Opinión y blogs

eldiario.es

Manos arriba

La tuitera Cassandra, en el banquillo de la Audiencia Nacional acusada de enaltecimiento del terrorismo

La campaña del miedo ya está lanzada: cuidado con lo que escribís en las redes sociales, porque nada menos que la Audiencia Nacional, la Fiscalía o lo más granado del sistema judicial español puede actuar contra vosotros. Hay bromas que se escriben con mal gusto, por supuesto, pero se están ordenando detenciones y se piden penas de cárcel con una desproporción que busca enviar un aviso a navegantes. Asistimos a una sobreactuación ante Internet en el país donde Rato, Bárcenas, Pujol o Urdangarin están en la calle.

Estamos, de nuevo, ante la doble vara de medir, que tanto daño hace a los que la sufren, pero también a la imagen del propio sistema judicial español. Aquí, un concejal del PP puede desearle "un tiro en la nuca" a Pablo Iglesias en Facebook y salirle gratis, mientras que una joven se enfrenta a una petición de cárcel de la Fiscalía por hacer chistes en Twitter sobre Carrero Blanco, el presidente franquista asesinado por ETA en 1973. A ella la acusan de enaltecer el terrorismo.

No es algo que no hayamos visto ya en las calles de este país. Aquí en las manifestaciones se gritaba "Zapatero con tu abuelo", fusilado en el golpe del 36, y no pasaba nada, pero no te metas con Carrero que eres sospechoso de defender a los terroristas. Tampoco vimos actuar a la Fiscalía cuando un alcalde y diputado del PP en Lugo dijo que los condenados a muerte por Franco "se lo merecían". El edil popular siguió en su puesto y tan pichi. Sabemos que hay tantos casos como letras tiene el teclado, pero la justicia va por barrios.

Seguir leyendo »

El veto de la agonía

Imagen de archivo de una habitación de un hospital. \ Tomasz Sienicki, Wikimedia Commons.

Hace muy poco tiempo pasé días sujetando la suave mano de mi madre mientras agonizaba. Días oyendo cada estertor, que se prolongaba infinitamente, con el alma en suspenso por ver si sería al fin el último. El cáncer es cruel y cuando ya ha devorado a quien quieres, aún te reserva ese dolor suplementario. Mi madre murió el pasado Día de los Difuntos y desde aquí vuelvo a agradecer los cuidados paliativos del Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. Sin ellos todo hubiera sido aún más insoportable. Esos últimos días fueron un dolor extra. No había esperanza. No había futuro. Sólo la constancia de que era preciso esperar a que la cruel enfermedad terminara por destrozar algún punto vital que colapsara aquel cuerpo maltratado que ya no contenía a la mujer que me amaba y a la que yo amé como a nadie.

A pesar de la irremisibilidad hay todo un camino que hacer y que sufrir cuando llega el final. Pasar de las altas dosis de ansiolíticos a la sedación conlleva un tiempo en el que ni siquiera sabes si tu ser amado es consciente del calvario por el que atraviesa. Luego, al final, viene la calma de saber que ya no sufre, que la agonía ya no le toca, que sólo tienes ante ti un pobre cuerpo lacerado, un mecanismo totalmente deteriorado, que agoniza y se convulsiona en una cama en espera de la liberación final.

En España esto que les relato incluso es un lujo. Hay lugares en los que los cuidados paliativos no llegan o llegan con dificultad o están tan saturados que no pueden atender a todos los que los precisan. En España hay médicos que, por miedo o por precaución, expanden ese periodo intermedio hasta la sedación. El tiempo más difícil de asumir. Médicos que siguen ordenando poner suero o medicación a sabiendas de que no van a parte alguna.

Seguir leyendo »

Defensa atea de la Santa Misa

Pablo Iglesias, que ha arremetido contra la misa en la televisión pública, en una imagen de archivo.

Me pongo el casco antes de empezar porque creo que lo voy a necesitar. Sí, no es ironía. Pienso que Podemos ha cometido un gravísimo error al exigir que TVE deje de emitir la misa dominical. Pablo Iglesias ha conseguido muchos titulares, el aplauso de sus fieles más fieles y el cabreo profundo de la derechona. ¿Ese era el objetivo? Me temo que sí porque el líder de la formación morada es una persona inteligente y, por tanto, su iniciativa solo podía obedecer al deseo por marcar territorio ideológico poniendo una bomba, sin importarle los daños colaterales que provocaría. No encuentro otro motivo más, intelectual o ideológico, e intentaré argumentarlo desde mi profundo, pero también pragmático ateísmo.

¿Qué problema hay en que el segundo canal de TVE emita la misa un domingo por la mañana o difunda un programa, como ya hace, sobre el islam o el judaísmo? En nuestro país hay millones de personas que se consideran católicos y cientos de miles que profesan otras religiones. No es, por tanto, descabellado defender que la televisión pública les dedique un pequeño espacio en horario de mínima audiencia (mínima, hasta que Pablo Iglesias les dio la mejor publicidad que podían soñar).

Se puede debatir y valorar si el reparto de tiempos con otras creencias es equitativo y, por supuesto, se debe controlar estos espacios para evitar que sean utilizados por sacerdotes, imanes o rabinos para hacer política o esparcir dogmas que sean contrarios a nuestros derechos humanos y constitucionales. Podemos hablar de todos los detalles que se quiera, pero hay que ser muy torpe para centrar el debate sobre los privilegios de la Iglesia hablando de la retransmisión de la misa porque, precisamente ese, es el único realmente discutible.

Seguir leyendo »

ETA hace publicidad de su derrota

33 Comentarios

La banda terrorista ETA certificó su derrota en octubre de 2011, cuando dijo que no volvería a asesinar. Hubiera sido coherente con el reconocimiento de estar vencidos que se hubiera producido entonces la entrega de las armas. No fue así.

Tres años después, en febrero de 2014, asistimos a una supuesta entrega de una pistola, dos revólveres, un fusil de asalto y cuarto y mitad de explosivo, por parte de unos encapuchados vestidos de negro que mostraban, a unos presentados como mediadores, aquel kit de etarra que cabía en una pequeña mesa. El asunto era tan patético que una vez grabado el vídeo, los terroristas de negro se llevaban las armas.

Esta ceremonia de zulo ambulante fue despedazada por cientos de memes en los que las pocas pistolas eran sustituidas por verduras, cebollas, tomates, también por pistolas de plástico. ETA había pasado de dar miedo a dar risa.

Seguir leyendo »

El dinero adora a Donald Trump

El presidente de EEUU, Donald Trump.

Todos sabemos que sólo es cuestión de tiempo que la conexión rusa de su campaña acabe alcanzado a Donald Trump por mucho que corra. El propio inquilino de la Casa Blanca parece ser el primero en saberlo y por eso se  ha embarcado en una maratón de la mentira llena de confusión, posverdades y ruido, presentándose como la víctima propiciatoria de un sistema cruel con un único objetivo: fijar la idea de que todo el mundo espía a todo el mundo y todo el mundo tiene mucho que ocultar sobre cómo financia sus campañas y cómo obtiene sus triunfos electorales.

De todas las críticas que Trump está recibiendo desde que ocupó el despacho oval, ninguna puede hacerle más daño en USA y entre sus votantes que aparecer como un hombre de paja de los rojos de Moscú y un amigo demasiado especial del emperador Putin. Trump es consciente del peligro. De ahí su empeño en convertir una historia de negocios sucios, financiación irregular y tráfico de influencias en una novelita de espías llena de agentes inverosímiles, directores estúpidos de agencias nada inteligentes y presidentes que mandan despegar el Air Force One para sacar fotos en pelotas a sus rivales o pedirse un Big Mac.

Todo forma parte del show que pretende ocultar la información y desvirtuar la acción política aplastadas por su monumental e inextricable espectáculo de luz y sonido. Es la misma táctica que está aplicando al asunto de los vetos migratorios o a la voladura del Obamacare. El show siempre debe continuar, de manera que resulte casi imposible determinar con cierta validez qué parte es real y tiene efectos, qué parte resulta inventada y pura ficción y qué parte es pura mentira. La confusión siempre ha constituido la primera y principal arma de los gobernantes como Trump, les facilita que su voluntad discrecional acabe siendo la única ley que cuenta.

Seguir leyendo »

La gesta de Benavente en la batalla por la sanidad pública

32 Comentarios

Manifestación histórica en Benavente, Zamora, en defensa de su hospital público. Foto: Antonio Luis Martín

Fue memorable. Todo Benavente en la calle en defensa de su hospital y de la sanidad pública. Salieron 15.000 personas –según cifras oficiales–, de una población de 18.315 habitantes censados en 2016. La historia es común a esa España olvidada fuera de las grandes capitales y a cómo se ve afectada por los recortes en el Servicio Público de Salud. Esa donde el médico que atendía tres pueblos, ahora atiende cuatro, no le cubren las suplencias y el enfermo siempre ha de desplazarse cuando sufre una dolencia de cierta entidad. El hospital representa una solución cuando está bien dotado. Pero son muchos los núcleos urbanos que temen su mutilación por los recortes. 

Benavente es el segundo municipio en población de la provincia de Zamora, tras la capital. Y el eje de la comarca de los Valles con una cincuentena de pueblos de escasa población en su mayoría. El Hospital comarcal de Benavente se quedó pequeño. Años de quejas que culminan con una remodelación para ampliar el existente. Una vez arreglado, tras invertir 12 millones de euros en obras y equipamiento, la Junta decide paradójicamente cerrar la primera planta. Hay que ahorrar. Y pensar, por tanto, en la carretera.

El detonante se produce cuando los familiares se plantan dado que ya comienzan a trasladar a los pacientes hospitalizados a Zamora, distante 65 kilómetros. Medios digitales locales, muy activos, van dando cuenta de la peripecia y comienzan concentraciones diarias, cada vez más numerosas, que culminan el domingo con una manifestación de las que rompen moldes. Está el alcalde, del PSOE, una treintena más de distintos partidos, incluido el PP… y casi todos los vecinos: 15.000. Ya no es solo la planta a cerrar lo que reivindican sino una atención sanitaria integral y con más especialistas para cubrir las necesidades reales. Los sufridos castellanos el día que salen, salen. El día que exigen, lo hacen a fondo.

Seguir leyendo »

Sobre los vientres de alquiler (o, en neolengua, gestación subrogada)

309 Comentarios

'Ninguna mujer puede llamarse a sí misma “libre” cuando no tiene el control sobre su propio cuerpo'. Margaret Sanger

Seguir leyendo »

Te hace falta ya una huelga, una huelga...

30 Comentarios

Fui a coger el autobús, pero resultó que los conductores estaban en huelga. Así que esperé en la calle a ver si pasaba un taxi, pero los taxistas también estaban en huelga. Opté por el tren, pero el personal de tierra en Atocha estaba en huelga. Pues nada, me di un paseíto hasta una Fnac, quería comprar un DVD de alguna serie antigua con la que quitarme el mono mientras los dobladores sigan en huelga. Pero a la entrada de la tienda una pegatina me recordó que los trabajadores de Fnac están en lucha. No era mi día, no. En el kiosco no tenían ni Tiempo ni Interviú, ¿adivinan por qué? Huelga de periodistas. De vuelta a casa me encontré una concentración de trabajadores de escuelas municipales de música (en huelga, por supuesto), un grupo de “kellys” a la puerta de un hotel (donde hacían huelga, claro). Intenté comprar algo de pescado, pero no me van a creer: la plantilla de Pescanova en huelga (¡por primera vez en medio siglo!). Me gustaría tener un teléfono donde quejarme de tanto estropicio, pero ni lo intento: seguro que continúa la huelga en atención telefónica y telemarketing.

Puede parecer un poco exagerado el párrafo anterior, pero no hago más que recoger una decena de conflictos laborales de estos días. Solo unos cuantos, los que he encontrado en una búsqueda rápida, pero podría seguir hasta el final del artículo, porque hay muchas otras empresas y sectores que estos días calientan la primavera. ¿Están aumentando las huelgas y protestas laborales, o es solo impresión mía? Los datos dicen que en los dos primeros meses del año creció un 33% el número de horas "perdidas" en huelgas. Pero más allá de eso, déjenme hacer un poco de sociología de bar o, en mi caso, sociología de puerta de colegio y parque infantil.

No sé si les pasa, pero después de dos años en que cuando nos juntábamos con alguien hablábamos inevitablemente de política (elecciones, investidura, encuestas, tertulias, lo que dijo este, lo que respondió el otro), ahora, superado el bucle electoral, volvemos a hablar de trabajo. Volvemos a contarnos “lo mal que está la cosa”, el amigo al que han despedido, el que va de contrato temporal en contrato temporal, al que no le pagan las extra, el que no libra un domingo, y por supuesto el que sigue en paro. Lo mismo que monopolizaba nuestras conversaciones durante la crisis, con la diferencia de que ahora, nos aseguran, ya no hay crisis. ¿Y entonces? Si la crisis ya pasó, ¿esto qué es?

Seguir leyendo »

Faranduleros contra saltimbanquis: así no se hace cultura contemporánea

38 Comentarios

Naves de Matadero Madrid.

Esta vez la vergüenza por la situación de nuestra cultura no nos la ha hecho sentir un ministro ignorante, por ejemplo. Esta vez han sido algunas gentes del teatro tradicional quienes han dado un espectáculo bochornoso, una escandalera de corrala: fuenteovejunos contra el proyecto de Mateo Feijóo para Matadero Madrid. Los indignados han formado un elenco escaso pero sorprendente, dados los nombres que han manifestado su rechazo de manera explícita: Juan Mayorga, Blanca Portillo, Pilar Bardem, Juan Diego Botto… Sorprendente por la falta de ese "mínimo espacio para la generosidad" que les ha reprochado el dramaturgo Rodrigo García en su carta de apoyo a Feijóo. Su alegato a favor de la investigación, de la experimentación, de la libertad creativa y de la diferencia frente al inmovilismo y el monopolio de lo convencional, es el grito desahogado de una España que siempre llega tarde a la modernidad, una España provinciana que desprecia a sus contemporáneos. Nada nuevo bajo el sol.

Los del teatro de siempre han dado el espectáculo, pero para montarlo han contado con la inestimable ayuda de una prensa cuya grosera virulencia contra las políticas del cambio no pierde oportunidad, sea de la naturaleza que sea, para sacar su artillería pesada. Ha sido grotesco y ha generado tristeza que los del teatro de texto se hayan querido aferrar a un espacio al que también tienen derecho otros proyectos, otras compañías, otras visiones, otras artistas. Y que lo hayan hecho, además, frente a un procedimiento democrático como es el concurso de méritos. Y echa para atrás que actores y directores hayan sido utilizados como simples títeres por el gran aparato mediático con intereses políticos. El País se ha llevado la palma, como viene siendo impúdicamente habitual. Los términos de la reacción son de una agresividad que asusta, menospreciando a expresiones creativas y a artistas que merecen admiración y respeto, y que pocas veces tienen la oportunidad, el derecho, de ser apoyados desde las instituciones. Es desolador, por su injusticia, que se acuse de "sectarismo", como pudimos leer en un editorial, a quienes facilitan la contemporaneidad y a quienes la trabajan. ¿No son más sectarios esos del teatro que ponen el grito en el cielo simplemente porque les han tocado lo suyo? ¿No es más sectario considerar que los otros y las otras no tienen también derecho a lo suyo? Es más, ¿no son más sectarios lo medios que aprovechan el río revuelto y lo instrumentalizan para cargar contra sus enemigos políticos?

No digo que todo se haya hecho bien en ese proceso. El propio Feijóo reconoció que la comunicación del Ayuntamiento no había sido buena. A mí el cambio de los nombres de las salas del teatro, que sustituían los de Max Aub y Fernando Arrabal por los de Nave 10 y Nave 11, me parece un error evitable, pues a poco que se pensara traía consigo muchos más problemas innecesarios que claros beneficios, aunque coincida con Feijóo en considerarlo más acorde a sus planes, y así lo recogiera, por cierto, el proyecto que presentó a concurso. Es arriesgar mucho justo donde el riesgo aporta menos. Porque se puede ver como una falta de ese respeto que se exige. Hasta como una falta de cariño, tan necesario en este mundo crispado. Y acaba siendo una apuesta por esa desmemoria que arrasa. Aún entendiendo que parece más apropiado que un Centro Internacional de Artes Vivas lleve los nombres que propuso Feijóo, alguien tenía que haber advertido la que se avecinaba. Pueden, no obstante, estar contentos quienes disfrutan viendo sufrir a la corporación municipal de Manuela Carmena: cayó la concejala Mayer.

Seguir leyendo »

Mariano el estibador

31 Comentarios

El gobierno español sabe que tiene que liberalizar los puertos desde 2012. En 2011 hubo un mandato comunitario y al año siguiente una sentencia europea. Pudo sacarla adelante durante los cuatro años de mayoría absoluta, pero en su lugar prefirió defender el vigente sistema como el más adecuado para garantizar el interés general.

Gobierno y estibadores guardaron una especie de pacto de no agresión que les beneficiaba mutuamente y garantizó paz social en los muelles durante años de conflictividad y recortes. En línea con la que ha sido y es su política, Mariano Rajoy aplicó la mano dura a los trabajadores más débiles y desorganizados, mientras concedía treguas allí donde han sabido mantener la unión y la organización. Una valiosa lección sobre la manera más efectiva de defender tus derechos laborales y sociales que muchos deberían volver a aprender.

Ahora estamos en plena posverdad marianista. Los estibadores son unos privilegiados que ganan entre sesenta y ciento veinte mil euros al año, depende del día y del medio que lean, los puertos españoles albergan tenebrosos nidos de corrupción y mafias y la Unión Europea se llevará a nuestros primogénitos si no se liberaliza un sector clave para nuestra competitividad.

Seguir leyendo »