eldiario.es

Pashminas o periódicos

Un quiosco donde se venden souvenirs.

Hace poco me comentaba la decana del colegio de periodistas de Cataluña, cuya entidad tiene en propiedad unos cuantos quioscos de prensa en el Paseo de Gracia barcelonés, que éstos subsisten gracias a la venta de pashminas y souvenirs para los turistas. El margen de las pashminas que, evidentemente ni deben ser persas ni de lana de cachemire, es tremendo, me decía, comparado con los exiguos ingresos que deja la cada vez más menguante prensa diaria.

En España han cerrado en los últimos ocho años alrededor del 40% de los quioscos de prensa, unos diez mil puntos de venta aproximadamente, y los que quedan y tienen la suerte de tener una buena ubicación en las zonas más comerciales y de tránsito turístico de las ciudades, se han reconvertido en bazares recargados para vender lo que solo hace unos años se llamaban 'atípicos': loterías, recargas de móvil, tabaco, camisetas y bufandas de clubes de fútbol, chales de falso cachemire, golosinas y un largo etcétera de quincallas para turistas. Ahora lo 'atípico' es vender periódicos, que el año pasado volvieron a caer un 10% en su difusión y que ya llevan acumulado un descenso de ventas del 60% desde el año 2007.

Los quiosqueros, además, han sufrido el cambio de orientación estratégica de los editores respecto a las promociones con las que acompañaban antaño sus diarios: ahora son los Carrefoures de turno los que entregan los drones, las impresoras wi-fi, el jamón de jabugo o las sartenes de cocina que el comprador del periódico puede obtener mediante los cupones diarios que recorta de su ejemplar y pega en una cartilla. Antes, los coleccionables por fascículos y las láminas de cartón se insertaban en el interior del periódico ( encartaban) y el quiosquero recibía una comisión adicional al 20% del precio de la cabecera, que es la pactada habitualmente.

Seguir leyendo »

Seguimos en campaña electoral

El bloqueo político continúa inalterado. Sin el mínimo indicio de que se esté fraguando algo que pueda cambiar el panorama. Sólo hay gestos de cara a la galería o, mejor, de cara a los respectivos públicos partidarios. La prioridad, y única intención, de todos y cada uno de los líderes parece ser la de no separarse de su propia gente. Lo cual, en más de un caso, equivale a no hacer nada que pueda inquietar a los dirigentes de su formación. Se dirá que todavía hay tiempo para llegar a acuerdos. Pero éste se va acabando y sigue sin haber negociación alguna que indique que se quiere llegar a algún tipo de pacto. El signo de la política española no ha cambiado un ápice en los últimos dos años. Seguimos en campaña electoral. ¿Pero para qué?

La prensa se afana día tras día por seguir iniciativas carentes de contenido alguno. ¿A quién han pretendido engañar Mariano Rajoy y Pedro Sánchez reuniéndose este viernes en el Congreso para confirmar que el acuerdo entre ellos es imposible, algo que es obvio desde hace semanas? Que la única noticia de ese encuentro sea que el líder del PP se haya negado a estrechar la mano de su oponente confirma que el espectáculo político está entrando en el terreno de lo ridículo. Rajoy, un político definitivamente acabado, se mire por donde se mire, está haciendo todo lo que en su mano está para terminar en la ignominia.

¿Habrá alguien en su partido que le aplauda por haberse hecho el duro de pacotilla? ¿O es que Rajoy cree que ese gesto afianza sus posibilidades de ser la cabeza de la lista del PP en unas nuevas elecciones? Es verdad que el análisis frío de las relaciones de fuerza en el interior del Partido Popular lleva a la conclusión de que hoy por hoy es imposible un relevo en su liderazgo. Pero empieza a no poder descartarse del todo que si Rajoy sigue comportándose así, alguien se atreva a levantar la mano para pedir que le sustituyan cuanto antes para que el partido no se suicide.

Seguir leyendo »

Repensar la Economía

Inestabilidad política es lo que nos deparan las próximas semanas. Eso está claro. Mientras tanto, la vida sigue. La actividad productiva, la búsqueda desesperada de empleo y las finanzas familiares no se detienen. Aun así, la prensa abre cada mañana con las nuevas de la economía actual. Sube el paro, baja el paro. Sube el PIB, baja el PIB. La Bolsa sube, la Bolsa baja. Es un hecho que hace darnos cuenta de la importante consideración que tiene el sector de la economía en nuestras vidas.

Pero, ¿alguien se ha parado a pensar qué es la economía? Yo mismo pasé gran parte de mi formación como economista con la idea de que existía un gran mecanismo que si se respetaba y no se alteraba su funcionamiento ordinario, la economía y todo lo que ella conlleva harían del mundo un lugar paradisíaco donde existía el pleno empleo, donde los índices de pobreza serían mínimos y donde las deudas y los sueldos de 400 euros no tenían cabida.

Seguir leyendo »

La guerra de números del libre comercio

El Acuerdo Transpacífico (ATP), un megaacuerdo comercial que incluye a 12 países que en conjunto equivalen a más de un tercio del PIB global y un cuarto de las exportaciones del mundo, es el último campo de batalla de una larga confrontación entre los proponentes y los oponentes de los tratados de libre comercio.

Como suele suceder, los defensores del tratado se han provisto de una batería de modelos cuantitativos que hacen que las ventajas parezcan evidentes. El favorito predice que en 15 años se producirá un aumento de la renta real que va desde 0,5% para Estados Unidos al 8% en Vietnam. Además, este modelo (elaborado por Peter Petri y Michael Plummer, de las universidades Brandeis y Johns Hopkins, respectivamente, sobre la base de una larga tradición de modelos similares de esos autores y otros) prevé que el costo en materia de empleo en las industrias afectadas será relativamente insignificante.

Seguir leyendo »

Españoles, Franco ha vuelto

Homenaje a Franco en la plaza de Oriente de Madrid en 2014

Franquistas, falangistas, ultraderechistas y negacionistas de la Memoria Histórica están de enhorabuena. El proyecto de cambiar el callejero de Madrid se ha embarrado. Así como es difícil imaginar en Berlín una avenida Goebbels o en Roma una piazza Camisas Negras, el Ayuntamiento de la capital había tomado una ruta directa para borrar de sus espacios públicos el elogio de la dictadura.

La iniciativa ha acabado despeñada por travesías secundarias, callejones políticos y vapuleos de opinólogos que la acercan peligrosamente al acantilado del olvido. Ahora hablamos de Carmena y Dalí pero no del general Yagüe o del Caudillo. Diez puntos para el franquismo.

La crisis del callejero demuestra que al PP le salen mejor las campañas de marketing que a la alcaldesa de Madrid. La ventaja de ser un partido viejo, vertical y mandón es que a la voz de "ahora" los tuyos, incluyendo los medios gruppies, empujan. Iniciaron la campaña del descrédito del callejero el 22 de diciembre, el mismo día que se anunciaban las medidas de Memoria Histórica.

Seguir leyendo »

Recuperemos el viento perdido

India ha arrebatado a España el cuarto puesto entre los países con mayor potencia eólica instalada

Es posible que al lector le interese poco la evolución de la energía eólica en España. Hace bien: es la mejor manera de ahorrarse más disgustos. Porque si te preocupa el cambio climático, te atraen las energías renovables y te detienes a pensar en lo que fuimos, lo que podríamos ser y en lo que nos han convertido, te coges un berrinche.

“En España inventamos la eólica”, dicen desde el sector. Y no les falta razón. En 1984 un grupo de universitarios del movimiento antinuclear, con el gran impulsor de las renovables en nuestro país Pep Puig al frente, fundaron la cooperativa Ecotecnia y se atrevieron a instalar y conectar a la red el primer molino de viento en Girona. Aquel proyecto nacido en una facultad de ingeniería se convirtió en una empresa pionera en la fabricación y comercialización de aerogeneradores que acabaría siendo absorbida por la multinacional francesa Alstom.

Desde entonces, el desarrollo de la energía eólica en nuestro país despertó la admiración del mundo entero: tanto por la alta competitividad de sus empresas, líderes en las diferentes áreas del sector, como por el nivel de desarrollo tecnológico alcanzado y por la progresiva implantación de parques eólicos en buena parte de nuestro territorio. Nos convertimos en la gran potencia mundial.

Seguir leyendo »

¿Qué parte de "No nos representan" no entendieron?

61 Comentarios

Sánchez y Rivera en una de sus reuniones para negociar el gobierno

Son ese sector que todo lo quiere, que todo lo sabe, que todo lo impone. El nombre es lo de menos: la casta, el establishment, los establecidos. En todo caso, esa fórmula de estratificación social compuesta de grupos caracterizados por su rigidez e inmovilismo, que tiende a separar y jerarquizar para asentar su pretendida supremacía sobre los demás. Vinculadas, cómo no, al Imperio español y a otros vecinos, las castas –salvo excepciones como en India- fueron sepultadas por la socialización y la democracia. Pero persisten, vaya sí lo hacen. Y en momentos como los que vivimos en España sacan toda su virulencia y malas artes.

La cutrez impenitente de las castas españolas les ha llevado a ensañarse, ahora, con unos titiriteros para que el mundo sepa cómo se las gastan aquí. El Financial Times –que llevó el caso a portada- y otros medios internacionales lo encuentra “desconcertante” y, desde luego, lo relacionan directamente con las gestiones para formar nuevo gobierno. A la casta se le ven las posaderas al aire apenas se dan la vuelta. El intolerable encarcelamiento durante cinco días, la libertad con medidas cautelares desorbitadas, de unos artistas por un espectáculo de marionetas ha vuelto a situar a todos los personajes y mostrarles  con su verdadera faz. Y estos sí salen del escenario: tienen en su mano poder, incluso para desgraciar la vida de cualquiera. 

Han vivido siempre de espaldas a la gente. Sin mirar, ni querer enterarse ni de sus anhelos y preocupaciones, ni de sus necesidades. Políticos, periodistas, poderes económicos, la casta cerrada de la justicia que castiga con saña hasta a colegas díscolos. Y cuantos emanan de todos ellos, cuantos viven de todos ellos. El descrédito de la política no ha nacido hoy, ni esos intrusos que les soliviantan y todavía les sorprenden llegaron sin razón.  

Seguir leyendo »

¿Y si resulta que somos radicales?

Foto: Mr.FoxTalbot

Ocho años después de que “se desencadenara” la “crisis” seguimos soportando el aumento del paro, la precariedad cada vez más extendida y la creciente desigualdad. Y por si fuera poco, todo ello acompañado por una corrupción de dimensión asombrosa en la que ha participado lo más granado de nuestra clase política y empresarial.

Perdón por comenzar de manera tan desagradable, pero revisando mi libreta del año pasado encuentro que las anotaciones de frases cogidas al vuelo en la calle están llenas de mala hostia:

-“Que se jodan” dice uno saliendo de un bar después de ver allí las noticias en televisión sobre el rescate de Grecia. No se sabe a quién se refiere, ¿a los griegos?, ¿a la Troika?

Seguir leyendo »

Rita, el musical

30 Comentarios

Si en vez de alcaldesa de Valencia, Rita Barberá hubiese sido mayor de San Francisco, ya tendríamos tres películas, una serie de televisión con cinco temporadas, dos obras teatrales, cuatro novelas, dos cómics y por supuesto un musical. Los creadores españoles tenemos menos reflejos, porque apenas hemos sacado unos cuantos sketches televisivos, chistes y tuits, desaprovechando el potencial dramático de un personaje así.

Tanto si es una comedia, como un drama o un musical, la acción se desarrollaría íntegramente en su piso valenciano. Ese donde la exalcaldesa lleva días encerrada, asomándose furtivamente por la ventana, tras la cortina, esquivando a fotógrafos y ciudadanos que gritan al pasar por su portal.

En su encierro, Barberá, que por supuesto viste su uniforme rojo y perlado, pasea de un lado a otro del salón, fiera enjaulada. Habla sola, o con fantasmas, los de aquellos que la han acompañado durante décadas y ahora la dejan tirada. Como una reina shakesperiana asomada a la torre del castillo, ve el bosque moverse, avanzar hacia ella, y cómo caen una tras otra las defensas a su alrededor: primero perdió la Alcaldía, luego fueron capturadas todas las piezas cercanas (su equipo de concejales, del primero al último), ahora el partido le empieza a dar la espalda, los periódicos amigos ya no la protegen, salen filtraciones en prensa, hasta que cualquier día llamen a la puerta y no sea el lechero sino la policía judicial. Ni el aforamiento, que parecía la última trinchera, parece resistir, una vez que el Supremo ha empezado a moverse.

Seguir leyendo »

Deja de ser un obstáculo

327 Comentarios

Habrán oído muchas veces a hombres (heterosexuales) decir: “El machismo también nos jode a nosotros” (A mí, además, siempre me añaden: “No escribes sobre cómo el machismo también nos afecta a nosotros, claro, no interesa” [?]).

Bueno, a nosotras sí que nos interesa, más bien es a ellos a quienes no, pero ya que lo reclaman con tanta vehemencia, escribimos.

Lo cierto es que el patriarcado sí afecta a los hombres. No es mentira. Les afecta de muchas formas, además. No con la misma intensidad que a nosotras, por supuesto, más bien es una especie de daño colateral, algo como fuego amigo. Porque claro, no todo iba a ser coser y cantar. Pero estos daños colaterales del patriarcado son tan nimios en comparación a los privilegios que a la vez les repercute, que no pueden ni deben usarse para excusarse de nada, para hacerse la víctima ni tampoco para reprochar a una mujer que luche contra el sistema patriarcal.

Seguir leyendo »

sobre este blog

RSS

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -

Recibe cada noche la selección de noticias de eldiario.es

Se produjo un error, inténtelo más tarde

Muchas gracias

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -