Opinión y blogs

eldiario.es

La mujer en la Economía Social y Solidaria

Imagen de archivo.

Junio de 2008, un grupo de mujeres senegalesas, madres, hermanas y familiares de las y los jóvenes de la red internacional de jóvenes Barrios del Mundo, reunidas en su primer encuentro internacional en Dakar, interpelaron a la red: "Nosotras las mujeres también necesitamos un espacio como el suyo un espacio donde puedan encontrarse mujeres de culturas diversas, hablar libremente, aprender y fortalecerse". Así comenzó el desafío, construir a través de un Programa en Red sur- sur-norte, espacios seguros de encuentro y empoderamiento para y con las mujeres.

Desde el inicio del programa Mujeres del Mundo (MDM) se exploraron las distintas corrientes y modelos económicos y, finalmente, se optó por la Economía Social y Solidaria (ESS) por poseer unos valores que eran compartidos por la red. Sin duda, existe la necesidad de integrar la perspectiva de género en la ESS para transformar las relaciones de poder y los roles asignados a las personas de distintos géneros.

Cuatro colectivos en El Alto, Bolivia, forman parte de esta Red y han sido acompañados por el Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza (CPMGA). Los miembros son mujeres de 30 a 50 años, con bajos recursos económicos y bajo nivel educativo y con urgencia de generar ingresos a sus familias. El programa de MDM, integrado en el área de empoderamiento económico, se inscribe en un sector ya trabajado por el CPMGA. El programa comenzó por un diagnóstico participativo de la situación de las mujeres en términos de acceso a sus derechos y el estudio preliminar determinó lo siguiente:

Seguir leyendo »

La moción de censura puede salirle bien a Podemos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

¿Qué tiene la moción de censura de Podemos para poner de los nervios a todos los demás partidos y sobre todo al PSOE? Las descalificaciones que ha provocado no dan pistas al respecto. Acusan a Podemos de frívolo, de romper las reglas del juego, de que la moción va a fortalecer a Rajoy. O sea más o menos lo mismo que dicen cada vez que el partido que lidera Pablo Iglesias hace el mínimo movimiento. Tampoco es sorprendente. Porque Podemos juega en otro campo. Esa su principal bandera, su misma razón de existir. Y eso no gusta a los demás, les incomoda mucho. De ahí la animadversión. La misma de siempre. Pero esta vez el asunto que la motiva tiene calado. Y es que la moción podría ser el inicio de una nueva fase en la política española. Aunque también podría terminar en mera anécdota.

Es evidente que los últimos acontecimientos en torno a la corrupción del PP han generado una situación extraordinaria. Que la normalidad política se ha roto estrepitosamente. Porque más allá de las revelaciones sobre la mafia de la Comunidad de Madrid, ha salido a la luz un formidable y articulado intento de manipulación de la justicia por parte del Gobierno que no ha hecho sino confirmar y agrandar las dudas que persistían sobre su comportamiento en anteriores episodios de corrupción. Estamos ante un escándalo público cuya intensidad e impacto popular seguramente superan los de episodios precedentes. Y por si eso fuera poco el presidente del Gobierno está llamado a testificar en un proceso que acusa gravemente al partido que él lidera.

Un momento tan excepcional como este, que algunos creen que no ha hecho sino empezar, no puede afrontarse con iniciativas de medio pelo. Por ejemplo, con comisiones de investigación que la experiencia demuestra que no valen para nada. O con encendidos discursos de denuncia en los medios. Hace falta una respuesta que esté a la altura del desafío a la democracia que está haciendo el PP. La moción de censura lo es. Cosa bien distinta es que pueda producir efectos importantes o bien quedarse en nada o en muy poco. Fuerzas muy poderosas y de distinto signo van a hacer todo lo que puedan para que esto último ocurra.

Seguir leyendo »

No hay ingenuidad, es política

Hace poco más de una semana vivíamos en la normalidad. La normalidad era que el Gobierno de Rajoy estuviese negociando los presupuestos con Ciudadanos, el PNV y, tras las cortinas, el PSOE. El PNV, preparado para firmar y el PSOE, pidiendo tiempo, un aplazamiento de su tramitación. Mariano Rajoy en pantalón corto correteaba por algún camino bucólico.

Fue entonces cuando de repente reapareció el pasado, fue citado a declarar como principal responsable durante décadas de un partido financiado con dinero negro y se conocieron las conspiraciones de su Gobierno para ocultar pruebas y apartar jueces y fiscales. Resulta que Rajoy es el presidente de un partido completamente corrupto y de un Gobierno con políticas antisociales y antidemocráticas y que se sostiene destruyendo a las mismas instituciones del Estado, como la Justicia. Mecachis. A ver qué hacemos ahora con los presupuestos.

Al hacerse públicas estas cosas que todos sabíamos ya, Podemos anuncia que va a presentar una moción de censura. Lo anuncia antes de hablarlo con los demás partidos que no están en el Gobierno, aunque no parece que estén tampoco en la oposición, y el PP y esos otros partidos que no están en el Gobierno pero que tampoco parecen estar en la oposición le critican a los de Iglesias su iniciativa y sus modos.

Seguir leyendo »

Liberalismo de mamandurria vs. democracia

Esperanza Aguirre, en una imagen de archivo.

Esperanza Aguirre ha aportado a la política, además de incontables ranas, el liberalismo de mamandurria. Un liberalismo, que bien entendido, es para los demás. Ella misma, Rajoy, Aznar, Cospedal, Santamaría… y muchos más promotores de las políticas pro mercado en España lo primero que hicieron al finalizar la carrera fue sacarse una plaza de funcionario. Las privatizaciones de Aznar sirvieron para poner a sus amigos al frente de las empresas privatizadas. Esas y otras privatizaciones hemos visto que han sido muy útiles para generar comisiones ilegales y financiar al PP, pero no para mejorar la competitividad y la calidad de los servicios prestados. El liberalismo es para pobretes (para que lo sufran). La gente de buena familia no está para caer en las bajezas de la competencia del mercado, ellos son funcionarios de alto nivel y comisionistas, es para lo que están.

El cogollito madrileño, con sus apellidos dobles, sus hijos y nietos de altos cargos franquistas, medró en la autarquía, protegidos de esas vulgaridades de arriesgar dinero y correr el peligro de hundirse. Por eso el liberalismo de mamandurria es socialista en las pérdidas. Un empresario de mamandurria conseguirá el dinero para su inversión de un banquero amigote y tendrá una cláusula para forrarse si el negocio va mal. El riesgo y las pérdidas son una vulgaridad. Por no hablar de la separación de poderes, eso no es para el clan de la mamandurria: fiscales, magistrados, periodistas…, todos amigotes. Viva la mamandurria liberal.

Los héroes del liberalismo de mamandurria son soberbios, avariciosos, engreídos, agresivos… Aznar, Aguirre, Soria, Barberá (RIP), Fabra, León de la Riva, Trillo… A sus votantes les encanta que sean groseros, y además, se sienten víctimas de lo "políticamente correcto" y orgullosos de "no tener pelos en la lengua", para referirse a comportamientos que los demás llamamos groserías de niñatos consentidos. Pero si llegaron tan alto, no lo olvidemos, es porque a millones de personas les encanta reconocerse en esos personajes.

Seguir leyendo »

Moción de censura, urgente exigencia ética

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno en el Congreso de los Diputados.

La fosa séptica de la corrupción del PP ha saltado por los aires. Por saturación de contenidos, y por el valor de los profesionales que se han empeñado en limpiarla a pesar de las zancadillas. La justicia sirve a la sociedad, a veces lo olvidamos. Tras una semana de "calvario mediático", como la califica un colega, Unidos Podemos anuncia la presentación de una moción de censura. Si lo aprueban en consulta las bases, añaden este viernes. Con el candidato que prefiera el conjunto de los apoyos, de PSOE o Ciudadanos incluso.

Y el foco mediático cambia. Políticos y medios se lanzan a la crítica, con enorme virulencia. Como si estuvieran aguardando la ocasión para poner, de nuevo, parches de polietileno de alta densidad a la fosa de los detritus y tratar de contener el desparrame. Son muy respetuosos con la ética, la democracia, la pulcritud de las instituciones, pero la reacción desmesurada conduce a equívocos. Esas declaraciones airadas, esas portadas acusatorias, esos editoriales, otra vez. Contra Podemos, no contra la corrupción.

Con lo que estamos viendo, con provocaciones incluso de tutores del pillaje, que no sea un clamor que este PP debe dejar el gobierno resulta demasiado turbio. En la calle hay alarma social. En la que no anda entretenida, por supuesto, con los "juadores", el equipo A, el Master Chef, Sálvame, o las adicciones partidistas. Abochorna la democracia que sean más duras las críticas a Unidos Podemos por plantear que no puede seguir este Gobierno, que a la corrupción del PP.

Seguir leyendo »

La democracia no soporta más al señor Rajoy

46 Comentarios

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en Moncloa. / Podemos

"El señor Rajoy no soporta más democracia; la democracia no soporta más al señor Rajoy". Irene Montero, portavoz de Podemos, podría finalizar así su discurso de defensa de la moción de censura si esta al fin llega a presentarse. Sería un irónico homenaje a las palabras pronunciadas por un desgarbado Alfonso Guerra en mayo de 1980, cuando defendió la fracasada moción contra el entonces presidente del Gobierno, Adolfo Suárez.

Hoy, como ayer, vivimos una situación delicada. Al Partido Popular le asedia la corrupción. Tenemos a un fiscal general del Estado y a un fiscal Anticorrupción abrasados por las sospechas. A un ministro de Justicia incapaz de dar explicaciones creíbles de sus mensajes a "Nacho" González. Al número dos del Ministerio del Interior recibiendo al hermanísimo (hoy también en la cárcel) justo al día siguiente de que se supiese investigado. Al presidente haciéndose el Rajoy, es decir, dejándolo estar y de viaje por las Américas. Y a todo el país, votantes del PP incluidos, sorprendido ante la dimensión y los tintes mafiosos del escándalo.

Parece por tanto que motivos sí hay para una moción de censura. Ayer mismo, en La Ser, Pedro Sánchez pedía la dimisión de Mariano Rajoy. Pocos minutos después, casi como una secuencia ensayada o una reacción rápida, Pablo Iglesias hacía pública su intención de presentarla.

Seguir leyendo »

¡¿Por qué no te fuiste con un extraño?!

182 Comentarios

"La esperanza es lo último que se pierde", decía el llamado ahora "Romeo murciano" en una entrevista en televisión.

La cruzada de este chico de 23 años es encontrar a una desconocida con la que se topó en el transporte público de Murcia. No habló con ella, no sabe absolutamente nada de la chica, ignora si es de izquierdas o de derechas, si es hetero o lesbiana, si es soltera o tiene pareja, pero nada de eso le impidió empapelar su ciudad buscándola.

Seguir leyendo »

No estamos todos, faltan los trabajadores muertos

Imagen de archivo de una manifestación contra la siniestralidad laboral.

Una de las cosas que más me admira de la sociedad española es la sensibilidad que hemos desarrollado hacia los accidentes y riesgos laborales, y muy especialmente para los trabajadores muertos. Hace ya tiempo que todos, instituciones, partidos, empresas, medios y ciudadanos dijimos "basta ya" y nos comprometimos a acabar con las muertes y los accidentes y enfermedades en el trabajo.

Este viernes se celebra (en otros países, que en España ya no hace falta) el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, y yo recuerdo con tristeza aquel tiempo, lejano y ya casi olvidado, en que vivíamos con indiferencia la siniestralidad laboral. Por aquel entonces morían cientos de trabajadores ( nada menos que 607 en aquel remoto año 2016), y miles quedaban heridos o enfermaban, sin merecer apenas atención, ni provocar reacción. Lo sé, estremece recordar hoy a todos aquellos compañeros muertos sin respuesta.

Todo empezó a cambiar cuando los trabajadores decidimos plantarnos, gritar "ni un muerto más", y movilizarnos. Recuerdo con emoción los lemas de aquellos días ("Si tocan a un trabajador, nos tocan a todos", "No estamos todos, faltan los compañeros muertos"), los minutos de silencio y banderas a media asta por cada fallecido, los interminables debates en el Congreso, las tertulias televisivas monotemáticas, los famosos sensibilizando, los conciertos solidarios. Hasta los medios dejaron de usar el tecnicismo "siniestralidad" y empezaron a hablar de "violencia laboral", mientras en las manifestaciones gritábamos contra el "terrorismo patronal".

Seguir leyendo »

Esas cosas que dañan la democracia

Mariano Rajoy y Rafael Catalá.

El ministro de Justicia lo tiene muy claro. Las críticas que se están manifestando estos días al Ministerio Fiscal hacen un daño tremendo al sistema democrático. Así se ha expresado en el marco de un desayuno informativo. Resulta sorprendente que precisamente él declare ahora algo así para abordar una situación tan comprometida como la que ha sacado a la luz el caso Lezo. ¿Qué parte de la selección de prensa que todas las mañanas recibe en su despacho el Sr. ministro no ha leído? No es la crítica a las instituciones lo que deteriora el sistema democrático. La crítica, como expresión del control imperativo propio de toda democracia, fortalece el sistema incluso cuando ésta resulta excesiva.

Todos sabemos que la desconfianza de los ciudadanos hacia las instituciones y, más aún, hacia algunas de las personas que ocupan cargos de responsabilidad se ha hecho evidente al descubrirse modos de proceder muy alejados de los estándares de honorabilidad exigidos o, incluso, comportamientos directamente contrarios a la ley.

Con todo, creo que los casos Gürtel, Púnica y, ahora, Lezo deben preocuparnos como ciudadanos de una manera especial. De hecho, hasta donde nos permiten conocer las investigaciones judiciales, ya se puede anticipar que no se trata sólo de meros comportamientos delictivos imputables a particulares de pocos escrúpulos y gran apego al dinero, sean éstos o no miembros de un partido político. Por supuesto que son personas individualmente consideradas las que con su comportamiento presuntamente delictivo asumen las oportunas responsabilidades políticas y, si es caso, las consecuencias de quebrantar la ley.

Seguir leyendo »

Desigualdad, injusticia e insensibilidad "socialdemócrata"

Imagen de archivo de un hombre pidiendo dinero en la calle.

Acaban de salir los resultados de la Encuesta de Condiciones de Vida de 2016. Con datos de ingresos de 2015, vuelve a constatarse que la desigualdad no se revierte en la nueva etapa de crecimiento económico. El coeficiente de Gini –que mide la desigualdad en una escala donde cero es el valor de una sociedad (imaginada) donde la desigualdad fuera mínima y 100 el de una sociedad donde fuera máxima– España se sitúa en 34,5, apenas una décima menos que el año anterior, a pesar de que 2015 fue un año de crecimiento económico (3,2 del PIB en 2015). En 2014 también había "descendido" una décima (con crecimiento de 0,7%). A este ritmo necesitaríamos más de dos décadas de crecimiento continuo para volver a los niveles de desigualdad de 2008, donde España ya se situaba en niveles medio altos de desigualdad en Europa.

Los seres humanos no toleramos fácilmente la desigualdad, y menos si entendemos que deriva de causas inmerecidas o es producto de la (mala) suerte. Un volumen ingente de literatura académica acredita esta aversión natural a la desigualdad. Numerosos estudios experimentales muestran que, bajo condiciones controladas en un laboratorio, individuos a los que se solicita dividir recursos entre un grupo de personas con las que no mantienen relación alguna previa, eligen repartos igualitarios. El sesgo es tan poderoso que, muchas veces, los sujetos prefieren incluso resultados igualitarios en los que todo el mundo gana menos que resultados en los que todo el mundo gana más pero es mayor la desigualdad entre los que más tienen y los que menos.

Estos experimentos resultan especialmente interesantes cuando se realizan con niños que apenas han sido socializados en normas y hábitos sociales. En un conocido estudio se invitaba a niños de seis a ocho años a repartir gomas de borrar de colores a dos niños (desconocidos) que habían ordenado su cuarto. Si se repartía un número impar de gomas, los niños responsables de la distribución insistían en que el experimentador lanzara la goma extra a la basura antes que distribuirla de manera desigual.

Seguir leyendo »