eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Para qué sirve el 21D

Arrimadas y Sáenz de Santamaría

Creíamos que Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno de España, había fracasado estrepitosamente en la tarea política que se le encomendó en Catalunya. Creíamos incluso que, en consecuencia, Santamaría debiera haber renunciado a mantener un cargo para el que no estaba capacitada. Pero estábamos equivocadas. Ella misma ha ofrecido la clave de su verdadera misión: ejercer de buldócer de Mariano Rajoy, cuyo objetivo era “descabezar” a ERC y Junts per Catalunya y “seguir liquidando el independentismo”.

Descabezar y liquidar a los adversarios políticos son por definición términos poco democráticos, pues en una democracia a los adversarios políticos se les supera -si puedes, si tu propuesta tiene el apoyo social suficiente- en las urnas. Si, además, quien aspira a poner tales términos en práctica es un partido residual, como es el PP en Catalunya, no es de extrañar que recurra a métodos no democráticos. En Catalunya, Rajoy y Santamaría han recurrido a una violencia demostrada con brutales cargas policiales y a una seguramente más que presunta prevaricación, a través de una Justicia que no debiera estar al servicio del Gobierno. Apalear a las ciudadanas y meter en prisión a gente que molesta a tus intereses es puro autoritarismo: coger por la fuerza lo que no te dan en las urnas.

El presidente del Gobierno de España no tiene entre sus responsabilidades descabezar ni liquidar a otros partidos políticos, así como ningún destacado político, como el socialista Josep Borrell, que para colmo fue ministro, debiera utilizar palabras como “desinfectar” para referirse a esa importante parte de la sociedad cuyas ideas no comparte. Rajoy y Borrell hacen gala de una soberbia muy peligrosa, por la que sus oponentes pueden acabar en la cárcel, como ya han demostrado. De hecho, resulta asombroso que eso esté sucediendo (que haya gente en la cárcel para descabezar, liquidar y desinfectar un territorio político) y lo estemos tolerando sin apenas resistencia.

Seguir leyendo »

Máquinas que no entendemos

El ser humano a veces, o a menudo, crea problemas tan complejos que luego no sabe resolverlos. Nos puede pasar con las máquinas: estamos empezando a crear algunas cuyo funcionamiento no entendemos y ello puede acabar siendo peligroso, más aún cuando la complejidad de estos programas crece. Las nuevas máquinas no deben pueden ser meras cajas negras en las que sabemos lo que entra y lo que sale, pero no lo que pasa en su interior. La naturaleza, incluido el cerebro humano, ya es lo suficientemente compleja como para que la hagamos aún más incomprensible añadiendo artificialidades opacas.

Este es un problema que está empezando a preocupar a los tecnólogos y a los científicos en el campo de la Inteligencia Artificial, y sobre el que hay ya investigaciones en curso. No es una cuestión teórica, sino con efectos prácticos. Por ejemplo, cuando un programa de compra-venta ultra-rápida de valores, de high frequency trading (HFT) se vuelve loco, como ha ocurrido en varias ocasiones, y provoca un crash bursátil, aunque sea de corta duración, sin que en algunos casos realmente se llegue a saber la razón. Y eso que son programas relativamente sencillos. O cuando Facebook tuvo un problema parecido con algunos de sus chatbots, pero que en parte fue provocado por un ataque de trols.

Las redes neuronales en que se estructuran algunos ordenadores están empezando a generar ese tipo de situación: resuelven problemas, pero a menudo no se entiende cómo. Alphago, el ordenador que ha ganado varias partidas de Go a maestros de este juego oriental y que ahora incluso a mejorado en una tercera versión, pertenecería en parte a esta categoría. Los diseñadores a menudo no logran ya entender "cómo funcionan" sus creaciones, y tienen crecientes dificultades para descodificar el comportamiento de sus propios robots por medio de la observación, como señala un estudio de Robert Wortham y otros de la Universidad de Bath (Reino Unido). 

Seguir leyendo »

Carambolas

Las encuestas dibujan tres posibles escenarios después de las elecciones del jueves en Cataluña: una nueva mayoría independentista; una victoria de Ciudadanos sin mayoría de ninguno de los dos bloques o una victoria de ERC o Puigdemont también sin mayorías.

Si Esquerra, Junts y CUP suman 68 escaños no hay mucho más que hablar y tendría solo una importancia simbólica aunque relevante políticamente saber quién ha ganado en votos y en escaños. En esta hipótesis, tendríamos seguramente en febrero un nuevo president o presidenta de la Generalitat aunque no sabemos quién sería y en qué situación procesal estaría. Ya nada en el procés será igual que antes pero se parecerá mucho a la durísima situación que se ha vivido en los últimos meses. La incertidumbre social y económica se prolongarían y con una crisis política en Madrid de caballo porque el 155 y las elecciones no habrían resuelto nada y habrían sido solo una nueva patada para adelante, la jugada política favorita de Rajoy. 

Si, en cambio, ninguno de los dos bloques consigue mayoría y la llave queda en manos de los comunes, se abre el juego. El que gane, sea Ciudadanos, Esquerra o Junts tendría que intentar una primera investidura que sería seguramente fallida. Si es Arrimadas la que lo intenta y aunque tuviera por estrategia los votos del PSC además de los del PP, nunca tendría los de Domenech, Colau y Pablo Iglesias. Y si el que se presenta es un independentista tampoco lo conseguiría porque los comunes no se van a atar a un gobierno con los herederos de Pujol y Artur Mas.

Seguir leyendo »

Yo no conozco a Rodrigo Lanza

Hace unos días, al ver a través de una ventana el salón de una casa del barrio de Usera, tuve el recuerdo súbito del salón de la casa en la que viví cuando tenía tres años. La misma moqueta marrón, las mismas sillas plegables de madera, la luz incidiendo de la misma forma sobre los muebles. Recordé que ese era el salón en el que había sufrido una caída y me había hecho una herida en la cara. Reproduje en mi cabeza la escena del accidente: el cuerpo de un bebé de tres años -yo- saltando desde un sofá y golpeando contra la esquina de una cómoda. El recuerdo me sobresaltó, porque había algo cinematográfico en él. Sucedía a cámara lenta. Y sospeché de mí. Tuve que reconocerme que mi recuerdo, probablemente, no era más que una creación, un constructo audiovisual memorístico fabricado con la colaboración de las personas que estaban en ese momento allí, viéndome caer: mis padres. Nos marchamos de esa casa pocos meses después de aquella caída, pero conservamos, en el álbum familiar, fotos del salón. Cada vez que las vemos se habla de aquella caída, se explica con todo detalle cómo tuvo lugar, hasta el punto que he sido capaz de fabricar un falso recuerdo, basado en testimonios, de aquel momento. Supongo que casi cualquier lector tendrá en su cuerpo la cicatriz infantil, suavizada por el paso de los años, de un pequeño accidente que no recuerda, pero que cree recordar. Otra gente nos contó nuestro propio recuerdo, y, como es natural, nos lo apropiamos.

En estos días leo sobre Rodrigo Lanza. No voy aburrirles contando su historia, o la historia de él que nos han contado, porque a ustedes también les habrá sido relatada una y otra vez, en varias de sus múltiples versiones, a través de los medios. Presunto homicidio en Zaragoza, tirantes con la bandera de España, barra de hierro, Ciutat morta, defensa propia, arma blanca, crimen de odio, dos Españas enfrentadas...

Todos estos conceptos han bailado ante nosotros durante la semana, como balas de fogueo que nos obligan a refugiarnos en un lado u otro de un mismo búnker: el de la opinión firme. No es posible quedarse fuera. Elige el lado en el que refugiarte. ¿Es Rodrigo Lanza un asesino? ¿Está, en cambio, traumatizado y trastornado por los años de cárcel? ¿Actuó en defensa propia? ¿Fue un accidente? La gente habla, segura de saber lo que este hombre ha hecho, ha pensado, ha sentido. Tanto los que lo culpan como los que lo defienden (todos con la misma saña, la violencia es idéntica en ambas direcciones), parecen saber qué pasa por su cabeza, qué sucedió exactamente en aquel bar de Zaragoza.

Seguir leyendo »

El truco Trump

Ciñámonos a los hechos y dejemos que hablen las pruebas, que diría el admirable CSI Gil Grissom. Hasta la fecha, en medio del ruido y la furia, el presidente Donald Trump ha sacado a USA de la cumbre contra el cambio climático y de la UNESCO, ha pisado el freno en todos los acuerdos de libre comercio donde participaban los norteamericanos y ha puesto en circulación de nuevo en los mercados aquella vieja palabra que los liberales, en su inmensa sabiduría, nos habían dicho mil veces que podíamos ir olvidando: arancel.

Con los típicos saldos-señuelo de unos cientos de dólares para la clase media, acaba de aprobar una rebaja de impuestos de millones de dólares para las rentas de capital que prácticamente convierten a Ronald Reagan en un socialdemócrata. La tímida regulación financiera aprobada por Obama para intentar poner un poco de orden en la especulación destructiva que gobierna Wall Street ya es historia, recuerdo lejano de un pasado casi comunista. La relación entre la administración y el mundo de los negocios se ha vuelto tan promiscua que ha retornado de la “tecnocracia” de J.K. Galbraith a la ya clásica plutocracia neofeudal.

La administración Trump no ha conseguido demoler el Obamacare a pesar de intentarlo por tierra, mar y aire, pero lo ha llevado a la ruina mientras las aseguradoras recuperan los márgenes de beneficio de los buenos tiempos y el coste de los seguros se dispara. Al mítico y tan cinematográfico Centro de Control de Enfermedades acaba de prohibirle usar conceptos como “feto”, “diversidad”, “vulnerable” o “transgénero”; tampoco podrá ya basar sus recomendaciones sólo en “datos científicos” sino en “datos científicos así como considerando los estándares y deseos de las comunidades sociales” porque desde hoy Ciencia es aquello que digan Trump y los suyos que es ciencia decente y como Dios manda. La verdad ya no está ahí fuera, ahora solo está la posverdad.

Seguir leyendo »

Se acabó el carbón señor ministro, a pesar del CSIC

37 Comentarios

El ministro de Energía, Álvaro Nadal

Hace un mes 15.364 científicos de 184 países firmaron conjuntamente un informe de alerta sobre la seria e incuestionable amenaza que representa para la humanidad el avance del cambio climático.

Entre las medidas propuestas para dejar de transitar por "un camino que nos conduce a la extinción", los investigadores anotaban la urgente necesidad de abandonar las energías fósiles y "adoptar masivamente fuentes de energía renovables".

En la misma semana que la prestigiosa revista científica BioScience publicaba dicho informe, el Consejo de Ministros nombraba presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) a la asturiana Rosa Menéndez, exdirectora del Instituto Nacional del Carbón (INCAR).

Seguir leyendo »

El crimen y la mecha

23 Comentarios

Rodrigo Lanza /ENRIC CATALÀ

En mi época, cuando la movida madrileña, la política había quedado anestesiada en las calles y lo que se llevaba entonces era pertenecer a tribus urbanas; pandillas con  poses y pintas  importadas del extranjero.

De esta manera tan frívola, las calles se llenaban de Jevis, Punkarras, Mods y Rockers. Estos últimos grupos -Mods y Rockers- protagonizaban peleas al estilo de Quadrophenia, la peli de los Mods con banda sonora de The Who. Todo esto que cuento era de lo más normal hasta que, una noche, mataron a un rocker de nombre Demetrio a las puertas del Rock-Ola, el templo de la movida madrileña. Aquel asesinato fue también la sentencia de muerte de la llamada movida. Se apagó la mecha.

Cuentan que, en los días previos al golpe de estado franquista que desencadenó la Guerra Civil, los de uno y otro lado bromeaban tirándose terrones de azúcar en los cafés donde hacían tertulia. La mutación que cambiaría la broma en guerra estaba ya servida y todo esto viene a cuento por el asesinato de Victor Laínez —un asunto despreciable que aprovecho para condenar— ocurrido la otra noche en Zaragoza tras una disputa que, según los medios, comenzó por unos tirantes rojigualdas que lucía el asesinado.

Seguir leyendo »

El juez del ripio

50 Comentarios

Me quedé demudada. Era ya noche cerrada cuando mi AVE bajaba paralelo al Ebro y vi un tuit de Pablo Echenique en el que reproducía una página de la revista oficial de una asociación judicial. Desgraciadamente el texto, con apariencia de poema, que reproducía el político no era un fake sino una texto ripioso en el que se aludía a las relaciones personales de las diputadas electas Irene Moreno y Tania Sánchez con el líder de su partido Pablo Iglesias en una sátira machista. "La diputada Montero/ expareja del 'coleta'/ ya no está en el candelero/ por una inquieta bragueta/. Va con Tania al gallinero". No era un fake sino una publicación realizada con seudónimo por un juez en una publicación oficial de una asociación judicial de nuestro país. He de reconocer que mis contactos inmediatos con miembros y cargos de esa asociación, mientras el tren seguía deslizándose hacia Atocha, sólo me devolvieron desconcierto, desolación y vergüenza. No esperaba menos. Los vitorinos, que así son conocidos en el mundo judicial los miembros de la Francisco de Vitoria, me han demostrado en muchas ocasiones ser una asociación sensata, centrada y nada carcundiosa en general. He conocido muy de cerca a muchos de sus miembros y hasta he trabajado durante seis años a las órdenes directas de uno de ellos. Tenía motivos para el pasmo.

La crítica política mediante versos satíricos no es un género ajeno a nuestro país. Desde el Siglo de Oro, pero también en el XIX, creció y se difundió en regímenes poco tolerantes gracias al gracejo del pueblo y de muchos ilustrados que se emboscaban en él. Una de las más afectadas fue probablemente la reina Isabel II a quien a su salida hacia París se le cantaba sobre la pérdida de la corona: “La perdiste por bribona/no se puede consentir/que además de una bribona/fueras tan puta, jolin. Conquistaste, campeona/ sin cañón y sin fusil/ en la cama comodona/ más hombres sola que El Cid.” Y otras lindezas sin par que estigmatizaban su libre sexualidad. De refilón diré que tenía más mérito literario el anónimo republicano del romance que el juez ripioso, pero también que les separan dos siglos, una democracia y, sobre todo, el papel social de cada uno de sus creadores.

El pasmo venía porque un juez en una revista de una asociación judicial, se dedicara a una crítica política a miembros de otro poder del Estado, utilizando además una visión inaceptablemente machista del papel de las mujeres en la política. Me produjo a la vez alipori e indignación. En primer lugar, porque quiere la efectiva separación de poderes que los miembros de los tres establecidos no se critiquen entre sí e igual que los miembros del legislativo y el ejecutivo deben guardarse de la crítica de las decisiones del judicial, entiendo que los del judicial deben alejarse de la crítica concreta a los miembros de los otros poderes. Sólo haría la salvedad de la crítica en función de las decisiones adoptadas en cuestiones que afecten directamente al ejercicio de su función judicial ( falta de medios, legislaciones relativas al ejercicio o al propio estatus de jueces y magistrados, etcétera). No era el caso. El vitorino usaba su escaso don para las letras para demostrarnos cual es su visión del papel de las mujeres y lo poco que le gusta Podemos. Nada más y nada menos. En segundo lugar, porque de un juez se espera una sensibilidad especial hacia los principios constitucionales y el de igualdad entre hombres y mujeres es uno de ellos.

Seguir leyendo »

Razones para subir los salarios

Una cadena de montaje

La crisis económica que ahora empezamos a cerrar llegó a suponer, en el momento más duro, una pérdida acumulada del 10,6% de la renta per cápita. Nunca antes en la Historia económica documentada la renta per cápita de España se había reducido durante seis años consecutivos, como ocurrió desde 2008 a 2013. 

Las cuentas nacionales confirman que, en el tercer trimestre de este año, el PIB de la economía española ha recuperado el nivel anterior a la crisis y todo apunta a que ocurrirá lo mismo con la renta per cápita en el cierre del año. Han sido necesarios nueve años, trimestre a trimestre, para que la economía española retorne al punto de partida (con el agravante de un deterioro en los indicadores de igualdad). 

Durante este tiempo, la estructura del PIB se ha visto modificada de manera singular. La construcción aporta hoy en día unos 85.000 millones de euros menos que al inicio de la crisis, compensados por un aumento de las exportaciones de casi 80.000 millones y por una reducción de las importaciones de otros 27.000 millones. 

Seguir leyendo »

Cómo sería si ganase Ciudadanos las elecciones en Catalunya

42 Comentarios

Arrimadas en un acto de campaña

Es 20 de diciembre de 2017 por pocos minutos. Van a dar las 12 de la noche. Las calles de Barcelona siguen cargadas de gente que celebra la mínima victoria de Ciutadans, solo dos puntos por delante de Esquerra Republicana de Catalunya. Inés Arrimadas es la última de los candidatos en hacer su aparición esta noche en el Hotel Majestic, el lugar en que tradicionalmente los antiguos convergentes celebraban sus victorias electorales. La decisión de escoger este enclave tan simbólico no se ha comunicado hasta el momento necesario para que los simpatizantes y la prensa puedan a certificar la victoria que las encuestas vaticinaban.

Arrimadas y Albert Rivera, de la mano y alzando los brazos sobre la imagen proyectada de cientos de personas con banderas españolas en la pantalla gigante que preside la especie de altar en que se ha convertido el escenario improvisado. El discurso más breve de la hasta ahora líder de la oposición en Cataluña. "Hem guanyat. Gràcies. Mai més tornarem a patir el que hem patit aquests anys d'odi i despreci". "Hemos ganado. Gracias. Nunca más volveremos a sufrir lo que hemos sufrido estos años de odio y desprecio". A continuación, el líder nacional, Albert Rivera, habla por la parte que le toca, por los años que ha vivido en la oscuridad de los últimos puestos sufriendo los ataques furibundos de los radicales. Van subiendo cargos orgánicos y públicos hasta que se teme por la capacidad de aguante del escenario. Incluso se perciben las reacciones a los codazos para situarse en el tiro de cámara. "Se acabaron las mentiras. Esto no va de emociones, va de razones, de legalidad, de derechos. Hemos ganado para restaurar los derechos de los catalanes que estábamos silenciados y aplastados". Suena vengativo, pero con la razón del que sabe de lo que habla.

Mientras tanto en la sede de ERC, Marta Rovira, la sustituta, llora de emoción mientras los seguidores aguantan la respiración ante el vídeo del líder en prisión que desgrana los nombres de todos los que han sido el equipo en libertad que ha hecho la campaña. Bromea y sonríe como pocas veces, pero la sombra de la derrota se le escapa por la comisura de la boca. Por primera vez ha vencido al resto de partidos catalanes. Pero no ha podido en votos con Ciudadanos, que ha ganado en la polarización basada en los reproches y en los argumentarios ya conocidos. Se va a sentir humillado, pero no esta noche.

Seguir leyendo »