eldiario.es

¿Delito de financiación ilegal de partidos?

Esta semana fue aprobado en el Congreso de los Diputados el nuevo texto del Código penal. A falta del trámite en el Senado, que no parece que vaya a deparar ninguna sorpresa positiva, el partido del Gobierno presume de haber introducido en nuestra legislación penal el delito de financiación ilegal de partidos políticos.

Durante la tramitación parlamentaria, fueron sólo los grupos parlamentarios de PP, PSOE y UPyD los que propusieron sendos textos encaminados a convertir la financiación ilegal de partidos en un delito previsto y penado en el Código penal.

Sobre el contenido concreto de dichas propuestas, el Partido Popular, a pesar de que el texto aprobado puede suponer un avance, se ha limitado a convertir las infracciones administrativas reguladas en la Ley de Financiación de Partidos en delitos, siempre y cuando se produzcan determinadas circunstancias, principalmente relacionadas con sobrepasar de manera grave los límites impuestos en la citada Ley de Financiación de Partidos. Esta nueva regulación, convertir una infracción administrativa en delito en determinados supuestos, no castiga explícitamente conductas nuevas, sino que convierte el reproche administrativo en reproche penal.

Seguir leyendo »

Buena salud y mucha suerte

Hoy se celebran unas elecciones generales en Grecia que pueden significar el primer cambio político serio frente a la hegemonía neoliberal que opera en Europa. Syriza puede detener, quizás, el giro continuo de la cinta de Moebius en la que se ha convertido un sistema en el que, en palabras del millonario Warren Buffett, los ricos ganan sin mayor esfuerzo la guerra a los pobres. La afirmación de Buffett desmiente la teoría de Francis Fukuyama sobre el final de la historia: no ha desaparecido la confrontación entre la derecha y la izquierda. En todo caso los conservadores parecen haber alcanzado cierta hegemonía y las fuerzas progresistas han sido en parte asimiladas al modelo y en parte han perdido el hilo del relato que los mantenía vinculados a las mayorías sociales.

La nueva fuerza política Podemos ha incorporado su condición biológica de novedad a un relato que no solo le define sino que segrega al resto de actores del campo político para convertirse en la única narración válida. Para Podemos, como para Fukuyama, la contradicción entre derecha e izquierda está superada y el foco, según este partido político, se localiza entre lo nuevo y lo viejo.

El problema surge cuando se observa que no hay nada más nuevo que la actual hegemonía del capitalismo global que mediante un modelo de acumulación flexible puede desplazar a las clases trabajadoras a cualquier lugar del mundo para optimizar la productividad a niveles comparables con la primera revolución industrial y, a la vez, instaurar un modelo financiero capaz de generar altos dividendos a partir de la deuda de los países que han claudicado su soberanía ante el mercado de valores. Así, tal como describe Richard Sennett, la involución del sujeto laboral ha ido degradándose desde su condición de artesano a la de trabajador cualificado para convertirse en un simple trabajador. Habría que preguntarse si estamos ante la desaparición de este último. Esta es la novedad y no la que propone Podemos. Lo viejo es el anterior sistema, basado en el fordismo, que se impuso con un modelo de producción y redistribución que permitió en la segunda mitad del siglo anterior instaurar el Estado de Bienestar. Lo nuevo, entonces, es el desmantelamiento de las clases trabajadoras, la erosión de las capas medias y un denominador común en el modo de vida del cuerpo social: la incertidumbre.

Seguir leyendo »

Es la hora del cambio, también para la política económica

Una cosa tienen en común el escenario actual y la situación previa a la crisis: España es presentada en los foros internacionales como un modelo de éxito económico. En los años previos a la crisis fuimos la patria del crecimiento económico y la creación de empleo. España "iba bien" y a nadie parecía importarle que esto fuese a costa de un enorme endeudamiento externo, difícilmente sostenible en el tiempo y que determinó la crisis más importante del país desde la década de 1930.

Hoy, de nuevo, España es presentada por los organismos internacionales como ejemplo, en este caso del impacto positivo que pudieran estar teniendo las políticas de la Troika. Nuestra economía ha abandonado los números rojos y muestra una tasa de crecimiento interanual del 1,6%. Y sin embargo, las previsiones no son buenas pues los grandes problemas del país son persistentes y algunos incluso se agravan.

Al ritmo actual de creación de empleo, el principal problema de la economía española  –un desempleo del 23,7%– se prolongará varias décadas. La renta por habitante sigue siendo hoy menor que la de 2004, e igual a la de hace 16 años cuando dicha renta se compara con la media europea. Los salarios reales, que han perdido en término medio un 13% de capacidad adquisitiva durante la crisis, continúan reduciéndose. Y la inflación interanual se sitúa, por sexto mes consecutivo, en datos negativos y nos acerca peligrosamente al temido escenario de la deflación.

Seguir leyendo »

España, ese paraíso homosexual

Hace unas semanas, una pareja de adolescentes  fue expulsada de un Burger King de Madrid por el encargado de seguridad del establecimiento, atendiendo la petición de unas familias muy respetables que consideraban que unos chicos besándose eran un mal ejemplo para los niños allí presentes. A pesar de las protestas de varias personas, que defendieron a la pareja, el jefe de seguridad los echó a la calle. Unos días después, un grupo de neonazis  le dio una paliza a otra pareja como castigo por estar sentados en un banco cogidos de la mano. Son solo dos ejemplos de los numerosos casos de agresiones verbales o físicas sufridas por personas LGTB en los últimos meses en varios lugares de nuestro país.

En 2013 se denunciaron en España  452 delitos homófobos o transfóbicos, más aún que delitos racistas o xenófobos. Esta cifra es solo “la punta del iceberg” de las agresiones contra lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, según la Federación Estatal de LGTB (FELGTB). La mayoría de las veces las víctimas no denuncian, por miedo, por considerarlo inútil o por la  falta de sensibilidad de la policía ante este tipo de delitos. Pero los ataques violentos son solamente la manifestación más brutal de una discriminación que sigue existiendo en todos los ámbitos de la vida: en la calle, en las familias, en el sistema educativo o en el trabajo.

Según un informe de la asociación COGAM, dos tercios de los alumnos y alumnas pertenecientes a minorías sexuales1 han sufrido algún tipo de acoso o violencia en su centro escolar. La mayoría del profesorado no sabe cómo tratar la diversidad sexual de sus alumnos y el desconocimiento fomenta la falta de respeto a los alumnos LGTB por parte de sus profesores y compañeros. Habrá quien piense que el acoso homófobo es una cosa de críos, pero lo cierto es que la discriminación homófoba y transfóbica también es sistemática en el mundo del trabajo. Un 75% de los trabajadores y trabajadoras LGTB  ocultan su orientación o identidad sexual en su centro de trabajo, lo que significa que mucha gente sale del armario para su familia y amigos pero no en el trabajo, donde pasamos aproximadamente un tercio de nuestras vidas. La creciente precarización de las condiciones laborales no hace sino agravar esta situación, ya que aumenta la vulnerabilidad de los trabajadores y trabajadoras; es más difícil rebelarse contra un ambiente hostil en el trabajo con la amenaza del despido a la vuelta de la esquina. La  situación laboral y económica de las personas transexuales es la más alarmante: un tercio vive con menos de 600 euros al mes y la mayoría están en paro.

Todos estos datos corresponden a un país en el que el  88% de la población dice aceptar la homosexualidad, un país que ha sido pionero en la extensión de los derechos de las minorías sexuales. El matrimonio igualitario y la adopción conjunta por parejas del mismo sexo en 2006 o la Ley de Identidad de Género de 2007, que permite cambiarse el nombre y el sexo legal sin necesidad de operarse, constituyeron avances innegables. En nuestra sociedad la igualdad jurídica es un valor fundamental, por lo que era necesario acabar con injusticias como la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo y esto sin duda ha contribuido a normalizar la diversidad sexual.

Pero no podemos seguir viviendo de las rentas, no basta con seguir alegrándonos de lo que logramos hace siete u ocho años. Las asociaciones LGTB siguen consiguiendo avances legislativos, como la  ley catalana para la erradicación de la homofobia o el  protocolo de intervención policial contra los delitos de odio. Pero no nos podemos conformar con pequeños avances o concesiones de un gobierno que se siente más cercano de las respetables familias que echaron a los chicos del Burger King que de las víctimas de la agresión, el mismo Gobierno que  niega a las lesbianas y a las mujeres solteras el derecho a la reproducción asistida. En este nuevo año de grandes esperanzas de cambios políticos, es necesario hacer un diagnóstico global y concienzudo de la situación de las minorías sexuales en nuestro país y ponernos a trabajar para acabar con todo tipo de discriminación por razón de orientación o identidad sexual, en cualquier ámbito. Es una tarea infinita, como terminar con la violencia de género o con el racismo y la xenofobia, pero debe ser una prioridad de cualquier gobierno que se quiera llamar demócrata.

Seguir leyendo »

¡Éxito! 5.457.700 parados y trabajos precarios: resultado del funcionamiento normal de los mercados

Autor: Francisco Poyatos (@FranPoyatos)

El pasado mes de octubre fui seleccionado para realizar una interinidad en la Facultad de Ciencias Sociales de Melilla (Universidad de Granada). Cuando me trasladé a la ciudad autónoma me comunicaron que una de las asignaturas a impartir era la de Economía del trabajo. Lo que en principio podía parecerme un fastidio, puesto que no me veía obligado a analizar en profundidad las teorías económicas sobre el mercado de trabajo desde que allá por 2008 estudiara el segundo curso de la licenciatura en Economía, se convirtió pronto en una excelente oportunidad. Analizar, exponer y discutir con mis estudiantes el funcionamiento del mercado de trabajo, la determinación de los salarios, las interpretaciones del desempleo y sus posibles soluciones. Era un contexto inigualable para mejorar mi comprensión sobre la situación del no empleo en España.

Me adentré en los manuales de la disciplina para preparar mis clases y pronto comprendí algo que me estaba pasando desapercibido: los millones de parados, los exilios forzosos de jóvenes, la enorme precarización de las condiciones de trabajo y la pérdida paulatina de derechos laborales en España y otros muchos países, no son más que el resultado normal e inevitable de aplicar las recetas que promueven la teoría económica más extendida en la disciplina económica (teoría neoclásica, neoliberal o liberal, como común aunque erróneamente se conoce).

Cuando se entiende el empleo únicamente en términos de equilibrio en el mercado laboral; cuando el desempleo no existe y es una elección voluntaria de individuos racionales en igualdad de condiciones para negociar; o cuando es factible pensar en un mercado libre como mecanismo natural de regulación que da soluciones eficientes, no puede haber otra cosa que constantes tensiones y dualidades en el mercado de trabajo, desempleo masivo, una proliferación del empleo basura y una disminución constante de poder adquisitivo para la mayor parte de la ciudadanía. En definitiva, lo que viene siendo el panorama nacional español y en general el de la mayoría de países de la zona euro.

Seguir leyendo »

Estímulo europeo sin solidaridad

Europa, la zona euro, dio ayer un gran paso adelante cuando Mario Draghi, presidente del  Banco Central Europeo (BCE), anunció la compra masiva de deuda pública y privada de los países miembros y de las instituciones comunitarias, lo que en Estados Unidos se ha llamado Quantitative Easing (QE), o aquí  Expansión Cuantitativa. 60.000 millones de euros al mes (13% para España), entre marzo próximo y septiembre de 2016.

Es comparable a la operación de la Reserva Federal de EE UU que ascendía a 85.000 millones de dólares o 73.000 millones de euros al mes en los momentos más álgidos, aunque  ésta ha durado más. Pero frente a las pretensiones iniciales el consejo del BCE dio un paso atrás que puede tener graves consecuencias sobre el proyecto europeo, al decidir que son los bancos centrales de cada país los que asumirán las compras y el riesgo de sus bonos nacionales en cada uno de ellos, y sólo habrá asunción común de riesgos para los (12% del total) de instituciones comunitarias. Es decir, la mutualización del riesgo y la solidaridad son prácticamente inexistentes. En caso de problemas, de impagos, cada palo aguantará su vela.

El paso dado por Draghi se ha dado contra el parecer de Alemania. Pero el italiano, a pesar de la independencia formal de su institución, debió llegar a un acuerdo con la canciller Merkel para esta nacionalización del riesgo, presionado por la idea de que de otro modo estaría actuando contra la Constitución alemana –el Tribunal Constitucional alemán tendrá a buen seguro que pronunciarse-, contra los tratados de la UE  y el mandato del BCE y sobre todo contra la política alemana y la posición mayoritaria de su Parlamento. Pues la mutualización del riesgo de la Expansión Cuantitativa podría dar aún más alas a la Alianza por Alemania, AfG, el partido euroescéptico (y anti inmigración) que le está comiendo terreno a la CDU de Merkel.

Seguir leyendo »

Bárcenas ya no está en el PP, pero ¿dónde estaba cuando atesoró su fortuna?

Es impresionante la naturalidad con que Mariano Rajoy se sacude toda responsabilidad sobre el caso Gürtel en el mismo momento en que la Fiscalía Anticorrupción y la Abogacía General del Estado piden 42 y 62 años, respectivamente, para el extesorero del PP Luis Bárcenas y consideran probado que en su partido, el de Rajoy y Bárcenas, existía una caja B, una contabilidad paralela. ¿Por qué me miran a mí? Es lo que parece preguntarse el presidente del Gobierno y presidente del partido, si "esa persona ya no está desde hace tiempo en el PP".  

Esta frase y la que repite la secretaria general, María Dolores de Cospedal, "si había caja B no era del PP, sino de la persona que la llevaba" –producto ambas de la factoría de los estrategas peperos–, serían para echarse a reír sino fuera por la gravedad de los hechos que se están investigando, porque el partido afectado es el que está en estos momentos en el Gobierno y porque el Ejecutivo no para de hacer propaganda con sus nuevas medidas legales contra la corrupción para dar a entender que con ellas queda ya redimido.

Dijo Rajoy la semana pasada que gracias a esas reformas ya no hay impunidad en los casos de corrupción, como si la investigación de la Gürtel, la del caso Urdangarin, la del Palma Arena, la de Fabra o la de los ERE no se hubieran iniciado años antes de que él llegara a La Moncloa, o como si hasta ahora no hubieran entrado en la cárcel los corruptos. Nadie se acuerda, por lo que se ve, de Luis Roldán o de Mario Conde.

Seguir leyendo »

Al día siguiente de la victoria

50 Comentarios

Efe.

El domingo celebraré como el que más la victoria de Syriza, pero por más que lo intento no consigo contagiarme del optimismo desatado que veo por aquí. La idea de que un Gobierno de Syriza será el comienzo del vuelco europeo, la remontada de las víctimas del 'austericidio' y el comienzo del fin de la crisis suena bonito. Que además correspondiese el protagonismo a los maltratados griegos tendría algo de justicia poética. Y que su onda expansiva alcance a otros países, empezando por el nuestro, qué más podríamos pedir.

Pero me temo que las cosas no son tan fáciles. Al contrario: siguen siendo muy difíciles. En Grecia, en España, en Europa. Y reconocer esa dificultad no significa caer en el desánimo ni dejar de alegrarse por la victoria, sino ir preparándose para lo mucho que habrá que trabajar.

Grecia no va a resolver sus gravísimos problemas solo con la victoria de Syriza. Al día siguiente de las urnas es cuando empieza el problema. Que sí, que es otro problema distinto a los que ya tienen hoy, pero se suma a los actuales, que no desaparecen. El futuro inmediato de los griegos es aterrador, y el lunes Grecia seguirá siendo un país pequeño, periférico, pobre, asfixiado y dependiente. Y seguirá teniendo enfrente a los acreedores, los mercados, Merkel, la troika y la insolidaria Europa.

Seguir leyendo »

Tres tesis desde la ecología política para un apoyo crítico a Syriza

https://www.flickr.com/photos/40936370@N00/16206073456/in/photolist-qG5n2A-bXP875-hESt8e-pcrGXf-cePkrU-c3B9xh-c3B9Bo-q79CuA-pRRWiw-pRZFaa-pcF8Mt-pcrGoQ-pRSMxA-6V5Qwk-nsY83t-nsY8ZD-nKq3cW-nKgJfs-nsY8Ka-cePmkb-bF5ofA-nDcddc-bEC3Af-noso6Q-nETmPS-noqdB2-c3B9ab-bTwMDz-5HYXh2-bEC3dA-6neoUH-nEUuTr-nEGsqw-noqcYt-829BQB-bEC495-bEC3sb-bEC3Hq-5J4fSw-noq4sU-7amVpw-bEC3nw-5HYV6Z-nLBSPx-bF5xzs-bTUu22-bEZZM7-bTZ5up-bF5q2m-bEZmVd-5U4bvt

El domingo tienen lugar las elecciones griegas así que permítanme que vaya al grano:

Permítanme ahora detallar un poco más cada aserción:

Seguir leyendo »

El gran interrogante

Alexis Tsipras, líder del partido de izquierdas griego, Syriza, en un mitin. / Efe

¿Qué siente un griego que al levantarse por la mañana pulsa el botón del despertador para escuchar las noticias de la mañana? Probablemente oiga los argumentos de un político del partido de centroderecha Nueva Democracia con los que intenta persuadir de que su voto para Syriza podría llevar a consecuencias desastrosas para "la madre patria" (este es su lenguaje). Aunque Syriza se atreviera con una quita unilateral de la deuda, como asegura el partido, Grecia estaría seguramente ante una bancarrota oficial y la salida de la eurozona.

En segundo lugar, un político de Syriza le contacta para decirle que si llegan al poder, toda la legislación impuesta a Grecia desde Bruselas, desde el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) tienen que ser derogadas. Grecia ha de ser, de nuevo, una nación libre que decida sobre su propio destino. "Nuestros compatriotas tienen que volver a poder respirar" (así habla la gente de Syriza).

A cuál de los dos políticos daría credibilidad el oyente depende de su situación social. Si pertenece a la clase media o a la pequeña burguesía, es decir a esas capas sociales que más fuertemente han sido golpeadas por la crisis, no le otorgará  credibilidad alguna a ninguno de los dos.

Seguir leyendo »

sobre este blog

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

'Fronteras y mentiras', ya en los quioscos

Ya está en los quioscos la revista de eldiario.es con la investigación periodística sobre las muertes de Ceuta y la inmigración en España, que desmonta el discurso oficial de la alarma social

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -