eldiario.es

Me apuesto mil pesetas a que Grecia no sale del euro

Foto: EFE

Pensaba jugarme un dinerillo apostando sobre la situación griega, pero en la casa de apuestas me dijeron que lo de Grecia es un deporte, sí, pero de riesgo, y que cierran la ventanilla: William Hill decidió hace unos días dejar de jugar con el Grexit, que se les estaba yendo de las manos.

Mi apuesta iba a ser favorable a la permanencia de Grecia en el euro. Por mucho discurso apocalíptico que atruene estos días, no habrá Grexit tras el referéndum. Bien porque gane el “Sí”, que parece lo más probable; pero tampoco si gana el “No”. Tan claro lo tengo, que pensaba hacer la apuesta en pesetas: en caso de perderla, seguramente me tocaría pagarla en nuestra vieja moneda, ya que la salida de Grecia del euro desestabilizaría tanto el sistema monetario europeo que tarde o temprano acabaríamos volviendo a la peseta.

A Grecia no la van a echar porque no hay puerta por donde salir, pero sobre todo porque nadie va a arriesgar el euro entero por unos pocos miles de millones del impago griego. Una cantidad que para los griegos es un mundo, pero para el conjunto de Europa es calderilla. Y aunque hay quien asegura que el euro sobreviviría sin Grecia, los riesgos son demasiado grandes, no es jugarte unas perras en una casa de apuestas sino poner en peligro una Europa que ya ha vivido demasiados sustos.

Seguir leyendo »

Maneras de mirar

«Goudlaken keperbinding voorzijde» de Marikevanroon20. CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons

Hay cosas que requieren perspectiva, como alejarse para ver el dibujo completo de un gran tapiz. De cerca pueden verse las imperfecciones, los nudos, los agujeros, los costurones irregulares o las fibras deshilachadas, mientras que si uno se aleja ve el tapiz entero y todo cobra sentido. La urdimbre y la trama se entrelazan para crear algo sólido y útil.

En política se da también la circunstancia de esta doble visión. A veces hay que acercarse a los problemas, a los barrios, a la gente y sus casos individuales para constatar diferencias, matices y las distintas necesidades de cada sector. Sin embargo es esencial otras veces tomar distancia y mirar el conjunto de la sociedad. Desde esa perspectiva, entonces, no hay cabida para ciertas distinciones y los desacuerdos desaparecen a favor de un trazo global. La figura se percibe como algo homogéneo y único aunque en realidad esté compuesta por la suma de pequeños puntos. Así, podría decirse que el dibujo político propuesto por los partidos de izquierda tendría como líneas generales el cuidado de lo público, educación y sanidad, la implicación del estado en el bienestar (trabajo, casa, justicia) de todos los ciudadanos y la no sumisión de este poder político a ningún poder financiero. El criterio social de ese “tapiz” trasciende matices ideológicos. Esa es la mirada global a la que responde la propuesta de unidad popular por parte de muchísimos votantes de Izquierda Unida y de Podemos. Discutir si lo llamamos derecha/ izquierda o arriba/ abajo es discutir el grosor del hilo o la tonalidad exacta del  color. ¿Realmente importa? ¿Vamos a tejer el tapiz o no?

En referencia a la crisis griega, Paul Krugman, afirmaba esta semana que “ Es fácil perderse en los detalles, pero ahora el punto clave es que los acreedores han ofrecido a Grecia un tómalo o déjalo, una oferta indistinguible de las políticas de los últimos cinco años”. A ese peligro de perderse en los detalles que menciona el premio Nobel de Economía es a lo que me refiero. Agrupar en conjuntos, ordenar en conceptos la pluralidad y diversidad del mundo es una necesidad humana. Hay que hacer abstracción de ciertas cosas para entendernos. Si decimos mesa, es la abstracción mesa la que nos interesa –y no puede ser ni baja ni alta, ni de tres ni de cuatro patas, ni importará el material o el color que tenga. Quizás el momento que vivimos requiera una abstracción similar de las líneas políticas. Para Grecia, también para España, para todos.

