eldiario.es

Vaginas o mujeres

Muchas veces, las personas feministas, ante la protesta de que no hay suficientes mujeres en los órganos de poder, nos encontramos con la típica réplica machista: "Pero, ¿qué prefieres: mujeres en el poder o los mejores en el poder?". El falso dilema de siempre que no se cansan de plantearte y que lleva implícito un “o los mejores o mujeres, todo no se puede”. Como si hubiera que elegir, como si fuera inconcebible que haya tantas mujeres buenas como para que formen el 50% de nada.

También es muy corriente encontrarte con otro tipo de respuesta para negar que el mundo necesite mujeres: “Sí, fíjate de lo que sirven Esperanza Aguirre o Angela Merkel”. Al machismo le encanta ponerlas de ejemplos de que tu lucha feminista es una lucha estéril, de que no sirve de nada, de que te rindas ya, tía, que eres muy pesada.

No se hagan líos, las personas feministas seguimos queriendo mujeres en los órganos de poder, queremos mujeres tomando decisiones en empresas y en el Gobierno, pero queremos mujeres, no queremos personas con vagina sentadas en escaños que juegan al juego del patriarcado con las cartas y reglas del patriarcado, y que encima se vanaglorian de que son mujeres en un mundo de hombres. No necesitamos vaginas en los órganos de poder, necesitamos mujeres que irrumpan en un mundo hecho de hombres para los hombres y que cambien las reglas, que no se sometan, que no aplaudan la prohibición del aborto, que no agachen la cabeza cuando una Iglesia misógina dicte una ley educativa, que se nieguen a compartir partido con hombres que dicen que las leyes son como las mujeres,  que están para violarlas o que hay mujeres que se arrancan  la falda y el sujetador en un ascensor sólo para buscarle la ruina a un hombre.

Seguir leyendo »

Mejor Ganemos que Podemos

Más allá del éxito de Podemos y las hecatombes del PP e IU, ha ganado una nueva manera de entender la política abierta a la ciudadanía. Las municipales y autonómicas del domingo son una lección de cómo se deben hacer las cosas y cuáles son las claves para las elecciones generales que todos sitúan en noviembre, aunque podrían adelantarse a septiembre para hacerlas coincidir con unas catalanas que tal vez no se celebren. Vamos por partes.

Ha cosechado éxitos rotundos en Madrid, Barcelona y Zaragoza con las marcas de Ahora Madrid, Barcelona en Comú y Zaragoza en Común, además de Santiago y A Coruña con Mareas Atlánticas, y en el sur, con Ganar Cádiz en Común. Aunque en las autonómicas, donde se presentaba como Podemos, ha logrado entrar en todos los parlamentos y ser una fuerza decisiva para el pacto en la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Extremadura y Aragón, los resultados son algo más discretos: tercera fuerza, y alejada del PSOE en algunos casos. Han ganado de manera clara en su batalla particular con Ciudadanos.

La lección es evidente: la nueva política debe insistir en estas fórmulas integradoras bajo un solo paraguas, más allá de las siglas o las marcas, en el que lo importante sea la participación ciudadana, y colocando al frente a personalidades de relieve alejadas de los partidos. Los ejemplos de Manuela Carmena y Ada Colau son significativos. En las elecciones generales deberían repetir esta fórmula. No solo por los resultados en Madrid, Barcelona, Zaragoza, etc., sino por la ola de ilusión y esperanza que han despertado en toda España.

Seguir leyendo »

Íbamos despacio porque vamos lejos

Del 15M al Ahora, para ganar muchas ciudades

"Admitid que las aguas han crecido a vuestro alrededor, y aceptad que pronto estaréis calados hasta los huesos. Si tu tiempo tiene algún valor para ti, entonces es preferible que empieces a nadar o te sumergirás como una piedra,  porque los tiempos están cambiando" ( The times they are a changing). Bob Dylan.

El camino no será fácil pero se ha comenzado a apretar el paso y en la dirección correcta. Era absolutamente irreal que, tras la indignación que mostró una gran mayoría social en Mayo de 2011, el PP llegara a acumular tanto poder. Y sin embargo ese espejismo fue tan cierto que nos clavó tijera, mordaza, burla, corrupción e impunidad. Llevaba visos de perpetuarse pero la cordura empieza a hacerse hueco.

 El cambio se ha iniciado por su hasta ahora casi omnímodo poder territorial: el PP solo conserva mayoría absoluta en Ceuta, entre grandes capitales y autonomías. Y ver caer a grandes dinosaurias del partido como Aguirre, Cospedal o Barberá, o inamovibles diploducus como León de La Riva, o esperpentos de nuevo cuño como Monago representa un triunfo impensable no hace mucho tiempo.

Seguir leyendo »

Mejor en común

Si algo parece inevitable tras los resultados de las elecciones municipales y autonómicas del pasado domingo es el encuentro entre César Luena e Íñigo Errejón esta misma semana. Para los socialistas, Podemos ya no van a ser los populistas bolivarianos y, por lo que parece, para los podemitas, el PSOE tampoco será la casta social-traidora. Básicamente, porque es esto o Esperanza Aguirre. Me recuerda al chiste del dentista en el que el paciente dice aquello de: ahora vamos a llevarnos y bien y no hacernos daño. 

Sin embargo, los acuerdos entre el Partido Socialista y Podemos, pero también con Izquierda Unida, Geroa Bai, Chunta Aragonesista y Compromís, no pueden limitarse a un intercambio de asientos, sino a un programa de izquierdas en común. Este proyecto debe incluir, en cada ciudad, pueblo, comarca o gobierno autonómico las propuestas de los distintos proyectos de izquierda y encontrar todo aquello que nos une. Desde la izquierda debemos defender a la Educación Pública, aumentando sus recursos para mejorar su calidad y revertir todos los procesos de privatización y de creación de nuevas escuelas privadas concertadas. Debemos garantizar una Sanidad Pública de calidad para todos, independientemente de cuál sea nuestro color de piel o la renta que tengamos en casa. Debemos combatir firmemente la desigualdad, aumentando la redistribución de los recursos y que paguen más los que más tienen. Debemos expulsar a todos los corruptos de las instituciones, empezando por aquellos que se dicen izquierdistas, y después, a todos los demás. ¡Y que devuelvan todo lo robado!. Debemos caminar hacia una verdadera sociedad aconfesional donde cada uno respete las creencias de los demás, donde la fe sea exclusivamente un asunto personal, y no jurídico, y nadie vea su vida coaccionada por el credo de los demás. Debemos trabajar para crear empleo de calidad, con salarios dignos y horarios razonables, para que podamos desarrollar nuestros proyectos de vida como ciudadanos libres. Debemos defender a los que no se pueden defender, dentro y fuera de nuestras fronteras, y garantizar la inclusión social de los más necesitados. Debemos reducir las diferencias en la esperanza de vida entre clases sociales. Debemos preservar el medio ambiente y que España vuelva a ser la referencia mundial en energías renovables. Debemos defender la cultura y que está sea libre pero crítica, valiente pero entretenida, constituyendo una fuente principal de nuestra riqueza como país. ¡Ah, y que no me olvide!, debemos hacer que las bicicletas también circulen por la orilla pobre del río Manzanares, querida Manuela.

Por todo lo anterior es por lo que Manuela debería ser alcaldesa de Madrid, Ada, alcaldesa de Barcelona, Ximo, president de la Comunidad Valenciana, Pedro, alcalde de Zaragoza, Javier, presidente de Aragón, Kichi, alcalde de Cádiz, Guillermo, presidente de Extremadura, Paco, alcalde de Zamora, Joan sea alcalde de Valencia, y Emiliano el presidente de Castilla La-Mancha. No para que tengan un asiento bonito y un buen jornal, sino para defender todo lo anterior, para que las bicicletas circulen por todas partes.

Seguir leyendo »

Lo que enseña Ahora Madrid

Fiesta electoral de Ahora Madrid el 24M. / Europa Press

Autenticidad. A la mayoría del electorado nos encanta votar con ilusión, creyéndonoslo. "Estábamos sedientos de autenticidad", me decían estos días desde Madrid sobre la candidatura encabezada por Manuela Carmena. Nada de frases impostadas ni de sofisticados cálculos demoscópicos. Nada de insultos. Bastaba la ejemplaridad y un discurso contundente en fondo y objetivos, con vocación de transformación, que fuera a la vez tranquilo en las formas. Una se puede dirigir a amplias mayorías, y ganar Madrid, sin renunciar a los valores de la izquierda. Aquí hay que reconocer que el primero en apuntar hacia este camino tras la estela del 15M fue Julio Anguita y su Frente Cívico. 

Una mujer buena. Así definimos muchos a Carmena sin conocerla, y así la definió también Aguirre tratando de argumentar que ella también lo era. Pero esto último nadie lo creyó. Este tipo de cosas las calamos rápido. Decía Quintiliano que para ser un buen ciudadano lo principal era ser una persona honrada, ya vendría luego la experticia en el bien decir. Pues para ser una gran candidata en los tiempos de la desafección, también. El concepto político clave en este caso es confianza. Hay que saber generarla en las distancias cortas y en las largas.

El liderazgo de Carmena no tiene rasgos idolátricos: no busca seguidores, tampoco enemigos. Por lo que se percibe, las relaciones que establece a su alrededor no son narcisistas. No hay ansia de poder ni terribles ambiciones. Es así que se le pueden hacer mil y un carteles con su rostro, que no despierta sensación de peligro. 

Seguir leyendo »

David contra Goliat: ganó el cambio

Floriano salió diciendo que las elecciones las había ganado el PP, aunque no le quedó más remedio que referirse de inmediato a los pactos; el primero tuvo que hacerlo con su propia cara, que decía lo contrario de lo que pronunciaba. La de Esperanza Aguirre, la cara, era un poema, y no precisamente inspirado por el Espíritu Santo. Enumeró una lista de municipios en los que el PP tuvo mayoría, hasta llegar sin aliento a la lista que le interesaba resaltar, la suya, para hacer hincapié en que fue la más votada y tratar de deslegitimar el pacto que le arrebatará la alcaldía. Se ve que Floriano y Aguirre no tienen la misma consideración de los pactos, al menos de los que no benefician al PP. En lo que sí coincidieron ambos fue en un rictus que dejaba patente el daño que les hace la pérdida de casi tres millones de votos.

Ciudadanos era una burbuja y como tal se ha desinflado, aunque servirá de herramienta de algunos de esos pactos del demócrata Floriano. UPyD ha muerto e IU sobrevive en Marinaleda y en la razón de un Alberto Garzón que sale paradójicamente reforzado. El PSOE, por su parte, se lleva lo suyo, es decir, el feudo andaluz y algún castigo, pero recupera fuelle, como en Extremadura o Castilla-La Mancha, y será esencial para gobernar en muchos municipios. El principal, Madrid.

De una manera más o menos emocionante, ha ganado el cambio que los ciudadanos han venido pidiendo desde hace cuatro años, cuando el 15M sacó a la calle la indignación frente a la corrupción, la desigualdad y los abusos del bipartidismo. Emocionante ha sido el resultado de Compromís en Valencia, con el protagonismo por méritos propios de Mónica Oltra y Joan Ribó, que marcan un giro esencial en ese territorio escandalosamente maltratado por el PP. Emocionante ha sido el cambio en Galicia, que parece haber enterrado de verdad el fraguismo. Y especialmente emocionante ha sido la victoria de Ada Colau al frente de Barcelona en Comú. Porque ha sido histórica y porque Colau representa como nadie el triunfo de esas calles, de esos movimientos. Emocionó verla llorar y recordar aquella intervención suya defendiendo en el Parlamento la ILP antidesahucios, que sobrecogió a tantos con su rabia, su valentía, su fuerza y su inteligencia. Que Ada Colau sea alcaldesa es como si lo fuera cualquiera, en el mejor sentido del término: la compañera, la vecina, la activista mejor. Empezó enfrentándose a los bancos y sus cómplices políticos y ahora es alcaldesa de Barcelona. Nadie como ella misma podría haberlo expresado mejor: “la lucha ha sido la de David contra Goliat”.

Seguir leyendo »

Sí se puede, pero solos no Podemos

109 Comentarios

Celebración de la victoria de Colau en los alrededores de Fabra i Coats / ENRIC CATALÀ

Sí se puede, vaya si se puede. Nunca pensé que se pudiera tanto, que fuese posible un vuelco como el de ayer. Pero también queda claro que solos no podemos. Que solos no Podemos. Se ha podido en Barcelona, con un éxito rotundo de Ada Colau, o en A Coruña y Santiago con las irresistibles Mareas. Se va a poder, pactando con el PSOE, en Madrid y Zaragoza. El balance es impresionante, pues hablamos de varias de las mayores capitales.

Pero no se ha podido en otras: Sevilla, Málaga, Valladolid, Murcia, Córdoba, y muchas otras ciudades donde no se logró una candidatura popular y unitaria como las que han acabado triunfando en Barcelona, Madrid o las capitales gallegas. Los desencuentros desgastaron las posibilidades electorales, y acabaron en demasiadas papeletas que competían por el mismo espacio, que no han conseguido grandes resultados por separado, y que de paso han dejado fuera de juego a Izquierda Unida.

Si miramos a las autonómicas, Podemos ha conseguido resultados espectaculares, increíbles para un partido tan joven. Y su emergencia ha hecho posible la debacle del PP, que pierde la mayor parte de su poder territorial. Pero en ningún caso ha conseguido superar ni al PP ni al PSOE, quedando como tercera, cuarta o quinta fuerza. Ya sé, es pronto, puede seguir creciendo. Pero los resultados autonómicos tienen un reverso endemoniado para Podemos, ya que le obligarán a pactar con el PSOE (que hasta ayer era casta) para evitar gobiernos del PP, y permitirá a los socialistas recuperar los gobiernos de Castilla-La Mancha, Extremadura, Comunidad Valenciana, Asturias, Aragón… Y cuando pactan dos, uno mayor que otro, ya sabemos quién suele sacar provecho electoral.

Seguir leyendo »

Esto no va bien, Mariano

27 Comentarios

El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, junto a las candidatas al Ayuntamiento, Esperanza Aguirre, y a la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. / Efe

La primera regla del código mariano establece que en política todo tiene arreglo menos la muerte, por eso lo importante es mantenerse con vida como sea. La segunda prescribe que nunca conviene ponerse nervioso ni perder de vista que la política no se acaba con unas elecciones porque enseguida vienen otras. Mariano Rajoy sale vivo del 25M, con todos sus barones más débiles y con Esperanza Aguirre camino del desguace, acompañada del mito de su liderazgo liberalpopular. Si alguien espera que Mariano Rajoy cambie de estrategia de aquí a las generales y deje de fiarlo todo a la economía y a hacer la menos política posible, ya puede irse olvidando. No la cambiará porque es la que se sabe y porque está convencido de que no le queda otra.

Tras una época de recortes y sufrimiento masivo, gobierno a beneficio de los más ricos y corrupción en serie, el Partido Popular continúa siendo el más votado. Esa será la lectura de Moncloa. La realidad se parece, pero no es toda la verdad. En unas elecciones locales que todos tenemos claro que funcionaron como una primera vuelta de las generales, batir al PSOE a los puntos no es ganar. Recuerda bastante a una victoria amarga o una medio derrota. Para ganar, Rajoy necesitaba un mapa en azul y sacar una ventaja clara a los socialistas y que los nuevos partidos se dividieran a partes iguales el voto del cambio.

El giro a la izquierda que se ha registrado en las ciudades y en autonomías como Valencia, Extremadura o Aragón va mucho más allá de un voto de castigo a un gobierno impopular. El resultado del 24M pone sobre la mesa la posibilidad más que real de que el Partido Popular no resulte la fuerza más votada en las elecciones generales. Señala un cambio de tendencia en la mayoría social, no solo desafección o indignación.

Seguir leyendo »

Ahora, a por las generales

El viento del cambio sopla con fuerza en España y el PP se empieza a hundir definitivamente. Esos son los mensajes principales que han transmitido las urnas municipales y autonómicas. Ambos han sido mucho más contundentes de lo que sugerían al respecto las encuestas, que una vez más no han acertado. La dinámica de Podemos es mucho más consistente de lo que la mayoría de los analistas ha creído hasta este momento y el deterioro del PP es mucho más profundo. Incluso más de lo que los desastrosos resultados que ha obtenido en estos comicios pueden indicar.

El partido de Mariano Rajoy ha perdido la mayoría absoluta en todas las comunidades autónomas. Y muy probablemente también el poder en varias de las que hasta ahora gobernaba: la Comunidad de Madrid y la valenciana, Castilla-La Mancha, Extremadura, Aragón, y puede que hasta Baleares, pasarán a otras manos a poco que se imponga la lógica de los hechos. Más dura es aún la derrota de los populares en prácticamente todas las capitales de provincias y en las principales ciudades del país. En unas y otras, el PP ha perdido cerca del 30 % de los votos que obtuvo en las municipales y autonómicas de hace 4 años.

Para que ese batacazo se concrete en una formidable pérdida de poder de la derecha habrá que esperar a que haya acuerdos de gobierno entre las restantes fuerzas políticas y particularmente entre las que se consideran a sí mismas de izquierdas o lo son de hecho. Será un proceso difícil y seguramente más largo de lo que a primera vista podría parecer normal. Pero es impensable que no se termine produciendo.

Seguir leyendo »

Lo mejor y lo peor de la campaña en Madrid

Los candidatos a la alcaldía de Madrid en el debate de Telemadrid

La campaña electoral en Madrid ha estado dirigida, aunque no se haya contado en los medios de comunicación, porque estas intimidades políticas nunca se cuentan, por dos directores de cine de culto. Por un lado la carrera del ayuntamiento, escrita y dirigida por Quentin Tarantino. Frenética y sangrienta. Sucesión de escenas espectaculares de baile de chotis, carreras en taxi, batallas navales en el retiro, filtraciones, acusaciones y vertiginosas conversaciones protagonizadas, la mayor parte de ellas, por la superestrella de la gran, mediana y pequeña pantalla, Esperanza Aguirre a la que han acompañado secundarios de lujo como Antonio Miguel Carmona y la estrella revelación Manuela Carmena.

Por otro lado la pugna por la Comunidad de Madrid, tranquila, música ambiental de piano, escenas extremadamente lentas con carga dramática sobre Sanidad o Educación, siempre desde el respeto y la cordialidad con la progre del PP Cristina Cifuentes, el filósofo Ángel Gabilondo, el poeta Luis García Montero y el experto en asuntos sociales José Manuel López como reparto coral. Soporífero, vamos. Tal campaña ha sido posible gracias a la adaptación de un guion perdido de Ingmar Bergman sobre campañas electorales.

Mirar las fotos de una campaña electoral es como mirar las fotos de aquel Interrail salvaje que hiciste a los 20 años. Hay de todo. El perro de Aguirre. Los autobuses de HazteOír contra Cifuentes. La propuesta de Carmona de organizar batallas navales en El Retiro. Los mil memes de Carmena que inundan las redes sociales. La guerra de los taxis en campaña. El cara a cara entre Aguirre y Carmena. La desesperación de Cifuentes con los ritmos sosegados de Gabilondo. La misteriosa filtración de la declaración de la renta de Aguirre... Estos han sido algunos de los muchos momentos estelares que nos ha dejado esta campaña electoral y detallamos a continuación.

Seguir leyendo »

sobre este blog

RSS

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

- PUBLICIDAD -

'Qué ciudad queremos': revista monográfica sobre las elecciones municipales

eldiario.es dedica su nueva revista monográfica a los modelos de ciudad ante unas elecciones, las del 24 de mayo, que definirán el alcance de nuevos espacios políticos antes de las generales.

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -