eldiario.es

Solicitar información pública en España: misión imposible

Web del 'Portal de la Transparencia del Gobierno de España'.

Hoy podemos sumar  a las críticas por la mala calidad de la ley sobre el papel (estaría en el puesto 64 de las 100 leyes de acceso a la información vigentes en el mundo), el tortuoso proceso que hay que pasar para conseguir solicitar información en la práctica.

El pasado 10 de diciembre entraba parcialmente en vigor (solo a nivel estatal) la ley de transparencia en España y, tras un año de silencio, el Gobierno desvelaba el formato que había elegido para abrir la información de la Administración General de Estado: el  Portal de la Transparencia. En este espacio, dicen, se podrá consultar la información que piensan publicar proactivamente y solicitar información a las instituciones públicas.

Durante la última semana, la prensa ha analizado el contenido de la información que se ha publicado prestando sobre todo atención a los sueldos de los cargos públicos; y ha hecho en general un balance negativo sobre la información disponible (aquí dos buenos análisis Difícil de masticar para el ciudadano Mucho ruido y pocos datos).

Seguir leyendo »

¡Se rían, coño!

gijonclown en su cuenta de Instagram

Esta semana vi el documental Ciutat morta que eldiario.es invita a ver a sus socios en la plataforma de cine online Filmin. La película narra uno de los peores casos de corrupción y tortura policial ocurridos recientemente en España. El 4 de febrero de 2006, durante una carga policial, un agente recibe el impacto de una maceta lanzada desde un edificio ocupado y queda en coma. A partir de ahí comienza el horror para un puñado de personas, ciudadanos corrientes, inocentes, gente que simplemente estuvo en el lugar equivocado en el peor momento posible. Ese horror incluyó acusaciones falsas, palizas, manipulación de pruebas, varios años de cárcel, un juicio injusto, una muerte y secuelas psicológicas de por vida.

La trama de corrupción moral abarca desde miembros de la guardia urbana hasta jueces. Secretarios, médicos y políticos estuvieron de un modo u otro involucrados. Claro que hubo un par de agentes que actuaron como motor de la pesadilla (agentes que, acusados ahora de torturas por otro caso, cumplirán un par de años en prisión – aquí la noticia-), pero ese motor no hubiera seguido en marcha sin la complicidad -por acción o por omisión- de otros. Lo dice la madre de uno de los chicos detenidos, estupefacta, dirigiéndose a la cámara: "El error ha sido confiar en la justicia. Yo no creía que pudiera ser una cosa tan cínica, pero es así". 

Ciutat morta trata de la indefensión de las personas ante las injusticias de un sistema que se protege a sí mismo. Y de eso mismo trata también la Ley de Seguridad Ciudadana aprobada la semana pasada por el Congreso de los Diputados. La conocida como Ley mordaza impedirá a los ciudadanos grabar los abusos de la policía si los hubiera y multará por gritar según qué cosas o reunirse en según qué sitios. ¿Ley de Seguridad Ciudadana llaman a esto? Entonces ya podrían ponerse a elaborar la ley de Seguridad Policial y así impedir que los agentes pudieran grabar a los manifestantes, que pudieran insultarlos impunemente o que llevaran su identificación a la vista.

Seguir leyendo »

El gran tema es el PP

La reflexión sobre la dimisión de Torres-Dulce termina en pocas palabras. Cierta decencia unida a la presión. El PP te dimite rápido. Siempre lo hacen. Hay una llamada y alguien dice: será mejor que dimitas porque si no, te van a cesar. Así se consiguen la mayoría de las dimisiones. Ahora si eres fiscal general del Estado te tienen que dimitir porque ya no te pueden fulminar como hicieron con Juan Cesáreo Ortiz Úrculo cuando llevaba ocho meses de mandato con Aznar. En el PP lo de que te cesen y dimitir se lía tanto que leí ayer que Úrculo dimitió. Entrando en bucle. Lo de la dimisión tiene poco análisis desde el punto de vista del afectado. Se lleva la dignidad y eso es un gran patrimonio.

El verdadero análisis debe residenciarse en lo que este hecho dice del Gobierno del PP. Lo que afirma sobre su concepción del Ministerio Fiscal. No les valen ni afines. No, los quieren esclavos. Y no están acostumbrados así que no reparan en que la inteligencia se comparece mal con la sumisión. De vez en cuando nos sorprenden y en vez de un tonto obediente nombran a un afín inteligente. Estos matrimonios peperos siempre acaban mal. Y sin pasar por la Rota.

Torres-Dulce quizá tuvo un fallo de serie. Él, que en lugar de en un bólido iba a caballo. Siempre le faltó peso político. No lo tuvo ni lo intentó. No venía de esas lides. Se habla de su desencuentro con los ministros. Pasó por esto. Los fiscales generales se han entendido habitualmente con el presidente del Gobierno. Sin intermediarios chisgarabís. Los fiscales generales tenía su propio peso. Opinión. Eran una fuerza con la que el Ejecutivo tenía que contar antes de hacer reformas o plantear cuestiones que afectaran a la carrera fiscal. El fiscal cinéfilo había visto pocas películas. Insuficientes. No se dio cuenta de que para no ser esclavo hay que ser en cierta manera amo. Renunció a esa fuerza o, simplemente, no supo hacerse con ella.

Seguir leyendo »

El fiscal no es dócil, pues se cambia

Ya se sabía que las proclamas de Mariano Rajoy sobre su intención de luchar contra la corrupción chocaban con una realidad que las desmentía una por una. Anuncios de nuevas normativas, más leyes y más duras para la regeneración de la política, pero ni el más mínimo cambio de actitud que haga pensar que en el Gobierno y en el PP alberguen alguna dosis de arrepentimiento y, menos aún, el propósito de enmendar esos comportamientos que, según el jefe del Ejecutivo y del partido que lo sustenta, son "cosas del pasado".

Este jueves, la realidad volvió a cuestionar ese espíritu regenerador y de combatiente anticorrupción del que presume, pero carece, el Gobierno. Ocurrió con la dimisión del fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, a petición de quienes le nombraron y a los que molestaba que ejerciera su función con independencia. No cuando la Fiscalía ha aceptado sugerencias y, por ejemplo, se ha puesto de parte de la infanta Cristina en el caso Nóos, pero sí cuando no lo ha hecho y ha actuado con autonomía en la investigación de la corrupción que afecta al PP, en los sumarios abiertos por la trama Gürtel, Bárcenas y demás familia.

Como les molestaba este fiscal, pues lo cambian por otro. Eso sí, envolviendo su dimisión con solemnes declaraciones sobre las bondades de Torres Dulce y la independencia con la que ha actuado y que le ha costado el cargo. La misma mentira de siempre. Le piden en privado que se vaya y cuando lo hace le cubren de falsos halagos.

Seguir leyendo »

No hagas al prójimo lo que no quieres que hagan contigo

Cuando un ciudadano se salta la ley, lo paga. Cuando el Gobierno se salta la valla de la legalidad, es la ley la que lo paga. Decía Ignacio Escolar que, cuando al PP le va mal en un juicio, cambia al juez primero y al jefe de policía que les investiga después, como ha hecho en la Gürtel. Pues bien, de la misma manera, cuando al PP le va mal una ley, primero la infringe y después la cambia para legalizar su ilegalidad. No le van bien los negros que saltan la valla, así que primero los expulsa ilegalmente cuando acaban de entrar y ahora nos han colado por el butrón de la ley mordaza la legalización de las expulsiones 'en caliente'. En la misma norma que nos restringe libertades a todos, la única libertad se la han tomado ellos. Han inventado nuevos delitos para nosotros, pero han convertido sus delitos en legales.

No respetan la opinión pública, pero tampoco los organismos internacionales a los que pertenecemos. Han hecho lo contrario de lo que dice y hace Europa. Cuando la Unión Europea ha visto que sus fondos de desarrollo se han utilizado para construir un obsceno campo de golf junto a la valla de Melilla, la indignación social le ha obligado a prometer que revisará el uso de esas ayudas a partir de ahora. Cuando el Gobierno español ha sido amonestado por el maltrato a personas en la frontera, ha decidido aplastar la leyes nacionales e internacionales con la apisonadora de su mayoría parlamentaria. Si no te gustan mis principios, cambia los tuyos. No me importa lo que diga la Justicia porque “la Justicia soy yo”.

Se comportan como justicieros y hablan como matones, empezando por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que ha respondido a los comisarios europeos como si estuviera en una taberna: “Que me envíen sus direcciones y les mando a esa gente, a esa pobre gente”. Mejor ser gente pobre que no un pobre hombre como el ministro. Esa no es manera de hablarle a tus colegas ni son maneras de referirse a quienes se juegan la vida para intentar llegar a Europa. Habla de ellos como si fueran paquetes postales. De hecho, durante todo su mandato, los ha tratado como bultos. Ha ordenado que les disparasen, incluso en el agua, que les golpeasen en la valla, que pusiesen cuchillas aunque les desuellen vivos, que los echen fuera. Como maletas en un aeropuerto.

Seguir leyendo »

Cuba-Estados Unidos: el último capítulo de la guerra fría

Conversaciones secretas al más alto nivel, intercambio de agentes, mediación del Vaticano, preparación del ambiente mediante editoriales en los diarios más influyentes, comparecencias simultáneas (que no conjuntas) de los jefes de Estado enfrentados difundidas en directo... Ayer asistimos a uno de los últimos capítulos de la guerra fría, una parte de la historia que a los jóvenes europeos les resulta absolutamente ajena pero que en Cuba se vivía todos los días.

El acuerdo, además del tremendo impacto humanitario y político de la liberación de presos en ambos países, supone el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, si bien, en palabras de Raúl Castro, "esto no quiere decir que lo principal se haya resuelto. El bloqueo económico, comercial y financiero que provoca enormes daños humanos y económicos a nuestro país debe cesar".

En una intervención trufada de críticas a la revolución cubana, el presidente Barack Obama reconocía con humildad, por no decir humillación, el fracaso de la política de todos los gobiernos estadounidenses hacia Cuba: "Está claro que las décadas de aislamiento de Cuba por parte de EEUU no consiguieron nuestro objetivo de promover el surgimiento de una Cuba estable, próspera y democrática. En determinados momentos, esta política a largo plazo de EEUU en relación con Cuba provocó el aislamiento regional e internacional de nuestro país, restringió nuestra capacidad para influir en el curso de los acontecimientos en el hemisferio occidental e imposibilitó el uso de toda una gama de medidas que Estados Unidos podría haber utilizado para promover un cambio positivo en Cuba. A pesar de que esta política se basó en las mejores intenciones, su efecto ha sido prácticamente nulo: en la actualidad Cuba está gobernada por los hermanos Castro y el partido comunista, igual que en 1961 (fecha del embargo). No podemos seguir haciendo lo mismo y esperar obtener resultados diferentes. Intentar empujar a Cuba al colapso no sirve a los intereses estadounidenses ni a los del pueblo cubano. Hemos aprendido tras una dura experiencia que es mejor fomentar y respaldar las reformas que imponer políticas que convierten a los países en Estados fallidos".

Seguir leyendo »

El Podemos y la ciudad que queremos

Hace apenas un mes tuvo lugar una reunión que, si bien puede que no pase a los anales de la historia política de nuestra ciudad, desde luego será un momento clave en nuestra historia política personal. En una nave industrial a las afueras de Murcia, en un centro social autogestionado, ejemplo de lo que puede dar de sí el trabajo cooperativo, nos encontramos numerosos miembros de distintos círculos del municipio para decidir qué camino seguir con vistas al proceso constituyente municipal de Podemos. Entre nosotros había jardineros con experiencia en cooperativas y agroecología, médicos, trabajadoras de la limpieza que han plantado cara a la explotación laboral, profesores, informáticos, activistas sociales y otros muchos.

Algo teníamos decidido desde el principio, queríamos (y queremos) una formación abierta al resto de la sociedad, nos creímos a pies juntillas que Podemos es sobre todo una herramienta de cambio al servicio de la gente y nuestra principal preocupación, por encima de todo, era que se mantuviera esa filosofía. Podemos debía (y debe ser) un espacio de escucha porque las propuestas para cambiar nuestras ciudades ya están fuera, se construyeron desde el 15M en mil asambleas en todas las plazas, en mil mareas de todos los colores con profesionales, activistas y usuarios de todos los ámbitos, en foros ciudadanos y asociaciones profesionales, en plataformas ciudadanas reivindicativas y en asociaciones vecinales de barrios o pedanías. Por eso, no le teníamos miedo a poner en marcha un proceso abierto desde el primer momento, radicalmente democrático, y decidimos hacer unas primarias para confeccionar nuestra lista.

La inteligencia colectiva funcionó, en un par de días abrimos el proceso y nos encontramos con 33 candidatos al consejo y tres a la secretaría general. Nos habían dicho que unas primarias no podían ser eficaces pero se acercaron a nosotros compañeras y compañeros sin los que no entenderíamos ahora el trabajo: un abogado laboralista luchador y querido por todos en nuestra ciudad, una profesora de arte, maestros y profesores, cooperantes internacionales, artistas, parados y surgió un equipo plural, sensible a la realidad y que ha demostrado una enorme capacidad de trabajo.

Seguir leyendo »

Su Estado es policial

Con la aprobación de la  "ley mordaza" el Gobierno de Rajoy y el PP han traspasado la línea que separa y enfrenta a demócratas con antidemócratas. Supimos hace unos días que el ministro Fernández Díaz tiene una unidad de policía política secreta dedicada a  espiar a políticos y personalidades catalanas, pero ahora con esa nueva ley transforma a la policía española en una policía política y al estado en un estado policial.

¿Estoy  exagerando? ¿Estoy paranoide? Entonces lo está la mayor parte de la sociedad, según las encuestas, y todos los demás partidos, según manifestaron en el Parlamento.

"La ley es una vuelta al Estado policial y no es necesaria" y "con la coartada de la seguridad quieren cercenar derechos de los ciudadanos, imponiendo el derecho administrativo del enemigo y eliminando el control judicial". Así se manifestó el portavoz socialista y con argumentos semejantes todos los demás partidos. Efectivamente, un Estado policial es aquel en el que el poder Ejecutivo usa discrecionalmente la policía sin control judicial, en un Estado policial todas las libertades y garantías democráticas que figuren en la constitución están anuladas por decisión del Gobierno o incluso de un agente cualquiera de la policía.

Seguir leyendo »

Faltan bisturíes y sobran tiritas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría (c), y el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando (i), en el Congreso. / Efe

Me pregunto por qué me produce tanta grima, en estos tiempos, esa cena inocente y navideña en la que sus señorías y los periodistas que cubren información parlamentaria comparten manteles, y los primeros reciben ocurrentes premios –que agradecen con no menos simpáticas réplicas–, instituidos por los segundos, en un ambiente distendido y natural. Nunca me había despertado urticaria estética –por lo menos– una celebración que pretende fomentar el buen rollito entre unos y otros, ser ejemplarizante y a lo Obama contando chistes para washingtonianos en la Casa Blanca ¿O se debe, precisamente, a esto último, a que no soporto que confraternicen? De qué demonios de buen rollo hablamos considerando, a), que la mayoría de los políticos que deberían representarnos nos están asfixiando; y b), que los periodistas –que nos representan en el mismo grado e, idealmente, para incomodidad de los poderes públicos– nunca han tropezado con más dificultades para realizar decentemente su trabajo.

El retroceso de nuestra vida parlamentaria, arada una y otra vez, aunque estérilmente, por el rodillo ppopular, ha nublado de tal modo los ojos míos, los ha inyectado con tanta acritud que me da por ver, en lo que sólo es amabilidad y cortesía por parte de mis colegas, algo del mismo síndrome de Estocolmo que preside esas risitas de pasillo con que algunos –demasiados– periodistas celebran las ocurrencias de los gobernantes.

Le pasa a la dicha cena de hermandad lo mismo que a los resúmenes de fin de año que ahora empiezan a publicarse. Se han desnaturalizado, y los últimos se parecen más al Apocalipsis que al sereno recuento de lo sucedido. Cierto, no resulta fácil encararse serenamente a lo que nos dejó –o nos quitó– el Tercer Año Mariano. Y tampoco debería serlo sentarse al lado de según qué parlamentarios o portavoces. Llamadme maximalista, pero en las reuniones con políticos que han reducido al mínimo la vida parlamentaria –por no hablar de los silencios del Gran Timonel–, el único puesto cómodo para el o la periodista tendría que ser el de polizón. El de camuflado. Ir de gonzo en el gorgonzola para sorprender a la gárgola.

Seguir leyendo »

Cospedal lanza el 'y tú, más' a los españoles

53 Comentarios

Ha extendido Cospedal el 'y tú, más' de la corrupción a todos los españoles. Cuando dice sonriente que "la corrupción no es patrimonio" de los partidos políticos, que existe en toda la sociedad, no solo pretende una absurda exculpación, basada en vender un mal supuestamente de todos como consuelo de tontos, es que llama majaderos a los españoles.

Habla Cospedal de "patrimonio", como si la corrupción fuera algo a conservar y cuidar, algo de lo que enorgullecerse, y sin que parezca saber que, después de la crisis económica, es el problema que más preocupa e irrita a los españoles.

Con esta presunta explicación quiere la secretaria general del PP definir la corrupción de su partido como un modo de estar en sintonía con los ciudadanos. Nada de simulación ni de diferidos: el PP tiene corrupción, porque es muy español.

Seguir leyendo »

sobre este blog

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

- regala eldiario.es -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -