eldiario.es

Periodismo a pesar de todo

El camino a Jerusalén pasa por El Cairo

Alaa y Sanaa, con el uniforme de reos, junto a su hermana Mona, durante el funeral de su padre, el abogado y activista Ahmed Seif

Hace unos días murió en El Cairo el activista y abogado especializado en la defensa de los derechos humanos Ahmed Seif Al Islam, con 63 años de edad. Sus hijos Alaa y Sanaa, prisioneros en la cárcel por defender derechos y libertades fundamentales, no pudieron despedirse de él.

Alaa, conocido bloguero y activista, cumple una pena de 15 años de prisión por manifestarse en contra de la ley antiprotestas impulsada tras el golpe de Estado de 2013. Sanaa, la pequeña de los hermanos, colaboradora del grupo “No a los Juicios Militares” (decenas de miles de civiles han sido juzgados en tribunales militares), fue arrestada por protestar contra la sentencia de su hermano y permanece en prisión a la espera de juicio.

El propio Ahmed Seif Al Islam sufrió cárcel y torturas durante los gobiernos de Anuar el Sadat y de Hosni Mubarak.

“Lograron romperme en pedazos al torturarme. Pero al mismo no me dieron más opción que la acción. Es decir, muchos en mi generación nos vimos obligados a involucrarnos en política. Y sigue siendo así ahora. Por eso mis hijos se involucran. Yo quería que heredaran libertad, pero en cambio heredan la celda que un día me encerró a mí", confesaba recientemente.

La mediana de sus hijas, Mona Seif, la única que ahora permanece en libertad -fundadora del grupo “No a los Juicios Militares”- nació mientras su padre cumplía pena en prisión. En una conversación que mantuvimos en 2011 en El Cairo, durante las revueltas populares en Egipto, Mona se definió a sí misma como una “bióloga activista”, que “por el día cazo mariposas, como bióloga, y por la noche las fuerzas de seguridad tratan de cazarme a mí”.

Hace tan solo unas horas Sanaa tuvo que ser trasladada de la cárcel al hospital, debido a que está llevando a cabo una huelga de hambre en protesta por su situación y la de su hermano.

La historia de esta familia, muy conocida en Egipto, representa qué está viviendo el país árabe en la actualidad. A pesar de que buena parte de la represión se ejerce contra los Hermanos Musulmanes, activistas laicos y de la izquierda egipcia, como el propio Alaa, son también objetivo.

El papel de Egipto en Palestina

El castigo contra la familia de Alaa es tan solo la punta del iceberg del panorama actual en Egipto. El escenario de represión en el que se encuentra sumergido el país árabe obliga a analizar cuál es su papel en la llamada cuestión palestina. Miles de activistas como Alaa, que participaron activamente en las revueltas de 2011, crecieron al calor de la solidaridad con la causa palestina.

“Somos muchos los que crecimos con pósters de Palestina en las paredes de nuestra habitación. La injusticia de la ocupación israelí fue nuestro primer contacto con la militancia”, explica a menudo el activista egipcio Hossam El Hamalawy.

Hay un dicho árabe que afirma que el camino de Jerusalén pasa por El Cairo. No le falta razón a la frase. Egipto es cómplice del Ejército israelí desde la firma de los acuerdos de paz de Camp David en 1979, a partir de los cuales, como recompensa, EEUU concede anualmente 3.000 millones de dólares a las fuerzas armadas de Israel y 1.300 millones al Ejército egipcio, en lo que suponen la primera y segunda mayor cantidad que Washington da a unas fuerzas armadas en el mundo.

En esta última ofensiva contra Gaza, en la que han muerto más de 2.000 personas, la mayoría civiles, el gobierno egipcio optó por mantener cerrada su frontera con Gaza: solo los residentes en la franja con pasaporte egipcio y algún herido pudieron huir de la bombas a través de territorio egipcio. Pero nunca hasta ahora el discurso oficial egipcio había sido tan beligerante contra la causa palestina.

El discurso contra los palestinos en Egipto

El golpe de Estado de 2013 impulsado por el general Al Sisi, que acabó con el gobierno pro Hermanos Musulmanes de Mohamed Morsi, dio luz verde a la persecución de todos los integrantes de la Hermandad musulmana. Al menos 3.000 manifestantes murieron en las semanas posteriores al golpe. La irrupción de las fuerzas de seguridad egipcias en la acampada de la plaza de Rabaa en El Cairo, donde miles de personas protestaban contra el golpe militar, terminó en una masacre, con más de mil muertos en un solo día. En la actualidad miles de seguidores de la Hermandad se encuentran arrestados o en la clandestinidad.

A pesar de que todo ello fue condenado por diversas organizaciones internacionales de derechos humanos, hubo algunos sectores de la población egipcia que optaron por mirar hacia otro lado o incluso por aplaudir el empleo de la fuerza bruta contra quienes salieron a las calles a condenar el golpe.

Diversos medios de comunicación egipcios, controlados por una pequeña elite, han impulsado desde entonces una agresiva campaña no solo contra los Hermanos Musulmanes, sino contra la población siria y palestina, a la que encorsetan como cómplice de los Hermanos por el simple hecho de que estos comparten cercanía ideológica con Hamás en Palestina y con ciertos grupos rebeldes sirios.

Dicha campaña, procedente de diversos sectores cercanos al poder en Egipto, está provocando gran pesar entre movimientos sociales y agrupaciones de activistas y ha obligado a revisar la posición que algunos mantuvieron ante el golpe de Estado.

“Muchos en Egipto no pueden soportar el silencio del mundo ante la masacre en Gaza. ¿Recordáis cuando sin embargo aceptastéis la matanza del mil personas en un solo día en Egipto diciendo que eran terroristas?”, reprochaba recientemente un activista egipcio en las redes sociales, en referencia a la indiferencia que algunos grupos mantuvieron ante la matanza de Rabaa en 2013.

“Nunca pensé que llegaría el día en que vería a egipcios volverse pro Israel. Bien hecho, Sisi”, escribió hace unos días el periodista egipcio Wael Eskandar, lamentando que ciertos sectores en Egipto hayan llegado a justificar los ataques israelíes contra Gaza.

Durante el año en que los Hermanos Musulmanes gobernaron en Egipto no hubo cambios significativos en la política de El Cairo con respecto a Israel, pero sí algunos roces con los militares egipcios en lo relativo a las estrategias ante Gaza y el Sinaí, territorio egipcio fronterizo con Israel y Gaza.

Aquello, unido al hecho de que la Hermandad fuera aliada de Hamás, provocó inquietud continua en Tel Aviv. Desde el golpe de Estado egipcio del pasado verano, Israel respira más tranquilo. Lo hace a costa de miles de egipcios muertos, heridos o encarcelados, incluida la familia del ahora difunto Ahmed Seif Al Islam, un hombre laico, progresista, que siempre creyó en el derecho de todos los egipcios a tener un juicio justo y a gozar de los derechos humanos fundamentales que a diario siguen violándose en su país.

El funeral de Ahmed Seif de hace unos días fue lugar de encuentro de cientos de personas que en 2011 protagonizaron las revueltas contra el régimen, exigiendo "pan, libertad y justicia social". Ahora, tres años después, el recuerdo de aquella lucha parece tan solo un espejismo. La fotografía de Sanaa y Alaa vestidos con el uniforme de reos, abrazándose a su hermana Mona, llorando a su padre muerto antes de regresar de nuevo a prisión representa bien aquello que tantos en Egipto definen como "lo que pudo ser... y no fue".

[VÍDEO: La historia de la familia de Ahmed Seif]

Seguir leyendo »

Perlas informativas del mes de agosto 2014

Lechuza herida

Cuando el Ejército israelí contabilizaba 1.650 palestinos muertos, un tercio de ellos niños, el periódico israelí The Times of Israel publicaba que las milicias de Hamas habían herido a una lechuza. El diario contaba cómo un estudiante de veterinaria se encontró al animal herido y lo llevó al parque zoológico "cuando el fuego de cohetes desde Gaza disminuyó lo suficiente". El redactor del diario lamentaba que "la pobre criatura" perdiera la visión en su ojo derecho y tuviera el pico roto. Conocimos la historia por Público el 1 de agosto.

Madrileño y murciano peligrosos

Seguir leyendo »

Degeneración

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. / Efe

La degeneración del sistema democrático diseñado en la Constitución del 78 ha quedado finalmente desvelada en toda su crudeza. Parece que hasta los más sordos de sus perpetradores se han ido dando cuenta. Ha hecho falta que les pusieran delante un fenómeno que no entienden aunque el fenómeno sólo tiene de inexplicable el que no haya sucedido antes.

Así que ahora saben que no queda otro remedio que dejar de hacer el tancredo. Claro que, como siempre, no hay ni examen de conciencia ni dolor de los pecados. Van a cumplir una penitencia. Rajoy ha dicho la palabra mágica: regeneración. Juego de trileros. Van a echar un pedacito de carne a la bestia pensando que así la tendrán entretenida al menos hasta que amaine el temporal. Ese empoderamiento ciudadano, ese afán de pedir limpieza y vuelta a la esencia democrática con el que se han encoñado ya pasará. Unos puestos de trabajo y un poco de consumo y todo volverá a su cauce.

Con total cinismo Rajoy dice "regeneración", e intenta colar en el paquete un pucherazo preelectoral, un desprotegimiento de quienes deben perseguir la corrupción y no de quienes puede corromperse y alguna otra finta vistosa para poder meter en los discursos electorales "aforados","indultos" o "iniciativa popular".

Seguir leyendo »

¿A qué ha ido Montoro al Parlamento?

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. / Efe

Puede que el Increíble Montoro acudiera al Congreso a distraernos con su show mientras se publicaba con la boca pequeña que, durante este agosto que vivimos como si la crisis fuera historia, el paro había vuelto a crecer y las afiliaciones a la Seguridad Social habían vuelto a caer. Puede que el Increíble Montoro quisiera colgarse la medalla de haber acorralado a los Pujol, esa familia de emprendedores. Puede que sacara toda la furia fiscal que se guardó con Bárcenas para arrearle a Yoda Pujol pensando que así ponía en su sitio a las catalanas y catalanes que quieren votar. Lo único claro es que Montoro no fue a hablar del fraude fiscal, como anunciaba su comparecencia.

La economía española se ha multiplicado por dos en los últimos veinte años, pero la economía sumergida se ha multiplicado por cuatro. El fraude constituye una pieza estructural de nuestra arquitectura económica. Explica nuestro paupérrimo gasto público y los agujeros en los ingresos tributarios. La economía sumergida es un fenómeno emergente en España. Se expandió cuando la burbuja inmobiliaria y aún más durante la recesión. Un estudio de la Universidad Rey Juan Carlos para Funcas (Fundación de las Cajas de Ahorros) sostiene que la economía sumergida llega el 21,5% de nuestro PIB. El informe Doing Business 2007 del Banco Mundial la sitúa en un 22,6% del PIB. El Increíble Montoro no quería explicar por qué ni su Gobierno, ni los anteriores, se han comprometido en blanquear el negro de nuestra economía. Resulta más fácil recortar en sanidad o educación.

Según datos de la Organización Profesional de los Inspectores de Hacienda, en España circulan 111 millones de euros en billetes de 500 euros, un 30% de los emitidos en la Unión Europea. La cifra se ha multiplicado por siete desde el año 2002. El volumen de nuestra economía sumergida prácticamente duplica al estimado en países como Alemania (13% del PIB), Francia (12% del PIB) o Inglaterra (10% del PIB). En plena bonanza económica, el Estado ha dejado de ingresar por esta razón 66.000 millones de euros. Durante las últimas tres décadas, hemos perdido en ingresos fiscales un promedio anual estimado de 30.000 millones de euros. Según los técnicos de Hacienda, el 80% de ese fraude fiscal se genera entre las grandes empresas y patrimonios. Son datos sabidos. Pero conviene repetirlos, a ver si pasa algo. Pero el Increíble Montoro tampoco quería comentar la evidencia de que el fraude fiscal en España es cosa de ricos.

Seguir leyendo »

Pujol delinque, Bárcenas y Montoro aún no

Dice Montoro que Jordi Pujol ha podido cometer “uno o dos delitos fiscales” y sorprende esta precisión taxonómica si se compara con la indefinición que muestra el mismo Montoro ante los que le preguntan por Bárcenas, el hombre del que “nunca nadie podrá probar que no es inocente”, según parpadeó Rajoy con ceja enarcada mientras le pedía, vía sms, que resistiera y fuera fuerte.

En el caso del encarcelado ex tesorero y factótum del PP, Montoro dice, muy serio, que si Bárcenas ha cometido delito o no, es algo que debe decidir la justicia, que él no lo sabe. Sin embargo, en el caso de Pujol, lo sabe hasta casi emitir sentencia; sentencia condenatoria, claro. ¿Piensa Montoro lo mismo de los miles que se han acogido a su amnistía para delincuentes fiscales?

Con el matonismo perdonavidas que le define, Pujol dice que irá al Parlament a partir del 22 de Setiembre. Esta claro, si en 34 años no ha tenido una tarde libre para declarar a Hacienda, ni un fin de semana para informar a su hermana, no se va a atropellar ahora para ir a la sede de la soberanía catalana, encima con el esguince que tiene. Ese “a partir”, nos vuelve a meter en la indefinición, porque nos deja claro que no irá antes del 22 de este mes, sí, pero ¿cuándo irá? ¿Antes, durante o después del no referéndum que no se celebrará?

Seguir leyendo »

La baraja la rompieron los políticos

34 Comentarios

Han vuelto. Todos. A sus rutinas. A la ceremonia de lo que quieren hacer pasar por normalidad. A intentar hacer pasar como “regeneración” un ataque frontal a la democracia perpetrado exclusivamente por intereses de partido, usando las instituciones y reglas de todos en su provecho. A hacer declaraciones como si la pesada mochila de sus atropellos y turbios manejos fuera un apósito que ni se ve. Lo que en cualquier país tumbaría a un gobierno, aquí se mete en el saco -allí están desde los SMS del presidente a Bárcenas al borrado de sus ordenadores- y se sigue andando con la cabeza muy alta, incluso presumiendo y afeando las críticas. Somos una anomalía. La hegemonía de la desfachatez. Lo asombroso, literalmente, de pasmo, es que cuele.

Están ahí. También quienes modulan la opinión de los más vulnerables en criterio. Y es que, en el tranquilo escenario en el que vivía la Congregación de notables, ha surgido algo tan insólito como gente a la que no le gusta que la estafen –ni que estafen a unos cuantos pardillos-, que aspiran a tener una vida y un futuro, y se ha organizado para hacer lo que no hacen los políticos o para contar lo que no cuentan los medios.

Mientras se prepara un pucherazo electoral de los que cambian la historia, el mantra a difundir por los guardianes del sistema es que Podemos –por ejemplo, están también Guanyem Barcelona y otras plataformas ciudadanas- tienen una ideología acartonada del siglo XIX que usa como nadie la comunicación del siglo XXI. Un gran avance si así fuera porque la política que ahora lleva a cabo en España el PP y que ellos defienden es directamente el feudalismo medieval.

Seguir leyendo »

Rouco

42 Comentarios

El expresidente de la Conferencia Episcopal, Rouco Varela. \ Efe

Reconozcámoslo. La jubilación forzada del cardenal de Madrid representa un duro golpe para muchos católicos. El Papa Francisco debería haberlo pensado mejor y con más paciencia, sin dejarse llevar por este reformismo juvenil que le va acabar trayendo alguna desgracia. No me extraña que monseñor ande cabreado como una mona. Yo también lo estoy. Esto no se hace así de golpe, su santidad. Por lo menos debería haberle dejado avisar que se avecina otra guerra civil en un par de homilías más.

Hasta ahora, cada vez que Rouco Varela hablaba, muchos católicos sabíamos qué debíamos hacer para ser coherentes con nosotros mismos y aquello que nos habían enseñando en catequesis: exactamente lo contrario de lo predicado por el expresidente de la Conferencia Episcopal. Ahora, con su retirada a la fuerza, nos han dejado huérfanos, sin un referente claro de quien alejarnos. El faro que iluminaba por donde no ir se ha apagado.

Fuera el tema que fuera, por complejo, difícil o delicado que pudiera parecer, el cardenal Rouco Varela siempre se las arreglaba para pronunciarse con tanta intolerancia, soberbia y falta de compasión que resultaba extremadamente fácil escoger el buen camino: sólo había que ir en dirección contraria. Todo lo que necesitabas era alejarte de la caspa y el olor a rancio.

Seguir leyendo »

Crítica y amistad política en las confluencias de la izquierda

Durante los próximos meses, organizaciones como Izquierda Unida (IU), Equo y posiblemente Podemos, que comparten objetivos y grandes líneas programáticas, intentarán confluir de cara a las próximas citas electorales en plataformas donde se encontrarán con otros movimientos sociales y ciudadanos independientes.

Como todo proceso de alianza entre diferentes, éste se puede afrontar reclutando fuerzas para los diversos bandos en liza de cara a las próximas batallas internas, o apostando por una política liberada de la sospecha permanente.

Significativos integrantes de Equo y Podemos, y hasta organizaciones enteras como Izquierda Anticapitalista (IA), formaban parte hace no tanto de IU. Esto nos da una primera muestra de la dificultad de avanzar juntos cuando se piensa distinto. Las tensiones internas siempre han sido un capítulo de difícil resolución en la formación liderada por Cayo Lara. Pero las desatadas desde un comienzo en Podemos, o el reciente episodio surgido a raíz de las declaraciones del actor Willy Toledo, demuestra que parece necesario repensar el tratamiento de la crítica si de verdad se quiere empezar a ejercer una nueva política. 

Seguir leyendo »

Y así fue como no murió mi antigua compañera de trabajo

Alguien había cambiado su foto de perfil en Facebook por un recuadro negro y de inmediato llegó el terror helado. Siempre pasa lo mismo: la anticipación de una mala noticia hace que a uno le suden las manos y el tiempo se dilate. Quien será. La persona que ha hecho ese nuevo gesto de luto es un antiguo compañero de trabajo, un periodista en zona de conflicto: de repente las posibilidades se convierten, de repente, en algo mucho más cercano. Alguien habrá teorizado ya sobre las redes sociales y la muerte, sí, alguien habrá teorizado. Desde mi lugar vacacional, tan plácido, me echo a temblar.

-¿Qué te pasa?

-No me llega la cobertura al móvil, joder, y ha muerto alguien.

Seguir leyendo »

Inmigrantes irregulares y refugiados: antes muertos que enfermos

Hace dos años que entró en vigor el fatídico Real Decreto 16/2012 por el que perdieron su tarjeta sanitaria más de 870.000 personas. Los inmigrantes irregulares, cosificados y criminalizados, quedaron excluidos de la sanidad pública con escasas excepciones. A fin de garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y de mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones, como reza el RD, sus vidas fueron simplemente canjeadas por las nuestras.

Y después de estos dos años ahí seguimos y persistimos como el rayo que no cesa. De nada han servido las denuncias de Amnistía Internacional, el Centro por los Derechos Económicos y Sociales, Médicos del Mundo y la Red Acoge, que han recordado al Estado español que tiene obligaciones legales en materia del derecho a la salud, también con respecto a las personas migrantes en situación irregular. Desprecio absoluto por la marea blanca de personal sanitario, que organizó su indignada disidencia alrededor de plataformas como Yo Sí, Sanidad Universal. Oídos sordos a las palabras del Relator Especial de Naciones Unidas sobre las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia, que calificó la reforma sanitaria como un hecho lamentable. Oídos sordos frente a los seis Relatores Especiales y Expertos Independientes de Naciones Unidas que recordaron al Gobierno español que las normas básicas de derechos humanos no pueden ser ignoradas por las presiones fiscales. Oídos sordos al Comité de Derechos Económicos y Sociales del Consejo de Europa, que destacó que la reforma era contraria a la Carta Social Europea, de la cual España es Estado parte. Oídos sordos.

En abril de este mismo año, un auto del Tribunal Constitucional restauraba la validez de la Ley Navarra de Asistencia Sanitaria, que garantizaba la atención a inmigrantes en situación irregular, señalando que el derecho a la salud "no puede verse desvirtuado por la mera consideración de un eventual ahorro económico". En diciembre de 2012, el alto tribunal se había pronunciado en este mismo sentido sobre la suspensión cautelar de la normativa del País Vasco, y aún tendrá que resolver algunos otros recursos de inconstitucionalidad.

Seguir leyendo »

sobre este blog

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -