eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Con Dios y con el diablo

El Papa Francisco junto al presidente de Perú, Pedro Pablo Kucyznski. Foto cedida por el periódico Correo del Perú

Si yo fuera un poco como Juan José Millás podría escribir sobre esta foto. Podría decir que los vientos no corren a favor del Papa. O que corren a favor de su ceguera. Hablar de todo lo que no quiso ver Bergoglio mientras le besaban las manos unos niños peruanos. O de la sombra de cuernos satánicos que proyecta en la pared el soldadito de plomo de atrás y con la que conversa el Presidente del Perú, tan en las nubes, dando la espalda a la realidad, porque la aureola se ha convertido en capirote, la sonrisa en máscara y él mismo en su propio espectro.

Esta es la foto: El Papa acusado de encubrir pederastas se encuentra con el Presidente que acaba de indultar a Fujimori, un exdictador condenado por crímenes contra los derechos humanos. Ambos pasan por un bajón de popularidad. El primero no llenó las misas en Chile. El segundo tiene 20 por ciento de aprobación en las encuestas. No hablan de ello, pero se sirven mutuamente para llenar algunas plazas, algunas iglesias con palabras rimbombantes, como reconciliación o paz. Se lavan la cara juntos, maquillan el crimen, la desgracia, la pobreza. Pero también el paisaje de la indolencia para que no pueda verse desde el Papamovil: en el barrio que lleva el nombre de la ciudad donde nació Bergoglio, Buenos Aires, al norte del país, en Trujillo –una zona golpeada por las lluvias y desbordes y que en un año sigue igual de abandonada por el Estado–, solo se ha asfaltado la vía por la que va a arrastrar su sotana. Todo lo demás se ha cubierto con láminas de madera y plástico,  para esconder lo destrozado y mísero que está.

En esta foto, aunque no se ven, también están todos los daños que no han sabido reparar sus protagonistas. Los materiales y los simbólicos. Los de las víctimas de Fujimori. Los de las víctimas del clero pedófilo y sus encubridores. Más tarde, el obispo sodálite José Antonio Eguren   ofrece el solemne discurso de bienvenida al santo padre. Eguren es uno de los nombres envueltos en el mayor caso de abusos sexuales contra menores dentro de una congregación religiosa en el Perú, la de los Soldalicio de Vida Cristiana, fundada por Luis Figari, acusado de múltiples abusos y quien, por cierto, también está libre y dándose la gran vida en Roma.

Seguir leyendo »

Naranjas, azules, todos quieren ser los campeones

Nada describe tan bien la pugna desatada en el seno de la derecha española como la mítica canción de Torrebruno: “tigres, leones, todos quieren ser los campeones”. La disputa entre naranjas y azules se reduce a resolver quién gana el campeonato. Si el Partido Popular no fuera un partido asolado por la corrupción, Ciudadanos tendría serios problemas de plagio con su programa y con su discurso “liberal progresista”. De ahí que la única discrepancia seria que mantienen se refiera a una reforma de la Ley electoral que el PP no quiere tocar, porque mantiene el peso del electorado de la España interior que todavía conserva, y Cs quiere cambiar para que pese aún más ese electorado conservador urbano que cree dominar.

A falta de discurso o políticas diferentes que discutir en Catalunya, azules y naranjas se pelean por la cesión de un diputado bajando al barro de echarse en cara si unos lo piden sólo por la pasta y otros lo niegan por traidores. El PP ha tenido tan difícil encontrar un punto de discrepancia por donde empezar a arrear a Cs que han recurrido a la inflamable cuestión de la prisión permanente revisable. Los populares, abanderados de ese derecho penal cipotero que recorre España desde hace años alimentándose sin compasión del dolor de las víctimas, echan en cara a Ciudadanos su abstención; ni siquiera pueden reprocharle haber votado a favor de su derogación.

Lo cierto es que Cs y Albert Rivera afrontan un dilema complicado: han crecido dejando gobernar al PP y al PSOE pero para seguir medrando tienen que dejar de hacerlo. Puede que Rivera se vea gobernando con PP y PSOE, pero puede también que ellos no se vean gobernando con él. El oportunismo que ahora les reprocha Mariano Rajoy, sabedor de lo mucho que sus votantes desprecian esa cualidad, se acaba de convertir en su mayor problema.

Seguir leyendo »

¿Cómo han afectado a la sanidad 10 años de crisis?

Con el comienzo de la crisis en 2007 en España, pocos se imaginaban el enorme efecto que tendría en la vida de todos nosotros. En estos 10 años de crisis (que muchos no dan aún por terminada) casi cada faceta de nuestra vida se ha visto influenciada, en mayor o menor medida, por estas circunstancias especiales. La Sanidad, por su vital importancia y por la magnitud de inversión que supone para un país (especialmente para las Comunidades Autónomas) ha sido una de las protagonistas. Ahora que llevamos alrededor de una década de crisis quizás sea un buen momento para echar la vista atrás y preguntarnos: ¿cómo ha cambiado la sanidad española en estos 10 años? ¿En qué se ha visto más afectada?

Sin duda, el factor más importante para responder a estas preguntas es el dinero que se ha invertido (o dejado de invertir) en sanidad durante los últimos años. Es este "detalle" el que determina la magnitud con la que la sanidad se ha visto influenciada. En la web del Ministerio de Sanidad pueden encontrarse las  Estadísticas de Gasto Sanitario Público desde 2002 hasta 2015.

Durante el transcurso de esta crisis se pueden observar 3 tendencias diferentes. De 2007 a 2009, pese a la crisis, hubo un aumento del gasto sanitario. A partir de 2009 y hasta 2013 ha existido un descenso evidente y gradual del gasto hasta valores casi de 2007. Y es a partir de 2014 cuando se empieza a notar un cambio con una tendencia hacia un ligero aumento del gasto sanitario. Como explica Javier Padilla en  Seis dudas y siete gráficas sobre gasto sanitario en España: se recortó en Sanidad más de lo que decreció la economía y, en general, la Atención Primaria y la Salud Pública han sido el principal objeto de recorte.

Seguir leyendo »

Todos los andaluces son animales (aunque Andalucía no sea zoópolis)

Campaña #NoSeasAnimal del Instituto Andaluz de la Mujer, Junta de Andalucía

El próximo martes 23 de enero  presentaremos en Barcelona el libro titulado Manifiesto animalista, publicado por Reservoir Books, sello del importante grupo editorial Penguin Random House. En este breve y contundente ensayo, su autora, la filósofa francesa Corine Pelluchon, apela a la necesidad de politizar la causa animalista para que el movimiento por la abolición de la explotación animal siga unas pautas y plazos similares a los que siguió en el siglo XIX el proceso de abolición de la esclavitud humana en los Estados Unidos. Pelluchon apela a un nuevo humanismo que denomina “edad de lo viviente” y que plantea como “un proyecto de reconstrucción social y democrática”, alejado del capitalismo y que ha de incluir necesariamente la cuestión animal.

Por su parte, el próximo lunes 29 de enero, la prestigiosa editorial Errata Naturae publicará el que es considerado como uno de los títulos más relevantes sobre teoría política contemporánea: Zoópolis, una revolución animalista. Sus autoras, las filósofas Sue Donaldson y Will Kymlicka, partiendo de la consideración de igualdad, autonomía y prosperidad para todos los seres sintientes y con intereses propios, plantean un nuevo modelo integral de las relaciones entre animales humanos y no humanos, modelo que conformaría una nueva comunidad, regida por un concepto compartido de justicia. Como recuerdan Donaldson y Kymlicka, el término 'zóopolis' fue acuñado en 1998 por  Jennifer Wolch para describir una ética medioambiental urbana que abarca una visión integral de la comunidad animal, humana y no humana.

Ambos títulos vienen a sumarse al combate contra el especismo que inspira al movimiento en defensa de los otros animales, especismo que supone una discriminación de los individuos por razón de su especie y que es moralmente equiparable a la discriminación racista de los negros por el color de su piel o a la discriminación machista de las mujeres por razón de su sexo. Toda teoría política rigurosa no se permite en la actualidad obviar ninguna de estas cuestiones, e incluso la Real Academia de la Lengua ha incorporado recientemente el término  especismo en su diccionario.

Seguir leyendo »

Juego de Cromos

36 Comentarios

Ansiaba ingenuamente que no hubiera más temporadas. La última está siendo tan pésima para los intereses de la sociedad española que pensaba que los productores habrían espabilado mientras la competencia les come el terreno entre la audiencia. Pero no. Todo apunta a una nueva reedición del Juego de Cromos más destructivo para la democracia española.

En los próximos meses vencerá el mandato del actual Consejo General del Poder Judicial. El de la infamia Gallardón. Es tan evidente que no hay regeneración posible de la democracia sin reforzar la independencia del Poder Judicial, que casi cruzaba los dedos para que aunque fuera Ciudadanos consiguiera torcer los designios de un juego de control y de cambio de cromos que ya dura demasiado. No hay ningún viso. Es más, todo apunta a que no sólo no se rectificará el sistema de elección partidista sino que la fragmentación del Parlamento nos aboca a una prórroga de juego del más ineficiente y perjudicial de todos los Consejos que han existido. Y eso es mucho decir, puesto que los ha habido muy infames.

Lo más desolador para mí ha sido comprobar que el PSOE actual tampoco está dispuesto a soltar la presa del Tercer Poder, por si algún día puede volver a controlarlo. Desesperanzador. Ante la propuesta de volver al sistema de elección marcado por la Constitución -porque ha sido alterado de forma bastante espuria- defendido por todas las asociaciones judiciales y exigido por Ciudadanos al Partido Popular en su pacto de investidura, se presenta otro nuevo bloqueo para perpetuar el sistema actual y alcanzar un nuevo cambio de cromos. El PSOE ha manifestado que rechaza "cualquier pretensión corporativa de convertir el gobierno del Poder Judicial en una suerte de autogobierno de jueces y magistrados". La frase es gomosa y mendaz. La pretensión de volver al sistema de elección constitucional no es una pretensión corporativa, o no sólo, porque ni Ciudadanos ni todos aquellos que conocemos los males producidos a toda nuestra sociedad por la alteración partidista llevada a cabo por el PSOE y el PP de forma instrumental, somos jueces ni formamos parte de ninguna corporación. En todo caso, señores del PSOE, entre que los jueces les deban favores a sus compañeros por ser elegidos y que se los deban a ustedes o a los populares, yo tengo clara mi elección.

Seguir leyendo »

Nadie tiene en su vida un problema de reforma de la Constitución

26 Comentarios

Así es como empezaba siempre la clase dedicada a la reforma de la Constitución. Nunca, les decía a los alumnos/as, os vais a encontrar en el ejercicio de la profesión con la reforma de la Constitución, porque nadie tiene jamás en su vida un problema  de esa naturaleza y va a acudir a alguno/a de vosotros/as para evacuar una consulta.

Y, sin embargo, todo el DERECHO que vais a estudiar a lo largo de la licenciatura y con el que vais a operar en vuestra vida profesional es el que es porque hay un Título X en la Constitución dedicado a la reforma de la Constitución.

En la reforma de la Constitución descansa el sistema político y el ordenamiento jurídico del Estado Democrático de Derecho. Y es así, porque la reforma es la máxima expresión del principio de legitimidad democrática en el interior del Estado Constitucional. Una vez ejercido el poder constituyente, la reforma de la Constitución ocupa el primer lugar en la jerarquía política y normativa. Únicamente a través de la reforma se puede entrar en contacto con el poder constituyente y proceder a su renovación.

Seguir leyendo »

El dolor del retorno

Folleto de la exposición 'La generación del 87. Orígenes y destinos, 1987/2017'

Ulises, el héroe griego que viajó a Ítaca atormentado por la nostalgia, nos enseñó que el dolor del retorno nos hace regresar al punto de partida. Tal vez sea por eso que los más viejunos recordemos los años ochenta como una patria de banderas nocturnas y tribus urbanas a la que siempre queremos volver. 

Esto viene a cuento por la exposición fotográfica inaugurada estos días en Madrid, donde los 87 rostros más relevantes de 1987 vuelven a ser retratados 30 años después de que la revista La Luna de Madrid los sacase entre sus páginas. Una montonera de caras conocidas se han prestado a ser retratadas para compartir el tiempo pretérito, haciéndolo presente en un instante que nos lleva hasta aquellos días en los que la droga era la religión del pueblo y el Rock-Ola su templo.  A aquella Odisea se la denominó Movida Madrileña. 

Con todo, aquellos tiempos tan clásicos tuvieron su lado artificioso. Según cuenta el Mariskal Romero con mucho acierto, lo de La Movida Madrileña fue la mejor película de Pedro Almodóvar que Pedro Almodóvar nunca llegó a filmar. Hay que hacerse cargo de que el Mariskal hace la definición desde el resentimiento de clase, desde ese lugar tiznado por el betún de la derrota. Es comprensible por ser su voz -la del Mariskal- pionera del Rrollo, movimiento que hubo antes de La Movida y que el Mariskal Romero impulsó a finales de los años setenta, dinamizando la relación entre la música y la calle, lo que daría origen al rock urbano. Grupos como Leño, Topo, Asfalto, Ñu, mantenían el discurso legítimo desde los márgenes y la incertidumbre

Seguir leyendo »

La naturaleza sigue indefensa ante las escopetas

Esta semana se han producido dos noticias que vuelven a poner de manifiesto el lamentable nivel de indefensión que sufre nuestra naturaleza por parte de los escopeteros.

Por una parte el pasado martes un desalmado disparó y mató a una pareja de cigüeñas que criaba en la iglesia de Valverde de La Virgen, un pequeño pueblo de León. El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardía Civil (SEPRONA) está investigando los hechos para dar con el autor de los disparos.

Por otra parte, este viernes se celebró el juicio contra un cazador furtivo que el pasado día de Reyes encañonó con su escopeta a un agente forestal amenazándolo de muerte tras ser sorprendido por éste en el Parque Natural del Señorío de Bertiz, un espacio protegido del Valle de Baztán (Navarra). Por cierto: el acusado iba acompañado de su hijo, menor de edad.

Seguir leyendo »

George Smiley aparece en los archivos del Pentágono

Hace unos pocos años se publicó la novela Campo de amapolas blancas del escritor Gonzalo Hidalgo Bayal. En ella, el narrador nos cuenta su experiencia desde los años sesenta hasta bien entrados los setenta en una secuencia que tiene como marco su vida cotidiana en provincias, los estudios en Madrid y sus andanzas en el París del mayo francés. El protagonista hace su iniciación vital en compañía de un amigo que intenta concretar el sueño generacional de la realización artística y que acabará en fracaso. Buscan, sin conseguirlo, ver en los márgenes de la carretera y de la vida las amapolas blancas cuyas hojas contienen «la esencia del paraíso, su síntesis primordial». De adolescentes habían hallado una Arcadia en el final de la película Dos hombres y un destino de George Roy Hill, donde Paul Newman y Robert Redford, interpretando  a Butch Cassidy y Sundance Kid a punto de morir rodeados por el ejército boliviano se dan un ánimo imposible y dicen: “Iremos a Australia”. El narrador se limita a leer; el amigo, por su lado, intenta abrir la puerta de lo sublime sin conseguirlo. En el inicio del libro, Hidalgo Bayal escogió un fragmento de El almendro de Albert Camus, donde el escritor francés cuenta que en Argel esperaba la noche invernal cuando los almendros se cubrían de flores blancas y después se maravillaba viendo cómo resistían las inclemencias del tiempo para llegar a ser un fruto. No les ocurre lo mismo a los protagonistas de la novela. Hoy me doy cuenta que entonces, apenas seis o siete años atrás, leí el libro con cierta nostalgia y creo que Hidalgo Bayal, por el contrario, clausura en este texto, no sin dolor pero con fuerza poética, los símbolos y los paraísos. «No ganaremos nuestra felicidad a fuerza de símbolos. Hace falta algo más serio.», sostiene Camus en otro pasaje del El Almendro. Ya no nos queda París. Tampoco Australia.

La profecía de Bauman sobre una realidad líquida, un oportuno eco de la voz de Marx («Todo lo sólido se esfuma en el aire, todo lo sagrado se profana.») se cumple con el mismo rigor y voluntad que los tuits matinales del presidente Trump que golpean, uno tras otro, sobre la piel resquebrajada de un mundo conocido que va perdiendo peso.

Todos buscamos certezas y no las hay. Se impone la nostalgia como horizonte: ya que es incierto salir por la puerta a la calle, buscamos un rayo de sol en el patio trasero. Cuando el Muro de Berlín y el mundo bipolar son ya sombras en la memoria, John Le Carré escribe una obra crepuscular, lúcida e inteligente, cuya traducción española se acaba de publicar esta semana: El legado de los espías. Claro, el libro encierra un ejercicio no disimulado: intenta construir sentido desde la lectura del clásico de Le Carré sobre la Guerra Fría, El espía que surgió del frío. Medio siglo después, se revisan los pasos de George Smiley para ver si en alguna de sus huellas están escritas claves que puedan servir hoy. El simple ejercicio de nostalgia arma una narración que, sin demérito de Le Carré, Cesar Aira resolvería en una sola frase de El legado de los espías: «Sé generoso con los detalles pero guarda el resto de la memoria y tira la llave».

Seguir leyendo »

Un escándalo sostenido por corruptos, tibios y cenutrios

46 Comentarios

Rita Barberá y Francisco Camps saludan al público a bordo de un Ferrari en una imagen de archivo

Audiencia Nacional. Crespo nombra en Gürtel a Costa, Fabra y Camps. Y, Rajoy, en FITUR, rodeado de periodistas, dice... que 2017 fue un año magnífico para el turismo. Así funciona el tinglado. En los últimos días, varios encausados por corrupción han cantado ante la justicia para confirmar las sospechas largamente avanzadas. En España, miembros del Partido Popular o de los nacionalistas catalanes de Convergencia i Unió contrataron obras, pagadas con dinero público, a cambio de mordidas astronómicas en las que el que pudo metió el cazo para volcarlo a su bolsillo. De estos partidos básicamente y también de otros. Una práctica que se presume habitual, una forma de ejercer la función pública. Pero el problema ni siquiera acaba ahí.

Constatamos que a amplios sectores de la sociedad les da lo mismo que les roben, que nos roben. Que la justicia va por barrios, dejando oasis de intocables y deteniendo con aroma de arbitrariedad por opiniones  o actitudes convertidas en delito. Sabemos que nada sano puede salir de la abismal disparidad de criterios al abordar los problemas. Que el río revuelto viene con víctimas asfixiadas y pescadores que se aprovechan ignorando todo escrúpulo. Comprobamos que las injusticias sociales alcanzan cotas de escándalo. O que un empresario condenado por las tarjetas Black, investigado por otra trama de corrupción, recién denunciado por un compinche como receptor de una comisión millonaria, llamado compi yogui por los Reyes de España, viaja a Davos en la comitiva que nos representa como país y que encabeza el propio Felipe VI.  

Vivimos tiempos complicados que parecen encaminarse a un futuro peor. Hasta la ficción literaria y cinematográfica nos presenta un espejo negro, un Black Mirror, al que avanzamos. Se han aparcado los coches voladores y los trajes fluorescentes, la ciencia ficción nos lleva a un terreno más oscuro. Quizás porque es más realista, más apoyado en datos del presente. Solo que el futuro no está escrito; el espejo no es barrera, es cristal frágil y quebradizo. Detrás puede haber esa sima que auguran o nuevos horizontes para construir, dejando atrás la mugre.

Seguir leyendo »