Seguir leyendo »

Nosotras

El lunes pasado escribí un artículo sobre Cómo ser mujer en verano. Usaba los tópicos sobre tono de piel, peso, aspecto, etc, de forma irónica para hacer una crítica a la sociedad patriarcal en la que vivimos y que esclaviza a las mujeres y las controla a través de su cuerpo. Este artículo, a las 9 am ya tenía 9 comentarios: todos, los 9, eran de hombres. Tres de ellos negaban todo lo que el artículo decía, uno me negaba a mí directamente como persona válida para opinar y otro, al no captar la ironía del artículo, opinaba que parecía sacado del Cosmopolitan, ya que entendió que daba consejos de moda y de belleza cuando escribí cosas como:

"Relájate mentalmente pero mantén la guardia físicamente, no sabemos muy bien cómo se hace esto, pero hazlo, porque tienes que disfrutar del verano, es un pecado no hacerlo, pero también lo es comer y vestirte como te dé la real gana. Disfruta lo que puedas, pero sin pasarte. Despendólate en vacaciones pero con control. Sé libre pero sé esclava. Pásalo bien pero sólo lo que seguir todas estas normas te permita."

Un artículo escrito por una mujer y para mujeres, tenía en ese momento un 100% de comentarios masculinos. No quiero decir que no tengan derecho o que no puedan tener una opinión formada sobre un asunto que no les concierne, para nada, lo que intento resaltar es el hecho de que el número de mujeres era de 0. La presencia femenina en Internet es mucho menor que la masculina, como en muchos otros sectores, trabajos, temáticas... La mayoría de nosotras parece necesitar ser especialista sobre un tema para plantearnos siquiera opinar sobre él, no nos encontramos legitimadas para opinar en público por mucho que nosotras, al igual que ellos, tenemos una opinión formada sobre muchos temas. La lupa bajo la que se nos mira a las mujeres tanto en Internet como en la vida real, en ocasiones, es imposible de esquivar y del examen al que son sometidas nuestras aportaciones imposibles de aprobar, por lo que muchas deciden no hablar o no compartir su parecer sobre un tema un otro, aunque éstos les conciernan especialmente.

Seguir leyendo »

Grecia o el protectorado permanente

Partidarios del 'no' reparten pegatinas en Atenas el jueves.

Que los sucesivos gobiernos de Grecia han cometido errores gravísimos en la gestión de las cuentas públicas es un hecho constatado. Cuando Yorgos Papandreu clarificó la verdadera situación de la deuda pública griega, allá por finales de 2009, los informes de la Unión Europea ya alertaban de que Grecia se estaba enfrentando a la crisis financiera internacional con una serie de desequilibrios acumulados en el ámbito de su balanza exterior y su déficit público, pero pocos sospechaban que los gobiernos de Nueva Democracia habían maquillado, con la ayuda del banco internacional de inversiones Goldman Sachs, las cuentas públicas de tal modo que habían ocultado a los socios de la Unión Europea y a su propia ciudadanía el alcance total de su deuda pública.

Desde aquel momento y hasta la fecha lo que hemos vivido los europeos es una serie de desafortunados incidentes que llevaron al euro al límite de la ruptura en 2010 y 2012, a dos “rescates” de la economía griega, a una crisis social de proporciones dramáticas, y a unos niveles de desencuentro político y desafección democrática sin precedentes en la historia reciente de la Unión Europea. La guerra de cifras entre los partidarios y detractores –varios, por la derecha y por la izquierda- del rescate es inabarcable: se ha manejado información estadística sobre el crecimiento –o mejor dicho, contracción- de la economía griega, el tamaño de su deuda, los intereses que debe pagar, el aumento del desempleo y la pobreza, la edad de jubilación, o el sistema fiscal griego con tanta ligereza como profusión, tanto para justificar la conveniencia del rescate como para denostar sus condiciones por demasiado duras socialmente o demasiado laxas financieramente. Hay mucha información, pero también falta mucha.

Falta, por ejemplo, el detalle del informe que se filtró a la prensa británica el pasado día 30 de junio, del cual se hizo eco el diario británico The Guardian, y que no ha sido referido en prácticamente ningún medio español –se desconocen los motivos, aunque se intuyen- en el que el Fondo Monetario Internacional reconoce que incluso bajo el escenario más favorable a los intereses de los acreedores, la deuda griega es insostenible. Es decir: que tras dos rescates, una pérdida del producto interior bruto cercano al 25% (sólo comparable a la gran depresión norteamericana), una pobreza que prácticamente se ha doblado durante estos años, el FMI concluye que Grecia no podrá pagar su deuda.

Seguir leyendo »

Europa no existe

22 Comentarios

La única certeza en este pandemonio en el que se han convertido las negociaciones entre Grecia y el Eurogrupo, es que Europa no existe. Hablamos de ella como si fuera una realidad política cuando es poco más que una unidad fronteriza y monetaria asimétrica y frágil. No es real la Unión Europa, no existen los Estados Unidos de Europa. Seguimos siendo inmigrantes en Alemania y Grecia es tratado como enemigo en lugar de socio aliado. Europa no es más que el nombre del continente pero no existe como contenido. Lo único que existe es la Europa de los mercados, lo que nos une es el Banco Central Europeo. La crisis griega lo ha dejado claro una vez más. La paradoja es que la ruptura de Tsipras con el resto de Europa es un intento de hacer Europa realidad.

Para algunos -muchos me temo- lo que acabo de decir puede resultar insostenible e inaceptable, pero creo firmemente que la rebelión del gobierno griego nos acerca al sueño europeísta más que todos los pactos del Eurogrupo. Tsipras está luchando por salvar a sus ciudadanos de la austeridad que ha resultado catastrófica no sólo para los griegos, también para las clases más desfavorecidas de toda la Unión Europea. Como prometió cuando fue elegido, está cuestionando a la Europa de la desigualdad que antepone los intereses financieros a la integridad de las personas. Está desafiando un modelo europeo que es un modelo de negocio. No está rompiendo Europa, está intentando construirla.

Lo dijo claramente anoche en su discurso en televisión cuando defendió el “no” frente a las imposiciones de la Troika: No significa romper con Europa sino volver a la Europa de los valores. Significa presionar a los acreedores para solucionar la deuda y no destruir la unidad europea. Significa presión para negociar para los más pobres”. Es cierto que ahora la presión está sobre los más pobres. Para evitar que les tiren por el precipicio les ha llevado hasta el borde. Una maniobra tan temeraria como inteligente. Él da el primer paso, sí, pero para que Europa se retracte o se retrate y Europa se ha retratado obligándoles a dar un paso más hacia el abismo del corralito y la salida del euro. Si vamos a caer, pensó el griego, que todos vean que han sido ellos quienes nos empujaron.

Seguir leyendo »

Viva Grecia, Mariano

32 Comentarios

Es muy posible que, en los meses que quedan hasta las generales -tanto si se adelantan como si no: nos parecerá una eternidad-, Mariano Rajoy se entregue frecuentemente a mezquindades como la que ha puesto en práctica usando el tema griego, usándonos a los españoles y usando a la verdad para pasársenos a todos por su trasero. Cosas veremos, sobre todo cuando se acerque el asunto catalán.

Se trata de escaramuzas desesperadas de líder agónico que él, en su desvarío, considera posiblemente tácticas adecuadas, ayudado por la claca de estimulantes jovenzanos que ahora le rodea. Caerán babas verdes de sus bocas pero, creedme, más allá de ponernos de momentánea mala hostia, no nos afectarán. Mariano Rajoy y, lo que es más importante, su partido, van a ser relevados al lugar del que nunca debieron salir. Que, desgraciadamente, no es la nada, sino un pedazo de este algo, exactamente el que les corresponde por el número de gente de derechas que hay en este país. Ni más ni menos. Con eso debería bastarles. A nosotros nos sobra. Y eso porque, nosotros sí, consideramos que las urnas son sagradas.

No deja de tener gracia, sin embargo, que Don Pantuflo, ese gran ilustrado, ese quinqué a carburo por el que nunca pasó el Siglo de las Luces, ese ser incapaz de coordinar frases enteras expresando con claridad una idea, ese Banquete de Plasmón, se permita despreciar al pueblo griego, y al Gobierno elegido por la mayoría del pueblo griego. Qué bochorno. Ésa es una gracieta de casino de pueblo de peli de Garci, para que se la rían el boticario y el cura. No da para más.

Seguir leyendo »

Grecia ahora como España hace cinco años

Los ex Presidentes tienen algo de almas en pena inevitablemente, ya no están pero no acaban de irse y creen tener cosas que decirle a los mortales que los sobreviven.  Las almas en pena no cambian de personalidad y son muy parecidas a cuando estaban vivas.

Por ahí anda Felipe González entre negocios y campañas contra el gobierno venezolano, José María Aznar desde su FAES hostigando a Rajoy en la Moncloa y José Luís Rodríguez Zapatero acompañando a Sánchez y a los nuevos cargos socialistas.

Esta semana se habló de la ley de matrimonio homosexual, como me parece que fue una medida importantísima que reconoció completamente la dignidad a tantas personas y ha tenido eco ahora, diez años después, en los EE.UU., lo lógico sería que los medios de comunicación españoles se precipitasen a entrevistar a Zapatero, pero creo que solo salió en una cadena de radio. A estas alturas ya nada sorprende nada. Pero recordé a Zapatero por otro asunto, Grecia.

Seguir leyendo »

Ha llegado la hora de poner fin al amianto

Concentración en Bilbao contra el amianto. EUROPA PRESS

De nuevo el amianto está en las noticias de actualidad con la celebración en Bruselas, el pasado 24 de junio, de una jornada sobre retirada segura de amianto en Europa (Freeing Europe safely from asbestos) organizada por el Comité Económico y Social Europeo (CESE) y el Comité de las Regiones, y con el apoyo de la Federación Europea de Trabajadores de la Construcción y la Madera, la Federación Europea de la Industria de la Construcción y organizaciones de apoyo a las víctimas de este agente cancerígeno.

Hoy en día ya nadie puede negar la carcinogenicidad de todas las variedades de esta sustancia. Así está reconocido por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la OMS, o por las legislaciones europea y española que incluso contemplan desde hace décadas la prohibición de su uso, comercialización e importación en su territorio. Y sobre todo no se pueden esconder las terribles consecuencias que en forma de enfermedad y muerte han golpeado a las personas que desarrollaron su actividad laboral en empresas en las que se utilizaba el amianto (y que aún lo hacen en muchos países), a sus familiares que lavaron en sus domicilios sus ropas de trabajo y al vecindario de estas instalaciones industriales.

La magnitud de esta tragedia es enorme. La OIT calcula que anualmente fallecen en el mundo más de 100.000 personas como consecuencia de la exposición al amianto. La OMS estima que cada año se registran, únicamente en la Unión Europea, entre 20.000 y 30.000 nuevos diagnósticos de enfermedades relacionadas con el amianto y que más de 300.000 ciudadanos (más de 40.000 de ellos españoles) morirán de mesotelioma pleural en la UE de aquí a 2030.

Seguir leyendo »

Los golpes de Estado económicos no necesitan tanques

Ya no se necesitan tanques ni despliegues militares para llevar a cabo imposiciones en contra de los intereses de la ciudadanía. Ejemplo de ello es el golpe de Estado económico que el poder financiero ha declarado a Grecia: ante el anuncio de un referéndum democrático, la respuesta son amenazas y la insistencia en más asfixia económica.

En vez de gravar a las rentas más altas, la Troika insiste en imponer el aumento del IVA en alimentos básicos, en bajar las pensiones, en recortar salarios. El Eurogrupo actúa como un maltratador: quiere a Grecia en su órbita, pero sin capacidad de maniobra, controlada, subyugada, golpeada.

De ahí, las contradicciones. Se exige a Grecia que actúe contra sí misma, se impone al Gobierno griego medidas que supondrían más recortes y sacrificios para el pueblo griego, pero a su vez surge el temor cuando se dan cuenta de que, ante eso, Grecia no solo reivindica su soberanía, sino que podría terminar acercándose más a otras órbitas: las de los BRICS, la de Rusia.

Seguir leyendo »

Rajoy quiere que Grecia se vaya a negro, cree que así ganará las elecciones

41 Comentarios

Se frota las manos Mariano Rajoy con la ansiada posibilidad de que Grecia se vaya al garete. Dice con fruición, a pesar de la canícula, que ojalá haya referéndum, que ojalá lo pierda Tsipras y así su gobierno se irá a negro y él ganará las elecciones. Rajoy es el único presidente de los países de la UE que dice que estaría feliz porque el gobierno de uno de los Estados que la integra se pegue el batacazo.

Se ha comprado Rajoy una pértiga que le permite ir del deseado fracaso de Tsipras a endilgárselo a Podemos y de ahí a Pedro Sánchez y los socialistas, por pactar con ellos para desalojar al PP de ayuntamientos y comunidades. De manera que cuanto más destrozo tenga Tsipras, más siente Mariano que puede ganar las elecciones por destrucción de una alternativa a la que no hace más que promocionar a base de denostar, Podemos, y a un PSOE al que ha pasado de despreciar, a seguir despreciando pero con el temor de que le pueda derrotar en las elecciones. Sólo, o en compañía de otros.

Se deleita Rajoy, como diciendo, ¡qué listo soy!: si Grecia se hunde, yo gano; cuánto peor les vaya a ellos, mejor le irá al PP, por hundimiento contagioso de los que me quieren sustituir.

Seguir leyendo »

sobre este blog

RSS

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -