eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Dignidad selectiva

El presidente del Parlament de Catalunya, Roger Torrent.

Hoy creo que se me van a levantar de la columna parte de los lectores. Quizá lo hagan sin llegar al final de mis razones, indignados por el contenido de mis líneas. Les rogaría, no obstante, que aguantaran ese ademán pleno de libertad y dignidad que es cerrar un artículo que nos desagrada o nos parece inane. Ambos momentos son igualmente políticos y ciudadanos e igualmente dignos. El mío cuando escribo estas líneas y el suyo cuando aceptan leerlas o cuando, dando un portazo, me dejan con el párrafo plantado y el argumento baldío.

Fueron igualmente políticos el gesto del presidente de una cámara democrática, Roger Torrent, expresando en alta voz sus preocupaciones y sus demandas en un acto público, como el de los miembros de la cúpula judicial catalana levantándose de sus asientos y abandonando la sala. Gestos políticos ambos. No los estigmatizo por ello. Lo político está en lo más alto, esto sí, de la dignidad humana. Zoon politikon. Solo los que quieren que nos aplaquemos y callemos y sigamos nuestro camino mientras ellos deciden por nosotros se han empeñado en estigmatizar la palabra “política” o en execrar de la politización de las cosas.

Sucede que mientras se le ha reprochado a Torrent hacer política en un acto de una corporación de derecho público, se ha considerado que la conducta de los magistrados y fiscales alcanzó una cúspide de lo que denominan dignidad, merecedora del mayor encomio sobre todo por una parte muy amplia de la carrera judicial que se ha mostrado orgullosa del comportamiento de sus compañeros. Una parte, la mayoritaria, sin duda; no toda. Modestamente creo que yerran en su concepción de la dignidad o de la dignidad de la carrera judicial. Mejor, no yerran, sino que se acogen a aquella parte de la definición de dignidad que es relativa a los cargos o empleos preeminentes, las dignidades, y a su respeto, y obvian una definición de dignidad de mayores vuelos.

Seguir leyendo »

Cojonudo

25 Comentarios

El expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, en el juicio por el caso Aerolíneas Argentinas

Gerardo Díaz Ferrán saliendo de prisión y los jubilados en la calle pidiendo pensiones dignas. Me quedo con estas dos imágenes de la semana. El expresidente de la patronal CEOE es de los que dijo: “Estamos en una crisis muy seria y tenemos que apretarnos el cinturón". Fue condenado por corrupto y, al “no poder pagar las multas”, la condena se elevó a ocho años y cuatro meses entre rejas. Tras algo más de cinco años, ha salido de Soto del Real.

Los trabajadores de Gerardo se quedaron muy lejos en sus pretensiones, porque llegaron a pedir “21 años de cárcel y 20 millones de euros pendientes de cobro”. Muchos no eran ni mileuristas, pero oyeron a su patrón decir que había que “trabajar más y cobrar menos para salir de la crisis”. Díaz Ferrán se lo aplicó a rajatabla. A ellos. Saqueó la compañía, formó parte de un grupo criminal, defraudó al fisco, blanqueó capitales, tenía tarjeta “black”, no devolvió el dinero… Ya está en libertad.

Ahora que oímos a Rajoy pedirnos que ahorremos para el plan de pensiones privado, conviene recordar que Díaz Ferrán es de los que decía: "Las empresas públicas que existen deben privatizarse. Más desregulación, más externalización de los servicios públicos". Lo público era para robarlo y lo privado para explotar a los currantes, lucrarse, no pagar a Hacienda y corromperse. Los empleados de Gerardo acabaron prestándose dinero entre ellos para poder ir a trabajar sin cobrar a fin de mes.

Seguir leyendo »

Pero, ¿cómo que se ha acabado la sequía?

Hace un día buenísimo: está lloviendo. El taxista -los limpiaparabrisas en marcha-  me provoca tras escucharme hablando por teléfono: "Bueno, y ahora de qué va hablar usted, porque la sequía se ha acabado". La verdad es que adoro ir en taxi porque es mucho más que ir.

Aprovechamos el atasco para profundizar en el tema. Comentamos la diferencia entre tiempo y clima: recurro a lo de que el tiempo es una escena mientras que el clima es la peli entera. Le anoto que los récords de alta temperatura se suceden un año tras otro. Que la desertización avanza. Que aunque llueve mucho de golpe en realidad lo hace menos de lo que lo hacía antes de forma más espaciada. Lo que no me da tiempo a explicarle (y le digo que lo haré aquí) es por qué la actual sequía no se ha acabado.  

Infografías sobre la sequía

Seguir leyendo »

La Marcha Granadera de Marta Sánchez

27 Comentarios

En el 'Estado Ideal' que padecemos se cosifica la idea de patria convirtiéndola en producto. De esta manera, nuestro himno nacional es presentado como el espíritu de tal producto.

La última vez que esto sucedió fue el otro día, en el teatro de la Zarzuela de Madrid y la persona encargada de comercializarlo ha sido Marta Sánchez, gallega que en la actualidad reside en Miami y que siempre ha dado muestras de indiferencia ante la lucha de clases existente en nuestro país.

Ante el detalle tan patriotero de Marta Sánchez, el presidente M. Rajoy salió con un tuit que me voy a tomar la libertad de contestar:

Seguir leyendo »

Mamá, yo voy a hacer la huelga de las mujeres

Juntas hacia la Huelga Feminista

La afirmación del título refleja el diálogo entre una madre nacida en los 60 y una hija de la generación zeta, en España, año 2018. Y me pregunto: ¿Qué hace que una niña de 15 años quiera hacer la huelga de mujeres del día 8 de marzo?

Puede significar que no percibe la dosis razonable de igualdad entre hombres y mujeres y cómo iba a hacerlo si pone la televisión y las mujeres que aparecen en la pantalla de los informativos son todas jóvenes y guapas, con cuerpos de modelo y melenas a la moda; mientras que los presentadores no son ni especialmente guapos, ni jóvenes, ni siquiera demasiado buenos en pantalla.

Cómo iba a hacerlo si en la política no hay candidatas a la presidencia del gobierno y en las cúpulas de los partidos, incluso los nuevos, incluso los de izquierdas, las mujeres tienen escasas responsabilidades.

Seguir leyendo »

Reforma electoral II

30 Comentarios

Hemiciclo del Congreso.

En el  artículo de ayer advertía de que la composición del Congreso de los Diputados y del Senado y el sistema electoral eran tributarios de la Restauración de la Monarquía como forma política del Estado español. El bipartidismo dinástico que ha gestionado el sistema político durante los tres primeros decenios largos de vigencia de la Constitución de 1978 viene de ahí. Por eso, la reforma del sistema electoral que están proyectando Ciudadanos y Podemos tiene muy pocas posibilidades de prosperar. La resistencia de los dos partidos dinásticos, inequívoca en el caso del PP y vergonzante en el del PSOE, no creo que vaya a poder ser superada.

Ahora bien, dicho esto, hay que añadir que la reforma de la ley electoral es prácticamente la única reforma que se puede hacer, sin reformar la Constitución, que puede introducir aire fresco en la atmósfera políticamente viciada en la que nos movemos. La Ley Orgánica de Régimen Electoral Electoral (LOREG) es una Ley orgánica y, como tal, puede ser reformada por las Cortes Generales con mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados.

Seguir leyendo »

La dificultad de sumar dos más dos

27 Comentarios

Imputados Camps, Cotino y el obispo auxiliar de Valencia por prevaricación, falsedad y malversación en la visita del Papa Benedicto XVI en 2006. Aquel evento que desplegaba alfombras de boato mientras apartaba a toda prisa las flores en recuerdo de las 43 víctimas mortales del metro de Valencia, ocurrido aquella misma semana, como pude observar presencialmente. Era la imagen de esa España púrpura, negra y trágica, que siempre está ahí como una losa.

"Tenemos libertad. La libertad de sumar dos más dos", decía el protagonista de '1984' de George Orwell. Un autor y una obra que viene a la memoria de continuo estos días. El colmo es ya no ser capaces ni de hacer tan simple operación matemática, como parece estar ocurriendo en nuestro país. 

Dos factores esenciales centran el problema: corrupción y represión. Y no hay forma de hacer la operación que conduzca a un resultado. De un lado una corrupción manifiesta, incrustada en el poder representado hoy por el Partido Popular, y del otro una fuerte merma de las libertades, en particular la de expresión, propiciada por el mismo partido.

Seguir leyendo »

...Y no pasa nada

38 Comentarios

Las noticias escandalosas, algunas importantes, se suceden sin solución de continuidad. No hay descanso para las primeras páginas. Cada día hay algo nuevo. Y lo último hace que se olvide lo anterior. Habrá quien se lo esté pasando muy bien porque, efectivamente, la cosa está entretenida. Pero si fuera capaz de ir más allá descubriría que la realidad es siniestra. Que lo que está ocurriendo no le importa mucho a quienes mandan y tampoco está generando reacciones que de verdad puedan cambiar las cosas. Esas noticias están sacando a la luz el espanto que se oculta detrás de la fachada de nuestras instituciones, de nuestro sistema. Pero, a la hora de la verdad todo sigue igual. ¿Hasta cuándo?

La lógica hace pensar que esta situación no puede durar mucho, que llegará un momento en el que el actual deterioro sistemático de nuestra vida pública provoque un cambio, si no un desastre. Pero la lógica puede perfectamente ser desmentida por los hechos. Y no porque sí. Sino porque hay demasiada gente, y alguna muy poderosa, interesada en mantener el actual estado de las cosas, por lamentable que sea, mientras ese cambio no esté totalmente controlado y garantice que no va a afectar en nada a lo suyo. Y tienen medios, para empezar los de comunicación, e influencias suficientes como para controlar sobradamente el proceso.

Sólo una amplia voluntad de ruptura, de rebeldía, que surgiera fuera del entramado del poder podría modificar ese designio. Pero algo así ha dejado de existir en España. Y no parece que vaya a volver a escena en un horizonte temporal previsible. Sí, quienes pueden observar de cerca el estado de ánimo de la calle hablan de que crece el malestar, de que hay mucha gente harta de lo que está pasando, de los bajos salarios, de la precariedad laboral, de las estrecheces crecientes en amplios sectores de la población.

Seguir leyendo »

La rotonda de Blasillo

Antonio Fraguas de Pablo, Forges.

Hay en Huesca una rotonda… Bueno, como puede usted imaginar en Huesca hay, como en la mayoría de ciudades de España que se precien, decenas de rotondas. Quizá en Huesca haya algo más que unas decenas, para qué engañarnos. Pero la que yo digo es especial. Es redonda, está cubierta de césped más o menos verde y está rodeada de coches. Hasta ahí todo normal. Lo que la hace especial es que en su mismo centro se levanta una placa enorme con un Blasillo cariacontecido, ojos cerrados y bufanda al viento, que parece negarse a leer la frase que le acompaña: un sencillo, humilde y sincero “Huesca a Forges”.

El humorista bautizó entonces a Huesca como “Rotondas city”. Imagino que la mañana del pasado jueves el Blasillo amaneció aún más amilanado que de costumbre, como si no tuviera fuerzas para protagonizar un solo chiste más, como si quisiese llorar a ese padre que acababa de partir.

Un día, hace ya algunos años, crucé por esa misma rotonda con Forges, y me reí con una broma que hizo no recuerdo si sobre lo endiablado del engendro para regular el tráfico o sobre la pasión de los políticos municipales por fotografiarse inaugurándolas. Íbamos en busca de aceitunas, judías y chocolate, tres de las especialidades de La Confianza, una maravillosa tienda de ultramarinos abierta desde 1871 en la Plaza Luis López Allue. Nos acompañaba Fernando García Mongay, director del Congreso de Periodismo Digital de Huesca. Forges, que poco antes me había entregado el premio “Blasillo”, me preguntó si me sentía orgulloso del galardón. Le dije que por supuesto, y con el entusiasmo me vine arriba y de alguna manera traté de devolverle la pregunta: “De toda su vida profesional ¿de qué se siente más orgulloso?”, pregunté. “¿Tú que crees?”, me contestó. “Yo le admiro profundamente porque no hay un ambulatorio, una sala de profesores de un colegio público, un sindicato o una ONG, lugares donde hay gente trabajando para los demás, que no tenga en la pared una viñeta de Forges pegada con celo o clavada con chinchetas”, acerté a decirle. Se paró en mitad de la rotonda, me cogió de los hombros, agachó la cara y me dio un beso en la cabeza mientras decía: “pues yo también estoy orgulloso de eso”.

Seguir leyendo »

España para la mitad de los españoles

42 Comentarios

Los expresidentes del Gobierno Felipe González y José María Aznar.

La involución que está sufriendo España desde 2011 ha logrado expulsar ya de nuestro país, al menos, a la mitad de la población de Cataluña. Hoy creo que vamos camino de que esa terrible realidad acabe contagiándose al resto de nuestra nación. No me refiero solo a ciudadanos y ciudadanas que viven en comunidades con un fuerte sentimiento nacionalista como es Euskadi, sino a madrileños, andaluces, extremeños, valencianos, gallegos o murcianos que, cada día que pasa, se van sintiendo menos españoles.

Ya sé que hay multitud de compatriotas que aman a España "por encima de todo, pase lo que pase y siempre… ¡Viva España!". Me refiero a los que lo dicen de verdad, no a los patriotas con cuentas en Suiza y en la Islas Caimán. En cualquier caso, los que somos más de pensar estamos ya cansados de que políticos azules (los de las cuentas en Suiza y las Caimán, precisamente), naranjas y rojos insulten nuestra inteligencia dándonos una banderita para que la agitemos con fervor cada vez que ellos tienen un problema.

Si España es el himno 'casposorreligioso' de Marta Sánchez, avalado por Rajoy y por Rivera; si España es la que manda a prisión a cantantes y absuelve a torturadores de la dictadura; si España es la que censura obras de arte y secuestra libros, a la vez que le ríe las gracias a periodistas machistas, racistas y pseudofascistas como Jiménez Losantos o Carlos Herrera; si España se está cargando, según confirman Amnistía Internacional y Jueces para la Democracia, uno de los derechos más preciados como es la libertad de expresión; si España rescata bancos y autopistas mientras paga pensiones de miseria; si España sigue gobernada por un partido corrompido hasta la médula gracias al apoyo y/o a la vergonzosa inacción de la supuesta oposición; si España es la de la radiotelevisión pública que se teledirige y se manipula desde la Moncloa; si España tolera que el criminal dictador siga enterrado como un faraón mientras las decenas de miles de demócratas que asesinó continúan enterrados, como perros, en las cunetas; si España permite a sus políticos mentir y robar con total impunidad… Si eso es España, desde luego no es mi España.

Seguir leyendo »