Opinión y blogs

eldiario.es

A Amancio Ortega le pitan los oídos un rato

60 Comentarios

Al hombre más rico de España y segundo del mundo le debieron de pitar las orejas este jueves. Media España hablaba de él, y no precisamente bien, mientras la otra media llenaba sus tiendas como cualquier festivo prenavideño. Hasta se convirtió en trending topic, cosa que al millonario discreto solo le pasa cuando se publica la lista Forbes. El empresario modelo, el creador de riqueza y empleo, el hombre hecho a sí mismo, el filántropo, tuvo un mal día y se llevó sus quince minutos de linchamiento en redes sociales a los que cualquiera tiene derecho al menos una vez en la vida.

Todo por 218 millones de euros que ha dejado de pagar a la Hacienda española en los últimos cinco años, de un total de 585 millones que se ahorró en toda Europa. Ya ven, 218 millones en España, una minucia, da para comprarle una camiseta en Zara a cada español y ya. En hospitales o colegios no sé cuánto será, pero calderilla en todo caso, comparado con los 2.200 millones que Inditex pagó en impuesto de sociedades en el mismo período, según se defendió la empresa.

Les recomiendo que se lean el informe del Grupo Europeo de Los Verdes. Se lee en un rato, en lo que tarda su pareja en salir del probador de Zara. Merece la pena, porque no habla solo de Inditex, sino de cómo la llamada “planificación fiscal” (vivan los eufemismos financieros) alegra las cuentas de las grandes compañías mientras Europa deja de ingresar 70.000 millones de euros cada año. Y lo más interesante del informe: suele ser todo legal. Sí, lo que hizo Inditex para ahorrarse 585 millones no es delito. Ya han oído, todo legal, circulen, pueden seguir comprando sin mala conciencia.

Seguir leyendo »

Cuando el miedo cambia de género

163 Comentarios

¿Por qué se revuelven tantos hombres contra el feminismo, incluso sabiendo su definición? ¿Por qué se ponen tan violentos y agresivos en conversaciones o en redes sociales? ¿De qué hablamos cuando decimos "tienen miedo a perder sus privilegios"?

La mayoría de hombres no son conscientes de los privilegios que traen con su género. De hecho, prueben a preguntar a cualquier conocido, les garantizo que hay un 99% de posibilidades de que diga que él no tiene de eso. Si continúan la conversación y empiezan a enumerarle sus privilegios, verán cómo automáticamente comenzará a inventar excusas. Si le hablan de que copan las directivas de la gran mayoría de empresas y organismos, él apelará a la meritocracia y les dirá que eso es porque lo merecerán más. Si le sacan el tema de la brecha salarial, él les dirá que os quejáis de eso pero no de entrar gratis en las discotecas. Si habláis de violaciones él les responderá con lo primero que le venga a la cabeza (suele ser que a los hombres se les viola en cárceles todos los días y nadie dice nada).

¿Por qué pasa esto? ¿Por qué tanta inventiva y excusas peregrinas? ¿Por qué tanto esfuerzo y energías en, no sólo negar la evidencia, sino también idear argumentos para convencer a su interlocutora de lo equivocada que está? Y, ¿por qué es tan común que todos reaccionen de la misma forma, repitiendo incluso los mismos mantras?

Seguir leyendo »

Ortega y Gasset, sin crucifijo

En este país, escribió José Ortega y Gasset, "es difícil hasta morirse". Pero incluso después de muerto, algunos intentan clavar más clavos, o espinas, en el ataúd. Es lo que le pasó al filósofo tras su muerte cuando la prensa nacional-católica intentó diseminar el bulo de que había fallecido reconciliándose con la Iglesia (católica claro, pues no parecía existir otra).

Pero resulta sorprendente que más de 60 años después de su muerte, El País, un periódico que otorga unos premios de periodismo que llevan su nombre, titulara (26.11.2016) una supuesta noticia así, afirmativamente y en destacada contraportada (para los que aún leen en papel): Ortega y Gasset murió besando un crucifijo.

El autor del reportaje, Juan Jesús Aznarez, es un buen periodista, pero en esto ha fallado. Si hubiera preguntado o leído lo que, por ejemplo, José Ortega Spottorno (mi padre) escribió en Los Ortega, ahora reeditado por Taurus, u otros estudios bien documentados, quizás hubiera evitado estos y otros errores.

Seguir leyendo »

Mojarse para limpiar el fútbol

Una de las indudables claves de la sorprendente supervivencia política de Mariano Rajoy es ejercer como nadie la técnica del avestruz. ¿Que hay un gravísimo caso de corrupción en su partido? El presidente se esconde unos días tras el plasma hasta poder decir aquello tan falso como reiterado de: «Ya hemos dado explicaciones». ¿Que España no tiene gobierno? No hay problema, Mariano se sienta a esperar a que el principal partido de la oposición le resuelva la papeleta. ¿Que salta un monumental escándalo fiscal que afecta a algunos de los futbolistas más relevantes del país? Pues «sobre eso que se moje la Agencia Tributaria, yo procuro no opinar de lo que no sé»… y a correr.

Rajoy sabe perfectamente de qué temas no le conviene saber o debe aparentar no saber; y uno de ellos son las corruptelas y excesos que rodean al deporte rey. En esto también, el presidente se rige por ese desarrollado instinto de supervivencia. Tocar el fútbol es mentar a la bicha, es enfrentarse al riesgo de cabrear a los aficionados más acérrimos (que son muchos) y, por tanto, de perder cientos de miles de votos. Lo realmente grave es que todo un presidente del Gobierno elija no mojarse en un momento en el que millones de contribuyentes se están preguntando si ellos son los únicos idiotas que cumplen con Hacienda.

Políticos, periodistas, empresarios y también aficionados tenemos la culpa de que el fútbol se haya convertido en una burbuja de impunidad. El problema viene de largo, desde el mismo momento en que se permitió primar el interés económico sobre el deportivo. Entre todos hemos ido creando un sistema que ha entregado los clubes a empresarios cuyo único objetivo es mercadear con los jugadores y utilizar el palco para hacer florecer sus negocios. Un deporte tan noble como el fútbol se juega hoy en un terreno embarrado en el que se desenvuelven con soltura especuladores, representantes pseudomafiosos, asesores especializados en defraudar y hasta traficantes de niños promesa que son abandonados a su suerte cuando dejan de ser rentables.

Seguir leyendo »

Madrid resiste (pero quizá no tanto)

Gran revuelo ha causado el cierre parcial del tráfico en la Gran Vía madrileña con motivo de la cercanía de las fiestas navideñas. Dejando a un lado el esperpento de la desvergonzada y cada vez más irrelevante Esperanza Aguirre, el verdadero problema de la capital con la movilidad está más relacionado con la timidez que con la valentía.

Por mucho que la derecha escenifique sus protestas -aún desnortada por la pérdida de la alcaldía-, lo que estamos viendo es que las medidas de Manuela Carmena -o en este caso de su concejala Inés Sabanés- no son ni novedosas ni especialmente imaginativas. El propio Gallardón, el lobo más peligroso de los conservadores, siempre disfrazado de verso suelto hasta que tocó poder nacional, había ensayado ya medidas similares.

La Gran Vía es pura anécdota. En realidad no hay alternativa. El centro de la ciudad no puede seguir siendo una especie de autopista urbana. Los peatones, las bicicletas y el transporte público deben ocupar todo el espacio. Y eso va a ir sucediendo incluso por encima de las ideologías que sostengan a los responsables del Ayuntamiento. Lo mismo sucederá primero con los coches diésel y luego con todos los demás que usen combustibles fósiles para moverse. Acabarán siendo víctimas de serias restricciones.

