eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las cloacas del Estado en 'prime time'

Una imagen de Villarejo en el programa Salvados.

"El Estado de derecho también se defiende en las alcantarillas", dicen que dijo hace muchos años Felipe González, precisamente cuando las alcantarillas echaban humo con los GAL. Este domingo, el programa Salvados nos ha ofrecido un ejemplo en prime time del funcionamiento de esas alcantarillas que no pertenecen únicamente a los primeros años de la Transición ni a los turbulentos años 80. La entrevista de Jordi Évole al comisario Villarejo ha tenido de todo: policías, espías, jueces, políticos, periodistas... A fin de cuentas, Villarejo se ha movido con varios gobiernos como pez en el agua en las cloacas prestando servicios a políticos y empresarios, repartiendo información a periodistas de confianza y jugando a ser espía para gran enfado de los que cobran por esa función a fin de mes.

La actividad profesional de Villarejo se acelera cuando vuelve a la policía en los años 90 tras una excedencia de diez años. A partir de entonces, trabaja para los gobiernos posteriores que siempre encontraron utilidad para un hombre como él. No hay ministro que deseche la idea de tener un informe en su despacho sobre asuntos confidenciales, no para presentar cargos en un tribunal –la función legal de la policía–, sino para saber más que sus adversarios o en ocasiones hacerles daño. A partir de ahí, la creatividad del comisario a la hora de interpretar las órdenes de sus jefes es lo que le mantuvo en activo durante tanto tiempo. Siempre es bueno contar con un sicario que convierte las insinuaciones en órdenes, que siempre va más lejos de lo que le han pedido.

La entrevista, a pesar de la larga sucesión de mentiras de Villarejo, nos concedió un asiento de primera fila en la representación de esas cloacas a las que se ha relacionado con la fabricación de pruebas contra los rivales políticos del PP en los últimos años. En ese sentido, fue un programa valiente y con una perfecta puesta en escena que nos convirtió en testigos de una parte del funcionamiento del Estado que raramente aparece en el horario televisivo de máxima audiencia. 

Seguir leyendo »

Faltan 16.033 personas en España

Foto: Pedro Armestre/Save the Children

El próximo 26 de septiembre expira el plazo para que el Gobierno español cumpla con el compromiso adquirido ante la Unión Europea para acoger 17.337 refugiados en España. De momento, solo han llegado 1.304 personas. Faltan 16.033. El compromiso se adquirió en 2015 y todo parece indicar que será imposible recibirlos en los próximos dos meses, máxime teniendo en cuenta que el presidente Mariano Rajoy andará en pantalón corto haciendo marcha por las fincas gallegas.

Oxfam Intermon ha publicado un informe en el que denuncia que, aunque esta es la mayor crisis humanitaria que sufre el mundo desde la creación de Naciones Unidas, el presupuesto español para Ayuda Oficial al Desarrollo se haya recortado en un 82% desde 2009. España hace gala así del deshonor de ser el país que más ha recortado en esta materia de todos los que forman parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, por lo que esta ONG, que trabaja con el objetivo de erradicar la injusticia y la pobreza, esperará hasta el 26 de septiembre para demandar al Gobierno por este incumplimiento. Sería la demanda jurídica que los ciudadanos debieran haber interpuesto en las urnas al PP..

Sería la primera vez que se emprendieran acciones legales contra el Gobierno, pero José María Vera, director de Oxfam, no se arredra: “Siempre hay una primera vez”, ha declarado, “estamos hablando de unas cantidades irrisorias, en el caso de España son 17.000, cuando países como Líbano han acogido más de un millón de refugiados o Jordania 670.000". El PP volverá así a ser pionero en indignidad: ya ha sido el primer partido imputado en la democracia, por la destrucción de los discos duros de su extesorero Luis Bárcenas. Una deshonra que se suma a otro récord infamante: alrededor de 900 imputados por corrupción.

Seguir leyendo »

Trump contra la neutralidad de la Red

El presidente del gobierno de Estados Unidos, Donald Trump.

En su afán ultraliberalizador (en lo que le conviene, no en el comercio internacional) y para desmontar todo el legado de Obama, Donald Trump quiere acabar con una gran ventaja con la que nació Internet: su llamada neutralidad. Es decir, la idea de que todo el tráfico debe ser igual en la Red, no pudiendo los operadores dar un trato preferente, acelerar el tráfico de aquellas empresas, o particulares, que pudieran pagarlo. Esto puede afectar también a Europa, que, aunque protegida a este respecto desde 2015, ve que una parte de su tráfico pasa por EE UU. Varias empresas, entre ellas Amazon y millones de usuarios van a llevar a cabo una jornada de acción en la red el próximo 12 de julio, en protesta contra estos planes. Una protesta similar en 2014 llevó a Obama a impulsar una legislación para asegurar esta neutralidad, con la que quieren acabar los nuevos reguladores nombrados por Trump. En particular, Ajit Pi, presidente desde enero de la poderosa FCC (Federal Comunications Commission), que ha invocado para impulsar sus planes la libertad en Internet, cuando en realidad la ahogaría.

De hecho, la legislación pro-neutralidad la impulsó George W. Bush y la reforzó Obama. Pero muchos republicanos en el Congreso parecen haber cambiado de parecer o de bando. Lo cual puede tener que ver con el hecho, según el Center for Responsive Politics, de que las empresas que proporcionan servicios de Internet en EE UU se gastaron el año pasado 30 millones de dólares en actividades de lobby con los legisladores. Las medidas que propugnan dañan a los ciudadanos (que además, al contrario que en Europa, están perdiendo privacidad pues en EE UU los operadores de telefonía y cable van a poder comercializar sus datos).

Internet, la red de redes que no es de nadie o es de muchos, trata, en principio por igual, en términos de velocidad, al grande y al pequeño, al rico y al pobre, al poderoso y al débil (otra cosa es que cada cual se suscriba a líneas para rápidas, y, de hecho, esa neutralidad no ha impedido, sino todo lo contrario, la expansión de la banda ancha). La neutralidad es una garantía esencial no sólo para los usuarios, sino también para que puedan fructificar las pequeñas y medianas empresas y las start-ups, por no hablar de los blogs independientes o de servicios cooperativos como Wikipedia. Podría frenar la innovación. A las grandes, como Google o Facebook, les importaría menos pues podrían pagar un trato preferente por parte de operadoras como AT&T (que se podría fusionar con Time Warner, y, por ejemplo, dar prioridad en la Red a sus contenidos) o Verizon, pero también están en contra.  

Seguir leyendo »

¿El CETA es un acuerdo de libre comercio que solo tiene ventajas?

Una concentración de paraguas rechaza el CETA y pide al Parlamento Europeo que vote en contra de su ratificación

Hace unas semanas escribí en esta serie de artículos sobre mitos y mentiras económicas uno dedicado a denunciar los que tienen que ver con las condiciones en que se desarrolla el comercio internacional de nuestros días ( Los mitos sobre el comercio internacional y las ventajas del librecambio). En él señalaba que los economistas y políticos neoliberales suelen responder a los economistas que critican el mito del libre cambio y el modo tan injusto en que funciona el comercio internacional actual con meras caricaturas, acusándolos de defender el proteccionismo o la autarquía.

No ha pasado mucho tiempo para que me den la razón. El Partido Socialista ha anunciado su posición más crítica ante el CETA (el amplio acuerdo comercial entre la Unión Europea y Canadá) y el Gobierno responde diciendo que lamenta que el PSOE " vire al proteccionismo como Podemos o la extrema derecha" y dirigentes europeos acusan a Pedro Sánchez de oponerse a la globalización.

Algunos de los economistas españoles más conocidos también se han pronunciado en este sentido y la naturaleza de los "argumentos" que utilizan para defender el CETA son bien significativos.

Seguir leyendo »

No tan deprisa, Pedro

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez

A la hora de diseñar su estrategia bien haría Pedro Sánchez en asumir como certezas algunas hipótesis más que probables. La primera es que Mariano Rajoy agotará la legislatura, porque no va a renunciar a la ventaja institucional que le supone estar en el Congreso mientras el líder socialista sólo puede ir de visita y porque planea repetir como candidato; después de dos elecciones a cara de perro no va a dejar una más que posible dulce victoria a otro. La segunda es que todo intento fallido de conformar una alternativa desgasta a la hipotéticos socios que la bloqueen, pero también al líder que no se muestra capaz de sacarla adelante; al tiempo que refuerza aún más la percepción de Rajoy y el PP como única opción de gobierno viable.

En ese escenario la paciencia debe ser más que nunca una virtud revolucionaria. Pero no lo ha sido. El nuevo PSOE ha hecho todo lo contrario a elegir bien sus batallas, dosificar sus palabras y medir sus gestos. Intentando aprovechar el momento de impulso político que le había reportado el triunfo en la primarias y la proclamación en el cónclave socialista, la hiperactividad desplegada hasta ahora más bien parece estar gripando los motores. Al ritmo vertiginoso de rectificaciones, anuncios y contranuncios marcado por los socialistas durante las dos primeras semanas, los dos años y pico de legislatura que restan se les van a hacer tan largos como agotadores.

Ocupar el espacio no es lo mismo que ganarlo. Cuanto más acuda al parlamento el líder socialista usando las más variadas excusas, más patente hará que carece de acta de diputado. Sólo hay una razón para que Pedro Sánchez entre en el Congreso por la puerta grande de la presencia institucional: presentar una moción de censura. Todo lo demás es puesta en escena. La presencia puntual solo remarca la ausencia regular. Hacerse fotografías con Pablo Iglesias y Albert Rivera para demostrar que son ellos quienes obstruyen el cambio sólo beneficia a Rajoy y les desgasta a todos ellos. La política es como las series de televisión, la gente se desconecta si en la segunda temporada se empiezan a estirar las tramas.

Seguir leyendo »

Olor a tumba

ENTREVISTA | Luis Suárez-Carreño, torturado durante la dictadura: "El sadismo de Billy el Niño era vocacional" https://t.co/RCBBkwmfcb pic.twitter.com/FYDBHtQpfe

Cuando el pasado deja de existir, todo está perdonado. Ese es el lema de un tiempo que hoy se revisa desde los márgenes del Canal Único de Información pues los medios oficiales se encargan de evitar el ruido del espíritu crítico.  

Durante la Transición, los aparatos del Estado franquista siguieron funcionando después de conseguir la amnistía para un pasado de mierda y sangre; un pretérito que se hizo presente  y que con el transcurrir de los tiempos taponaría las cloacas con la guerra sucia. Pero aquí, ya se sabe, la cobardía intelectual ha permitido estas cosas, pues el pseudointelectual de la Transición de lo único que se ha preocupado ha sido de borrar las huellas de los asesinos así como la memoria de los asesinados.  

Seguir leyendo »

Europa

Imagen de Anna Frank.

Otto, el padre de Ana Frank, fue el único sobreviviente de los habitantes del escondrijo de calle Prinsengracht 263 en Ámsterdam y fue él quien, tiempo después, entregaría el diario de su hija para su publicación. En la entrada del diario con fecha 5 de julio de 1942, Ana escribe que están sacando cosas de su domicilio para salvarlas de los alemanes y anota que su padre le alerta por primera vez de que ellos también corren riesgo de caer en manos de los nazis.

Cuando uno visita la casa de la calle Prinsengracht 263 en Ámsterdam y sube varias escaleras que finalmente conducen al escondite que Ana llamaba "nuestra hermosa Casa de atrás", cuesta mucho trabajo pensar en una adolescente cavilando en los remolinos de su lábil personalidad. Por el contrario, se experimenta la ausencia del personaje del diario. Tal vez lo que mayor desasosiego genera es mirar las marcas con lápiz en una pared donde se van registrando las alturas que van ganando los cuerpos de Ana y de su hermana Margot, dos años mayor, y que posiblemente hayan sido hechas por Otto. Es como esos olores que se nos cruzan de repente y despliegan la fantasía de un pasado tan vívido que nos hacen vacilar un segundo y sentir en ese instante fugaz la presencia de alguien ausente, y en el absurdo intento de querer revivirlo se desvanece y nos quedamos con la nada. El vacío de Ana está en esa marca. En su cuarto, donde escribió el diario, hay viejas fotos descoloridas de artistas de Hollywood y una ventana que da al patio del centro de manzana. Paul Auster en La invención de la soledad afirma que desde ese sitio, a través de esa ventana, se pueden ver al otro lado del patio las ventanas traseras de la casa en la que vivió René Descartes. Auster imagina a una Ana Frank, sobreviviente de la guerra, leyendo a Descartes, que no se cansaba de alabar a ese país por la inmensa libertad que le ofrecía.

Desde esa ventana puede que Descartes viera caer las hojas de los árboles o los copos de nieve en invierno. Pero le daba igual. Galileo había conseguido el retrato de la caída de los objetos mediante el cálculo aproximado de cómo y dónde caía una cosa. A partir de ese momento la técnica se volvió autónoma porque ya no estaba ligada a los fenómenos. Todo se podía calcular y daba igual que fueran obuses o manzanas. El diseñador Otl Aicher, quien no duda de las buenas intenciones de Descartes, desarrolla una teoría despiadada pero no por ello carente de perspectiva, a partir de la voluntad del filósofo francés por mejorar la representación del cálculo con el sistema de coordenadas con un eje horizontal y otro vertical. Con una curva que atraviesa los ejes del tiempo y del espacio, se puede saber donde se encuentra, por ejemplo, un proyectil en cada momento. Con lo cual el proyectil deja de serlo para convertirse en una ecuación matemática. Pero la operación permite incluso, a través del cálculo, obviar la curva, con lo cual, en esta operación desaparece el fenómeno, o sea, el proyectil, y su retrato, la curva. Así comenzó la época digital. La realidad se redujo a una regularidad calculable. "El ser humano, con su modo de ver y de pensar, desaparece del escenario. La técnica y la ciencia se desarrollan sin que la humanidad participe en ello, sin su valoración y sin su control", concluye Aicher.

Seguir leyendo »

Turismo basura

40 Comentarios

Una calle de Magaluf, destino elegido por muchos turistas debido a la fiesta nocturna

Garry era un tipo de Manchester que disfrutaba de unos días de sol y playa en Lloret de Mar. Había venido con su cuadrilla de amigos de Salford, un distrito obrero del extrarradio azotado por el paro. Pero es que, por lo que me contó, su estancia aquí les salía mucho más barato que quedarse en el barrio. 

Situado a un paso de la bellísima ciudad de Girona, Lloret de Mar posee algunas de las mejores calas de la Costa Brava. Está rodeado por una auténtica selva de robles y alcornoques, el parque natural Montnegre-Corredor, y sus restaurantes sirven un exquisito pescado fresco recién sacado del mar. Pero a Garry y su gente no le había cautivado nada de eso.

Ellos pidieron un destino barato. Donde se pudiera beber barato, comer barato y salir de marcha barato. Y los de la agencia los mandaron a Lloret, como los podían haber enviado a cualquiera de nuestros populares destinos de sol y playa. Porque nos guste o no, somos el destino favorito de los Garrys de Europa.

Seguir leyendo »

Manipulaciones asquerosas

81 Comentarios

Manuela Carmena y Carlos Sánchez Mato.

A mi me parece estupendo que haya ciudadanos que no traguen a los de Ahora Madrid. Puedo asimilar que haya partidos y empresarios y ciudadanos y hasta medios de comunicación que abominen de lo podemita. Hasta acepto que existan los que simplemente no tragan a la Mayer y a Sánchez Mato y aquellos a los que se les revuelve la entraña cada vez que ven a abuelita Carmena, como gustan de llamarla. Todo eso es libre. Yo lo que no soporto es la mentira y la manipulación para conseguir finalidades políticas que parece que no se pueden obtener de buena lid.

Ya les dije en mi anterior artículo que me parece una estupidez que haya partidos que se empeñen en dejar al descubierto el calcañar para que se lo muerdan las serpientes,  comprometiéndose en sus códigos éticos a cuestiones que no sólo no son necesarias, sino que son injustas.

No obstante lo peor es comportarse como si la realidad no existiera. Eso es justo lo que hace nuestro vilipendiado Trump y sus sacerdotes de la postverdad, y eso es lo que está haciendo el Partido Popular y sus medios mariachis en lo relativo a la espuria querella contra los concejales Mayer y Sánchez Mato. En un arranque de cinismo, y tras adoptar las mejores premisas de Sunz Tzu, el Partido Popular corre más que nadie y presenta una querella contra ellos como cortina de humo sobre el verdadero problema que late detrás que no es otro que la sospecha fundada de que hubo manejos extraños en la contratación del Open Madrid de Tenis. Así antes de verse envueltos en un nuevo escándalo corren al juzgado, a sabiendas de que la aceptación a trámite de la querella es casi automática, para poder lanzar tinta y mierda por todos los medios a su alcance.

Seguir leyendo »

¿Y si la crisis catalana acaba con Rajoy?

66 Comentarios

Mariano Rajoy y Carles Puigdemont en una imagen de archivo.

Lo que va a ocurrir el 1 de octubre, en Cataluña y en la política española, es un misterio. Pero es muy llamativo que, al menos por lo que dicen los sondeos, esa incógnita no parezca preocupar significativamente a la mayoría de los ciudadanos españoles. No porque no les importe el asunto, que les importa y mucho, sino porque el que más o el que menos debe creer que por mucho ruido que haya al respecto, esa fecha no va a cambiar mucho el estado de las cosas en torno a esa cuestión.

No es una sensación casual, sino que ha sido inducida por una larga y formidable campaña de propaganda oficial destinada a reforzar la idea de que Mariano Rajoy tiene la sartén por el mango y no va a permitir que nadie se la quite. Pero esa idea es falsa.

Soraya Sáenz de Santamaría acaba de confirmar esa estrategia del Gobierno. Hace pocos meses rayó el ridículo cuando su añagaza de negociación con el Govern catalán no fue más allá de algunas conversaciones que no condujeron a nada porque la vicepresidenta no tenía nada que ofrecer. Tras fracasar aquella operación de imagen que gustó muy poco a los sectores del establishment catalán que rechazan la independencia pero que esperan que Madrid haga algo por evitar el choque de trenes, ahora la señora Santamaría vuelve a escena diciendo que ya nadie piensa en lo que puede ocurrir el 1 de octubre, sino que todas las miradas están puestas en lo que se puede hacer el día después.

Seguir leyendo »