra parte ignoro en qué consiste. Pero el Gobierno cree que ello se da en sus senos peludos, o que pueden simularlo, amparándose en democristianos y otros excedentes de la UCD y el CDS refugiados en sus entrañas; o en sus comunistas arrepentidos. Y ahí está el Procedimiento Camuflaje, templándoles las gaitas a las partes blandas del partido –y de la sociedad más reaccionaria pero indecisa–, para que no se asusten: también lo intentan con el frenazo a lo de los alcaldes, y con lo de anunciar que se están pensando volver a pagar la extra de Navidad a los funcionarios, a partir de 2015. Son tretas, argucias, tácticas, añagazas y, también, aspavientos. No convicciones. Las suyas están muy claras desde que amasaron la mayoría absoluta, y son muy otras. Tarde o temprano acaban por sacudirse la harina que camufla sus zarpas.

Para mantener los estandartes –y los estándares– de su Inquisición cuentan, además, y muy adecuadamente, con la colaboración incorrupta de la Curia, ese esperpento que siempre puede amenazar con a salir a las calles –esta vez, supuestamente, sin los que ahora están en el Gabinete– como el Gobierno se les ponga flojo. Que las promesas electorales han sido dichas para cumplirse, es algo que ha recordado el propio monseñor Blázquez –al parecer, el único que cree en semejantes falacias, las promesas de los candidatos–, ese pedazo de aperturista que el sumo Francisco, la alegría del huerto de Getsemaní, ha colado como cabeza de la Conferencia Episcopal para que olvidemos la mueca agria de Rouco Varela.

Googleando para encontrar las palabras exactas que el sucesor pronunció –hay que ver con lo que tropieza una– me encontré con que el ciudadano Blázquez será uno de los muchos hombres castos y solteros que participará en el Sínodo extraordinario de obispos sobre la familia, a celebrar en octubre en Roma, que versará sobre el estimulante tema "Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la nueva evangelización". Evangelizar, en el sentido carpetocatólico de la palabra, incluye no interrumpir embarazos. Entre otras escalofriantes intrusiones.

Seguir leyendo »

Dos años de eldiario.es

Cuando, hace poco más de dos años, nos reunimos unos cuantos amigos en torno a Ignacio Escolar para fundar eldiario.es la situación de los medios de comunicación en España era de caída en barrena. Había cerrado el diario Público y se barruntaban salvajes recortes de plantilla en casi todos los diarios que se sumaban a los ya practicados; la publicidad y las ventas descendían a golpe de dos dígitos anuales y el endeudamiento de los grupos periodísticos hacía mella en la independencia de los diarios.

Muchos periodistas, no importaba su experiencia y preparación, fueron expulsados de sus medios y, por el contrario, la información libre y veraz era más necesaria que nunca en un país falto de transparencia en sus instituciones y en el que, junto a los casos de corrupción política y económica, el gobierno del PP anunciaba recortes que afectaban no solo al bolsillo de los ciudadanos, sino a sus derechos más elementales como la sanidad o la educación.

En ese entorno nació eldiario.es, bajo el lema “Periodismo a pesar de todo”. A pesar de todas las dificultades para hacerse un hueco entre los lectores que abandonaban a los medios tradicionales y de aquellos que no encontraban referencias informativas en otros, decidimos lanzar un proyecto en el que, junto a la pasión periodística, íbamos a poner nuestra mejor capacidad gestora. No estábamos dispuestos a sucumbir a la primera de cambio ni queríamos vernos en un futuro secundando las políticas de recortes en las redacciones que mis colegas en los grandes medios han practicado.

Seguir leyendo »

Carta abierta a Rafael Reig

48 Comentarios

Estimado Rafael, te escribo por el pasmo que me produjo leer tu pieza en eldiario.es fechada el pasado día 9 de septiembre y bajo el título A los círculos de Podemos.

El asombro viene dado porque está escrita por alguien que admiro, no sólo como escritor sino como militante de la izquierda en un gremio donde imperan el pesebre y los plumillas que hablan el lenguaje del poder. Me pareció una pieza más propia de la derecha que de un hombre que siempre ha brillado por su buen discurrir. Tu crítica a lo que se viene a llamar "renta básica" no deja de sorprenderme pues no es algo descabellado que todos los españoles, y si me apuras, todos los ibéricos, y si me apuras todos los habitantes del planeta, tengan pleno derecho a una renta básica. Más descabellado sería pensar que bombardeando las montañas de Afganistán iban a encontrar al Bin Laden a lomos de su borriquita. Algo parecido pasó en tiempos no muy lejanos. Pero vamos a ceñirnos a nuestro país, en el cual no hay día que escuchemos una noticia triste y que siempre está en relación directa con la economía.

No hay que ser un lumbreras para saber que toda economía política se puede reducir a economía doméstica. Lo que pasa es que los dueños de las hambres, esa casta que determina la política, nos tiene acostumbrados a que la economía sea un término abstracto sólo manejable por científicos y gente entendida. Nada más lejos. La economía somos nosotros, tú, yo y el que ahora nos está leyendo. También ese hombre que ahora mismo compra el pan, y ese otro que pega la nariz al escaparate de la panadería y se hace cuentas para poder comprarlo. Nos han acostumbrado mal, tanto es así que los bolsillos de los pantalones no valen para otra cosa que para esconder las manos.

Seguir leyendo »

sobre este blog

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -