eldiario.es

Periodismo a pesar de todo

Coño, ha llegado el otoño

25 Comentarios

La semana empezó en tono festivo. Ese nombramiento de Soraya como rastreator de los símbolos patrios, con los consiguientes cuadros flamencos imaginativos que tal iniciativa gubernamental sugirió, nos deparó momentos deliciosos entre los tuiteros que no suelen regatear su ingenio. Sin embargo, pronto hemos entrado en el torbellino habitual, y bipolar, que arrastra a los medios hacia el gran tema catatónico: la cuestión catalana y la cuestión española. Enredando y malmetiendo en la mayoría de los casos, los medios, más que ayudando a clarificar. Petrificando.

Lo que tenga que ser será, queramos o no, quieran o no Rajoy o Más o sus santas y respectivas madres. Con la experiencia de conflictos que llevo a mis espaldas, y de formas tontas de hacer mal lo que podría haberse hecho bien y con inteligencia, en verdad, en verdad os digo que lo más inútil y contraproducente y estéril sería desgañitarse por una causa u otra. Lo repito, amparada por el pesimismo de la historia y el escepticismo de la periodista: lo que tenga que ser será. Todos los eslóganes del idealismo han sido mancillados por el empuje de la realidad, desde el “No pasarán” hasta “El pueblo unido jamás será vencido”, pero no han muerto, pese a las masacres. De modo que, entre tanto, no nos hagamos mala sangre. Salvemos del batiburrillo de banalidades y del crujir de labias, y de las grandes verdades absolutas que planean sobre nosotros como tormentas en ciernes, y de las intangibles patrias –oh, sobre todo, de las patrias– nuestras pequeñas y entrañables afinidades selectivas, y también electivas. Nuestras adorables quimeras.

Reservemos nuestra histeria para cuando venga George Cukor a rodarnos en el baño.

Seguir leyendo »

Si Cataluña se independiza…, ¿qué pasaría con “el resto”?

40 Comentarios

Los argumentos a favor y en contra de la independencia de Cataluña se centran fundamentalmente, como es normal, en si un eventual Estado catalán independiente puede ser viable o no. Es decir, en cuál sería su futuro. Si entraría o no en la Unión Europea, podría usar el euro (suponiendo que esto sea una ventaja) o tendría que acuñar moneda. Si se haría cargo de su parte alícuota de la deuda, podría pagar las pensiones y salarios de los funcionarios, y si el comercio con España y otros países de la UE se resentiría (seguro que sí), y en qué medida (esto es más difícil decirlo).

El eje de la discusión está aquí, puesto que de la opinión que tengan los ciudadanos catalanes sobre cuál sería su futuro como Estado independiente derivará, en buena medida, su posición al respecto. Excluidos los factores económicos y pragmáticos, queda el sentimiento identitario: me quiero independizar porque me siento catalán, o bien prefiero quedarme con el resto de España porque me siento español. Un factor importante, pero insuficiente para forjar mayorías en un sentido u otro; de hecho, muchos de los catalanes hoy independentistas se sienten tan españoles como catalanes.

La discusión es enconada porque hay argumentos poderosos a favor de una y otra postura, y porque además la viabilidad de una Cataluña independiente también depende, en gran medida, de las condiciones de su independencia. Parece improbable que una independencia unilateral, a partir de un enfrentamiento cerrado, pueda salir bien. En cambio, una independencia pactada, a la escocesa, en términos sosegados y razonables por ambas partes, tendría unas condiciones de partida mucho mejores (claro está que pensar en “términos sosegados y razonables”, en España, y especialmente para un proceso de estas características, es menos creíble que el guión de cualquiera de las películas de Transformers).

Seguir leyendo »

Los onanistas no tienen Estado

27 Comentarios

Acampada frente a la sede de la Delegación del Gobierno en Barcelona. / Catalunya Plural

Guarden un ejemplar de los periódicos de estos días y los links de las webs porque son días históricos.  Eso sí, recomiendo guardar los de la prensa madrileña y también la catalana para poder contrastar cómo se contó desde un lado y desde otro esta crisis de Estado.

O bien puede resultar que no ocurra nada. Y entonces el mundo ahí fuera tendrá que preguntarse si España en algún momento ha abandonado la historia y la vida misma transformándonos los habitantes de este reino en meras sombras o imágenes en una pantalla, donde nada duele, donde nada ocurre realmente y donde nada es real. Puede que hayamos cruzado el espejo y ya estemos todos tras la pantalla de plasma.

La crisis de Estado consiste en que nos lo han robado. O puede que ya nunca lo hayamos tenido y ahora han caído todos los paños tras los que se ocultaba la nada.

Seguir leyendo »

¿Dónde vivir de mayor?

Este día 1 de octubre, Día Internacional de las Personas Mayores, como todos los años debería ser un día de celebración. El hecho de que las personas vivamos cada vez más años es un triunfo del desarrollo humano. Sin embargo, este aumento de la población mayor es un gran desafío para nuestra sociedad y para nuestros gobiernos, que deberían empezar desde ya a diseñar y reforzar políticas públicas adecuadas en materia de pensiones salud, empleo, educación y entornos favorables para las personas mayores. Es imprescindible invertir lo necesario para garantizar la auténtica sostenibilidad de nuestras sociedades y poder disfrutar en todas las etapas de nuestra vida de la dignidad y la seguridad que nos merecemos.

Hoy  HelpAge International publica la segunda versión del Índice Global sobre el Estado de Bienestar de las Personas Mayores, que estudia 96 países, entre ellos España.

Actualmente, 868 millones de personas mayores tienen más de 60 años, casi el 12% de la población mundial. En 2050, se predice que habrá casi tantas personas de 60 y más años, que menores de 15 (2.000 millones en comparación con 2.030 millones). En nuestro país la población mayor de 60 años representa actualmente el 23,4% del total de la población. En 2050 esa proporción habrá subido hasta el 40,2%. Esto situará a España como la 4ª población más envejecida de los 96 países incluidos en el índice, por detrás de Japón, Corea del Sur y Portugal. No estamos por tanto ante un asunto baladí, sino de gran trascendencia en la agenda pública, si queremos afrontar un futuro seguro para todas  las generaciones.

Seguir leyendo »

Arias Cañete, ¿comisario o lobista?

Miguel Arias Cañete.

"Un Comisario no se encargará de las funciones correspondientes con su cartera en las que tenga algún interés personal, en particular, intereses familiares o económicos que podrían poner en peligro su objetividad", señala el Código de Conducta de los Comisarios Europeos. Es un hecho que Miguel Arias Cañete mantiene estrechos lazos familiares con dos empresas cuya única actividad comercial es el almacenamiento y la distribución de petróleo, por lo tanto debe ser excluido de las decisiones que afectan al sector. Al repasar los intereses empresariales del exministro a lo largo de su carrera política no sorprende que sus actividades se asemejen más a las de un lobb yque a las de un funcionario electo.

La nueva cartera de Acción por el Clima y la Energía cuya candidatura encabeza Arias Cañete será el centro de todas las políticas que guardan relación con el sector energético. Cuesta trabajo imaginar que Cañete pueda liderar esta comisión. Sus vínculos personales tanto actuales como recientes con la industria del petróleo solo nos conducirán a conflictos de intereses continuos. Las decisiones del Colegio de Comisarios sobre políticas agrarias conllevarían un riesgo similar, al existir intereses comerciales de su mujer en el sector agrícola.

La dedicación de Cañete por las políticas de agricultura ha caracterizado su carrera como miembro del Parlamento Europeo entre 1986 y 1999, mientras algunos de sus familiares –más en concreto su esposa, Micaela Domecq Solís– contaban con activos empresariales en el sector agrícola.

Seguir leyendo »

Infancias de color de rosa

A mi hijo de 6 años le gustan los trenes, los perritos calientes y el color rosa. Le aburre el fútbol, le apasiona la mecánica y ante la pregunta de si le gustan los niños o las niñas responde tranquilamente que a él le gustan los tranvías.

Crece en un entorno de gente compleja y variopinta que le quiere sin cuestionarle qué es ni que será, y donde sus gustos son bienvenidos por muy atípicos que sean.

Pero criar a un niño ensayando parámetros que no alimenten la masculinidad tóxica, la violencia, y el machismo está siendo un acto de resistencia constante contra un mundo que no admite en la infancia disidencia alguna en la expresión de género. Que trata de censurar de inmediato cualquier espacio donde la criatura pueda experimentarse sin categorías impuestas y sin prejuicios trasnochados.

Seguir leyendo »

Nuestros derechos, sus estorbos

49 Comentarios

Protesta contra los desahucios.

Una de las características con las que en un futuro se podrá describir la época en que vivimos es la de la santificación de la legalidad para justificar lo injustificable. En nombre de la ley se han tumbado conquistas sociales en tan sólo 48 horas, cambiando para ello, precisamente, la ley. En nombre de la ley se violan derechos fundamentales: vivienda, condiciones dignas de trabajo, educación pública de calidad, políticas destinadas a fomentar la igualdad, etc.

Desde el poder se invoca la ley para todo: vale para justificar cargas policiales en las manifestaciones, para echar a la gente de sus casas y obligarles a seguir pagando por un techo que ya no tendrán, para bajar sueldos y recortar garantías; vale para facilitar los despidos, para mermar o suprimir ayudas fundamentales, para que los ricos evadan impuestos o tributen sólo al 1%.

Ahora, en nombre de la aplicación de la ley se suspende en tiempo récord la ley de consultas y la convocatoria del 9N en Catalunya, aumentando así la tensión en dicho debate y por tanto reforzando la razón y la voluntad de quienes reivindican una consulta.

Seguir leyendo »

España me agota, me rindo

104 Comentarios

Ustedes no sé, pero servidor no puede más. España me agota. He intentado seguir su ritmo, se lo juro. He tratado de no desfallecer, repetir día tras día los mismos argumentos a ver si alguien los escucha y seguir con paciencia miles de polémicas sobre asuntos banales como si fueran importantes, mientras las cuestiones realmente relevantes quedan sepultadas bajo el ruido y la furia. Es inútil. No se puede hacer nada.

Estoy agotado de vivir en un país donde el hecho de que la gente quiera votar se convierte en un problema dramático y la ley es utilizada para prohibir y proscribir derechos, no para garantizarlos. Igual que la policía es utilizada para escoltar a los que mandan y no para proteger a los ciudadanos de ellos. No puedo con esta discusión absurda entre legitimidad y legalidad repetida una y otra vez como si todos fuéramos Thomas Hobbes o Hans Kelsen.

Estoy agotado de vivir en un país donde ya no se habla de la crisis porque el Gobierno ha decidido darla por terminada. Si después de las elecciones descubrimos que no había acabado y sigue habiendo paro, pobreza, desigualdad y los más débiles continúan pagando las facturas de los más poderosos, será por culpa de Europa.

Seguir leyendo »

Presupuestos 2015: el año en el que la austeridad se fue de vacaciones

Aprobado en Consejo de Ministros y presentado el proyecto en la cortes, el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el año 2015 está ya en la agenda política del país. Los PGE son un instrumento clave para analizar el devenir económico de cualquier sociedad, en la medida en que incorporan no sólo las prioridades de gasto establecidas por la política del Gobierno, sino también el escenario macroeconómico sobre el cual se van a traducir estas prioridades en acciones concretas.

En el caso de España, así como de otros estados con gasto altamente descentralizados, la precisión de los PGE para determinar las prioridades de las políticas de gasto es muy matizable. En primer lugar, porque gran parte de las políticas sociales están descentralizadas en las comunidades autónomas especialmente en lo referente a educación y sanidad, por lo que las cifras que aparecen en los PGE son sólo una visión parcial del compromiso de los poderes públicos con el mantenimiento de nuestro estado social.

En segundo lugar, porque el componente discrecional que aparece en los gastos es también muy reducido. De acuerdo con los PGE 2015, el gasto no financiero disponible para los ministerios es de 34.000 millones de euros, lo cual representa poco menos del 10% del gasto público total. El techo de gasto no financiero de la Administración General del Estado es de 129.000 millones de euros para 2015, de los cuales 37.000 millones están reservados para el pago de los intereses de la deuda, 30.000 para instituciones no ministeriales –Congreso, Senado, aportaciones a la Unión Europea- y 27.000 millones para las prestaciones por desempleo y aportaciones a la Seguridad Social.

Seguir leyendo »

El precio de la reforma fiscal

El presupuesto del Gobierno para el 2015 es una consecuencia de la reforma fiscal. El recorte del gasto lo pagan las prestaciones por desempleo (que bajan un 14% en la confianza de que no haya pérdidas de empleo y al precio de que los ya parados se queden sin prestaciones) y los intereses (que bajan un 3%). Los restantes gastos experimentan aumentos y disminuciones que se compensan entre sí. Aumentan gastos que estaban bajo mínimos, pero no hay ninguna recuperación de prestaciones como, por ejemplo, la dependencia. Los aumentos en educación (becas) o investigación son marginales. La austeridad de gasto es simplemente el precio por haber bajado los impuestos. Además se sobreestiman los ingresos de tal forma que es probable que a finales de año se tengan que hacer nuevos recortes o se incumpla el objetivo de déficit. Si las cosas van mal en el lado recaudatorio y del crecimiento, el recorte (o el incumplimiento) pueden ser sustanciales.

El techo de gasto del Estado baja en casi 4.200 millones de euros. Como ya se ha señalado, esta reducción del gasto no hubiera sido necesaria si no se hubiera hecho un recorte fiscal que, según el gobierno, costará 9.000 millones en dos años. De esta forma, el recorte del gasto pone claramente de manifiesto las implicaciones de la reforma fiscal. Se quita a los más necesitados (reduciendo el gasto) para dárselo a los mejor situados (bajando los impuestos más a las empresas y los más ricos). Como Robin Hood, pero al revés.

Parte de la reducción del gasto la absorbe, en principio, el recorte del coste de la deuda. El ahorro previsto es de 900 millones. El resto proviene de recortes en el gasto en desempleo que el Gobierno espera se reduzca en más de 4.300 millones. Este recorte se basa en el supuesto de que no se destruirán empleos (algo razonable si la economía crece por encima del 1,5%) y que muchos parados actuales dejarán de cobrar las prestaciones de desempleo. Esta reducción se deberá, no obstante, no tanto a que los parados hayan encontrado trabajo (si se crece al 2% se puede crear algo de empleo, pero está por ver que tras la ralentización en la zona euro se vaya a crecer a esa tasa) como a que se acabará el derecho de muchos a cobrar unas prestaciones que se recortaron no hace mucho. El ahorro será, por tanto, a expensas del bienestar de los parados. No porque encuentren trabajo.

Seguir leyendo »

sobre este blog

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -