eldiario.es

Podemos: un proceso inédito

Podemos emplea la primera persona del plural, no la tercera. No es Pueden, es Podemos y ello alberga la voluntad de incluir a tanta gente como sea posible, de contar con la aportación de muchos ciudadanos.

En la Asamblea de la formación que se celebró este pasado fin de semana en Vistalegre se pudieron ver muchas caras de dentro y de fuera. Había activistas de movimientos sociales, gente del 15M, trabajadores y desempleados, jóvenes, mayores y niños. Algunos acudieron ya convencidos de que la formación es la herramienta imprescindible para transformar el país. Otros fueron a dejarse convencer o simplemente a curiosear.

Asistí como periodista para observar durante los dos días el ambiente, los debates, los retos, las discusiones. Hubo tensión en algunos momentos, dentro y fuera del escenario. Lógico. Es mucho lo que está en juego.

Seguir leyendo »

Aznar, tú eres el siguiente

Rodrigo Rato ha caído como le gusta a Rajoy. A lo bonzo y con quemaduras de primer grado irrecuperables. Hay que decir que las prestaciones de Rato han resultado decepcionantes. No le ha aguantado ni una semana. Rajoy solo ha tenido que llamarle "esa persona" una vez. Bárcenas resistió bastante más hasta que entendió que había sido el directivo mejor pagado del Partido Popular durante años precisamente para eso: para ir a la cárcel si algo salía mal.

Hace tiempo que se intuye que la vía de escape que Mariano Rajoy va a utilizar para intentar zafarse del caso Bárcenas pasa por aplicarle al aznarismo una revisión histórica que haría palidecer de envidia al mismísimo Stalin. El expresidente Aznar se lo temía y seguramente por eso hace meses que se impuso una especie de autoexilio voluntario. Vaga por el mundo dando conferencias maldito como el Holandés Errante. Solo se atreve a pisar suelo español las fiestas de guardar. No le ha servido de mucho. Su suerte está echada. Ahora que Rato ha caído, ya no queda nadie delante a quien tirar al pozo. Él es el siguiente. Debería prepararse.

La corrupción nació, creció y se desarrolló bajo la presidencia de José María Aznar. Murió y terminó con Mariano Rajoy. Esa va a ser la versión oficial. Las filtraciones periodísticas y las investigaciones del FROB empiezan y acaban ahí. Bárcenas, Correa, Gürtel, la financiación ilegal del PP, la juerga de Caja Madrid, las cacerías de Blesa, las tarjetas black y los millones de Rato y Lazard son cosas de la era Aznar, fantasmas del pasado. Mariano Rajoy no estaba y si aparece en las fotografías, se le borra. Ya sabemos cuál es el arma secreta del marianismo para acabar de una vez por todas con la corrupción: el Photoshop.

Seguir leyendo »

Acebes ensaya las respuestas de Rato y Blesa

Es más que probable que el anteúltimo imputado del PP por presunta corrupción, Ángel Acebes, esté memorizando en este minuto la frase que deberá decir al juez Ruz cuando éste le cite: "yo no sabía que tomar dinero negro —que no sabía que era negro, ni dinero—, de la caja B —que no sabía que era caja, ni B— del PP —que no sabía que era PP—, y dárselo a un grupo de comunicación —que no sabía que era grupo y menos aún de comunicación, pensaba que erapropaganda— estaba mal".

Y tú, le dirá el abogado listillo a Acebes con cara de cobrarle una pasta por la frase, si ves que el juez pone cara de perplejidad, te sacas el segundo argumento ganador: "es que, señoría, estamos hablando de la herencia recibida". Si el juez sigue dudando, es improbable, pero, imagínate que duda, le anima el letrado, pues vas y le dices algo que le va a paralizar: "señoría, yo me encontré las cosas así, no sé si estaban bien o mal, no sé de hecho lo que es el bien y el mal, sé que era limosna para Losantos y eso, en un creyente, impone".

Acebes puede tener como material didáctico para su preparación las entrenadas declaraciones realizadas hasta ahora ante el juez por gente como Blesa, puesto por Aznar en Caja Madrid; de Rato, puesto por Rajoy en Bankia, e incluso de Arturo Fernández, cuate de Esperanza Aguirre y que ha desbancado al actor cómico con sus chistes insuperables sobre las preferentes y la tarjeta negra.

Seguir leyendo »

Los 'groupies' de Podemos

El equipo 'Claro que Podemos' en la primera fila del palacio de Vistalegre, donde se ha celebrado la Asamblea. \ Marta Jara

Este fin de semana Pablo Iglesias pidió a los asistentes de su asamblea que no le aplaudieran.

"Os voy a desafiar", dijo, y hubo risas entre los presentes. "No, no, ni pizca de risa. No quiero un solo aplauso a mi intervención". Silencio en el respetable. "Vamos a demostrarles que somos capaces…" Se escucha algún aplauso, Iglesias se interrumpe y chista. "¡Shhh!" Aguarda un segundo y luego retoma: "Vamos a demostrarles si somos capaces de no aplaudir una intervención".

Iglesias se lo estaba poniendo difícil a su público y lo sabía. Al fin y al cabo, Podemos, como todo fenómeno pop, arrastra una recua de groupies tras de sí. No es demérito suyo, las cosas como son; eso mismo le pasa a todos los partidos políticos, a los grupos musicales, a los DJ y, en algunos casos, incluso a los cantautores (hay gente para todo).

Seguir leyendo »

Podemos: notables al borde de un ataque de nervios

62 Comentarios

No pueden creer lo que les está sucediendo. A sus ojos, la reunión de Podemos para decidir cómo quiere ser su partido pinta igual de mal que cada uno de sus pasos. Han decidido por su cuenta que las ideas que se plantean son decretos irrevocables y no propuestas –sometidas a votación durante toda esta semana–. Y se cumplen los peores pronósticos: ahora son menos radicales, y, sin duda, contradictorias.

¿Cabe mayor horror? Porque "populistas" no han dejado de ser ni aun así. Ocurre que los miembros de Podemos son muchos y preferían hablar de su futuro en Vistalegre, cómodos, y a salvo de las fuerzas de la 'Congregación de notables'. Hace unos días, los participantes en el círculo de Úbeda (Jaén) fueron multados con 100 euros por orden del alcalde del PP, que consideró actividad que altera la seguridad colectiva reunirse en un parque público un domingo a las 12 de la mañana.

Ellos se reúnen en sus círculos, sus actos, sus restaurantes, escriben en sus periódicos y no hablan de otra cosa: ese populista hortera y desgraciado está embaucando a la sociedad. Lo que parecía un simple capricho, una aventura, lleva camino de convertirse en una relación seria. Ella, la sociedad, ya sabemos, es tonta; ni cuenta en esta historia. Lo que realmente resulta intolerable es que haya osado meterse por medio ese mindundi de tres al cuarto –esgarramantas decimos en Aragón, que para esto somos muy expresivos–. Incomprensible, desde luego.

Seguir leyendo »

Ganar es fundamental, pero no es lo único que importa

38 Comentarios

Este pasado fin de semana he asistido a la Asamblea de Podemos como militante que soy desde el principio de esta formación. En su momento, además, decidí apoyar con mi firma el documento organizativo que presentaba Pablo Echenique. De entre los dos documentos con posibilidades de salir elegidos, el de Echenique, Sumando Podemos, y el de Iglesias, Claro que Podemos aposté por Sumando Podemos, porque coincido con él en los aspectos clave, pero eso no quiere decir que el de Iglesias no contenga, en mi opinión, algunos aspectos importantes con los que estoy de acuerdo. Digamos que en las cuestiones que considero más importantes coincido más con Sumando Podemos que con el documento de Iglesias, aunque hay cosas que también me gustan de este último.

Por eso, a mí, como a casi todo el mundo, me hubiera gustado que se hubieran sentado a negociar con el equipo de Echenique y Rodriguez; a mí y la mayoría de la gente de Podemos, que ha venido expresando esta petición por todos los medios que ha podido. Es normal que cada uno apueste por su modelo organizativo y lo defienda pero negociar no tiene por qué significar renunciar. Negociar y consensuar suele significar la posibilidad de mejorar o enriquecer el propio texto con otras voces y con otras visiones. Claro que hay líneas rojas por las que no puede entrar ningún consenso, pero creo que aquí no se daba esa situación; estamos naciendo como partido y es en este momento cuando es importante tener en cuenta cómo hemos llegado hasta aquí, qué hemos aprendido en el camino, qué miradas o voces merece la pena tener en cuenta. El documento que presentaba Echenique fue desde el principio uno de los documentos más valorados por la gente que ha participado en el proceso y más aún cuando este equipo sí hizo el esfuerzo de negociar con los promotores de muchos otros documentos y de formular una propuesta común. Parece entonces difícil creer que la manera de organizarnos que propone Sumando Podemos y que ha tenido tan buena acogida, sea imposible de asumir por quienes presentan otro borrador; por quienes proponen otra manera de organizarnos.

La visión que Sumando Podemos tiene de cómo debe organizarse Podemos no es la visión de una o dos personas, o de un equipo o muchos. En la Asamblea se demostró que mucha gente compartía la necesidad de un acuerdo que combinara las dos propuestas principales. Eso quedó claro desde el momento en que el 80% de las preguntas formuladas por appgree, más la inmensa mayoría de las intervenciones, hacían referencia a la necesidad de pactar, negociar, consensuar, encontrar un terreno común. Una tras otra las intervenciones que se sucedían desde el escenario apelaban a la necesidad de que Pablo Iglesias siga siendo la voz y el líder de Podemos pero también a la necesidad de que se recogieran algunas de las cuestiones que plantea Sumando Podemos. Las miles de personas que han acudido este fin de semana a la Asamblea de Podemos no eran figurantes, como ocurre en el resto de los partidos políticos; delegados con el voto decidido y que se deben a sus delegaciones y agrupaciones. Las miles de personas que estaban allí eran activistas sociales, gente con muchos años de lucha política y social detrás. En ese Asamblea había una inteligencia colectiva que tenía que haber sido escuchada y que pedía reiteradamente al grupo promotor que llegase a un acuerdo con el equipo de Sumando Podemos porque todo el mundo sentía que este borrador recogía mejor que el de Iglesias algunos aspectos clave de lo que entendemos que debe ser Podemos, de lo que queremos ser en adelante. Y eso aun cuando prácticamente todos y todas estamos e acuerdo en que el liderazgo de Pablo Iglesias es insustituible para Podemos e indiscutible.

Seguir leyendo »

Podemos: mejor llegar al cielo sin atajos

41 Comentarios

Pablo Iglesias en la clausura de la Asamblea Ciudadana de Podemos. \ Marta Jara

Podemos es un fenómeno revolucionario que ha venido para quedarse, y quien piense que se trata de algo pasajero, fácil de frenar o reprimir, hace un ejercicio de soberbia tan irracional como estéril. Podemos representa el fin de un régimen caduco que la crisis ha dejado al desnudo. Es una oportunidad histórica de empoderamiento para quienes se han movido en los márgenes del sistema, y canaliza, en cierto modo, el hartazgo y la rabia de mucha gente. Es un auténtico tsunami político de efectos muy palpables, y su acierto, hoy, va más allá de su excelente comunicación política o de su novedoso juego de palabras.

Ahora bien, Podemos puede desinflarse o generar una decepción masiva y devastadora, si no gestiona bien algunos de los retos que tiene por delante.

Para empezar, habrá de solventar adecuadamente sus diferencias internas, sin renunciar ni al debate, ni al consenso. Hasta el momento, el grupo promotor, liderado por Pablo Iglesias, ha dado pocas muestras de generosidad política, tanto por lo que hace a las propuestas del equipo de Echenique, como frente a la mano tendida de Izquierda Unida. Cuando Pablo Iglesias dice que el perdedor en una contienda política ha de echarse a un lado, o identifica los consensos con la cocina de la vieja política, apuesta por una estrategia de confrontación que poco tiene que ver con lo que la gente espera y necesita. Lo que la gente quiere son partidos que no se devoren a sí mismos en eternas carreras por el caudillaje; la gente quiere liderazgos más horizontales y deliberativos, no líderes carismáticos, verticalistas y patriarcales.

Seguir leyendo »

El escándalo de la democracia llega a Vistalegre

21 Comentarios

Podemos ha saltado este fin de semana plenamente al tablero institucional, en palabras de Pablo Iglesias, para "ocupar su centralidad". De movimiento ciudadano a partido político. Quienes allá por el mes de enero ordenaban como podían el acceso al pequeño Teatro del barrio de Lavapiés, donde se presentaron, este sábado entraban en Vistalegre aclamados por miles de gargantas, rodeados por las principales cámaras del país. Lo impredecible del mundo político es capaz de esto y mucho más.

Y si las acciones en el mundo político son difíciles de prever, más aún lo son si hay libertad de expresión y se retira la autocensura. Esto es lo que ha sucedido en Vistalegre. Normal que escandalicen. Un congreso donde, previamente, decenas de equipos han estudiado y trabajado los documentos a presentar estos días mediante múltiples encuentros por toda la geografía española. Sin que nadie les dijera lo que debían decir o callar. Y vaya si han dicho.

El nuevo partido en ciernes se enfrenta a un dilema de enjundia, y la llamada Asamblea Presencial se ha encargado de dejar las posturas claras. Hay una oposición considerable dentro de Podemos a ser meramente centro del tablero. En su lugar se busca empezar a cambiar las reglas del juego, hacer saltar el tablero desde el propio modelo de partido. Al mismo tiempo, eso no obstaculiza que haya un gran apoyo, que no entrega, al equipo que hasta el momento ha liderado el proceso.

Seguir leyendo »

Revolución solar y alegría colectiva

Parte del equipo humano de Ecooo en su espacio participativo Savia Solar, alimentado al 100% por fuentes renovables.

En un ambiente político intoxicado por nombres como Blesa, Bárcenas, Rato, Soria, Cañete, Mato o Rajoy; en un escenario social de indignación, rabia, desesperanza; en una realidad laboral de abuso, desempleo, precariedad; en situación de  última llamada del ecosistema planetario: ¿qué podemos hacer?, ¿es posible actuar, crear, reconducir, reinventar?, ¿es posible buscar vías de regeneración, de cambio radical?, ¿es posible una economía del bien común?, ¿es posible crecer decreciendo?, ¿es posible una empresa de no lucro sino de transformación social?

Para encontrar respuesta a estas acuciantes preguntas, debemos empezar a poner el foco sobre otros nombres, otras personas, otros colectivos, que, más allá de los grandes teóricos, de los sesudos ideólogos, de los intelectuales especulativos (todos ellos imprescindibles para un también necesario proceso doctrinal), están dispuestos, con propuestas concretas, a desintoxicarnos, a limpiar el ambiente, a desarrollar la inteligencia colectiva y el asociacionismo, a ser otra clase de emprendedores. Debemos visibilizar proyectos que nos devuelvan un poco de fe en el futuro.

Es el caso, por ejemplo, de Ecooo, una iniciativa de desarrollo sostenible y compromiso con el medio ambiente puesta en marcha por profesionales de distintos ámbitos (ingeniería, economía, derecho, periodismo, investigación, ciencias políticas y educación): Cote Romero, Mario Sánchez Herrero, José Vicente Barcia, Juan José del Valle, Aurora Blanco y Rodrigo Irurzun. Otra clase de personas, otra clase de nombres.

Seguir leyendo »

Las promesas (mentiras) políticas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. / Efe

"Solo una cosa no hay. Es el olvido"

J. L Borges

Con tantas desgracias que asuelan el país, como la pésima gestión del ébola y las tarjetas negras de los más inmorales de Bankia, entre otras, parece que la nefasta realidad de acontecimientos sucesivos marca sobre qué escribir. Pero hay temas de fondo que deben recordarse periódicamente. Quiero referirme al valor de la palabra y las promesas de los políticos, su engaño indisimulado y la tolerancia que amplio sector de la población tiene sobre ello.

Seguir leyendo »

sobre este blog

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -