eldiario.es

El trampantojo

Tuit de Pablo Iglesias el 18 de febrero de 2016

El trampantojo clásico es el pictórico y, como su etimología evidencia, es un engaño, un trampa que se hace a los ojos para simular lo que no es. Una pintura que simula ser parte del ábside de una iglesia o en la pared de un jardín crea la ilusión mediante una imagen de prolongar el espacio verde con una falsa perspectiva.

La lucha libre mexicana, a su manera, también lo es: un trampantojo dinámico. Tiene de deportivo el entrenamiento que se requiere para poder realizar todo tipo de acrobacias sobre el cuadrilátero, pero además posee un componente teatral. Este es el más importante, ya que sin él no habría espectáculo, y hace de la lucha un arte de representación total. Los roles son representados por máscaras y su público ve los golpes que propina y recibe pero el protagonista no los siente, salvo cuando por error su cuerpo recibe algún castigo pero en este caso, estamos en presencia de algún accidente.

¿Acusó recibo del golpe Rajoy cuando a un falso Carles Puigdemont, en la conocida entrevista radial en la que un humorista se hizo pasar por el presidente de la Generalitat, declaró que tenía una semana libre por delante? Sin duda. Todo un accidente en el que exponía con claridad que no pensaba pasar por el calvario de tres investiduras como Susana Díaz o dos y una capitulación como Artur Mas. Él no iba a ir a una investidura a por un no. «Esta semana está el Rey con sus consultas, según como quede este asunto, porque claro, yo no sé como va a quedar este asunto», dijo al ficticio president.

Seguir leyendo »

La desigualdad de la renta durante la crisis

En tiempos de crisis el aumento en la desigualdad se posiciona en el corazón del debate público. En muchos casos, cuando la economía crece, pese a que el nivel de desigualdad aumente, la renta media de prácticamente todos los individuos también lo hace; percibiéndose frecuentemente el aumento de las diferencias en renta como una consecuencia del propio proceso de crecimiento. Adopta así el incremento de la desigualdad tintes casi meritocráticos, apelando a diferencias de esfuerzo, educación o motivación como importantes fuentes de dicho fenómeno. Por el contrario, en épocas de crisis económica, el aumento de la desigualad de la renta suele disparar la alarma social y asociarse a una asignación injusta de los recursos.

En este artículo vamos a hablar, dato en mano, de las tendencias de la desigualdad en España desde la crisis. No vamos a entrar en el interesante debate de las distintas formas de medición de la desigualdad o su verosimilitud para casos individuales, nos centramos en los indicadores y las fuentes más consultadas y, para poner la cifra española en perspectiva, nos comparamos con varios países vecinos.   

En primer lugar, es difícil negar que España es uno de los países mas desiguales de Europa. Habitualmente se suelen utilizar dos indicadores para medir la desigualdad: el coeficiente de Gini y la ratio entre el 20% que mas renta tiene sobre el 20% que menos renta tiene. Como se puede ver en el siguiente gráfico ambos sitúan a España a la cabeza dentro de la UE-15.

Seguir leyendo »

Da otra mano, Sam

Pedro Sánchez junto a Pablo Iglesias en su primer encuentro tras el encargo del rey de formar Gobierno / Foto: Podemos

Reparte otra vez hasta que vaya de mano quien deba. Una y otra vez hasta que tenga suficiente triunfos para hacer la baza. No la baza de los españoles ni la baza de una idea de futuro de este país, ni la baza del esfuerzo común por volver a ser más iguales y más libres. Ni siquiera la baza de los que no quieren cambiar nada. No, la baza de los señores del poder. Esos sí que son la casta. Esa es la sensación que me produce el fracaso estrepitoso de la clase política española que acabamos de vivir.

Más allá de la impostura, bisoñez, engreimiento o 'marketinización' de los que no voy a llamar líderes - ya que andar en círculo y llevar a un colectivo al punto de partida no es liderar- quiero poner el énfasis en la constatación de que ninguna combinación que los poderes fácticos no consideren conveniente logrará salir adelante. No me engaño al respecto. Desde el momento en que la parte conveniente del PSOE enganchó a Sánchez por el calcañar para impedir cualquier movimiento que diera poder a Podemos todo estuvo más o menos claro. Hemos asistido a eso. Imposibilitado el pacto natural sólo quedaba mirar a la derecha para propiciar ese gran pacto que sí tiene el plácet. Cierto poso de decencia -o de miedo a hacerse 'un Pasok'- de los dirigentes socialistas impidió también la alianza con el PP y sólo dejó el resquicio de la pequeña coalición, o sea, del pacto con la derecha más recortadita pero más aseada. Nada que rascar.

Todo lo demás que hemos visto ha sido una representación cuyos guionistas estaban en Bruselas, en Berlín y en Madrid. Los aciertos o desaciertos en la interpretación de los personajes nos han acercado un poco más a sus personalidades y a sus deseos y ambiciones pero no nos aportan mucho más. La diferencia es que Rajoy jugaba con cierta ventaja pues no me cabe duda de que conocía el libreto al menos en sus líneas más someras. Sabía que ellos, los que cuentan, no aceptarían una solución que implicara a Podemos y, por tanto, sabía que ninguna cuenta salía sin él. Por eso se sentó a esperar. A esperar que las presiones a los sectores más adecuados del socialismo llegaran. Esperar a que estos se avinieran a maniatar a Sánchez -lo que también les encantaba a ellos mismos, por otra parte- fue el paso siguiente. Dejar que escenificara el fracaso en la investidura fallida. Esperar. Con esas ligazones a Sánchez, cobijadas en gritos de ¡España unida!, no había nada que hacer.

Seguir leyendo »

El PSOE empieza mal su campaña

La renuncia de Carmen Chacón e Irene Lozano a figurar en las listas socialistas para el 26J es un mal indicio sobre el estado de ánimo en el interior del PSOE. Probablemente el motivo que podría explicar esas decisiones sería el temor de una y otra a perder posiciones en el escalafón electoral e incluso a que se les asignara un puesto de los que no salen. Pero aún visto así, tales renuncias son demasiado sonoras como para no trascender del terreno de los intereses personales. Y no sólo sugieren que el liderazgo de Pedro Sánchez atraviesa un mal momento, sino también que el pesimismo sobre las posibilidades futuras del partido puede estar instalándose en las filas socialistas.

Lo cierto es que el PSOE tiene por delante una campaña no precisamente fácil. Porque su actuación política en los últimos tiempos ha sido confusa, si no errática, y ese antecedente hace muy difícil elaborar un mensaje claro con el que pedir el voto a la ciudadanía. Lo peor de las intentonas que Pedro Sánchez ha hecho en estos meses pasados por hacerse con la presidencia del gobierno no es que hayan fracasado, lo cual ya es un tanto bastante negativo por sí mismo, sino que han generado la sensación de que la dirección del PSOE no tenía una idea muy clara de lo que pretendía.

Es cierto que la cosa viene de atrás. Sin remontarse mucho más, lo cual, sin embargo, daría bastante luz adicional al asunto, dos meses antes del 20-D, la propuesta política que enarbolaba Pedro Sánchez se apoyaba en dos pivotes: la contestación al PP sin proponer un programa realmente alternativo al de la derecha en los asuntos cruciales de la política económica y social y la crítica radical de Podemos, la cual le llevaba, tal vez sin pretenderlo, a minusvalorar la importancia de los cambios urgentes que reclama el sector de la población más golpeado por la crisis.

Seguir leyendo »

Las instituciones como herramienta para avanzar hacia una Economía Social y Solidaria

Parece que la sociedad del Estado español cada día es más consciente de que la filosofía de una buena economía basada en la acumulación monetaria solo es un espejismo. Ya lo hemos vivido y sabemos que el reparto no es real, que el dinero no fluye como se promulga, y que se produce un mero goteo, que nos genera la ilusión de la mejora. Que solo es eso, una ilusión, pero no un cambio real.

Desde la sociedad civil se plantean cambios reales, cambios que tampoco son nuevos, pero que hoy en día parece que se están reimpulsando y tienen sentido. Hablamos de impulsar una economía que tenga por objetivo la distribución de los recursos para la mejora de la vida de las personas y del planeta en el que vivimos.

Parece que no es tan difícil. Estamos encontrando alternativas reales y palpables que pueden generar una transformación. Sí, estamos hablando de la Economía Social y Solidaria (ESyS). Una economía que ya está en marcha en muchos sitios, una economía que es la del sentido común, la de la vida de barrio y de la cercanía, la del “me fían en la panadería de mi barrio”, la de “me invitan a comer en la casa de al lado”, la de la crianza en las plazas, la del consumo de productos de cercanía, la del trabajo digno, y un largo etc...En definitiva, una economía en la que se consuma lo necesario.

Seguir leyendo »

Cerremos las puertas al infierno

El accidente de Chernóbil obligó a evacuar los pueblos cercanos

El pasado martes 26 de abril se cumplían 30 años de la peor catástrofe medioambiental de la humanidad: el accidente de la Central Nuclear de Chernóbil. Los números de la tragedia bailan según las fuentes, incluso el propio gobierno ucraniano abre inmensas horquillas a la hora de cifrar a las víctimas o determinar el área que finalmente resultó afectada por la radiación.  

Pero la falta de concreción en la evaluación de los daños no debe ocultar la magnitud de la tragedia: alrededor de 100.000 personas fallecidas, 150.000 desplazados de sus hogares, más de 220.000 km2 de superficie afectada (el equivalente a casi la mitad de España) y un zarpazo mortal a la economía de la antigua URSS. El propio presidente Gorbachov, que tardó quince días en aceptar y explicar al mundo la magnitud del accidente, confesaría años más tarde que fue la catástrofe de Chernóbil y no su famosa perestroika quien en verdad acabó con el régimen soviético.

Durante estos últimos años he tenido la oportunidad de asistir a varios encuentros, debates y entrevistas con algunos supervivientes del accidente. Muchos de esos testimonios pueden leerse en internet. También corren por la red fotos de algunos de los niños afectados por la radiación. Se conocen como los niños de Chernóbil. Sus terribles malformaciones son una prueba más del infierno al que nos puede llevar la energía nuclear. Les aseguro que se las pueden ahorrar.

Seguir leyendo »

VÍDEO | Antón Losada explica en un minuto su presencia en las encuestas del PSdG

Seguir leyendo »

Evaluación externa y ranking de colegios

¿Se deben evaluar los colegios con pruebas externas, para diagnosticar los problemas del sistema educativo? Sí. ¿Se deben publicar los resultados de estas evaluaciones? No. Dejen que les cuente mis razones. Como analista de la educación, tengo un interés puramente corporativo en que haya datos de calidad sobre el sistema educativo. Pero creo que mis intereses particulares coinciden con los generales: cuantos más elementos tengamos de diagnóstico de nuestros problemas educativos, mejores serán las reformas que podamos proponer. El profesorado desconfía de estas evaluaciones, pues considera que cuestionan su trabajo. Pero somos muchos los profesionales que pensamos que hacemos bien nuestro trabajo, sin que eso evite que estamos sujetos a diversas evaluaciones, unas veces por la Administración, otras por el mercado. En última instancia, la credibilidad de una profesión depende en buena medida de su capacidad para detectar y expulsar a los malos profesionales. Y no deja de ser paradójico que una profesión dedicada a evaluar no se deje evaluar.

No se trata tanto de estar a favor o en contra de las evaluaciones externas, creo que es un debate muy empobrecedor. Lo que se trata es de saber qué hacemos con ellas. Si hacemos como en EEUU, que con ellas se cierran colegios y despiden profesores, estoy radicalmente en contra. Pero las evaluaciones pueden servir para que nos fijemos en el profesorado o en centros que hacen bien su trabajo, y ver qué podemos aprender de esas experiencias. O para detectar dónde hay problemas, y a partir de ahí, abrir un proceso de evaluación compleja, que no solo se base en números, sino en una investigación en detalle de la situación, para saber cómo mejorarla. Estaría bien que la inspección educativa se dedicase a liderar este tipo de diagnósticos y a elaborar propuestas de mejoras, en vez de ser una inspección burocrática. El objetivo no es sancionar a los que lo hacen mal, sino buscar posibilidades de mejora. La sanción solo quedaría como un último recurso, para un porcentaje ínfimo del profesorado. Pero sería un fracaso de la inspección, no su finalidad.

Pero si tenemos los datos, ¿por qué no los publicamos? Pues porque la observación de un proceso social cambia su naturaleza, debido a la Ley de Campbell (cuando se emplea un indicador numérico para evaluar un proceso social, cuantos más recursos se decidan en función del indicador, más se corrompe el proceso social medido). Lo que está pasando en muchos colegios de Madrid, que paran el desarrollo del curso para que el alumnado entrene para las pruebas externas que elabora la Consejería de Educación. El alumnado podrá mejorar sus resultados educativos, a costa de transformar la educación primaria en un proceso tedioso y estresante, asfixiando el placer de aprender.

Seguir leyendo »

El amor todo lo puede

Que la violencia contra las mujeres se puede ejercer de muchas maneras y respaldar de muchas otras es algo que todavía, a día de hoy, muchísima gente o niega o no entiende. Normalmente hombres, claro. Hombres incapaces no sólo de empatizar con la otra mitad de la población, sino también repletos de excusas cuando esta violencia se manifiesta tan claramente que es imposible no verla.

Para ejercer violencia contra una mujer no es necesario levantarle la mano. Ni bajarla. No es necesario tocarla. Por ejemplo, un hombre ha sido detenido recientemente en Valencia. Un hombre de 46 años, español, heterosexual y blanco. Un hombre que no tenía antecedentes, un hombre normal, un español medio. Un hombre que durante tres años se desvió de su camino al trabajo para poder toparse con una menor en su camino al instituto.

Al principio, la encontraba sola. La seguía y le gritaba su número de teléfono. Daba igual que la chica tuviera 16 años, que le repitiera por activa o por pasiva que la dejara en paz. Porque ya se sabe que las mujeres nunca saben lo que quieren, y cuando decimos NO, queremos decir que sí. Entonces ellos se ven obligados a hacernos entender. Se ven en la obligación de guiarnos. Y es que "el amor es así". Si no vemos por nosotras mismas que, en realidad, le correspondemos, ellos han de insistir hasta que lo veamos. Porque "quien la sigue la consigue". Vean si no 'El diario de Noa'. La historia de amor por excelencia. Noa se enamora de la chica tan locamente, sólo con verla, que la persigue y la coacciona incluso cuando ésta está con su novio. Noa es otro varón blanco heterosexual encantador que, por cierto, consigue su propósito. Porque "el amor todo lo puede". Y tú, que estás viendo la peli, quieres que lo consiga. Porque te han enseñado así, el amor es eso que te pasa nada más ver a alguien, sin conocerlo o conocerla. Es un flechazo que debes materializar en algo. En el caso de las chicas, nos enseñan a desear que se convierta en una relación, boda e hijos. A los chicos les enseñan a materializarlo en persecución, relación que les asegure un polvo fijo y ya luego, si eso, hijos. Hijos que cuidarán ellas... Bueno, ahora estamos en tiempos modernos, ahora ellos ya "ayudan".

Seguir leyendo »

España rajoyizada

Foto: Twitter oficial de Mariano Rajoy

 El día que se retire, Rajoy tiene la vida resuelta sin necesidad de puertas giratorias ni pensión de ex presidente: puede convertirse en coach de éxito, y dedicarse a dar conferencias para ejecutivos, escribir libros de management, presentar un programa televisivo de talentos, y poner su nombre a cualquier cosa, que se la compraremos: el método Rajoy, la dieta Rajoy, inglés con Rajoy, cocina con Rajoy, en forma con Rajoy.

Lo pienso cuando veo el consenso periodístico de estos días sobre Rajoy como el gran triunfador del momento político. Y no seré yo quien diga lo contrario, pues los hechos mandan. Yo ya he perdido la cuenta de las veces que dimos por muerto al todavía presidente, y ahí sigue. No iba a sobrevivir a las protestas ciudadanas, ni a los recortes, ni a los papeles de Bárcenas, ni al 20D, ni a los pactos políticos, ni a las voces que pedían renovación dentro de su partido... Y ya ven, hasta Sánchez ha acabado por retirar lo de “indecente”, mientras sus enemigos han ido pasando por su puerta en modo cadáver, uno tras otro, lo mismo rivales políticos que disidentes internos o directores de periódico.

Vosotros ya no os acordáis, pero cuando llegó a Moncloa hicimos la broma de apodarlo “Mariano el Breve”, porque la crisis se lo iba a comer por los pies; y en las manis cantábamos lo de “Mariano, Mariano, no llegas al verano”. Pues toma pedorreta: ha agotado su legislatura hasta el ultimísimo día legal, y le ha añadido como poco otros ocho o nueve meses en funciones. A lo tonto, “el Breve” se va a pasar cinco años en el cargo, eso como poco, que ya veremos tras el 26J.

Seguir leyendo »

sobre este blog

RSS

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

- PUBLICIDAD -
Descarga el capítulo de la entrevista a Ada Colau en Voces del Cambio
- PUBLICIDAD -

Recibe nuestros boletines

Se produjo un error, inténtalo más tarde

Muchas gracias

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -