eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Juego de Cromos

Ansiaba ingenuamente que no hubiera más temporadas. La última está siendo tan pésima para los intereses de la sociedad española que pensaba que los productores habrían espabilado mientras la competencia les come el terreno entre la audiencia. Pero no. Todo apunta a una nueva reedición del Juego de Cromos más destructivo para la democracia española.

En los próximos meses vencerá el mandato del actual Consejo General del Poder Judicial. El de la infamia Gallardón. Es tan evidente que no hay regeneración posible de la democracia sin reforzar la independencia del Poder Judicial, que casi cruzaba los dedos para que aunque fuera Ciudadanos consiguiera torcer los designios de un juego de control y de cambio de cromos que ya dura demasiado. No hay ningún viso. Es más, todo apunta a que no sólo no se rectificará el sistema de elección partidista sino que la fragmentación del Parlamento nos aboca a una prórroga de juego del más ineficiente y perjudicial de todos los Consejos que han existido. Y eso es mucho decir, puesto que los ha habido muy infames.

Lo más desolador para mí ha sido comprobar que el PSOE actual tampoco está dispuesto a soltar la presa del Tercer Poder, por si algún día puede volver a controlarlo. Desesperanzador. Ante la propuesta de volver al sistema de elección marcado por la Constitución -porque ha sido alterado de forma bastante espuria- defendido por todas las asociaciones judiciales y exigido por Ciudadanos al Partido Popular en su pacto de investidura, se presenta otro nuevo bloqueo para perpetuar el sistema actual y alcanzar un nuevo cambio de cromos. El PSOE ha manifestado que rechaza "cualquier pretensión corporativa de convertir el gobierno del Poder Judicial en una suerte de autogobierno de jueces y magistrados". La frase es gomosa y mendaz. La pretensión de volver al sistema de elección constitucional no es una pretensión corporativa, o no sólo, porque ni Ciudadanos ni todos aquellos que conocemos los males producidos a toda nuestra sociedad por la alteración partidista llevada a cabo por el PSOE y el PP de forma instrumental, somos jueces ni formamos parte de ninguna corporación. En todo caso, señores del PSOE, entre que los jueces les deban favores a sus compañeros por ser elegidos y que se los deban a ustedes o a los populares, yo tengo clara mi elección.

Seguir leyendo »

Nadie tiene en su vida un problema de reforma de la Constitución

Así es como empezaba siempre la clase dedicada a la reforma de la Constitución. Nunca, les decía a los alumnos/as, os vais a encontrar en el ejercicio de la profesión con la reforma de la Constitución, porque nadie tiene jamás en su vida un problema  de esa naturaleza y va a acudir a alguno/a de vosotros/as para evacuar una consulta.

Y, sin embargo, todo el DERECHO que vais a estudiar a lo largo de la licenciatura y con el que vais a operar en vuestra vida profesional es el que es porque hay un Título X en la Constitución dedicado a la reforma de la Constitución.

En la reforma de la Constitución descansa el sistema político y el ordenamiento jurídico del Estado Democrático de Derecho. Y es así, porque la reforma es la máxima expresión del principio de legitimidad democrática en el interior del Estado Constitucional. Una vez ejercido el poder constituyente, la reforma de la Constitución ocupa el primer lugar en la jerarquía política y normativa. Únicamente a través de la reforma se puede entrar en contacto con el poder constituyente y proceder a su renovación.

Seguir leyendo »

El dolor del retorno

Folleto de la exposición 'La generación del 87. Orígenes y destinos, 1987/2017'

Ulises, el héroe griego que viajó a Ítaca atormentado por la nostalgia, nos enseñó que el dolor del retorno nos hace regresar al punto de partida. Tal vez sea por eso que los más viejunos recordemos los años ochenta como una patria de banderas nocturnas y tribus urbanas a la que siempre queremos volver. 

Esto viene a cuento por la exposición fotográfica inaugurada estos días en Madrid, donde los 87 rostros más relevantes de 1987 vuelven a ser retratados 30 años después de que la revista La Luna de Madrid los sacase entre sus páginas. Una montonera de caras conocidas se han prestado a ser retratadas para compartir el tiempo pretérito, haciéndolo presente en un instante que nos lleva hasta aquellos días en los que la droga era la religión del pueblo y el Rock-Ola su templo.  A aquella Odisea se la denominó Movida Madrileña. 

Con todo, aquellos tiempos tan clásicos tuvieron su lado artificioso. Según cuenta el Mariskal Romero con mucho acierto, lo de La Movida Madrileña fue la mejor película de Pedro Almodóvar que Pedro Almodóvar nunca llegó a filmar. Hay que hacerse cargo de que el Mariskal hace la definición desde el resentimiento de clase, desde ese lugar tiznado por el betún de la derrota. Es comprensible por ser su voz -la del Mariskal- pionera del Rrollo, movimiento que hubo antes de La Movida y que el Mariskal Romero impulsó a finales de los años setenta, dinamizando la relación entre la música y la calle, lo que daría origen al rock urbano. Grupos como Leño, Topo, Asfalto, Ñu, mantenían el discurso legítimo desde los márgenes y la incertidumbre

Seguir leyendo »

La naturaleza sigue indefensa ante las escopetas

Esta semana se han producido dos noticias que vuelven a poner de manifiesto el lamentable nivel de indefensión que sufre nuestra naturaleza por parte de los escopeteros.

Por una parte el pasado martes un desalmado disparó y mató a una pareja de cigüeñas que criaba en la iglesia de Valverde de La Virgen, un pequeño pueblo de León. El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardía Civil (SEPRONA) está investigando los hechos para dar con el autor de los disparos.

Por otra parte, este viernes se celebró el juicio contra un cazador furtivo que el pasado día de Reyes encañonó con su escopeta a un agente forestal amenazándolo de muerte tras ser sorprendido por éste en el Parque Natural del Señorío de Bertiz, un espacio protegido del Valle de Baztán (Navarra). Por cierto: el acusado iba acompañado de su hijo, menor de edad.

Seguir leyendo »

George Smiley aparece en los papeles del Pentágono

Hace unos pocos años se publicó la novela Campo de amapolas blancas del escritor Gonzalo Hidalgo Bayal. En ella, el narrador nos cuenta su experiencia desde los años sesenta hasta bien entrados los setenta en una secuencia que tiene como marco su vida cotidiana en provincias, los estudios en Madrid y sus andanzas en el París del mayo francés. El protagonista hace su iniciación vital en compañía de un amigo que intenta concretar el sueño generacional de la realización artística y que acabará en fracaso. Buscan, sin conseguirlo, ver en los márgenes de la carretera y de la vida las amapolas blancas cuyas hojas contienen «la esencia del paraíso, su síntesis primordial». De adolescentes habían hallado una Arcadia en el final de la película Dos hombres y un destino de George Roy Hill, donde Paul Newman y Robert Redford, interpretando  a Butch Cassidy y Sundance Kid a punto de morir rodeados por el ejército boliviano se dan un ánimo imposible y dicen: “Iremos a Australia”. El narrador se limita a leer; el amigo, por su lado, intenta abrir la puerta de lo sublime sin conseguirlo. En el inicio del libro, Hidalgo Bayal escogió un fragmento de El almendro de Albert Camus, donde el escritor francés cuenta que en Argel esperaba la noche invernal cuando los almendros se cubrían de flores blancas y después se maravillaba viendo cómo resistían las inclemencias del tiempo para llegar a ser un fruto. No les ocurre lo mismo a los protagonistas de la novela. Hoy me doy cuenta que entonces, apenas seis o siete años atrás, leí el libro con cierta nostalgia y creo que Hidalgo Bayal, por el contrario, clausura en este texto, no sin dolor pero con fuerza poética, los símbolos y los paraísos. «No ganaremos nuestra felicidad a fuerza de símbolos. Hace falta algo más serio.», sostiene Camus en otro pasaje del El Almendro. Ya no nos queda París. Tampoco Australia.

La profecía de Bauman sobre una realidad líquida, un oportuno eco de la voz de Marx («Todo lo sólido se esfuma en el aire, todo lo sagrado se profana.») se cumple con el mismo rigor y voluntad que los tuits matinales del presidente Trump que golpean, uno tras otro, sobre la piel resquebrajada de un mundo conocido que va perdiendo peso.

Todos buscamos certezas y no las hay. Se impone la nostalgia como horizonte: ya que es incierto salir por la puerta a la calle, buscamos un rayo de sol en el patio trasero. Cuando el Muro de Berlín y el mundo bipolar son ya sombras en la memoria, John Le Carré escribe una obra crepuscular, lúcida e inteligente, cuya traducción española se acaba de publicar esta semana: El legado de los espías. Claro, el libro encierra un ejercicio no disimulado: intenta construir sentido desde la lectura del clásico de Le Carré sobre la Guerra Fría, El espía que surgió del frío. Medio siglo después, se revisan los pasos de George Smiley para ver si en alguna de sus huellas están escritas claves que puedan servir hoy. El simple ejercicio de nostalgia arma una narración que, sin demérito de Le Carré, Cesar Aira resolvería en una sola frase de El legado de los espías: «Sé generoso con los detalles pero guarda el resto de la memoria y tira la llave».

Seguir leyendo »

Un escándalo sostenido por corruptos, tibios y cenutrios

45 Comentarios

Rita Barberá y Francisco Camps saludan al público a bordo de un Ferrari en una imagen de archivo

Audiencia Nacional. Crespo nombra en Gürtel a Costa, Fabra y Camps. Y, Rajoy, en FITUR, rodeado de periodistas, dice... que 2017 fue un año magnífico para el turismo. Así funciona el tinglado. En los últimos días, varios encausados por corrupción han cantado ante la justicia para confirmar las sospechas largamente avanzadas. En España, miembros del Partido Popular o de los nacionalistas catalanes de Convergencia i Unió contrataron obras, pagadas con dinero público, a cambio de mordidas astronómicas en las que el que pudo metió el cazo para volcarlo a su bolsillo. De estos partidos básicamente y también de otros. Una práctica que se presume habitual, una forma de ejercer la función pública. Pero el problema ni siquiera acaba ahí.

Constatamos que a amplios sectores de la sociedad les da lo mismo que les roben, que nos roben. Que la justicia va por barrios, dejando oasis de intocables y deteniendo con aroma de arbitrariedad por opiniones  o actitudes convertidas en delito. Sabemos que nada sano puede salir de la abismal disparidad de criterios al abordar los problemas. Que el río revuelto viene con víctimas asfixiadas y pescadores que se aprovechan ignorando todo escrúpulo. Comprobamos que las injusticias sociales alcanzan cotas de escándalo. O que un empresario condenado por las tarjetas Black, investigado por otra trama de corrupción, recién denunciado por un compinche como receptor de una comisión millonaria, llamado compi yogui por los Reyes de España, viaja a Davos en la comitiva que nos representa como país y que encabeza el propio Felipe VI.  

Vivimos tiempos complicados que parecen encaminarse a un futuro peor. Hasta la ficción literaria y cinematográfica nos presenta un espejo negro, un Black Mirror, al que avanzamos. Se han aparcado los coches voladores y los trajes fluorescentes, la ciencia ficción nos lleva a un terreno más oscuro. Quizás porque es más realista, más apoyado en datos del presente. Solo que el futuro no está escrito; el espejo no es barrera, es cristal frágil y quebradizo. Detrás puede haber esa sima que auguran o nuevos horizontes para construir, dejando atrás la mugre.

Seguir leyendo »

2018, el año de los olvidados políticos

Este es el tercer texto de una suerte de trilogía en la que situábamos el año 2018 con un año que en lo político abría tres caminos de posibilidades e incertidumbres sobre el voto decisivo de los jóvenes, el papel de las mujeres políticas y el de los olvidados. 

Hace un año, en estas mismas páginas publicaba un artículo titulado “ 2017, el año de los huérfanos políticos”, en el que se señalaba el creciente número de electores que habían perdido su partido de referencia. En definitiva, votantes politizados que tienen la intención de participar pero que no tienen a quién. Están situados mayoritariamente en el centro izquierda ideológico y han oscilado entre varios partidos. Como no son abstencionistas en rigor, son fácilmente movilizables, principalmente por el voto útil. No son tantos, pero pueden llegar a constituirse en una amplia élite influyente. Es muy probable que usted, lectora, lectora, se sienta identificado con este tipo. 

En 2018, cabe añadir otra bolsa de votantes desmovilizados, arrinconados y en los márgenes del sistema que no sienten que la política les represente, o les apele. Son abstencionistas radicales. Algunos no han votado nunca y no piensan hacerlo. Sienten que los partidos viven de espaldas a ellos. En España no son demasiados, pero sí representan masas ingentes de votantes en otros países. En Colombia, por ejemplo, la mitad de la población no ha votado nunca ni ha previsto que lo pueda hacer. 

Seguir leyendo »

El ministro Zoido miente

94 Comentarios

Zoido revela que el refuerzo policial en Cataluña por el 1-O costó 87 millones de euros

Roger Español  perdió la visión del ojo derecho el 1 de octubre por una bala de goma lanzada por agentes de la Policía Nacional en los aledaños de la escuela Ramon Llull de Barcelona. La víctima ha llevado el caso al juzgado para poder saber qué agente le disparó, pero en el Ministerio del Interior no se investigará de dónde procedió un tipo de proyectil que a raíz del caso de Ester Quintana ya no se utiliza en Catalunya.

El ministro justifica que ese domingo se utilizaran balas de goma para evitar que los agentes "fuesen atropellados por los tumultos que se les iban a echar encima". Un "tumulto" formado por familias, estudiantes y jubilados que protegían la escuela Ramon Llull, como tantas otras, para reclamar que les dejasen votar.

En sede parlamentaria, y sin ruborizarse, Zoido ha defendido que la actuación policial fue "legítima, profesional y proporcionada". No piensan lo mismo los heridos del 1-O ni tampoco la mayoría de la prensa internacional, que la juzgó más que desproporcionada. A los colegas corresponsales no se les manipuló con ningún argumentario del Govern. Lo vieron en directo porque muchos de ellos estaban en Barcelona informando de los detalles de esa jornada. Hubo 1.000 periodistas acreditados de 358 medios internacionales. 

Seguir leyendo »

Puedes ser tú mismo

259 Comentarios

Una chica ha denunciado a los miembros de un grupo de whatsapp por escribir frases como "¿Y si nos marcamos una manada?", "¿cuál es nuestro oficio? violar, violar, violar" o "¿Quién trae la burundanga?"

No creo que a nadie le queda duda a estas alturas de que esto no es algo puntual que ha pasado en un lugar en concreto. Pasa en todas las ciudades y en cualquier momento, pasa fuera y dentro de redes sociales. Lo único fuera de la norma en esta historia es que ella ha decidido denunciarlo. El resto es la misma historia de siempre, esa historia que muchos siguen tomando como "cuentos victimistas" del feminismo. 

Lo que pasó en ese grupo de Whatsapp va más allá de un chiste machista. Incluían nombre y fotos de una mujer en concreto, y el deseo colectivo de los hombres del grupo era claramente el de ejercer poder y control sobre el cuerpo de la chica: violarla, dejarla "media muerta" y entre "espasmos". 

Seguir leyendo »

Correa implica al PSOE y a Ciudadanos

42 Comentarios

Correa negocia un acuerdo con Fiscalía de cara al juicio de Gürtel de Valencia

Hasta aquí hemos llegado o, mejor dicho, hasta aquí no deberíamos haber llegado. Los españoles que no tenemos los ojos tapados con un antifaz rojigualda conocemos, desde hace varios años, la forma en que se ha estado financiado el PP durante las últimas dos décadas. A pesar de la destrucción de discos duros, de la pericia de Federico Trillo para obstaculizar la labor de la Justicia, de las maniobras de Catalá para apartar a jueces y fiscales incómodos, de las mentiras retransmitidas en directo y en diferido desde Génova y desde Moncloa, del repugnante silencio o de la burda manipulación informativa desplegada por la legión de medios de comunicación que sirven al Gobierno… A pesar de todo eso, una pequeña parte de la verdad se sigue abriendo camino gracias al trabajo de policías, fiscales, abogados, denunciantes y magistrados insobornables. 

Uno solo de los datos, una sola de las declaraciones que se ha realizado esta semana ante la Audiencia Nacional habría tumbado al Ejecutivo de cualquier país que realmente sea merecedor del apellido “democrático”. En una misma mañana, la del pasado martes, nueve empresarios, ¡nueve!, reconocieron haber financiado ilegalmente al Partido Popular valenciano y un décimo, Marjaliza, detalló la forma en que se repartió 3,6 millones de euros con el entonces número dos de la Comunidad de Madrid y con el “compi yogui” de la reina Letizia. 

Estos testimonios, más allá de la losa que arrojan sobre las figuras de Camps, Aguirre y Costa, corroboraban, punto por punto, lo ya declarado por Francisco Correa y lo que también conocíamos a través de otros protagonistas de la trama como Luis Bárcenas. Un Bárcenas que, por mucho que algunos quieran que lo olvidemos, no era un corrupto que trabajara solo para enriquecerse personalmente, sino que era el tesorero nacional del Partido Popular. Correa, los empresarios que están cantando y otros actores de la trama han confirmado la sencillez del modus operandi: administraciones gobernadas por el PP adjudicaban obra pública a aquellos empresarios que se comprometían a pagar comisiones para financiar al partido. Las mordidas se pagaban en efectivo o se camuflaban en facturas expedidas por servicios no prestados a empresas, como la Orange Market de Correa y El Bigotes, que destinaban ese dinero a sufragar actos y otros gastos electorales de la formación política que dirige Mariano Rajoy. 

Seguir leyendo »