eldiario.es

Una tormenta en un vaso de agua

El castellano es una lengua sutil, rica en matices. Pequeños cambios en una desinencia verbal, el uso hábil de las diversas personas del sujeto de una frase, el empleo discrecional de las preposiciones y de los signos de puntuación y entonación y otros muchos recursos hacen que una frase de longitud kilométrica (pues éste es otro de los excesos propios a la lengua de Cervantes) pueda decir una cosa o prácticamente la contraria al cambiar una sola letra, pasando el cambio casi desapercibido en la inmensidad de la unidad semántica que lo contiene. Paradójicamente, pasa, sin embargo, que el carácter castellano es bastante menos sutil que la lengua que utiliza; quizá por ser un pueblo de sangre mediterránea y culturalmente más extravertido y dado a los excesos, o pudiera ser por una historia forjada a fuerza de espada y sueños de conquista, el caso es que los españoles son, por lo general, broncos y para nada sutiles. Tal disonancia entre carácter y lengua es motivo de no pocas confusiones y espurias disputas. Y esto parece ser lo que ha pasado con el profesor Juan Torres y el artículo que  publiqué el otro día en el blog Última llamada que aloja eldiario.es.

Cree Torres que cuando hablo de lo que opinan ciertos grupos de las redes sociales sobre su fichaje por Podemos estoy expresando mi opinión o que de algún modo coincido con ese parecer. No es así: en el párrafo inicial de mi artículo simplemente expongo de lo que se está hablando, y dejo claro de que se trata de un círculo muy, muy reducido. Cree también que yo opino que Torres y Navarro no son conscientes de los límites del planeta, y tampoco es cierto: de nuevo, reproduzco pensamientos que he leído en esos grupos, y a ellos se los atribuyo. El nombre de Torres se menciona cuatro o cinco veces en todo el artículo, y yo sólo hago una vez una valoración personal de él y de Navarro justamente para señalar su "honestidad intelectual y compromiso con la sociedad"; y no hablo de su oposición al concepto de los límites del planeta, sino a su debate con Florent Marcellesi sobre la interpretación del decrecentismo político. En otro momento digo que "parecen ser adeptos" a las políticas neokeynesianas; ese “parecen” es importante, puesto que yo no lo afirmo tajantemente, y aquí seguramente el exceso de generalización proviene de meter en el mismo saco al profesor Torres y al profesor Navarro. Soy consciente de que el profesor Torres, y también el profesor Navarro, han denunciado en repetidas ocasiones la agresividad suicida del capitalismo y el culto al dios del crecimiento; también soy consciente, sin embargo, que sus propuestas de actuación concretas se basan mucho en la redistribución (loable en sí misma) y poco en las medidas concretas que tomar, aquí y ahora, para lidiar con el problema de los recursos que, junto con el del impacto ambiental, simplemente ya no pueden esperar más. Hasta que, como bien apunta el profesor Torres, no me lea el documento de bases que están preparado para Podemos no me podré hacer una idea más cabal de qué es lo que proponen en este momento concreto; y será, entonces sí, que podré dar mi opinión al respecto si es que lo veo necesario. Y probablemente no lo haré: resulta un poco tonto, a mi modo de ver, criticar a Navarro, Torres y Podemos cuando están profundizando en aspectos esenciales que al resto del arco político les cuesta abordar; justamente mi artículo se dirigía a los grupos decrecentistas, animándoles a prestar menos atención a Podemos y más a la sociedad de la cual Podemos es o aspira a ser su reflejo.

El profesor Torres se ha sentido ofendido por el artículo que yo escribí, y sin embargo no había en mi ánimo intención de ofenderle, casi ni de hablar de él. Pues el artículo pretendía hablar de y se dirigía a ese colectivo de decrecentistas, colapsistas y otra gente de mal vivir (porque se vive mal cuando estás convencido de que la única sociedad en la que sabes vivir está condenada a desaparecer en el plazo de tu propia vida). Mi intención era decirles que no le pidieran peras al olmo y que no le pidieran a Podemos que haga lo que como sociedad (aún) no podemos hacer; mi motivación era apaciguar los ánimos después de haber observado en las redes sociales una gran agitación contra Podemos por haber solicitado a Juan Torres y Vicenç Navarro que se ocupen del programa económico de la formación. Al contrario, lo que yo les pedía es que hicieran el esfuerzo de seguir haciendo pedagogía y siguieran explicando a la sociedad por qué del agujero en el que hemos caído no vamos a salir con facilidad.

Seguir leyendo »

Carta de Paul Laverty a Obama, Netanyahu y Durão Barroso sobre el Tribunal Russell, Israel y Palestina

El palestino Madi Kamil Hassanin y su familia permanecen junto a su casa destrozada, en el barrio Al-Sha-af del este de Gaza. / Efe

Estimados Presidente de los Estados Unidos de América, Sr. Barack Obama, Primer Ministro de Israel, Sr. Benjamin Netanyahu, y Sr. José Manuel Durão Barroso, Presidente de la Comisión Europea, por algún extraño giro del destino, ya que yo me dedico a escribir guiones de cine, formé parte de  la Sesión de Emergencia del Tribunal Russell sobre Palestina, celebrada en Bruselas el pasado 24 de Septiembre de 2014. Siento que es mi deber escribirles para hacerles saber lo que nos contaron los testigos presenciales que estuvimos escuchando.

Existe una larga tradición de testigos que denuncian lo que han presenciado ante personas que ostentan el poder.  Bartolomé de Las Casas y el Padre Montesinos (este último murió asesinado) fueron dos curas radicales del siglo XVI que relataron lo que habían visto con sus propios ojos ante  los reyes Isabel y Fernando de España: las masacres y abusos cometidos contra los Indios, en lo que ahora se conoce como Latinoamérica. Las suyas fueron las primeras voces de conciencia que se levantaron contra el Imperio y hoy en día, quinientos años más tarde, las declaraciones del padre Bartolomé aún pueden leerse. ¿Sentirían ellos en su corazón que su gesto era ingenuo?

En la sesión de emergencia sobre Palestina, pude escuchar el relato de testigos presenciales junto al resto de los miembros del jurado, que incluye a personas como Roger Waters (perteneciente a Pink Floyd), Vandana Shiva o el prestigioso pensador sobre el medio ambiente, Ronald Kasrils, un antiguo combatiente por la libertad de Sudáfrica (Presidente Obama, usted disfrutaría de sus historias sobre cómo consiguió escapar de asesinos a sueldo en Londres). El Sr. Kasrils se convertiría con el tiempo en Ministro de los Servicios de Inteligencia en su país, lo que demuestra que en ocasiones puede llegarse a transformar el poder político.

Seguir leyendo »

Prostitución: contabiliza en el PIB pero no se considera trabajo

Decenas de personas se manifiestan por los derechos de las prostitutas.

La Unión Europea modificó recientemente algunos de los criterios internacionales que se venían usando para cuantificar el PIB y marcaba algunas cuestiones clave para homogeneizar la forma de calcular de cada país. Dichos criterios afectaban, entre otros, al I+D, armamento, narcotráfico, contrabando y también a la prostitución voluntaria.

Para recalcular, por tanto, el PIB, el personal técnico del Instituto Nacional de Estadística (INE) se ha visto obligado a cuantificar el número de personas que ejercen la prostitución por decisión propia en el Estado español y, además, hacer una aproximación a los precios de los servicios sexuales que se prestan. Una tarea, nos consta, nada sencilla.

Según sus resultados, y tal y como han publicado los medios de comunicación, el 0,35% del PIB viene generado por la prostitución voluntaria. Es decir, que con este resultado, el Gobierno español ha aumentado su PIB, lo que significa que la deuda externa ha sido rebajada. De hecho algunas personas expertas en economía no han dudado en calificar esta situación como "maquillaje de la deuda".

Seguir leyendo »

Un cambio político se está gestando ante nuestros ojos

Asamblea de Podemos en Vistalegre. / Marta Jara

Podemos ya ha alcanzado, y sobradamente, uno de los principales objetivos que se ha marcado su reciente asamblea: el de ocupar la centralidad política. Porque ya está en el centro de todos los debates que merecen tal nombre. No tanto en los que aparecen en los medios, que son los menos y además están muy sesgados por la necesidad del espectáculo, sino los que tienen lugar a puerta cerrada, a veces con documentos y sondeos expresamente elaborados. No pocos de esos cenáculos están conectados con los grandes poderes económicos. Que empiezan a inquietarse por el fenómeno. Sobre todo porque hasta ahora no se les ha ocurrido ninguna vía por la que podrían tratar de controlarlo, que es a lo que están acostumbrados a hacer en política.

Las opiniones en el mundo de los politólogos y sociólogos que han trabajado siempre cerca del poder empiezan a estar divididas. Hasta hace poco casi todos ellos coincidían en que Podemos iba a ser algo pasajero, un sarampión que terminaría curándose, por muy agudo que pudiera parecer en algún momento. Hoy algunos ya no lo tienen tan claro. Porque ven que cada día se agrava el deterioro del sistema, su sistema, que debería contener a Podemos, porque comprueban que es cada vez más difícil frenar la creciente ola de rechazo popular al mismo, que es de lo que se nutre la nueva fuerza política.

De las reuniones formales ese debate trasciende a las comidas y a las copas. En los restaurantes y en los bares caros de Madrid se habla mucho de Podemos. Suele ser el corolario de cualquier comentario sobre el último episodio de corrupción. Porque se concluye, con datos o sin ellos, que todos y cada uno de ellos aumentan el caudal de votos a Podemos. El miedo, aún tímidamente, empieza a aparecer. En los primeros años de la crisis, en los ámbitos del establishment, que es más amplio y articulado de lo que se suele decir, cundió el temor a una revuelta social. Con el tiempo se fue apaciguando. Y se instaló el convencimiento de que la sociedad española no iba a levantarse. Por múltiples razones, que cada uno escogía según su gusto, y que no pocas eran tan reales como evidentes.

Seguir leyendo »

Pobreza cero: el movimiento se demuestra andando

Acción de la plataforma Pobreza Cero. EFE

Desde hace años, durante la semana del 17 de octubre no son pocas las voces que se levantan, pancartas que se pasean por las calles y flashes que inmortalizan imágenes y campañas a favor del fin de la pobreza. Incluso para los 193 países que conforman las Naciones Unidas no parece que fuera un quebradero de cabeza definir hace algunos años como primer Objetivo de Desarrollo del Milenio la erradicación de la pobreza extrema para el 2015. Y aquí estamos, a dos meses de que las campanadas nos anuncien la entrada del nuevo año y la meta a cumplir, más que cercana, se encuentra perdida en una odisea espacial.

Creo que no existen discrepancias en la urgencia del tema, ¿o es que queda alguien por convencer en este sentido? Pongamos que no. Otra cosa es el cómo, lo que para mí es el quid de la cuestión, definir el camino y las herramientas que nos lleven a terminar con la pobreza. Pero de esto mejor hablamos el año que viene, ¿no? Es como si alguien gritara “no se muevan, que, si no, no salen en la foto”.

Aunque seguir alzando la voz y movilizarse es fundamental, no debemos despistarnos, porque en toda esta película nos faltan unos actores importantes a los que debemos señalar. En la geopolítica actual, además de la sociedad civil, los estados y otros agentes, quienes de verdad tienen la sartén por el mango son las grandes empresas transnacionales.

Seguir leyendo »

Bienvenidos a la política

75 Comentarios

Juan Carlos Monedero, Tania González, Luis Alegre, Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Carolina Bescansa, en la asamblea de Podemos en Vistalegre. / Marta Jara

Por la falta de costumbre, creo que no llegamos a darnos cuenta de la magnitud del cambio que representa el proceso en el que anda metido Podemos para decidir su forma de ser. Nunca habíamos asistido a la construcción de un partido con la posibilidad de intervenir en su estructura y fundamentos. Mientras los amigos y exministros del PP pasean por delante de los jueces, IU duerme un sueño exasperante que parece el de los justos, UPyD repite entre bostezo y bostezo que la democracia la inventó Rosa Díez y el PSOE organiza aquí y allá primarias tan cosméticas como sus llamadas al 'Sálvame', hay gente que está ejerciendo la democracia como no se recuerda. Ya te puede repatear Podemos hasta lo más hondo, pero veo difícil negar que están cambiando la forma de hacer política en este país.

Evidentemente, ni el proceso es perfecto ni todo es como nos gustaría; ni siquiera es como los propios promotores dijeron que sería. Creo que de ahí viene parte de la crítica y la frustración que han provocado algunas propuestas, maniobras y gestos de Pablo Iglesias y sus compañeros en estos días. Son presos de sus propias palabras. Prometieron un partido de la gente y de los círculos, horizontal y asambleario y ahora se han dado cuenta de que, para ganar, tienen que ir al grano y tomar el mando. Iglesias promete ponerse al servicio de la organización que le ha pedido que sea el líder, y acto seguido dice que se quitará de en medio si no votan su modelo. Si dices que crees en el poder popular, deberías someterte a sus decisiones. Como dice la policía, cualquier palabra que digas podrá ser utilizada en tu contra.

También presentaron un programa electoral para las europeas muy ambicioso y Évole me confesó en una reciente entrevista que Pablo Iglesias le dijo que tienen que sentarse a revisarlo porque lo hicieron motivados por la ilusión y por las prisas. El mismo Évole contó el otro día en el programa de Buenafuente que el líder de Podemos dejará su escaño en la Eurocámara si no gana las generales. O sea, ni va a ser todo tan bonito ni tan fácil ni tan coherente como parecía o como gustaría a la gente que se ha ilusionado con Podemos.  Ángel de la Cruz, de IU, lo resumía con mucho acierto en un artículo: “bienvenidos a la política real, compañeros”.

Seguir leyendo »

Maneras de trepar

Ilustración de Grandville para el periódico satírico La Caricature, donde escribía Balzac en 1830. Fuente: Gallica. Biblioteca Nacional de Francia

1.

La semana pasada nos sorprendió con varias noticias en torno al arte de trepar. Una de ellas, protagonizada por “el pequeño Nicolás”, constituía una historia tan insólita y con tantas posibilidades que enseguida cautivó la atención de redes sociales, comentaristas políticos y guionistas de televisión.  

Para quien no la conozca, resumo:

Seguir leyendo »

Podemos: una propuesta para ganar este país. La experiencia de construir ¡Claro que Podemos!

26 Comentarios

Monedero, Iglesias, Alegre, Errejón y Bescansa / Marta Jara

El encuentro presencial de la Gran Asamblea Ciudadana de Podemos ha culminado desbordando de ilusión el final de un camino extenuante pero enriquecedor, lleno de esperanzas puestas en un proceso constituyente inédito para una organización política inédita, que ha optado por construirse democrática y participativamente. Tras cuatro intensos meses de debate y participación de miles de personas en cada rincón de nuestra geografía, llegó el momento de definir los principios políticos, éticos y organizativos de Podemos, y constituir así una herramienta plenamente preparada para ganar este país.

Aunque el titular pudiera estar en esta recta final al sprint, la emoción y la riqueza de este proceso constituyente ha estado precisamente en el camino, en cada hito y meta volante de cada etapa.

Más de doscientos borradores configuraron inicialmente el destilado de decenas de asambleas y debates sobre las propuestas política, organizativa y ética para Podemos. Pero sin duda, la etapa más eriquecedora ha sido la que nos ha llevado a hacer confluir estas propuestas, muchas veces coincidentes, otras veces complementarias, pero todavía desconectadas por un proceso de elaboración fundamentalmente local de los documentos. Un riquísimo crisol de opciones puestas en diálogo, reflejo de la heterogeneidad de nuestro pueblo, para el cual nos reclamamos instrumento de recuperación de soberanía.

Seguir leyendo »

La eficacia

Pablo Iglesias, en el escenario de Vistalegre en la Asamblea fundacional de Podemos. / Marta Jara

La larga Asamblea #SiSePuede de Podemos sigue su curso. Después de hacer cima en uno de los picos señalados en el calendario, una congregación presencial de miles de personas, individuales y en equipo, han presentado, discutido y evaluado una gran cantidad de propuestas, destinadas a la “definición” de un sujeto que ha sacudido el tablero de juego, que amenaza seriamente con redefinir las posiciones y relaciones de poder en el terreno institucional, la dimensión política que, tras el acontecimiento 15M, vuelve a tomar preeminencia en los medios, en la calle, en los bares y en las redes.

La cita de Vistalegre ha sido un encuentro y una contienda. Encuentro entre gentes venidas de todos los rincones del Estado. Catarsis propiciada por tocarse, hablarse, compartir emociones y aplausos, por el “conocerse” de muchas personas que, desde Asturias a Andalucía, han sido participes en la construcción de un objetivo.

Y este es uno de los conceptos fundamentales que pretendo tratar: el objetivo. Porque la asamblea, las propuestas, los debates, el propio Podemos, están concebidos con una intención que parece clara: ganar las instituciones y echar a “la Casta”. Un objetivo que en realidad son dos, pero simultáneos. Un objetivo que, mal que nos pese, relega a otros fines a un segundo escalón. El derecho a la vivienda, la sanidad publica y universal, el impago de la deuda ilegítima o la Renta Básica Universal son variables dependientes... de ganar. Primero, lo primero, después, lo que tenga que llegar. De hecho, y hasta que Podemos no alcance posiciones de gobierno, los “objetivos de segundo orden (cronológico)” no son más que argumentos retóricos para conseguir el objetivo principal.

Seguir leyendo »

¡Qué pena de corruptos!

25 Comentarios

Ahora que la justicia está abriendo en canal tantísimos casos de corrupción y de tal magnitud, es comprensible que sea difícil para la ciudadanía en general mantener la confianza en los gestores públicos, sean estos políticos, empresarios o sindicalistas. No sólo por el caso de las tarjetas negras de Caja Madrid/Bankia, con las que se pillaron los dedos representantes de todas esas organizaciones, sino por la envergadura de los escándalos y por las personalidades que aparecen implicadas en ellos.

Estos días los noticiarios no hablan de otra cosa. De la declaración de Rodrigo Rato ante el juez Andreu: tan listo que parecía Rato y resulta que no sabía nada. Al menos eso es lo que le quiere hacer creer al magistrado que le interrogó sobre las tarjetas opacas para Hacienda.

Se habla también de los registros en las casas y sedes empresariales de Oleguer Pujol, el hijo pequeño de Jordi Pujol, a quien el juez Pedraz le acusa de blanqueo de capitales y fraude fiscal. Rato se hace el tonto, pero Pujol padre se permitió el lujo de abroncar a los diputados del Parlament de Catalunya por atreverse a preguntarle por el origen de su dinero y el de su familia. Y eso que entonces no se conocían los extremos de la investigación judicial sobre su hijo Oleguer, pero ya les habían abierto sumarios a otros dos de sus vástagos, Jordi junior y Oriol, y se investigaban las cuentas de la familia en Andorra y Suiza.

Seguir leyendo »

sobre este blog

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -