eldiario.es

Las enseñanzas que nos deja la tempestad en Grecia

Unas semanas después de asistir a su desenlace y tras vivir con intensidad un proceso que había llevado a mucha gente a pensar que un cambio de rumbo en la construcción europea era posible, las lecturas sobre la crisis griega nos dejan una sensación profundamente inquietante en la manera en que se ha resuelto este episodio. Isidro López, diputado por Podemos en la Asamblea de Madrid y miembro del Observatorio Metropolitano, describe en  este artículo cómo el recurso al referéndum del gobierno de Syriza ha terminado por poner de manifiesto de manera descarnada una realidad que ya hace algunos años pudimos intuir en la imposición de gobiernos tecnócratas en la propia Grecia y en Italia: la gobernanza económica en la UE ha sido sustraída a la ciudadanía, y cualquier pretensión soberana de apartarse del camino de la ortodoxia resulta ignorada, cuando no directamente aplastada, en la medida en que suponga un cuestionamiento de los dogmas neoliberales.

Al margen de la problemática de la deuda de los países del Sur, la forma en que se están llevando a cabo las negociaciones sobre el TTIP no hace sino ratificar la anterior afirmación: las políticas económicas que llevan a cabo las instituciones europeas se despliegan a una escala que escapa al control democrático. Si esas políticas entran en contradicción con los intereses generales, como ha sucedido a raíz del desarrollo de la crisis financiera, se imponen por la fuerza.

No deja de ser paradójico que el proyecto europeo, mientras que a nivel de garantías jurídicas ha sido capaz de articularse como un espacio en el cual la protección de los derechos y libertades individuales se ha visto amparada y reforzada, se encuentre a estas alturas y a su vez absolutamente desacreditado en cuanto espacio de integración, más allá de la unión monetaria, y solidaridad entre los estados miembros, con unas instituciones absolutamente sometidas al poder económico. Así, en el marco de la crisis griega y citando nuevamente a Isidro López: “La decisión del Banco Central Europeo de bloquear el ELA y dejar a los bancos griegos con sus problemas de liquidez (...) es una aberración desde el punto de vista de las funciones democráticas de un banco central. La función de los bancos centrales es proteger a los ciudadanos que dependen de él de la crisis, no provocarla por motivos políticos”.

Seguir leyendo »

La última lección de Cecil

La caza de animales salvajes en peligro de extinción, hasta hace poco símbolo de estatus entre los aristócratas de finca y montería, se ha convertido en la peor arma destructora de reputación para quienes la practican. Y si no que se lo pregunten al rico dentista de Minneapolis Walter James Palmer, quien se ha visto obligado a cerrar su consulta, su página web, su perfil en las redes sociales, apagar el móvil y esconderse del mundo tras dar muerte a Cecil, el león más famoso y estimado de África.

Este friki de la caza con arco, que aparece en un siniestro catálogo de fotos que ha dado la vuelta al mundo disfrazado de Rambo y junto a algunas de sus víctimas recién abatidas, ya había tenido que pagar miles de dólares por quebrantar las leyes de caza norteamericanas. Es posible que se vanagloriase de ello en las barbacoas de su club de campo. Pero eso fue antes de viajar con su arco a Zimbabue.

Lo que jamás se pudo imaginar es que aquel bellísimo león que dejó agonizando en el entorno del Parque Nacional Hwange tras atraerlo con un cebo fuera del área protegida, aquel trofeo por el que pagó 50.000 dólares a las mafias del furtivismo, iba a llevarlo a la más absoluta de las ruinas. Y no estamos hablando de dinero, sino de reputación, de honra de consideración social.

Seguir leyendo »

El adelanto de la vacuna de la varicela: primero como tragedia…

El debate sobre qué lugar ocupará la vacuna frente al virus de la varicela parece que ya ha llegado a su fin. El Consejo Interterritorial de Sanidad ha decidido adelantar su administración a los 12-15 meses de edad para toda la población infantil, y no como hasta ahora, que se administraba según calendario vacunal a los 12 años en aquellos niños que no hubieran pasado la varicela. Esta decisión, teóricamente, se pondrá en práctica en todas las Comunidades Autónomas, continuando por la senda de unificar en la práctica el calendario vacunal a nivel estatal.

Con esto se cierra –de momento- un debate que ha evidenciado muchas de las carencias de los sistemas de toma de decisiones en salud en nuestro país, tanto en el inicio de la polémica, cuando la vacuna fue retirada de su venta libre en farmacias, como en el momento actual con su adelanto en el calendario vacunal.

El lugar que ocupa la vacuna frente a la varicela en Europa es heterogéneo, como se puede ver en el mapa, lo cual lanza pistas de que la unanimidad científica que tratan de transmitir ciertos colectivos dista mucho de ser así (como sí ocurre con otras vacunas como la triple vírica o la de la difteria).

Seguir leyendo »

¿Puede ser el 27S lo mejor que le pase a España?

102 Comentarios

Antonio Baños, candidato de la CUP a las elecciones del 27S.

 

Si hace unos meses les contaba mi estupor al ver a “ las mejores mentes de mi generación presentándose a primarias”, apunten hoy otro nombre que da el salto: Antonio Baños, candidato de la CUP el 27S. Que un tipo tan brillante y libre encabece una papeleta (aunque sea tan poco “institucional” como la CUP) es otra prueba de lo interesantes que se ponen los nuevos tiempos políticos.

La candidatura de Baños me hace recuperar un muy recomendable librito que publicó hace solo año y medio (un siglo, a la velocidad política actual), y que tuve la suerte de prologar: La rebelión catalana. Aunque el libro ha sido aparentemente superado por los acontecimientos (se escribió en el viejo mundo anterior a Podemos; y tenía como horizonte la ya olvidada consulta del 9N), todavía vale como lectura de verano si no saben qué llevarse a la playa. Aparte de divertido (lo que ya es mucho en un panfleto político), su propuesta de fondo sigue siendo válida: ver el proceso catalán como una oportunidad para España.

Seguir leyendo »

Syriza, PSOE, PP: ¿Lo mismo es?

39 Comentarios

En política es muy difícil hacer experimentos. No podemos saber cómo le habría ido a España y al PSOE si en mayo de 2010, Zapatero, en vez de aceptar los recortes impuestos por la Troika, hubiese convocado un referéndum sobre las condiciones impuestas, o hubiese presentado la dimisión y convocado elecciones. Pero hemos visto lo que sucede en otro país que sí ha disuelto parlamentos y convocado un referéndum. Al final, todos los gobiernos griegos han aceptado las condiciones impuestas, y por el camino ha habido un corralito. Con Zapatero no hubo corralito, los recortes no fueron tan dramáticos como en Grecia (debido a que la situación de España no ha llegado a ser tan mala). Pero a mí me queda la duda de que si el PSOE es igual que el PP por aceptar las condiciones de la Troika, ¿por qué no se le aplica el mismo rasero a Syriza?

Zapatero y Tsipras se han enfrentado a una situación, que, más allá de las magnitudes de los indicadores económicos, en términos lógicos es la misma. No hay dinero en la caja para hacer frente a todos los pagos, que son las deudas pendientes, pero también los salarios del profesorado, de profesionales de la salud, inversiones, etc. En tanto que el déficit público es mayor que el servicio de la deuda, aunque no se pague a los acreedores, sigue sin haber dinero para el gasto social.

En España se difundió la proclama de que el déficit se podría resolver simplemente recortando en el gasto de los políticos. Es obvio que la austeridad en la representación pública debe ser ejemplar, pero de ahí a creer que con este ahorro acabamos con el déficit… Para escalar el problema, tengamos en cuenta que cuando se fusionaron los ministerios de Educación y Cultura se ahorró un millón de euros, pero la congelación de las pensiones fue de 1.500 millones. O el denostado Senado, que nos cuesta unos 50 millones de euros, o el conjunto de los parlamentos autonómicos, que no llega a los 400 millones. Es una barbaridad de dinero que podría mejorar la vida de mucha gente, si damos por supuesto que es cierto que el trabajo que allí se hace es irrelevante. Pero el déficit público ha llegado a ser de más de 110.000 millones, y el año pasado estuvo en algo más de 60.000 millones. Decir que, tacita a tacita, recortando en gastos superfluos, es posible resolver el problema del déficit público es como decirle a alguien que debe cada mes 1.500€ al banco que podría pagar su deuda si deja de tomarse un cortado al día. Ahorrar, ahorrará, pero ni de lejos habrá resuelto el problema.

Seguir leyendo »

Un cadáver en las aulas

La LOMCE, aprobada a finales del mes de noviembre del 2013, es con seguridad una de las leyes más contestadas en la democracia española. Contra ella se convocaron las primeras huelgas de la totalidad de la comunidad educativa (familias, profesorado y estudiantes). Contra ella se pronuncian la totalidad de agentes sociales. Contra ella firman la mayor parte de los partidos políticos un compromiso de derogación en el momento en que el partido del gobierno pierda la mayoría absoluta en el Parlamento.

La LOMCE nace, pues, ligada inexorablemente a la frágil mayoría parlamentaria del partido del gobierno y frente a una mayoría social cansada de la utilización de la educación como un arma de batalla contra el oponente. Nace, muchos lo advertimos en aquel momento, con los días contados.

Las amplias competencias en materia educativa de la que gozan las diferentes comunidades autónomas y la conciencia de la fragilidad de la ley, a pesar de las declaraciones del en aquel momento ministro de educación, el Sr. Wert, hacen que, como medida de seguridad, se incluya en su articulado un calendario de implantación. Esto obligará a que en dos breves años, antes de la celebración de las siguientes elecciones legislativas, la ley esté implantada en la totalidad del Estado.

Seguir leyendo »

Unas veces se gana y otras se aprende

Hace unos días me sorprendió la imagen de Pedro Sánchez con casco de trabajador de obra y a pie de foto sus declaraciones sobre la necesidad de “reparar” España. El hecho me llevó a pensar en el mismo concepto de “reparación” y en lo que supone aplicado al momento político que vivimos. No, reparar no sirve de nada cuando el objeto estropeado ha demostrado su inutilidad en funcionamiento. Se trata más bien de construir, aunque la construcción, claro está, no parta de cero sino que aproveche todas las piezas viejas o estructuras ya levantadas que aún sirvan. No es nada revolucionario, así viene funcionando la ciencia desde hace siglos. El progreso científico es un crecimiento acumulativo, los elementos útiles se conservan y los inútiles se abandonan. De los partidos de izquierda y de las nuevas formaciones políticas esperaríamos eso, que especificaran qué proponen cambiar, qué construirían nuevo y qué eliminarían.

En una entrevista a Vanity Fair Íñigo Errejón afirma: “Pensamos en ganar las elecciones. Gobernar es otro escenario. La pantalla dos”. Vale. A mí también me encantan los videojuegos, pero la metáfora no me parece demasiado afortunada. Cuando uno pasa de pantalla en un juego no sabe a qué va a enfrentarse, ni en ningún caso la previsión de lo que ha de venir ha sido un requisito para completar la pantalla anterior. En los videojuegos cada nivel es una sorpresa mientras que en la actividad política a ésta habría que darle un espacio cuanto más reducido mejor. Como mínimo se espera de un político que gane las elecciones proponiendo un proyecto y convenciendo con lo que piensa hacer después. En este sentido Pedro Sánchez, con imagen de obrero a lo Mario Bros, lo tiene más claro en su sencillo juego de fontanería. Sin embargo reconstruir el mismo modelo de sociedad que nos ha llevado hasta aquí no tiene sentido. Quizás haya quien argumente que no ha sido el modelo de sociedad el que ha fracasado por sí mismo sino que lo ha hecho bajo la presión de los mercados financieros. Bien, pues entonces habrá que pensar una alternativa que corte o restrinja el poder de esos mercados financieros, lo que transformaría, se quiera o no, el modelo.

Seguir leyendo »

Él no es humano, ¿nosotros sí?

La semana pasada la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal (AVATMA) publicaba un informe que evidenciaba que la “fiesta nacional” sobrevive con fondos públicos. Afortunadamente, impulsado por la llegada de nuevas formaciones a los Ayuntamientos, el debate se está abriendo en todo el territorio. En particular, el revuelo que está generando en la capital murciana la moción que el próximo viernes llevará al Pleno del Consistorio Cambiemos Murcia, para que el Ayuntamiento no subvencione ni directa ni indirectamente festejos y actividades relacionados con la tauromaquia, nos recuerda que sigue generándose controversia en torno a este tema.

No se trata de una cuestión únicamente económica, los derechos de los animales no pueden ser ignorados por razones culturales o tradicionales bajo ningún concepto, pues entraríamos en colisión con la evolución de las sociedades actuales que avanzan sin pausa hacia la compasión por los más débiles. Es éticamente intolerable que una institución pública destine dinero a la tortura, nuestra sociedad no puede continuar con un modelo de diversión basado en sufrimiento de los animales, ni cultivar la cultura de la violencia, lo que además resulta contradictorio con la manera en que se ha reforzado recientemente el artículo 337 del Código Penal para incrementar las penas relacionadas con el maltrato de los animales.

Nuestros campos aún recuerda el repugnante olor a sangre de perro, el descorazonador aullido de los canes heridos, la rabia ciega de animales entrenados para matar, los inconfundibles charcos en el suelo en los escondidos y no tan escondidos solares donde barbarie y negocio se daban la mano; no olvidan tampoco el aroma mafioso de los corrales donde los salvajes disfrutaban viendo aves destrozándose entre sí. Perros de presa y gallos de pelea. Costumbres de arraigada tradición y no por ello menos abominables. Un lucrativo negocio para algunos, que seguro beneficiaba a comercios locales y otras industrias.

Seguir leyendo »

Hasta septiembre

24 Comentarios

Agosto nos debe, por este orden: descanso, rearme moral, desatasco estético, reflotación ética y, last but not least, muchas vitaminas. Para resistir sin claudicar, criticar sin vomitar, y aguantar sin asumir.

Porque, entre el agobio de la Púnica que llueve sobre Gürtel, y un Rajoy convertido en objeto flotador identificado que amenaza nuestro hábitat periférico, ganas dan de pirarse en el sentido de enloquecer, como ya os decía la semana pasada. Pero llegará septiembre y tendremos nuevos retos que afrontar, con las piernas bien plantadas en esta tierra que también es nuestra.

Por de pronto, Cataluña ofrece un nuevo aliciente, a añadir a su condición de ex oasis. ¡Amanecer Albiolado! No nos precipitemos juzgando al ex alcalde de Badalona. Recapacitemos.

Seguir leyendo »

¡Es Cataluña, estúpidos!

79 Comentarios

Antes de nada, discúlpenme que titulase con la grosera advertencia de un asesor de Clinton, (“¡Es la economía, estúpidos!”) pero este es un momento bastante grosero y brutal.

El nombramiento de Albiol, un candidato que une la ideología de Le Pen con el franquismo ideológico, es significativo de la desenvoltura del PP en este momento: quiere decir que la batalla política que se va a desenvolver desde aquí a Noviembre está planteada como le conviene, se trata de una batalla nacionalista.

Hay quien cree que el gran conflicto político en el Reino de España está en los conflictos sociales, “de clase” decíamos antes, o en la forma del estado, caudillo, monarquía o república, pero no, se trata del nacionalismo. Es la baza que jugó siempre el entramado de poderes que controlaron el estado. “España, antes roja que rota”.

Seguir leyendo »

sobre este blog

RSS

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

Recibe cada noche la selección de noticias de eldiario.es

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -