eldiario.es

La apuesta constituyente

A finales del siglo XVIII, al hilo de la Revolución Francesa, se hicieron notar quienes, sabiendo que el Ancien Régime había llegado al punto de ser insostenible y que se había agotado el tiempo para los cambios en su propio marco, se resistían, no obstante, a sumarse de lleno al proceso revolucionario. Robespierre lanzó sus dardos dialécticos contra ellos, echándoles en cara que querían "revolución sin revolución". Salvando las distancias de todo tipo que nos separan de aquellos acontecimientos, nos encontramos actualmente en España con una situación algo parecida. Estamos ante una grave crisis institucional del Estado y el agotamiento del desarrollo autonómico del mismo, todo lo cual reclama reformas tan en profundidad que de suyo hay que hablar de la necesidad de un proceso constituyente. Sin embargo, de manera análoga a la crítica que hacía Robespierre a los espíritus timoratos que, viendo la necesidad de cambios revolucionarios, no los apoyaban en serio, ahora cabe hacer una crítica consistente a quienes entre nosotros quieren, en lo que se refiere a la Constitución, reforma sin reforma.

Vaya por delante que previamente la crítica ha de ser especialmente contundente respecto a los que no quieren reforma alguna, ni siquiera del Senado para que sea verdadera cámara territorial. El Partido Popular, encarnación mayoritaria de la derecha españolista, se niega a ello. Con miopía política gravemente culpable se niega a ver la imperiosa necesidad de acometer cambios en nuestra carta magna, si queremos que siga siendo válida, es decir, suficientemente legitimada para su función como norma fundamental del Estado. Incluso ante unas circunstancias tan tensas como las que se están dando en vísperas de las próximas elecciones para el parlamento de Cataluña, cuando se ve venir que la candidatura Junts pel Sí, conformada por Convergència y ERC y que promueve su independencia, puede tener amplio respaldo –mayoritario, aunque no sea con mayoría absoluta–, al gobierno del PP no se le ocurre otra cosa que la argucia de una proposición de ley, a tramitar por procedimiento de urgencia en el Congreso, sobre sanciones por incumplimiento de sentencias del Tribunal Constitucional, diseñada ad hoc para lo que pueda ocurrir tras dichas elecciones. Tal proposición constituye en sí misma, más allá de su formalismo, todo un proceder contra la Constitución que se dice defender. Es por ello que una autoridad tan reconocida como la de Francisco Rubio Llorente, que fue presidente de dicho tribunal, haya declarado que es día de luto el de la presentación –marcadamente electoralista– de una reforma como la que propone el PP, la cual "aplastará la Constitución".

Pero si analizamos las propuestas de reforma que por otros latitudes del espectro político nos encontramos, podremos apreciar que no se presentan con la suficiente solidez y la necesaria credibilidad. Si nos detenemos en el discurso de la candidatura de Catalunya Sí que es pot, la presencia de Podemos en ella junto a ICV y Equo lleva a que insista en el derecho a decidir y en el reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado, pero sin que se perfile con nitidez una propuesta federalista. En el caso de los socialistas, se habla de federalismo abiertamente, pero sin que se concrete suficientemente de qué federalismo se trata, eludiendo insistir en que debiera ser un federalismo plurinacional, a la vez que renunciando a defender el derecho a decidir en una consulta legal –lo cual es giro notabilísimo respecto a lo que el PSC propugnó en las anteriores elecciones y a lo largo de la legislatura, sin explicaciones claras sobre su porqué, habida cuenta de que no se trataba de una propuesta frívola–.

Seguir leyendo »

Más gestión sostenible del agua y menos embalses

Tenemos las reservas de agua al 58%. La sequía empieza a ser preocupante en algunas comunidades como Murcia, donde el agua embalsada ronda el 28% de su capacidad, o Castilla-La Mancha, que tiene los embalses a poco más del 30%. Y ya se sabe que cuando las reservas se sitúan por debajo de estos niveles se activan las alarmas, pues puede ocurrir que si el otoño no trae el agua que falta, los recursos disponibles sean insuficientes para satisfacer las demandas de los usuarios a corto plazo y lleguen las temidas restricciones.

Pero la incertidumbre hídrica no se alivia con la construcción de más embalses y la aprobación de nuevos trasvases, como pretende el Gobierno del PP y recogen los planes de cuenca recién presentados por las demarcaciones hidrográficas. Entubar los ríos es la peor estrategia posible para hacer frente a la pérdida de recursos hídricos. Además va en contra de lo que establece la Directiva Europea Marco del Agua, que apuesta por una gestión más racional, eficiente e inteligente del recurso y obliga a respetar los caudales ecológicos de nuestros ríos y proteger los ecosistemas fluviales.

Todos los expertos coinciden en señalar que hoy en día en España no podemos hacer frente a la sequía a base de más encauzamientos y nuevas presas. La vaca de los embalses no da para más. La lucha eficaz contra la escasez pasa por razonar los consumos urbanos e industriales, por la mejora de los sistemas de riego agrícola para hacerlos más eficaces, por apostar de una manera mucho más decidida por la reutilización y avanzar hacia un consumo circular del agua. El futuro no es más cemento sino más innovación tecnológica, investigación y cooperación.

Seguir leyendo »

Siria y las líneas rojas

Un oficial de la policía paramilitar lleva el cuerpo sin vida de Aylan después de que el barco en el que viajaba volcase junto a diez personas más cerca de la isla griega de Kos./ AP PhotoDHA

Quienes seguimos la destrucción de Siria desde sus inicios nos hemos acostumbrado, a la fuerza, a ver a diario imágenes que hielan la sangre. Imágenes que nadie mentalmente sano querría ver, si no creyese que verlas, verificarlas y compartirlas pudiese resultar útil para detener las tragedias que cuentan. 

En 2011, tras el inicio del levantamiento popular, Siria pasó de agujero negro informativo durante décadas a convertirse en el mayor productor de vídeos de la región y uno de los mayores del mundo. Youtube llegó a cambiar sus normas, que impedían la difusión de contenido violento, para adecuarlas a la necesidad histórica de contar lo que ocurría dentro del país. A diario se publicaban en la plataforma cientos de vídeos que mostraban la determinación de los manifestantes y la crudeza de la represión por parte de las fuerzas de Asad.

Conscientes de la importancia histórica de lo que ocurría en sus ciudades, y de que el mundo no lo vería si ellos no lo compartían, las calles se llenaron de manifestantes capturando con sus teléfonos instantáneas impensables sólo unos años antes. Hay imágenes de concentraciones en las que se ven tantos móviles resplandeciendo en la oscuridad como manos alzadas.

Seguir leyendo »

Rajoy está llevando el agua catalana a su molino

El 27 de septiembre se decidirá lo que va a pasar en la escena política catalana. Pero seguramente también una parte no pequeña de suerte de las elecciones generales españolas. No tanto porque el resultado de las catalanas vaya a influir decisivamente en ellas, sino porque la actuación de los principales partidos españoles en esa campaña va a aclarar, lo está haciendo ya, cuál de ellos tiene la voz cantante en la escena nacional. Y el PP ha logrado detentar esa posición. Sobre todo porque sus rivales le han cedido irresponsablemente el protagonismo en la cuestión. El PSOE y Podemos prácticamente se han desentendido de la cuestión catalana y la han dejado en manos de Rajoy y su discurso. Que por muy impresentable que sea, es el único que hoy llega con nitidez a la gran masa de los votantes españoles. Y eso puede pesar mucho el 20 de diciembre.

Al tiempo que el gobierno despliega hasta la indecencia todo su arsenal electoralista –el presupuesto y la paga de los funcionarios pueden no ser sino el anticipo de lo que va a llegar en este terreno–, la derecha está jugando bien sus bazas en la escena catalana. Mientras el PSOE y Podemos se andan por las ramas –los unos ofreciendo un federalismo que nadie sabe lo que es, los otros debatiendo el derecho a decidir– Rajoy ha cogido por los cuernos el desafío independentista para erigirse en el adalid de la unidad de España, sin entrar en detalle ni debate alguno al respecto. Con un ardor y una dedicación que desmienten, aunque solo sea por una vez, su imagen de vago e indolente, está logrando que su consigna –"no habrá independencia de Cataluña"– esté empezando a tener la resonancia de un "no pasarán" que tranquiliza a mucha gente y le refuerza políticamente.

No se anda con chiquitas. Ha escogido como candidato del PP a un tipo que dice sobre el "separatismo" lo mismo que decían en 1939 los falangistas que entraron en Barcelona con las tropas de Franco, que por cierto, también eran catalanes de cuna. Y no parece que le haya ido mal. No porque García Albiol esté cambiando el signo de los sondeos, que siguen augurando un desastre al PP. Sino porque, investido con los ropajes de la España eterna, trasmite el mensaje del líder desde tierra de infieles. Para atraerse a los sectores de la derecha más dura, y no catalana, que se han alejado de sus filas. Y puede que lo esté logrando. No deja de ser significativo que García Albiol salga hasta en la sopa en RTVE, una emisora que tiene una audiencia marginal en Cataluña.

Seguir leyendo »

VÍDEO | Antón Losada explica en un minuto el misterio del precio de las gasolinas

Seguir leyendo »

Mirar para otro lado

22 Comentarios

El acto reflejo te lleva a apartar la vista. Mirar para otro lado. La imagen es insoportable. Un niño muerto bocabajo con la cara hundida en la arena al borde de la orilla donde las olas lo han dejado casi se diría que con delicadeza. Como si después de ahogar con violencia su cuerpo diminuto, hubiera sentido una repentina piedad que trata de enmendar lo irreversible. Así es esta Europa de los mandamases que, después de dejarlos morir, de empujarlos a la tumba del mar, dicen conmoverse ante su imagen pero no mueven un dedo más que para decir no, a mí no me los mandes. Parece que están esperando a que el agua se los trague para no tener ni que enterrarlos.

El mar, es cierto, se los come pero, de cuando en cuando, vomita algún cadáver para dejar huella de su naufragio que es el nuestro. El mar que esconde las miserias europeas bajo su alfombra de agua, a veces también nos las escupe a la cara. Cuando el cuerpo sin vida de un niño de tres años aparece abandonado como un trapo en una orilla de Turquía porque Europa se amuralla y atrinchera para que las víctimas de las guerras y el hambre no puedan pasar, también hemos naufragado nosotros como sociedad.

Y cuando pastorean a los refugiados como a ganado, los marcan como reses, como los nazis hicieron con los judíos, hacinados en trenes y estaciones como los deportados, rodeados de alambradas como prisioneros de un campo de concentración, no puedo dejar de pensar que también nosotros estamos encerrados en esta Europa cercada por cuchillas en la que somos rehenes de guardianes sin alma ni humanidad. Somos rehenes de una historia que repetimos como si no hubiéramos aprendido nada después de todo.

Seguir leyendo »

Santa Angela de los Refugiados

24 Comentarios

Foto: EFE

 

A la canciller alemana le han sentado bien las vacaciones, ha hecho examen de conciencia y al llegar septiembre ha colgado en un imán de la nevera sus propósitos para el nuevo curso: “Voy a ser buena, voy a ser buena, voy a ser buena”. Tras pisotear en julio a los pobres griegos pobres, y hacer llorar a una niña palestina, a doña Angela Scrooge se le apareció el fantasma de las navidades futuras y le dijo que por ese camino acabaría sola y amargada.

Así que ahí la tienen: hace solo un mes la retratábamos con bigotillo hitleriano, y hoy es reconocida como la campeona de la solidaridad, la madre amantísima de los parias de la tierra, la que afea a Europa su falta de piedad. A diferencia de otros gobernantes, ella no ha necesitado ver a un niño muerto en la playa para que se le ablande el corazón: lo suyo es bondad sin colorantes artificiales. Mientras los malos europeos ponen alambradas y se lavan las manos, la hermana Merkel extiende alfombra roja a 800.000 desvalidos.

Seguir leyendo »

La huida desesperada de la población refugiada de Palestina

Inmigrantes en el exterior de la estación Keleti de Budapest. / Efe

Afortunadamente comenzamos a comprender que la llegada de población a Europa no es el resultado de un "efecto llamada", sino de un "efecto huida", al mismo tiempo que también empezamos a entender que no son inmigrantes en su inmensa mayoría, sino principalmente refugiados. Poco a poco, hemos ido cambiando la terminología y ahora es cuando empezamos a buscar explicación a las terribles imágenes de cadáveres que en los últimos meses están siendo reflejadas por los medios de comunicación y que es imposible que nos dejen indiferentes.

El impacto de la devastadora guerra en Siria, que entra ya en su quinto año, ha producido que en la actualidad más de la mitad de su población (22,4 millones) se encuentre refugiada en otros países, desplazada internamente, exiliada o incluso muerta.  La población huye de la guerra, la inmensa mayoría quiere dejar el país y llegar a Europa o a cualquier otro destino que les permita salvar sus vidas.

En mi último viaje a Siria, el pasado mes de mayo, pude comprobar que el único objetivo de la casi totalidad de las personas que conocí era salir del país para llegar a Europa. Las conversaciones giraban todas en torno a ello. Muchas de las personas con las que me tope, no se separaban de su teléfono móvil pendientes de recibir la llamada que les confirmara que su familia se encontraban ya a salvo en alguna de las costas europeas. Otras, sin embargo, me contaron que tras meses de silencio ya habían perdido la esperanza de recibir esa llamada.

Seguir leyendo »

Fotos-puñetazo para abrir los ojos

Captura de pantalla de la fotógrafa que captó la instantánea de Aylan

Las fotos icónicas lo son por motivos emocionales; tienen más que ver con la sociedad opulenta que las mira que con la sociedad que muere. La tragedia del niño Aylan Kurdi es una entre las muchas tragedias infantiles en un mundo injusto, brutal y desigual. Desde que comenzó la guerra civil en Siria, en marzo de 2011, han muerto más de 12.000 menores a causa del conflicto. ¿Dónde están las portadas? ¿Dónde está el escándalo?

En agosto de 2013, el régimen sirio lanzó armas químicas en los barrios de Ein Tarma, Zamalka, Jobar y Erbin, al noreste de Damasco; y en Daraya y Moadamiyeh, al suroeste. Entre los 1.500 muertos había al menos 50 niños, algunos bebés. Sus imágenes inundaron las redes sociales y estuvieron cerca de provocar una acción aérea de castigo de EEUU. Si Barack Obama no atacó fue porque no sabía a quién debía atacar; no sabía, ni sabe aún, quiénes son los suyos en una sopa de siglas armadas cada cual más radical.

En lo que llevamos de año han muerto más de 2.000 personas en el mar Mediterráneo; algunos son niños. Cada año mueren 3,1 millones de niños menores de cinco años a causa de la desnutrición. Son 8.611 Aylan diarios que no tienen derecho a foto, a noticia, a tertulia y a conmoción. La tragedia de Aylan se ha convertido en un espectáculo moral: ver quién está más conmovido en un mundo insensible. Ya es un trending topic en esta sociedad de la imagen y la irrelevancia.

Seguir leyendo »

Cataluña: el mejor resultado

21 Comentarios

Artur Mas y Raül Romeva en la Fiesta del Candidato de Junts pel Sí. / SANDRA LÁZARO

¿Cuál es el mejor resultado de las elecciones del 27-S en Cataluña, o al menos uno razonable? Dentro de lo previsible, de lo posible, claro, y contando que, como ocurre con la belleza, ésta está en los ojos del que mira. Pues que la lista Juntos por el Sí –de Convergència, Esquerra y otros–, junto con la CUP, es decir el independentismo oficial, no sacarán, sumados, mayoría absoluta de escaños, es decir que quedaran por debajo de 67 de un total de 135. Pues esto evitaría entrar en escenarios de muy complicada gestión y propensos a graves accidentes. Artur Mas y Oriol Junqueras, y otros, se lo tomarían como un derrota, que lo sería. Pero una derrota suya y de su estrategia, no de los catalanes ni de Cataluña. Sobre todo, obligaría a la política española a hacer una oferta para la reforma de España, que incluyera responder a las preocupaciones de, ahora sí, una gran mayoría de los catalanes. Pues pase lo que pase el 27-S, el asunto catalán no va a desaparecer y seguirá necesitando respuestas. Ni es una broma, ni ha terminado, ni terminará el 27-S incluso con ese resultado.

La  encuesta de junio del CEO (Centre d’Estudis d’Opinió. el CIS catalán) señalaba que no hay mayoría social a favor de la independencia. Son más ahora los que están en contra que a favor, aunque tampoco hay mayoría a favor del statu quo. Sí la hay, y muy amplia (en torno al 80%), en favor de la idea del derecho a decidir, que se puede traducir de varios modos. Y esta diferencia entre mayoría social y mayoría política puede ser importante.

Este fin de semana saldrán las encuestas significativas sobre las perspectivas electorales catalanas (y generales). Alguna que se ha publicado en agosto tiene poco valor pues las empresas de opinión pública no podían trabajar, y hay que ver el efecto de los últimos episodios (investigación sobre el 3%, anuncio da la reforma de la ley del Tribunal Constitucional, declaraciones contra la independencia de organizaciones empresariales, etc.). Mucho va a depender de la participación: si es alta, el independentismo puede quedar frenado, aunque gane en términos relativos. En base a la evolución anterior, se intuyen dos grandes posibilidades. La primera es la que mencionamos antes: la lista del Sí como la más votada y con más escaños, pero no, junto a la CUP con mayoría absoluta. La otra posibilidad es que los independentistas saquen 68 diputados o más (aunque nunca los dos tercios que serían necesarios para reformar el Estatuto). En este escenario se abren a su vez dos variantes: la primera es que además de mayoría de escaños, los del Sí y la CUP sacaran mayoría de votos (aunque no fuera del censo). Y la segunda, que a pesar de tener más escaños, no tuvieran más votos, sino bastantes menos que la suma de los contrarios a la independencia. Pues la distribución territorial de los escaños hace que para conseguir un escaño por Girona, por ejemplo, se necesiten muchos menos votos que para uno por Barcelona. Esta distancia entre mayoría política y mayoría de votantes (no ya social) generaría para Mas y Junqueras un grave problema de conflicto de legitimidades.

Seguir leyendo »

sobre este blog

RSS

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

Tres años contándote la crisis de refugiados que ahora escandaliza a Europa
- PUBLICIDAD -

Recibe cada noche la selección de noticias de eldiario.es

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -