eldiario.es

Periodismo a pesar de todo

La consulta y la intransigencia

Las personas, tanto individualmente como en grupo, nos relacionamos y organizamos de una manera u otra por muy diversas razones. Las más de las veces hacemos cosas juntos sencillamente porque nos conviene (o, al menos, así lo creemos); en algunas ocasiones, en cambio, porque incluso cuando pragmáticamente no parece una buena opción subirse al carro ciertos lazos de afecto nos llevan a ello; pero en otras porque, queramos o no, nos obligan por la fuerza.

Es sintomático que en el “proceso” que ya desde hace años enfrenta España, con una creciente parte de la población de al menos dos sustanciales partes del territorio del país manifestando su voluntad de hacer vida por su cuenta, la reacción mayoritaria de la opinión pública (o más bien, de la opinión publicada a través de sus filtros habituales) y del sistema político e institucional para zanjar la cuestión sea recurrir a la tercera de las razones.

En efecto, los catalanes (ahora principal foco de atención) llevan ya demasiado tiempo bombardeados por argumentos que parecen salidos de los ejemplos de retóricas de la intransigencia que diseccionó Hirschman como los de “mira tu DNI”, “Cataluña es España y punto”, “la indisoluble unidad de la patria no puede ser puesta en cuestión” o “la Constitución impide cambiar nada”, pasando por la afirmación algo más jurídica pero igualmente cerril de que “está prohibido consultar a la gente sobre si quiere seguir siendo parte de España”.

Seguir leyendo »

Cuando la autorregulación en el periodismo es solo impunidad

La presidenta de la FAPE, Elsa González

Dos de las últimas resoluciones de la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) nos dan pie a algunas reflexiones sobre el sistema de autorregulación que tanto gustan de defender algunas voces del periodismo y, sobre todo, de las empresas de comunicación.

Una de ellas hace referencia a una "entrevista imaginaria" de la entonces princesa Letizia en la revista Diez Minutos, el pasado 28 de mayo. Ocupaba la portada con el título "Letizia la Princesa cumple 10 años", seguida de dos sumarios también en portada: "Entrevista imaginaria: recreamos con datos contrastados y testimonios fiables la conversación que podría haber tenido con nuestra revista".

Según la conclusión de la FAPE, "desde la defensa de la libertad de expresión, así como de la necesidad de velar por la calidad y credibilidad del periodismo y a partir de que la primera exigencia del periodismo es el respeto a la verdad, sin tergiversación o deformación, no nos hallamos ante una buena práctica periodística".

Seguir leyendo »

Muere Karl Albrecht, la cara oscura del éxito alemán

Muere Karl Albrecht, cofundador de Aldi y el hombre más rico de Alemania. \ Efe

Tenía un nombre prosaico y no se dejaba ver mucho en público. Muy pocos reconocerían su cara y menos aún su nombre, a pesar de su influencia sobre la vida de millones de personas en toda Europa. Karl Albrecht, cofundador de la cadena de supermercados Aldi, falleció la semana pasada en Essen a los 94 años. Su absoluta mediocridad como persona y su indiscutible éxito como empresario –era el hombre más rico de Alemania, según la revista Forbes– lo convirtieron en un ejemplo a seguir en la Alemania merkeliana, donde los multimillonarios son elogiados por no hacer gala de su riqueza, lo cual, se supone, es una muestra de virtud protestante frente a los orgiásticos desenfrenos de oligarcas rusos y jeques árabes. Pero, en el fondo, no es más que una prueba de la profunda hipocresía de la sociedad alemana, pues en el país no hay prohombre que no se rija por el viejo lema de "virtudes públicas, vicios privados".

"Era un empresario justo [...], un hombre que vivió con convencimiento y en base a sus valores cristianos", escribió el grupo Aldi Süd en un comunicado de prensa. "Tenía un estilo de vida ascético y comía poco", loaba un articulista el día del anuncio de su muerte en el Frankfurter Allgemeine Zeitung. Heinz Deichmann, propietario de una conocida cadena de zapaterías de bajo coste, se unió al coro de plañideras: "Le aprecié mucho como persona. Siempre me impresionaron su modestia y simpatía."

Lejos queda ya aquella fotografía en blanco y negro de la tienda de ultramarinos donde los Albrecht vendían bananas a 59 marcos en Essen, el corazón de la cuenca del Ruhr, otrora región minera e industrial y durante décadas bastión socialdemócrata. Aquel establecimiento fue el banco de pruebas que permitiría a la familia construir su imperio sobre pirámides de latas de conservas y rollos de papel higiénico.

Seguir leyendo »

De utopías, heterotopias y la urgencia de nuevas cartografías de la esperanza

Desde que Thomas More acuñara el neologismo Utopía en su obra homónima, combinando los términos griegos “outopia” (el no-lugar) y “eutopia” (el buen lugar), el pensamiento utópico ha sido caracterizado como la creencia de que todo buen lugar es un no-lugar. De este modo, la narrativa utópica se nos muestra con una carga profundamente irónica, precisamente porque parece negarse a sí misma, y por tanto como un instrumento carente de valor para transformar la realidad social.

A pesar de ello, nos recuerda Levitas que el pensamiento político occidental, no solo las ideologías emancipadoras sino también las más reaccionarias, ha sido especialmente utópico. Gran parte del potencial político de las utopías reside en su capacidad para movilizarnos a través de la transgresión del imaginario dominante que ha sido naturalizado dentro de unas coordenadas culturales determinadas.

En este contexto, el contenido ficticio e irrealizable de la utopía no ha de entenderse como políticamente inocuo. Más bien al contrario: la producción de utopías emerge como la construcción de un horizonte mental colectivo, un horizonte cuya capacidad para dirigir nuestros pasos descansa cardinalmente sobre su facilidad para escurrirse y alejarse de nosotros a medida que avanzamos hacia él, como diría Galeano.

Seguir leyendo »

Carta al director de Javier Bardem sobre la masacre en Gaza

57 Comentarios

En el horror que está sucediendo en Gaza NO cabe la equidistancia ni la neutralidad. Es una guerra de ocupación y de exterminio contra un pueblo sin medios, confinado en un territorio mínimo, sin agua y donde hospitales, ambulancias y niños son blancos y presuntos terroristas. Difícil de entender e imposible de justificar. Y vergonzosa la postura de la comunidad internacional occidental de permitir tal genocidio.

No entiendo esta barbarie que los horribles antecedentes del pueblo judío hacen aún más cruelmente incomprensibles. Solo las alianzas geopolíticas, esa máscara hipócrita de los negocios -por ejemplo, la venta de armas- explican la posición vergonzosa de EEUU, la UE y España.

Sé que los de siempre deslegitimarán mi derecho a la opinión con temas personales, por eso quiero aclarar los siguientes puntos:

Seguir leyendo »

Renzi como referente

23 Comentarios

Renzi ha prometido mucho y aún no se sabe qué podrá cumplir.

¿Quién es Matteo Renzi, uno de los dos referentes (el otro es Felipe González) nombrados por el próximo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez? Un político vivo, inteligente, excelente orador (sin leer, sin tan siquiera notas), y buen polemista. El antiguo alcalde de Florencia (ganó con un 59%) recuerda al primer Tony Blair o incluso a Bill Clinton. Una persona que, como lo describe Alexander Stille, habla más a menudo de la diferencia entre lo viejo y lo nuevo que de la divisoria entre izquierda y derecha. Lo que no extraña, pues al frente del Partido Democrático, él es centrista de origen, al provenir más bien del ala democristiana (y fue scout en su juventud) que de los comunistas.

Sobre todo, en una política en la que ha predominado la gerontocracia, representa a sus 39 años –el más joven primer ministro de la historia italiana, Mussolini incluido- la llegada de una nueva generación cuando parece que la juventud y la novedad son valores en sí para una Italia que ha apostado por él y que no tiene solución de recambio, tras 63 gobiernos y 27 diferentes primeros ministros en 60 años.

Lo que se propone es mucho: transformar Italia. Y se presenta como "la esperanza contra el miedo". Lo hace desde unas dosis notables de voluntarismo. Que le han llevado a prometer que lograría una gran reforma por mes, propósito que se ha estancado, víctima del inmovilismo de la clase política y los intereses de algunas de sus tribus, incluidas las divisiones en el seno de su propio Partido Democrático.

Seguir leyendo »

¿Democracia?

30 Comentarios

María Dolores de Cospedal acaba de perpetrar un golpecillo de estado en la comunidad que  gobierna con la intención de asegurarse de que seguirá gobernándola mucho tiempo más. Ha cambiado la ley electoral de manera que ha barrido el pluralismo político que a los líderes del PP no se les cae de la boca. El PP amenaza con hacer algo así en toda España, cambiar la ley electoral para intentar asegurarse su continuar en el poder. Es decir, que nuestros votos cada vez valgan menos. Asegurarse, en definitiva, de que no se puedan cambiar las cosas de ninguna manera y desde luego, no con los votos.

¿Y qué hacemos? Pues, por ahora, no gran cosa. Es verdad que el PSOE ha llevado esa ley al Constitucional, pero es que, no nos andemos por las ramas, el Constitucional son ellos. ¿Y quiénes son “ellos”? Pues el régimen. El Constitucional es el PP claramente, pero también es el PSOE cuando se necesita. El PSOE hace el paripé y protesta un poco, pero en ningún momento va a romper las reglas del juego institucional.

Nada de marcharse del Parlamento, ocuparlo, manifestarse en la puerta… ¿alguien se imagina a García Page haciendo algo así? Eso es propio de los antisistema que somos todos aquellos a los que, previamente, se ha expulsado del sistema. Porque en el sistema, naturalmente, sólo caben ellos; los que se benefician del mismo. Es decir, quieren un sistema PP/PSOE perfecto.

Seguir leyendo »

Leyes machistas para momentos de crisis

El Parlamento madrileño acaba de aprobar la ley que servirá para adaptar, a nuestra Comunidad, la llamada Ley estatal anti-Ayuntamientos. De esta forma, la Ley 27/2013 de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local empezará a ejecutarse en los municipios madrileños.

El Gobierno madrileño pretende, así, vaciar de contenido el ámbito municipal que, sin duda, es el ámbito institucional más próximo a la gente y que mejor puede acercar los servicios a sus habitantes. Con la reforma local se ponen en peligro los servicios de proximidad, tales como la atención a personas mayores y dependientes, las escuelas infantiles, el mantenimiento de colegios y la promoción de la igualdad de género o la erradicación de la violencia machista.

Los recursos de igualdad entre hombres y mujeres y los recursos de atención a las víctimas de violencia de género son competencia exclusiva de la Comunidad de Madrid. No obstante, en la práctica, estos servicios se vienen prestando por los municipios, basándose en dos competencias de la Ley de Bases de Régimen Local: las competencias complementarias (art. 28) y las competencias por delegación (art. 27).

Seguir leyendo »

Lo poco que se espera de la reunión de Rajoy y Mas

Hace tiempo que muchos ciudadanos de allí y de aquí, de Cataluña y del resto de España, esperan que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, emprendan la vía del diálogo. No solo que queden para verse un día -se han citado para el 30 de julio- y así poder después justificarse ante sus respectivas parroquias: "Miren, ya lo he intentado pero es que Mas no se apea de su empeño de la consulta", o "Ya ven ustedes, Rajoy se escuda en la Constitución para permanecer inmóvil". Son frases que suelen decir y que es muy probable que repitan el miércoles si nada lo remedia.

Ha costado que se vieran, pero las declaraciones que están haciendo - ellos mismos o personas de su entorno- en estos días previos a la gran cita no parecen destinadas a abonar el terreno de una hipotética solución que evite que el polvorín catalán estalle a la vuelta del verano. Para la Diada del 11 de septiembre, que coincide con el Tricentenario de la caída de Barcelona en 1714, se prepara una macromanifestación mayor que las celebradas en los dos años anteriores y -sin tiempo siquiera para digerirla- llegará la convocatoria de la consulta independentista para el 9 de noviembre, con el consiguiente recurso del Gobierno, la prohibición de su celebración por el Tribunal Constitucional y un aumento de la tensión política y social de consecuencias imprevisibles.

Ese es el calendario previsto y esas las expectativas del escenario catalán en el que parece coincidir todo el mundo. Nadie, sin embargo, confía en que la reunión del miércoles en Moncloa vaya a servir de válvula para sacar tanta presión acumulada. Nadie espera que se vaya a modificar nada. No, desde luego, la Diada del Tricentenario, que cae como cae y será masiva. Tampoco la convocatoria de consulta, su recurso y su prohibición. Porque para cambiar alguno de esos elementos, Rajoy y Mas deberían considerar su encuentro del día 30 no como un hito tan inútil como irrepetible, no como la excusa de "ya lo hemos intentado", sino como el inicio de un diálogo, tan amplio y extenso como sea preciso, para la búsqueda de una solución que no se percibe fácil.

Seguir leyendo »

Comparaciones odiosas

Leo en portada de eldiario.es el siguiente titular: "Con los delitos de odio y discriminación no hay la conmoción social que hay con el machismo”. Lo dice el coordinador de Movimiento contra la Intolerancia en Andalucía, Valentín González. Hasta ahora siempre había escuchado afirmaciones opuestas, como “Si 70 inmigrantes o 70 gays fueran asesinados cada año por el hecho de serlo, esa violencia sería tratada como un asunto de Estado”. También he escuchado a feministas asegurar que hay mayor permisividad social ante comentarios machistas que frente a discursos homófobos o xenófobos. Ante este tipo de comparaciones, siempre tuerzo el morro. En primer lugar, porque no se sostienen. En segundo lugar, porque me parecen muy contraproducentes si queremos avanzar hacia una sociedad en que garantice la igualdad de derechos y el respeto a la diversidad.

“La mierda ya no entra en Sestao. Ya me encargo yo de que se vayan. A base de hostias, claro”, dijo Josu Bergara, alcalde de esa localidad vizcaína, refiriéndose a la población inmigrante. Veremos qué recorrido tiene la denucia por prevaricación con agravante de racismo presentada contra él, pero la cuestión es que este representante político se sintió con legitimidad para discriminar a las y los vecinos inmigrantes, y se reafirmó mediante unas declaraciones xenófobas. Los activistas gais, por su parte, recuerdan que la mayoría de casos de acoso escolar denunciados son por homofobia, o lamentan que la FIFA diga que gritar “puto” a los jugadores del equipo contrario no es “insultante en este contexto específico”. ¿Qué ocurriría si se registraran 70 asesinatos de inmigrantes o de gais al año? No lo sabemos, pero la indiferencia social ante las muertes en las pateras o la normalización de las agresiones homófobas parece contradecir la tesis de quienes hacen esa comparación desde el feminismo.

Pasemos a analizar la argumentación del representante del Movimiento contra la Intolerancia: “En España, Valentín González pone como ejemplo la violencia de género, que "en su momento se puso en la agenda social y mediática" y "afortunadamente ahora hay muchas campañas, anuncios, etc." que fomentan las denuncias contra ese tipo de hechos. "Eso está ya en la cultura; sin embargo, cuando hablamos de delitos de odio y discriminación, todavía no existe esa especie de conmoción social que se produce con el tema del machismo".

Seguir leyendo »

sobre este blog

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -