eldiario.es

Exhaustos

¿Pero qué pretendes de nosotros, Mariano Rajoy? ¿Quieres que salgamos todos a la calle con las manos en alto gritando que nos rendimos? ¿Esa es la forma en la que aspiras a conservar el poder? El que aguanta, gana. Dicen que es tu divisa. Lo que no está claro es si el que tú conserves el poder compensa el que te frotes con la Constitución y con las instituciones de esta democracia.

Dejar al rey como un mozo que te quiere encargar cosas que no aceptas porque no te convienen -como hiciste la primera vez- o como un mozo que te encarga cosas constitucionalmente diseñadas que tu aceptarás como te plazca... eso, Mariano, no es una forma de ser sensato ni de ser responsable. No lo es. Mira que no soy yo sospechosa de monárquica, pero que te torees al jefe del Estado es algo que me afecta como española. Soy española, Rajoy, como somos españoles los más de 15 millones de ciudadanos que no te queremos ver ni de lejos al frente de nuestro país. Eres el minoritario mayoritario en ese asunto. Concedido. Pero eso que estás haciendo no es de recibo. Eso es una forma de afrontar la realidad a tu medida que no es la medida de este país ni de sus habitantes.

Tampoco lo es pensar que tu estrategia para mantener el poder es más importante que la tranquilidad o la estabilidad de los ciudadanos. No querías ni darle tiempo a Sánchez para que fijara la investidura. Ahí había prisa, ¿eh, Mariano?, no fuera a ser que por un malhadado paso del destino los de la izquierda se pusieran de acuerdo y te arrebataran el premio gordo. ¿Te parece razonable decirles a los españoles, a todos, también a los que te votaron, que ya cuando a ti te parezca bien fijar un plazo sabremos cuál es nuestro futuro político?

Seguir leyendo »

Eufemismos de la marginación: de la violencia económica a la criminal

En nuestro día a día estamos acostumbrados a escuchar frases del tipo "las mujeres le dan más vueltas a las cosas que los hombres", "en Andalucía solo quieren vivir de las prestaciones" o "la emigración a Europa es una de las causas fundamentales de la crisis". Esas afirmaciones parten de ejemplos aleatorios, descontextualizados y sesgados para hacerlos extensibles a toda la población objeto de juicio. Puede que en conversaciones de autobús o cerveza estas frases pasen medio desapercibidas e incluso provoquen una risotada a más de uno o una. Sin embargo, todas ellas y otras de similar tinte son dañinas y pueden tener consecuencias dramáticas para muchas personas. De la misma manera que el lenguaje o el humor sexista alimentan invisiblemente formas explícitas de violencia hacia las mujeres, juicios falsos contra la población inmigrante son el germen de agresiones contra minorías étnicas. Quizás en los casos descritos se vean más fácilmente las asociaciones entre violencia sutil y manifiesta, no obstante cuando los argumentos versan sobre otros temas pareciese que la causalidad se difumina.

Permítanme ponerles un ejemplo al respecto. Es de sobra conocida para muchos la idea de que "tenemos que esforzarnos para salir adelante", "las personas que se esfuerzan conseguirán sus objetivos", "el esfuerzo y la constancia son la clave del éxito". No tienes trabajo, culpa tuya. Eres pobre, culpa tuya. Estás en la cárcel, algo habrás hecho. Te han desahuciado, has vivido por encima de tus posibilidades. El argumento del esfuerzo, comúnmente reconocible en panfletos políticos y de autoayuda, es rotundamente falso y peligroso cuando las personas no parten de una situación igualitaria en todos los sentidos (socio-económicos, familiares, educativos…). Por desgracia, el aumento de las desigualdad es el escenario normal de las sociedades actuales y contrariamente a lo que podía pensarse hace escasas décadas muchos países que parecían avanzar en la dirección adecuada están polarizándose vertiginosamente.

Pongamos que hablo de España. No tienes la misma facilidad para encontrar trabajo habiendo estudiado en el colegio madrileño de "Nuestra señora del Pilar", que en el "Amor de Dios" situado en la barriada granadina de Almanjáyar. No es lo mismo preparar a jornada completa la oposición a notaría mientras tu madre notaria se hace cargo de todos tus gastos, que hacerlo teniendo que compatibilizar el estudio con trabajo para poder pagarte la academia. Seguramente alguno de ustedes para señalar lo errado que estoy me pondrá un ejemplo aludiendo a que conocen a alguien de origen muy humilde que con su tesón, sus habilidades y su esfuerzo consiguió crear una enorme fortuna y blablablá, blablablá, blablablá. Yo también conozco una persona negra que llegó a presidente de Estados Unidos, sin embargo no pierdo de vista que el 11.1% de los adultos estadounidenses negros de entre 20 y 34 años están en prisión. Siento desilusionarles, no existe ni el sueño americano, ni el europeo, ni el español, ni mucho menos el congoleño, eritreo nigerino o afgano. Del mismo modo que no es lo mismo nacer en el barrio de Salamanca que en pleno Almanjáyar.

Seguir leyendo »

No lo sueltes en el embalse

A menudo los desastres ecológicos pueden empezar con pequeños gestos, en apariencia tan triviales como vaciar la pecera del chaval en el embalse para soltar ese pececillo que no hemos podido dejar al cuidado de nadie y que no nos podemos llevar de vacaciones. “No te preocupes –le decimos- aquí vivirá bien”. Y nos vamos a casa con la conciencia de haber hecho un gran acto a favor de los animales cuando en realidad puede que la hayamos liado parda.

Existe una alta probabilidad de que el pececillo desaparezca tras el ataque del primer predador que le salga al paso. Si es así habremos estado de suerte. Pero también puede darse la remota posibilidad de que sobreviva y llegue a formar un cardumen con otros de su misma especie soltados en ese mismo embalse, reproducirse, multiplicarse, colonizar el río, sus afluentes...  

Y no, no soy un desalmado, jamás he deseado la muerte de ningún animal, y mucho menos un pez. Soy un ictiólogo apasionado, siento verdadera atracción por ellos, incluso confieso que me encanta observar a esos carpines de todas las formas y colores (mis favoritos son los cometas), al neón chino, los koi, los lochas, el puntius y el resto de peces de acuicultura. Pero en su pecera. Nunca en nuestros ríos, lagos y lagunas.

Seguir leyendo »

El escandaloso silencio de las buenas personas

Vivimos tiempos de tinieblas y crueldad, como cada vez que la codicia encuentra vía para expandirse. Ni el hambre, ni la guerra y su destrucción detuvo a sus actores definitivamente, cuando ven oportunidad se rearman y actúan sin importar qué dejan a su paso. La tormenta lleva mucho tiempo gestándose y ya ha descargado muerte y barbarie por doquier. Avisar no ha servido de mucho porque millones de víctimas siguen prestas a colaborar con los verdugos. Una de las principales causas es la que planteó Martin Luther King y recogía José Luis Sampedro: "No nos parecerá lo más grave las fechorías de los malvados, sino el escandaloso silencio de las buenas personas". De las buenas, o no tan buenas. Porque lo cierto es que, a todos los niveles, vivimos un profundo deterioro de la condición humana. Se percibe desde los detalles intrascendentes a los de mayor calado.

Aylan no fue el final, fue el principio. De la impunidad. De la deshumanización. Aquel cuerpecito del niño sirio ahogado en la playa pudo ser el símbolo que marcaba un giro en el rumbo. Fue a peor. Ha habido miles de Aylan abatidos en todos los campos de la justicia. El drama de los refugiados lejos de solucionarse se ha apartado de la actualidad. De repente en un suelto de una página perdida vemos que han aparecido otros 41 ahogados en otra arena. Que el mar se traga vidas sin alterar ni un segundo el discurrir cotidiano. Especialmente de quienes tienen poder para solucionar o estancar los problemas.

 La UE en concreto entregó los refugiados errantes, previo pago, a la Turquía de Erdogan. Por eso mira para otro lado ante el flagrante triturado de los Derechos Humanos que allí se está perpetrando. Lo último ha sido el cierre de más de un centenar de medios informativos. Tras detener a periodistas, jueces y fiscales, profesores, funcionarios, militares, miembros de ONGs. Amnistía Internacional dice que se está torturando y violando en las cárceles. Y no hay plenos parlamentarios, editoriales, artículos, pronunciamientos, notas siquiera, evidenciando una vez más la inmensa hipocresía en la que se mueve esta sociedad.

Seguir leyendo »

Después del minuto de silencio

Magnus Carlsen, a los 13 años, leyendo un comic del Pato Donald antes de su partida con Kasparov. Fotograma del documental "Mozart of Chess" de la CBS

Durante el torneo de ajedrez celebrado en Bilbao en el que participó, junto a otros maestros internacionales, el actual campeón del mundo, Magnus Carlsen, se pidió un minuto de silencio en memoria de las víctimas del atentado de Múnich, donde un hombre abrió fuego en una zona de ocio matando a nueve personas e hiriendo a muchas otras.

La IX Final de Maestros tenía lugar en el teatro Campos Elíseos, un magnífico edificio modernista de principios del siglo XX. Jugadores y público entraban a una sala perfectamente acondicionada, con una atmósfera de sosiego y meditación donde el silencio se mantenía durante horas. En ese escenario, todos nos habíamos puesto en pie. Quizás enseguida volviera a pensarse en qué apertura se utilizaría o en la serie de contraataques posibles, pero en aquellos primeros segundos todavía se escuchaba el eco de las palabras de la organización: “atentado terrorista”, “muertos”, “heridos”.

De pronto parecía imposible que esas matanzas fueran cometidas por seres humanos iguales a los que teníamos allí delante, y sin embargo no, no se trata de dos especies diferentes de homínidos. Los ajedrecistas no nacen ajedrecistas, se hacen, como se hace un ingeniero, un artista. En ese sentido, los niños y adolescentes que se hacinan en los centros de refugiados griegos es difícil que se dediquen a contemplar las distintas tonalidades del mar, y casi imposible que se pongan a pintar cuadros. Según una investigación de la revista Der Spiegel, en los campos de refugiados sirios en Líbano el precio del riñón ha caído de 3.000 dólares a 700 porque la oferta supera la demanda. Ellos son el producto, no el sujeto.

Seguir leyendo »

Manifiesto estival contra el periodismo acomodado

Cuando el calor aprieta y el terrorismo se ha convertido en una cita de desequilibrados con o sin ideología. En estos tiempos de incertidumbre y miedo. En estas semanas en las que Felipe VI, nuestro rey nunca elegido, contempla con impaciencia cómo los líderes más relevantes demuestran su incapacidad para pactar, me dispongo a criticar a mis colegas de oficio y a mí mismo por nuestra incapacidad para el riesgo, la autocrítica, la rebeldía y la sinceridad.

El periodismo en España no atraviesa su mejor momento. Vivimos sometidos como nunca a la dictadura del patrón, que a su vez está rendido, como siempre, al control del poder. Con la diferencia de que lo que antes era puro disimulo, ahora, en muchos casos, es indecente transparencia.

Algunos colegas se dieron cuenta de la realidad cuando fueron víctimas de los primeros Eres. Bienvenidos a la pandilla de los críticos más o menos apestados. Algunos siguen mamando de la teta pródiga y peleando por esa tertulia o aquella colaboración, dispuestos a adular o a ejercer de equilibristas del ditirambo y la crítica (dulce, por supuesto). Y otros, lo podemos ver algunas noches en la tele, se han pasado sin vergüenza al mundo del espectáculo. Con sus trucos, sus requiebros, sus dichos y gracietas. 

Seguir leyendo »

Papá, cuéntame otra vez lo de las vacaciones pagadas

 

Que las vacaciones de la clase política se vean este año fastidiadas por la ingobernabilidad no deja de tener un punto de justicia: si la vida política se ha vuelto tan inestable como nuestras vidas precarias, qué menos que los dirigentes políticos se queden sin descanso veraniego como les pasa a cada vez más trabajadores.

Escribo esto un día antes de empezar mis vacaciones. Bueno, "vacaciones" las llamo yo para animarme, porque en realidad son “autovacaciones”, vacaciones de autónomo: me las pago yo, dejo de generar ingresos, no llego a desconectar del todo, y la mitad del tiempo se me va en resolver cosas pendientes y anticipar el próximo curso. Eso cuando no son "trabaciones", seguir currando pero a otro ritmo y con las niñas sin colegio, un rato a la playa y otro al ordenador. Muchos autónomos “disfrutan” de unas vacaciones similares, y muchos otros apenas pueden cogerse una o dos semanas, o ni eso, que no están los tiempos para bajar la persiana. Que sí, que eres tu propio jefe y trabajas en pijama; pero para los muchos autónomos forzosos, poco consuelo tanta “libertad”.

Seguir leyendo »

¿Cuál es el papel del rey Felipe VI?

El pasado viernes, Albert Rivera nos despertó, una vez más haciendo gala de su sentido de estado, compromiso y responsabilidad interpretado de una forma excesivamente mediática y muchas veces excediendo sus limites, comunicando a los ciudadanos que pedirá al rey interceder en las negociaciones para la investidura. El líder de Ciudadanos, en una entrevista en El País, afirmó que le dirá a Felipe VI que les "ayude a convencer al PSOE y al PP de que dejen de darse la espalda permanentemente".

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, recogió las criticas unánimes de todos los partidos y recordó que el papel del rey ante la ronda de consultas que esta semana ha iniciado con los partidos políticos es el que marca la Constitución.

Pastor respondió así a los periodistas en el Congreso al ser preguntada sobre si cree que el rey debe interceder en las negociaciones para la investidura como ha sugerido el líder de Ciudadanos. "¿Cuál es el papel del rey?", era la pregunta a la que Pastor ha respondido: "El que dice la Constitución". 

Seguir leyendo »

Que Rajoy no gobierne será culpa de Sánchez

Una parte del electorado español vota “como las personas normales” pero hay otra parte que se comporta como una pandilla de anormales y vota para que Rajoy y su partido no gobierne, así ocurrió en noviembre pasado.

Como tampoco la oposición fue capaz de armar gobierno hubo que volver a votar en mayo y, aunque el PP mejoró resultado, nuevamente el voto de esa pandilla decidió que Rajoy no gobernase y en eso estamos por culpa de la insensatez de personas que no acaban de aceptar la necesidad de que Rajoy gobierne y algo habrá que hacer porque este país “no es Uganda” pero ya se va a parecer a Bélgica que lleva más tiempo sin gobierno.

Por eso, en un programa de televisión la presentadora pregunta: “¿Qué hay que hacer para que Rajoy pueda formar gobierno?” y, a continuación, ella y sus colaboradores discuten las diversas posibilidades, que unos voten, otros se abstengan, etc. Así llega la actualidad política a través de los medios de comunicación mayoritarios: Es necesario, imprescindible y urgente formar gobierno. O sea, nos recuerdan que debe acabar el bloqueo para que Rajoy vuelva a gobernar.

Seguir leyendo »

No nos merecemos esto

No deberíamos permitir que nos sigan distrayendo con esta farsa ni un minuto más. Deberíamos protestar, no ya como ciudadanos, sino como clientes y espectadores estafados. Hemos pagado una entrada y tenemos derecho a que nos ofrezcan un show profesional y de categoría, no esta chapuza, mezcla de una función de fin de curso y una exhibición de taller de teatro para aficionados, que estamos teniendo que soportar desde el 26J.

Merecemos que no nos traten como idiotas y que nos tomen mínimamente en serio. No pueden avisarnos que España no puede seguir un minuto más sin gobierno y luego irse todos de puente antes de iniciar las consultas. Simplemente no cuela. Igual que tampoco nos tragamos que todos tengan tanta prisa pero ninguno haya tenido tiempo para sentarse a negociar nada mínimamente sensato durante casi un mes.

Seguir leyendo »

sobre este blog

RSS

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -

Recibe nuestros boletines

Se produjo un error, inténtalo más tarde

Muchas gracias

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -