eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La danza de la guerra que Trump lleva a la OTAN

Donald Trump, el monarca saudí y el presidente egipcio en Riad, esta semana

El terrible atentado de Manchester que ha dejado 22 muertos y decenas de heridos se produjo tan solo tres días antes de la cumbre de la OTAN que este jueves se celebra en Bruselas, con la presencia del presidente estadounidense Donald Trump. Veinticuatro horas más tarde en círculos oficiales ya se comentaba que el ataque terrorista condicionaría la agenda de la reunión de la Alianza Atlántica.

Sin duda Manchester se está usando para condicionar este encuentro. Pero lo cierto es que el guión para esta cumbre lleva tiempo moldeándose. Donald Trump tiene dos exigencias claras para sus socios: que especifiquen como tarde en diciembre de qué modo lograrán aumentar su gasto en Defensa hasta el 2% de su PIB y que la OTAN en sí misma entre a formar parte de la llamada "coalición contra el terrorismo" que opera en Siria e Irak. Hasta ahora socios de la OTAN participan en esas operaciones a título individual. El presidente estadounidense quiere el compromiso de la propia Alianza como ente conjunto. La apuesta bélica sigue in crescendo.

Para entenderlo bien, conviene recordar qué ocurrió en la cumbre de la OTAN del pasado año celebrada en Varsovia. Aquella reunión, con Obama como presidente de EEUU, pasó bastante desapercibida en los medios y el debate público, pero ningún historiador del futuro la menospreciará como hecho clave. En ella los países socios de la Alianza Atlántica se comprometieron a dedicar el 2% de su Producto Interior Bruto a Defensa en un plazo de cuatro años y en ella se acordó el despliegue de miles de tropas en la Europa del Este, casualmente en cuatro naciones limítrofes con Rusia, cada vez más cercada.

Seguir leyendo »

¡Ay, Manuela!

Cospedal aplaude a Concepción Espejel tras condecorarla. Foto: CGPJ.

Me pían que la operación para el nombramiento de Concepción Espejel (alias Querida Concha) para la presidencia de la Sala de lo Penal progresa adecuadamente. Eso significa que ya se han producido las cortinas de humo sobre otros candidatos conservadores, se ha hablado como siempre de seráficos candidatos de consenso y se ha hecho ver que tenían posibilidades algunos magistrados que no saldrán electos en la vida. Nada nuevo bajo el sol. Todo es necesario para que el nombramiento de Querida Concha se confirme. Máxime porque permite a los que están ejerciendo de muñidores –en este caso el vocal Martínez-Tristán, el marido de la exconsejera de Cospedal, todo queda en familia– agitar frente a los indecisos la amenaza de que la división le dé la victoria a los progresistas. Y eso, pesa. Ya se imaginan.

Se preguntarán entonces, a qué viene mi veleidad de titular esta columna con un ¡ay, Manuela! en lugar de con un ¡ay, Concha! No, no me he equivocado. Mi quejío se refiere a la magistrada Manuela Fernández-Prado que también concurre a esa plaza y que será respaldada por los vocales progresistas sin esperanza. Y quiero hacerlo porque Fernández-Prado es un ejemplo de los magistrados y magistradas que no se han plegado a pasar por el aro de hacer lo que es preciso hacer si quieres progresar.

Fernández-Prado lleva casi un cuarto de siglo en la Audiencia Nacional y fue una de las mujeres pioneras en elegir determinados destinos gravosos de la carrera judicial. Sobre su toga lleva el haber formado tribunal con los últimos presidentes de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional: Siro García, Javier Gómez Bermúdez y Fernando Grande-Marlaska. Con todos ellos ha suscrito sentencias sobre toda la trayectoria de ETA, con ellos fue ponente de la condena al general Galindo por el Caso Lasa y Zabala, en esa sección hizo los juicios de Sokoa, por el asesinato de Miguel Ángel Blanco o el caso de Ortega Lara y fue ponente de las piezas de KIO o de tantas otras. Son 24 años poniendo resoluciones de asuntos duros y complejos en un complicado tribunal.

Seguir leyendo »

No hacer nada

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Rajoy predica la "unidad" y "dar ejemplo", al mismo tiempo que no felicita inmediatamente al recién elegido líder del PSOE, que sí lo hace con el Real Madrid, que tampoco tiene un hueco para ir a declarar ante la justicia, ni dar la cara en una moción de censura en la que podría explicar detenidamente en el Parlamento por qué considera que sigue legitimado, a pesar de la sucesión de escándalos de corrupción que le rodean.

El presidente del Gobierno no saca tiempo para estos temas, pero, de repente, de nuevo se muestra "muy preocupado por Cataluña", sin hacer gran cosa, igual que hace unos días manifestaba su "gran preocupación" por el "país hermano Venezuela". Es una cuestión de prioridades, de a qué dedica el tiempo libre y, sobre todo, de dónde quiere que ponga su mirada la opinión pública. "A veces lo más urgente es no hacer nada", reza el teorema del marianismo, o "hay que mirar hacia otro lado cuando hay que hacerlo", como les decía recientemente a unos jóvenes.

Claro que, entonces, cuesta aceptar esas advertencias sobre una izquierda radical y rencorosa, si el presidente no levanta ipso facto el teléfono y deja pasar los días hasta felicitar al que una parte de los españoles han elegido como secretario general de otro partido. Difícilmente es creíble el discurso de la fraternidad y de remar todos juntos, si Rajoy cambia la victoria del Madrid por su responsabilidad de mostrarse siempre como el jefe del Gobierno de todos.

Seguir leyendo »

Lo que han demostrado las primarias del PSOE y lo que no

76 Comentarios

Pedro Sánchez, en Ferraz tras su victoria en las primarias.

En España cuesta demostrar las trampas más evidentes, ocultas o mareadas bajo muchas trampas más, pero alguna vez se hace la luz. La reelección de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE ha revelado, en primer lugar, la escandalosa maniobra que culminó en el ominoso Comité Federal del 1 de octubre que le obligó a dimitir. Por mucho que hayan insistido en su normalidad, la mitad de la militancia no les creyó. Ni lo tragó. Y mucho menos que fuera inevitable abstenerse para dar el gobierno a Rajoy como también se han cansado de repetir. Para su mala fortuna, la corrupción, las maniobras judiciales, hacían y hacen más flagrante ese apoyo.

Hablamos de todos aquellos que han quedado con sus desvergüenzas al aire en una operación tan chapucera como solo sabe hacerse en España cuando se ponen a ello. Se trataba de entronizar en el mando a Susana Díaz y echar de la faz de la tierra –de ser posible– a Pedro Sánchez. Por distintas motivaciones. Agravios personales en algún caso y, fundamentalmente, para que nada cambiara en el sistema, a mayor gloria de sus promotores.

Los análisis más equilibrados coinciden en que el fallo principal fue la candidata. Cuesta entender dónde le veían las grandes aptitudes que describían los medios a su favor –casi todos–. Carisma, fuerza, liderazgo, capacidad de unión y una gran destreza en coser los rotos provocados. El día de la votación aún aseguraba El País que del Comité "había salido un secretario general muerto políticamente y una aspirante al puesto más viva que nunca". Juicio clínico, como tantos otros.

Seguir leyendo »

Cuando el capitalismo se viste de feminista, la machista eres tú

142 Comentarios

Esta semana, la articulista feminista Yolanda Domínguez sacaba un artículo titulado "La nueva campaña de Kling nos deja en bragas y tiradas en el descampado". 

Humillante, horrorosa, ridícula y con cero sensibilidad hacia las mujeres... así es la nueva campaña de @KLINGNET https://t.co/ocriq3KA0z

Seguir leyendo »

La vigilancia masiva no sirve para detener atentados

24 Comentarios

May presidirá un comité de emergencias este martes por la mañana. Pedirá más vigilancia.

Dos semanas después de la primera publicación de los papeles de Snowden, Barack Obama dijo a la prensa que el programa de espionaje doméstico masivo de la NSA había "impedido al menos 50 amenazas terroristas". Del espionaje no doméstico no dijo nada porque espiar a ciudadanos no estadounidenses es el trabajo de la Agencia de Seguridad Nacional. Keith Alexander, director de la Agencia, dijo que no habían sido 50 sino 54. Dick Cheney, vicepresidente de George W. Bush en el 11S, dijo que Snowden era un traidor a la patria y que si hubieran tenido el programa de espionaje masivo entonces, el ataque a las Torres Gemelas no habría tenido lugar.

En los próximos días volveremos a oír que la vigilancia masiva sin control judicial es la solución al terrorismo. Que merece la pena renunciar a nuestros derechos fundamentales –o a los derechos de nuestros vecinos– para evitar la muerte de niños en el concierto masivo de una estrella del pop. No importa que esa tesis haya demostrado ser falsa. Porque, entre los atentados del 11 de septiembre y el atentado del Manchester Arena ha habido mucha, mucha, mucha más vigilancia. Y, sin embargo, no ha habido menos terrorismo. De hecho, ha habido más.

La relación entre el nuevo estado de vigilancia y el 11S es evidente. Un mes después del atentado, la Cámara y el Senado estadounidenses soltaban a los perros de la vigilancia masiva con una ley llamada USA Patriot Act. Esta táctica de aprovechar un shock post-traumático para imponer medidas antidemocráticas o anticonstitucionales sobre una sociedad civil no les era desconocida. Es la misma que describió Naomi Klein en su clásico La doctrina del shock. Desde entonces, a cada ataque terrorista le ha sucedido una reforma de ley.

Seguir leyendo »

Born Again

En Born Again, uno de los cómics fundacionales de la virilidad crepuscular (o del tebeo cipotudo), Frank Miller escribió una historia negra y maravillosa sobre la voluntad inquebrantable de un hombre al que no le queda ya nada que perder. 

Durante la primera parte del relato, Kingpin, un mafioso con tentáculos en las más diversas esferas del poder, se las apaña para arrebatarle todo a Daredevil, nuestro protagonista trágico. Le despoja de su amor, de su hogar, de su identidad y de su confianza. Luego, con el héroe ya roto, Kingpin ordena que lo maten, pero algo sale mal y Daredevil consigue escabullirse de los sicarios.

En una extraordinaria escena de resonancias operísticas, el villano, solo en lo alto de su rascacielos, se percata de que acaba de convertir un pequeño problema en una colosal amenaza. Porque "un hombre sin esperanza", comprende entonces, "es un hombre sin miedo".

Seguir leyendo »

El miedo es la principal derrota

34 Comentarios

Un nuevo atentado. En Manchester, Inglaterra. 22 muertos y medio centenar de heridos entre el público que asistía a un concierto de Ariana Grande, ídolo juvenil, provocadora cantante estadounidense. Por eso, el auditorio se componía de niños y jóvenes. Y de nuevo la tentación, cumplida, de extender el miedo. Ya nadie está a salvo, no hay padres que protejan de ese peligro que existe y por múltiples causas. Llenaremos de nuevo las pantallas de televisión, las radios, internet, de expertos para explicar el terrorismo, aunque no se aporten todos los datos que cuentan. Trump acaba de hacer negocios multimillonarios con Arabia Saudí, España mismo se emplea con fruición en la misma tarea. Son negocios. Pese a que Arabia Saudí es un importante foco de apoyo al extremismo.

Dudo que alguien nos diga que el miedo es la principal derrota. No podemos sembrar en los niños el temor al atentado para que coaccione sus vidas. Es uno de los muchos riesgos de vivir, el más irracional quizás, pero los seres humanos han de estar preparados para afrontar cuantos se inscriben en su camino. La seguridad absoluta no existe y el miedo solo brinda la absoluta seguridad de una capitulación previa. Repliega las alas, corta los caminos. La prudencia es imprescindible, el miedo no. Hay que armar la prudencia hasta para combatir los temores que nos inculcan.

No es casual que un inmaduro de libro como Donald Trump esté impulsando la idea de armarse hasta los dientes. Son negocios. Además. Y hay un tipo de puerilidad que se siente más segura tras una pistola. Y nada puede hacer ante una bomba. Pero la violencia genera más violencia.

Seguir leyendo »

Dejad de pedirle a la RAE que elimine palabras

39 Comentarios

Las consultas al diccionario de la RAE son ya 70 millones al mes

El gremio de panaderos ha lanzado recientemente una recogida de firmas para pedirle a la RAE y al Instituto Cervantes que eliminen o modifiquen el refrán "pan con pan, comida de tontos" arguyendo que resulta denigrante para los panaderos y que supone un desprestigio para el pan. La recogida de firmas forma parte de una campaña de publicidad que reivindica el pan artesano bajo el lema "el pan no es comida de tontos".

Los panaderos, en pie de guerra contra la RAE: pretenden eliminar el refrán 'pan con pan es comida de tontos' https://t.co/V7fzQeGNp3 pic.twitter.com/H0oVLTqnVC

Esta es la enésima recogida de firmas para pedirle a la RAE que elimine tal palabra o tal acepción del diccionario. Lo curioso es que, en esta ocasión, el gremio de panaderos pide a la RAE que retire un refrán… que ni siquiera está recogido en su diccionario ( sí aparece en el refranero multilingüe del Instituto Cervantes). No está demasiado claro, pues, qué está pidiendo el indignado gremio de panaderos a la Academia. ¿Que emitan un comunicado condenando su uso? ¿Que desplieguen comandos paracorrectoriles por la Hispanofonía para multar a quien lo diga? La RAE ha salido ya a aclarar que, efectivamente, el refrán de la discordia no aparece en su diccionario:

Seguir leyendo »

La conspiración oculta tras la victoria de Sánchez: toda la verdad

134 Comentarios

¿El 15M del PSOE? ¿La victoria de la militancia sobre el aparato? Por favor, no me sean ingenuos. Les voy a revelar la verdadera historia oculta tras la victoria de Pedro Sánchez, el plan maléfico y brillante con que los poderes fácticos han rehabilitado un partido moribundo y recobrado la conexión con los votantes. Agárrense, que es una historia de miedo.

Verano de 2016. Reunión secreta a bordo de un lujoso velero en alta mar. Los participantes acuden en helicópteros y yates particulares, y aunque no me atrevo a dar nombres, había dos expresidentes de gobierno, una docena de barones y exbarones, la vieja guardia socialista al completo, varios invitados del PP, empresarios, banqueros, un par de obispos, un rey emérito, y Rubalcaba y Cebrián. Ya, dije que no iba a dar nombres, pero esos dos se dan siempre por supuestos.

Los conjurados coinciden en su preocupación por la situación del PSOE: "O espabilamos, o en un par de elecciones estaremos fuera de juego, por pura biología: los jóvenes no nos van a votar nunca". Discuten una refundación, alguien propone buscar un nuevo líder, pero cunde el desánimo.

Seguir leyendo »