Opinión y blogs

eldiario.es

Cómo es una sociedad en la que aumenta el bullying

Una niña murciana de 13 años se suicidó hace pocos días en su cuarto. Puso así fin a una corta vida en la que presuntamente fue víctima de acoso escolar. Puede que porque era una buena estudiante, al parecer la insultaban, le pegaban, la marginaban, la llamaban gorda y fea. He visto en las fotos publicadas que tenía una cara bonita y unos ojos espectaculares, lo cual es irrelevante, pero el cuerpo me pide decirlo. Supongo que quienes la querían (sus padres, sus familiares) se lo dijeron muchas veces, pero nada pudo desactivar la angustia de esas humillaciones públicas y constantes que presuntamente sufrió en el instituto Ingeniero de la Cierva, en Patiño. No habría podido superarlo ni siquiera habiendo sido trasladada de centro. Hay heridas por las que te desangras.

La historia de Lucía no sería sino un suceso dramático si no fuera porque no es hecho aislado. Por el contrario, se inscribe en un contexto educativo en que el bullying es el amargo pan de cada día. Está alcanzando, de hecho, niveles muy preocupantes, pues las cifras no dejan de aumentar y exigen una reacción contundente por parte de las partes implicadas (que son los profesores, las familias y toda la sociedad) y, en particular, del Ministerio de Educación, que debe implantar una estrategia única para todos los centros. Es urgente además la aplicación real de los protocolos existentes para prevenir, detectar y abordar la violencia en las aulas. En el antiguo instituto de Lucía parece que nada de eso funcionó y que llegaron a descartar que la niña sufriera acoso, a pesar de que los propios padres alertaron de la situación por la que pasaba su hija.

Por supuesto, no se puede achacar a mera negligencia, teniendo en cuenta que las políticas de recortes suponen la disminución de la plantilla de docentes, la masificación de las aulas y, como señalan los sindicatos, “la sobrecarga de trabajo burocrático improductivo al que está sometido el profesorado de nuestros colegios e institutos”. En 2011, recuerdan, quedaron interrumpidas las dotaciones de profesorado de orientación educativa y trabajo socio educativo. En tales condiciones, la aplicación de los necesarios protocolos les resulta inevitablemente complicada.

Seguir leyendo »

"Sólo" y la tilde de la nostalgia

Más que la cebolla en la tortilla, más que los grumitos del Colacao, un cisma divide irreconciliablemente a las dos Españas: la tilde en sólo. Durante años la RAE recomendó usar la tilde cuando solo fuese equivalente a "solamente", hasta que en la Ortografía de 2010 la desterró al rincón de las tildes demodés como ya pasó con fué, á y otros vestigios acentuales. Un reducto no despreciable ( incluyendo ilustres académicos) se declaró insumiso ante esta nueva disposición ortográfica. ¿La razón? Aseguraban que sin la tilde, solo pasaba a ser ambiguo. Lejos de ser una disquisición peregrina entre especialistas, la tilde en solo despierta ánimos encendidos en los no pocos hablantes que la defienden con pasión:

Seguiré escribiendo sólo con tilde hasta el día en que me muera y nadie podrá impedírmelo.

@Kartoffelmensch @JotDownSpain @Mercutio_M @RAEinforma La tilde en solo es conservadora y carcunda.

Seguir leyendo »

Ya tenemos un corredor

Patxi López en la presentación de su candidatura a las primarias del PSOE.

Los autos locos del PSOE ya tienen su primer corredor en carrera. Hasta ahora para entretenernos sólo teníamos corredores virtuales. Pero ahora ya ha saltado a la competición uno de carne y hueso a quien despellejar a conciencia sin que pueda esconderse detrás de evasivas, silencios o cantos de amor a la tierra, su gastronomía y sus gentes. La lenta y silenciosa conversión al Susanismo, que parecía ir imponiéndose en las filas socialistas como solución para muchos, ha sufrido su primer tropiezo serio. Desde hoy ganar por aclamación se le ha puesto mucho más difícil a la presidenta andaluza.

Patxi López encarna la primera respuesta a una de las pocas leyes de la economía que aún se mantiene en pie: donde existe demanda siempre se acaba generando oferta. Seguramente no sea la única. En el PSOE, entre sus votantes pero también entre sus militantes y cuadros, crece el cansancio tras este año largo de guerra de trincheras para no se sabe muy bien qué. Un sentimiento que se ha popularizado a través del eslogan “ni Su ni Sa”, perfecto resumen del convencimiento que no pocos tienen respecto a que el desgaste para liderar una nueva etapa es lo único que une a las dos cabezas visibles de los bandos. Pedro Sánchez y Susana Díaz aún pagan hoy el desgaste por llevar su enfrentamiento a aquel comité federal y convertirlo en un remake del Señor de las Moscas.

Más allá de la audacia de ser el primero en dar el paso, su trayectoria como hombre de partido o su discutible tirón electoral, resulta difícil calcular qué tiene exactamente detrás Patxi López. Seguramente menos de lo que parece pero más de cuanto algunos le atribuyen. Jugará sus cartas con la expectativa que pueda generar su perfil conciliador en medio de tanto enfrentamiento y el respeto que pueda atesorar entre no pocos militantes y votantes socialistas. De entrada, su candidatura ya ha ocupado buena parte del espacio que podría aspirar a ganar un Pedro Sánchez cada vez más encadenado a sus errores.

Seguir leyendo »

La libertad de expresión y las noticias falsas

La excandidata a la presidencia de los Estados Unidos, Hillary Clinton.

Cerca de una semana antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos en noviembre pasado, alguien publicó en Twitter que Hillary Clinton era parte central de un círculo pedófilo. El rumor se propagó por las redes sociales y un presentador de derechas llamado Alex Jones señaló varias veces que Clinton estaba implicada en abusos sexuales a niños y que su jefe de campaña, John Podesta, participaba en ritos satánicos. En un vídeo de YouTube (que ya se ha eliminado), Jones hablaba de “todos los niños que Hillary Clinton ha asesinado, descuartizado y violado”. Se publicó cuatro días antes de las elecciones y fue visto 400.000 veces.

Por los correos electrónicos difundidos por WikiLeaks se supo que Podesta cenaba a veces en una pizzería de Washington llamada Comet Ping Pong. Parece ser que por eso las acusaciones sobre el círculo pedófilo se centraron en ese lugar, dando origen al hashtag #pizzagate. Muchos de los retuits de las acusaciones se originan en “bots” o programas diseñados para difundir ciertos tipos de mensajes, ayudando así a dar la impresión de que mucha gente se estaba tomando el “pizzagate” en serio. Increíblemente, la historia también fue retuiteada por el General Michael Flynn, que pronto será asesor de seguridad nacional del presidente electo Donald Trump.

Incluso después de la elección de Trump (y a pesar de que el New York Times y el Washington Post la desacreditaran), la historia siguió difundiéndose. El Comet Ping Pong recibió llamadas telefónicas constantes, abusivas y a veces amenazantes. Cuando el gerente se comunicó con la policía de la ciudad, le dijeron que los rumores eran parte de la libertad de expresión protegida por la constitución.

Seguir leyendo »

Sí es país para viejos

Donald Trump y su mano derecha Mike Pence.

Al contrario de lo que señalaba el poeta irlandés en el verso inicial  de Navegando a Bizancio “Ese no es país para viejos” que da título a la novela  de Cormac Mc Carthy, llevada al cine por los hermanos Cohen, los Estados Unidos se han convertido en un país para viejos.

Trump, a sus setenta años es el presidente de mayor edad al tomar posesión, un año más que Reagan. Varios de sus elegidos para puestos de responsabilidad en su Gobierno, además de militares o multimillonarios, son también viejos y ultraconservadores. Su candidato a secretario de Comercio Wilbur Ross está a punto de cumplir los 79; 80 tiene Carl Icahn  Responsable de Regulación; 70 el ministro de Justicia Jeff Sessions, y 73 el recién designado director de los Servicios de Inteligencia Dan Coats.

En el lado equivocado de los sesenta están la ministra de la pequeña y mediana empresa Linda Mc Mahon, con 69; 67 tienen el de Energía Rick Perry, el de Trabajo Andrew Puzder y el responsable de Comercio Internacional Peter Navarro. Uno más que los de Vivienda (Ben Carson), Defensa (James Mattis) e Interior (John Kelly). En el lado correcto, el de Exteriores (Rex Tillerson) con 64. Uno menos tienen el de Sanidad (Tom Price) y la de Transportes (Ealine Chao).

Seguir leyendo »

Basta de difamar al lobo

Lobo en la Sierra de la Culebra, en la provincia de Zamora. Foto: José Luis Gallego

El trato que recibe la información relacionada con la naturaleza en la prensa generalista deja mucho que desear. Y no me estoy refiriendo a la abundancia de titulares al estilo “una manada de buitres” con los que muchos diarios, algunos de tirada nacional y reconocido prestigio, abren sus crónicas. Me refiero a la cantidad de tópicos, prejuicios y embustes con los que muchos informadores (que no periodistas) las elaboran. Especialmente cuando se atreven a informar del lobo sin saber absolutamente nada del lobo.

Uno entiende que la base de este bello y noble oficio consiste en acumular conocimiento antes de compartirlo desde el respeto al conocimiento. En ese respeto se basa la teoría de las cuatro ces, según la cual es necesario conocer, comprender y contrastar antes de contar y hacerlo siempre por ese orden. Por eso no entiendo como alguien se atreve a contar la naturaleza sin conocer la naturaleza, para acabar contando que los buitres vuelan en manada.  

Aunque en el caso del lobo, buena parte de las noticias que aparecen en la prensa unen a ese desconocimiento gandul altas dosis de perversidad. Y no me refiero a los manidos calificativos de feroz, peligroso o temible que suelen acompañar al sujeto en las frases de los titulares, sino al empleo de expresiones tan desafortunadas como “brutal ataque de una manada de lobos”, “los lobos se dan un festín” o la famosa “un lobo entra en una casa y se lleva al perro”.

Seguir leyendo »

Filípica a la Fiscalía

68 Comentarios

Tuit de Cassandra en el que denunciaba la petición del fiscal

La utilización de la Fiscalía para imponer una represión ilícita contra la libertad de expresión en nuestro país está pasando ya de castaño oscuro. El repetido esquema de someter a ciudadanos a la presión del inicio de un proceso penal, incluso de su paso por prisión, para que luego todo termine en nada es una actitud inadmisible que debe cesar. Sobre todo porque es evidente, desde el inicio, que de tales procedimientos no puede derivarse una condena y, por tanto, sólo se inician como fórmula de represión y de castigo anticipado por un delito inexistente. El golpe es redondo porque no pudiendo el fiscal prevaricar, dado que no dicta resoluciones, nadie es responsable final de las injustas privaciones de libertad y del escarnio, el temor y la pena de banquillo y económica que se les inflige a tales ciudadanos. No crean que me olvido de los jueces cobardes que contribuyen a ello. Pero, en esos casos, al menos uno podría defenderse interponiendo querella. 

Los casos van en aumento. No es cuestión baladí.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional se ha descolgado ahora pidiendo 2 años y medio de prisión, 3 de libertad vigilada y 8 y medio de inhabilitación absoluta para una joven que repitió en Twitter viejos chistes sobre el magnicidio de Carrero Blanco. Un delito de humillación a las víctimas del terrorismo le imputan. Dejemos a un lado que la interpretación extensiva e impropia de un delito cuya existencia es cuestionable es una forma de censura inadmisible en democracia. Lo cierto es que, además, la Fiscalía de la Audiencia Nacional incurre en este caso en una muestra de ignorancia supina al comparar el asesinato de Carrero Blanco con cualquier otro atentado de la banda terrorista ETA cometido en democracia. Yo dudo que Carrero Blanco sea una víctima del terrorismo. Carrero Blanco era la mano derecha de un dictador, y, por tanto, contra él existía el denominado “derecho de rebelión”, que proclama que la resistencia a la opresión es la consecuencia de los demás derechos del hombre. Así que sí, cuando se produjo el magnicidio, en España muchas gentes de bien se alegraron y se hicieron chistes y coplillas porque "cuando el gobierno viola los derechos del pueblo, la insurrección es para el pueblo, el más sagrado de los derechos y el más indispensable de los deberes" tal y como se formuló en la declaración de derechos francesa y como recoge implícitamente el preámbulo de la Declaración Universal de Derechos Humanos. 

Seguir leyendo »

(Re)municipalizar para recuperar lo nuestro

Arenys de Munt, el Figaró-Montmany, la Granada, Alfés, Vilaba Sasserra, Santa Maria de Palautordera, Montornès del Vallès, Puigverd d'Agramunt, Foixá, Collbató, Vilagrassa y Olèrdola. Son doce los municipios catalanes que han remunicipalizado la gestión del agua desde el 2010, y a esa lista se han de sumar otros casos en España, como los de Torrelavega (Cantabria), Ermua (Bizkaia), Arteixo (Coruña), Manacor (Mallorca), Medina Sidonia (Cádiz), Lucena (Córdoba), Teo (Compostela) o los 22 pueblos de la provincia de Sevilla agrupados en Aguas del Huesna. El Ayuntamiento de Barcelona ha iniciado también el camino hacia la gestión directa del agua que, según una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, Agbar ha venido administrando de manera irregular desde hace más de un siglo, y a Barcelona se empiezan a unir también grandes ciudades como Valladolid, A Coruña, Santiago de Compostela, Vitoria, Sevilla, Zaragoza o Madrid.

Algunas organizaciones como la Red Agua Pública Aigua es vida han estado detrás de estos procesos elaborando, incluso, una "Guía práctica para caminar hacia una gestión no mercantil y democrática del agua", porque nada es posible sin la presión ciudadana. El encuentro de las ciudades por el agua pública, protagonizado por alcaldes y alcaldesas de diferentes lugares de España, defendió el agua como bien común y bien público, en línea con viejas iniciativas de ámbito internacional, como la que representó en su momento la Carta Europea de los bienes comunes o la Comisión Rodotà para la Reforma de los Bienes Públicos; con la propia Asamblea de la ONU, que en 2010 ya declaró que el acceso al agua había de consolidarse como un derecho fundamental; y con la Observación nº 15 del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (E/C. 12/2002/11) que hace tiempo nos dijo que la gestión del agua como bien común tenía que ser descentralizada y someterse a ciertos principios: disponibilidad, calidad, accesibilidad (física y económica), no discriminación, y acceso a la información.

Según algunos estudios, en los últimos 15 años, se han registrado al menos 180 casos de remunicipalización del agua en 35 países, tanto en el Norte como en el Sur. Entre las principales ciudades que han remunicipalizado sus servicios se pueden contar Accra (Ghana), Berlín (Alemania), Buenos Aires (Argentina), Budapest (Hungría), Kuala Lumpur (Malasia), La Paz (Bolivia), Maputo (Mozambique) y París (Francia). Y los factores que han provocado este giro han sido básicamente los mismos: bajo rendimiento de las compañías privadas (ej. en Dar es Salam, Accra, Maputo), inversión insuficiente (ej. Berlín, Buenos Aires), conflictos sobre los costes operacionales y los incrementos de precio (ej. Almaty, Maputo, Indianápolis), aumento astronómico de las facturas del agua (ej. Berlín, Kuala Lumpur), dificultades en la supervisión de los operadores privados (ej. Atlanta), falta de transparencia financiera (ej. Grenoble, París, Berlín), recortes de plantilla y mala calidad de los servicios (ej. Atlanta, Indianápolis). De hecho, en la mayor parte de estos casos, los contratos privados resultaron ser tan insostenibles que los gobiernos locales optaron por remunicipalizar, aun sabiendo que quizá tendrían que pagar indemnizaciones.

Seguir leyendo »

La desilusión de la gente de izquierdas

58 Comentarios

El portavoz de Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón (d), pasa junto al portavoz del PSOE, Antonio Hernando.

La sensación dominante entre los votantes de izquierdas es que no hay manera de quitar el poder al PP. Todo lo ocurrido en 2016, aun habiendo versiones muy contrapuestas al respecto, consolida esa sensación, que a no pocos lleva a la melancolía. A partir de ahí, las formas del pesimismo son distintas. En el mundo del PSOE, casi tan amplio como su cada vez más corto electorado, no abundan las esperanzas de que el partido pueda salir con fuerza del laberinto en el que el partido está metido. En el de Unidos Podemos mandan la confusión y también, un tanto, la frustración. No se entiende la pelea que están librando sus dirigentes y empieza a temerse que la hora de ese partido haya pasado. Pero esos estados de ánimo son la resaca de hechos pasados y, por tanto, pueden cambiar si ocurren cosas nuevas. El problema es que pueden hacerlo en sentidos muy distintos.

Dentro de muy pocas semanas se conocerá la fórmula con la que Podemos pretende hacer frente a sus dificultades. Cómo se organizará internamente a tal fin y con qué proyecto político. No cabe anticipar nada al respecto. El enfrentamiento, incomprensible para muchos, pero real y consistente, que han protagonizado sus principales dirigentes no permite descartar salidas traumáticas. Pero es de suponer que por muy calientes que estén los ánimos, al final se impondrá la cordura, es decir, el entendimiento.

El tono de los textos que en las últimas horas han hecho públicos Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, por primera vez, sobre todo en el caso del primero, ofreciendo algo que se acerca a un proyecto, hace pensar que se camina en esa dirección. Pero habrá que esperar para saber cómo acaba la cosa.

Seguir leyendo »

El graznido del buitre

El pasado 16 de diciembre pasado se publicaba en Cinco Días una tribuna de innegable interés: "Sobre buitres, oportunistas y oportunidades"1. Estaba firmada por Martin Gruschka, empresario alemán presidente de un fondo de capital riesgo suizo de idílico nombre: Springwater. En ella se defendía el autor de las críticas que desde hace algún tiempo viene cosechando en España por las operaciones de su fondo, que ha adquirido en poco tiempo –directamente o a través de Continuum, una sociedad con domicilio en Luxemburgo controlada al 100% por Springwater– posiciones mayoritarias en una larga lista de empresas nacionales (entre las que destacan firmas como Unipapel, Miró, Delion, Pullmantur, Wamos, Imtech Spain, Peggy Sue, Think Textil, Nautalia, Sgel, Aernnova o Nervion Industries –de la que acaba de vender una participación mayoritaria–). Críticas surgidas ante la peculiar forma de gestión del fondo, que –pese a sus invariables promesas iniciales de nuevas inversiones y de potenciación– está llevando sistemáticamente a la ruina a muchas de sus empresas.

El caso de Unipapel es seguramente el más avanzado y el más característico: vaciado financiero, agotamiento de existencias y cese de nuevos aprovisionamientos, freno radical de la producción, impagos de compromisos contraídos con proveedores, Seguridad Social y Hacienda y paralización práctica de la empresa, con un Expediente de Regulación Temporal del Empleo (ERTE) para la totalidad de la plantilla. Todo en un tiempo récord. Para una información más detallada, me remito a los dos artículos que he publicado sobre este caso en este mismo diario (" Unipapel: una parábola del terrorismo empresarial" y " Más sobre Unipapel...").

En la medida en que la tribuna del mencionado Sr. Gruschka constituye una sagaz justificación de la labor –tantas veces incomprendida, diría él– de este tipo de fondos, merece la pena sintetizar lo fundamental de su argumentación. En esencia, una indisimulada apología de la labor de este tipo de fondos: reflotar empresas "abocadas a la liquidación o el cierre". Gracias a su pericia y a su sana audacia son capaces de afrontar situaciones problemáticas que ahuyentan a inversores más convencionales: "Donde otros ven riesgos –asegura Grushka y se señala en la web de Springwater– nosotros vemos oportunidades". Algo consustancial a su modelo de negocio, en cuyo ADN arraiga irrefrenable el "reto de abordar situaciones difíciles".

Seguir leyendo »