Seguir leyendo »

La España excluyente. El Premio Cervantes, por ejemplo

105 Comentarios

Los escritores cargan con las responsabilidades derivadas de sus obras, que pueden ser una carga tan pesada como su arrogancia; sin embargo, en la medida en que aceptamos los premios, también aceptamos su argumento, su carga ideológica. La institución otorga un reconocimiento a la figura premiada y, a su vez, la figura premiada reconoce y otorga credibilidad a la institución. Es por ello que hay quienes rechazan un premio u otro por venir de un Estado o una institución que repudian o no reconocen. Es parte de las muchas relaciones entre literatura y poder y entre escritores y política y, aunque queramos, no podemos escapar completamente a asumirlas.

Pero, como toda institución política, un premio que otorga un Estado también puede ser cuestionado por cualquier ciudadano de ese Estado aunque no opte a él, permitan que diga que el Premio Cervantes expresa perfectamente a un Estado con una cultura nacional excluyente, el Estado español. El "Cervantes", el Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes, claramente el premio de mayor rango institucional que otorga el Reino de España desde 1976, responde a una política de la lengua y de Estado que tiene lógica, pretende rentabilizar simbólicamente el dominio de España sobre la lengua "castellana" o "española" que es también la de otros Estados americanos.

Eso va acompañado cada año con la reivindicación de la "universalidad" de la lengua castellana, refiriéndose a esos Estados y a los millones de personas que lo hablan y lo escriben. En consecuencia, cada año se premia por su obra literaria a un escritor o escritora en lengua castellana de cualquier lugar de España o América, tenga o no nacionalidad española.

Seguir leyendo »

Juego sucio

33 Comentarios

Cristiano Ronaldo, en una imagen de archivo.

Hablemos de Cristiano Ronaldo, las estrellas del fútbol y la presunta evasión fiscal. De entrada, anoten que, en los últimos 15 años, la inversión en paraísos fiscales se ha multiplicado por 4. Son datos de Oxfam, que también señala que, en España, las empresas con más filiales en estos paraísos son el Banco Santander, ACS e Iberdrola. Un banco, una constructora y una eléctrica. Son muy poderosos. Como señala este informe, tributan menos y, además, "influyen tanto que los gobiernos están a sus órdenes".

Asunto delicado. Es cosa de gente con mucho poder. Hay un gesto de Mariano Rajoy que demuestra que no es hablar de Fulano o Mengano. Al presidente le han preguntado por el caso de Ronaldo y ha respondido que "no se moja". Tal cual. Nadie pedía que Rajoy le acusara. Cuando acaba de volver a subirnos los impuestos, podía haber dicho una generalidad como "Hacienda somos todos". No lo dijo. Tampoco hubiera sido verdad, porque no lo somos.

Siguiendo por el informe, el 86% de toda la recaudación lo pagan las familias. Piensen en la clase media terrenal. En el resto, están los galácticos como Cristiano que, según los periodistas de "European Investigation Collaborations", mueven el dinero a través de paraísos fiscales, como las Islas Vírgenes, para acabar en cuentas de Suiza y pagar directamente al fisco español cifras como el 4%. Jugada maestra. Un gol por toda la escuadra.

Seguir leyendo »

La reforma de la Constitución: ¿por qué, para qué, cuándo y cómo?

30 Comentarios

Imagen de los padres de la Constitución española.

La conmemoración del día de la Constitución se ha convertido, especialmente en los últimos años, en la ocasión perfecta para reactivar el debate político en torno a la conveniencia, necesidad, oportunidad y, en su caso, urgencia de iniciar un proceso de reforma constitucional. En esta ocasión,  el debate ha venido acompañado por la existencia de rumores, más o menos fundados, sobre la creación de algún mecanismo en el ámbito parlamentario que permita explorar el alcance de una reforma consensuada.

Las declaraciones del presidente de Gobierno el pasado 6 de diciembre no permiten, sin embargo, confirmar su voluntad de afrontar un proceso de reforma cuyo resultado podría ser incierto. No se trata de adivinar las intenciones reales de Mariano Rajoy, resulta más interesante, a mi juicio, ofrecer algunas razones que demuestran la necesidad de la reforma constitucional. Para ello trataré de responder, de una parte, al porqué y al para qué de la reforma y, de otra, al cuándo y al cómo abordarla.

¿Por qué? Porque España necesita abrir una etapa política encaminada a actualizar y mejorar nuestra arquitectura jurídico-institucional siguiendo los mecanismos constitucionalmente establecidos al efecto. Plantear una reforma constitucional no es un ejercicio de frivolidad. Tampoco es honesto atribuir a quien defiende la necesidad de una reforma la intencionalidad de querer destruir el sistema. La reforma constitucional responde, más bien, a la lógica de quien, respetando el sistema actual, utiliza los instrumentos por él previstos para actualizarlo y responder a los desafíos de una sociedad en continuo cambio que aspira a renovar las reglas que regulan su convivencia.

Seguir leyendo »

Cuatro lecciones del caso Nadia

35 Comentarios

A veces, la superstición mata. No es algo que se airee mucho. Nos enteramos solo cuando la víctima es menor (el niño de Olot que murió de difteria hace año y medio por no estar vacunado) o popular (Steve Jobs, que optó por tratarse un cáncer de páncreas con una dieta).

La semana pasada se habló largo y tendido de una niña llamada Nadia. Sabrá que un periódico y varias televisiones hicieron de altavoz para su caso. Tiene una enfermedad rara, tricotiodistrofia, y su padre andaba recaudando fondos para someterla a un innovador tratamiento. La historia era tan emocionante, tan estremecedora que recibió más de 150.000 euros en unos días.

Pronto se supo que, salvo la enfermedad de la niña, todo en el relato del padre era falso. También aquel milagroso tratamiento que nadie, en ningún medio, se había molestado en verificar. El padre de Nadia, al verse descubierto, admitió que llevaba su hija a "curanderos". En efecto, la innovadora terapia para la que recaudaba fondos es lo que algunos llamarían "medicina alternativa" y otros, por economía del lenguaje, simplemente "estafa".

Seguir leyendo »

Los políticos y los periodistas que no escuchan a los ciudadanos

41 Comentarios

Matteo Renzi.

Austria y en buena medida Italia acaban de dar una lección de cordura ante la deriva general. Austria por cerrar el paso a la ultraderecha hacia la presidencia del país e Italia porque el marasmo de Reformas Renzi era muy conservador y con demasiados atajos a la democracia representativa. Aunque se habla de un voto más emocional que razonado a la propuesta, la prima en escaños a regalar al partido más votado no se corresponde con la voluntad de la ciudadanía por más que sea medida que adora la política del establishment. Y no era la única de ese cariz. Auparse a la presidencia por maniobras palaciegas tampoco le favoreció.

No hay que confiarse, sin embargo. Francia prepara los candidatos más a la derecha que ha podido encontrar cada partido. Junto a la ultra Marine Le Pen, Los Republicanos presentan a un conservador sin complejos, François Fillon, y Manuel Valls intenta hacerse con la candidatura de los socialistas. Aquél que aprobara por decreto la mayor y más protestada reforma laboral de la legislatura. Un remedo de la española, por cierto, firmada por el PP. Ofrecer modelos tan similares es no haberse enterado de nada.

Los políticos tradicionales ya no escuchan a los ciudadanos. La prensa dominante tampoco, aún menos quizás. Empecinados en aferrarse al paraíso en el que vivieron y que, de existir, fue concienzudamente desmantelado por el austericidio, la arbitrariedad, la desigualdad y en muchos casos –como España– por el autoritarismo y la corrupción. Ése es su sueño dorado, el que quieren imponer contra la realidad.

Seguir leyendo »