eldiario.es

¿Puede ser el 27S lo mejor que le pase a España?

Antonio Baños, candidato de la CUP a las elecciones del 27S.

 

Si hace unos meses les contaba mi estupor al ver a “ las mejores mentes de mi generación presentándose a primarias”, apunten hoy otro nombre que da el salto: Antonio Baños, candidato de la CUP el 27S. Que un tipo tan brillante y libre encabece una papeleta (aunque sea tan poco “institucional” como la CUP) es otra prueba de lo interesantes que se ponen los nuevos tiempos políticos.

La candidatura de Baños me hace recuperar un muy recomendable librito que publicó hace solo año y medio (un siglo, a la velocidad política actual), y que tuve la suerte de prologar: La rebelión catalana. Aunque el libro ha sido aparentemente superado por los acontecimientos (se escribió en el viejo mundo anterior a Podemos; y tenía como horizonte la ya olvidada consulta del 9N), todavía vale como lectura de verano si no saben qué llevarse a la playa. Aparte de divertido (lo que ya es mucho en un panfleto político), su propuesta de fondo sigue siendo válida: ver el proceso catalán como una oportunidad para España.

Seguir leyendo »

Syriza, PSOE, PP: ¿Lo mismo es?

En política es muy difícil hacer experimentos. No podemos saber cómo le habría ido a España y al PSOE si en mayo de 2010, Zapatero, en vez de aceptar los recortes impuestos por la Troika, hubiese convocado un referéndum sobre las condiciones impuestas, o hubiese presentado la dimisión y convocado elecciones. Pero hemos visto lo que sucede en otro país que sí ha disuelto parlamentos y convocado un referéndum. Al final, todos los gobiernos griegos han aceptado las condiciones impuestas, y por el camino ha habido un corralito. Con Zapatero no hubo corralito, los recortes no fueron tan dramáticos como en Grecia (debido a que la situación de España no ha llegado a ser tan mala). Pero a mí me queda la duda de que si el PSOE es igual que el PP por aceptar las condiciones de la Troika, ¿por qué no se le aplica el mismo rasero a Syriza?

Zapatero y Tsipras se han enfrentado a una situación, que, más allá de las magnitudes de los indicadores económicos, en términos lógicos es la misma. No hay dinero en la caja para hacer frente a todos los pagos, que son las deudas pendientes, pero también los salarios del profesorado, de profesionales de la salud, inversiones, etc. En tanto que el déficit público es mayor que el servicio de la deuda, aunque no se pague a los acreedores, sigue sin haber dinero para el gasto social.

En España se difundió la proclama de que el déficit se podría resolver simplemente recortando en el gasto de los políticos. Es obvio que la austeridad en la representación pública debe ser ejemplar, pero de ahí a creer que con este ahorro acabamos con el déficit… Para escalar el problema, tengamos en cuenta que cuando se fusionaron los ministerios de Educación y Cultura se ahorró un millón de euros, pero la congelación de las pensiones fue de 1.500 millones. O el denostado Senado, que nos cuesta unos 50 millones de euros, o el conjunto de los parlamentos autonómicos, que no llega a los 400 millones. Es una barbaridad de dinero que podría mejorar la vida de mucha gente, si damos por supuesto que es cierto que el trabajo que allí se hace es irrelevante. Pero el déficit público ha llegado a ser de más de 110.000 millones, y el año pasado estuvo en algo más de 60.000 millones. Decir que, tacita a tacita, recortando en gastos superfluos, es posible resolver el problema del déficit público es como decirle a alguien que debe cada mes 1.500€ al banco que podría pagar su deuda si deja de tomarse un cortado al día. Ahorrar, ahorrará, pero ni de lejos habrá resuelto el problema.

Seguir leyendo »

Un cadáver en las aulas

La LOMCE, aprobada a finales del mes de noviembre del 2013, es con seguridad una de las leyes más contestadas en la democracia española. Contra ella se convocaron las primeras huelgas de la totalidad de la comunidad educativa (familias, profesorado y estudiantes). Contra ella se pronuncian la totalidad de agentes sociales. Contra ella firman la mayor parte de los partidos políticos un compromiso de derogación en el momento en que el partido del gobierno pierda la mayoría absoluta en el Parlamento.

La LOMCE nace, pues, ligada inexorablemente a la frágil mayoría parlamentaria del partido del gobierno y frente a una mayoría social cansada de la utilización de la educación como un arma de batalla contra el oponente. Nace, muchos lo advertimos en aquel momento, con los días contados.

Las amplias competencias en materia educativa de la que gozan las diferentes comunidades autónomas y la conciencia de la fragilidad de la ley, a pesar de las declaraciones del en aquel momento ministro de educación, el Sr. Wert, hacen que, como medida de seguridad, se incluya en su articulado un calendario de implantación. Esto obligará a que en dos breves años, antes de la celebración de las siguientes elecciones legislativas, la ley esté implantada en la totalidad del Estado.

Seguir leyendo »

Unas veces se gana y otras se aprende

Hace unos días me sorprendió la imagen de Pedro Sánchez con casco de trabajador de obra y a pie de foto sus declaraciones sobre la necesidad de “reparar” España. El hecho me llevó a pensar en el mismo concepto de “reparación” y en lo que supone aplicado al momento político que vivimos. No, reparar no sirve de nada cuando el objeto estropeado ha demostrado su inutilidad en funcionamiento. Se trata más bien de construir, aunque la construcción, claro está, no parta de cero sino que aproveche todas las piezas viejas o estructuras ya levantadas que aún sirvan. No es nada revolucionario, así viene funcionando la ciencia desde hace siglos. El progreso científico es un crecimiento acumulativo, los elementos útiles se conservan y los inútiles se abandonan. De los partidos de izquierda y de las nuevas formaciones políticas esperaríamos eso, que especificaran qué proponen cambiar, qué construirían nuevo y qué eliminarían.

En una entrevista a Vanity Fair Íñigo Errejón afirma: “Pensamos en ganar las elecciones. Gobernar es otro escenario. La pantalla dos”. Vale. A mí también me encantan los videojuegos, pero la metáfora no me parece demasiado afortunada. Cuando uno pasa de pantalla en un juego no sabe a qué va a enfrentarse, ni en ningún caso la previsión de lo que ha de venir ha sido un requisito para completar la pantalla anterior. En los videojuegos cada nivel es una sorpresa mientras que en la actividad política a ésta habría que darle un espacio cuanto más reducido mejor. Como mínimo se espera de un político que gane las elecciones proponiendo un proyecto y convenciendo con lo que piensa hacer después. En este sentido Pedro Sánchez, con imagen de obrero a lo Mario Bros, lo tiene más claro en su sencillo juego de fontanería. Sin embargo reconstruir el mismo modelo de sociedad que nos ha llevado hasta aquí no tiene sentido. Quizás haya quien argumente que no ha sido el modelo de sociedad el que ha fracasado por sí mismo sino que lo ha hecho bajo la presión de los mercados financieros. Bien, pues entonces habrá que pensar una alternativa que corte o restrinja el poder de esos mercados financieros, lo que transformaría, se quiera o no, el modelo.

Seguir leyendo »

Él no es humano, ¿nosotros sí?

La semana pasada la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal (AVATMA) publicaba un informe que evidenciaba que la “fiesta nacional” sobrevive con fondos públicos. Afortunadamente, impulsado por la llegada de nuevas formaciones a los Ayuntamientos, el debate se está abriendo en todo el territorio. En particular, el revuelo que está generando en la capital murciana la moción que el próximo viernes llevará al Pleno del Consistorio Cambiemos Murcia, para que el Ayuntamiento no subvencione ni directa ni indirectamente festejos y actividades relacionados con la tauromaquia, nos recuerda que sigue generándose controversia en torno a este tema.

No se trata de una cuestión únicamente económica, los derechos de los animales no pueden ser ignorados por razones culturales o tradicionales bajo ningún concepto, pues entraríamos en colisión con la evolución de las sociedades actuales que avanzan sin pausa hacia la compasión por los más débiles. Es éticamente intolerable que una institución pública destine dinero a la tortura, nuestra sociedad no puede continuar con un modelo de diversión basado en sufrimiento de los animales, ni cultivar la cultura de la violencia, lo que además resulta contradictorio con la manera en que se ha reforzado recientemente el artículo 337 del Código Penal para incrementar las penas relacionadas con el maltrato de los animales.

Nuestros campos aún recuerda el repugnante olor a sangre de perro, el descorazonador aullido de los canes heridos, la rabia ciega de animales entrenados para matar, los inconfundibles charcos en el suelo en los escondidos y no tan escondidos solares donde barbarie y negocio se daban la mano; no olvidan tampoco el aroma mafioso de los corrales donde los salvajes disfrutaban viendo aves destrozándose entre sí. Perros de presa y gallos de pelea. Costumbres de arraigada tradición y no por ello menos abominables. Un lucrativo negocio para algunos, que seguro beneficiaba a comercios locales y otras industrias.

Seguir leyendo »

Hasta septiembre

23 Comentarios

Agosto nos debe, por este orden: descanso, rearme moral, desatasco estético, reflotación ética y, last but not least, muchas vitaminas. Para resistir sin claudicar, criticar sin vomitar, y aguantar sin asumir.

Porque, entre el agobio de la Púnica que llueve sobre Gürtel, y un Rajoy convertido en objeto flotador identificado que amenaza nuestro hábitat periférico, ganas dan de pirarse en el sentido de enloquecer, como ya os decía la semana pasada. Pero llegará septiembre y tendremos nuevos retos que afrontar, con las piernas bien plantadas en esta tierra que también es nuestra.

Por de pronto, Cataluña ofrece un nuevo aliciente, a añadir a su condición de ex oasis. ¡Amanecer Albiolado! No nos precipitemos juzgando al ex alcalde de Badalona. Recapacitemos.

Seguir leyendo »

¡Es Cataluña, estúpidos!

76 Comentarios

Antes de nada, discúlpenme que titulase con la grosera advertencia de un asesor de Clinton, (“¡Es la economía, estúpidos!”) pero este es un momento bastante grosero y brutal.

El nombramiento de Albiol, un candidato que une la ideología de Le Pen con el franquismo ideológico, es significativo de la desenvoltura del PP en este momento: quiere decir que la batalla política que se va a desenvolver desde aquí a Noviembre está planteada como le conviene, se trata de una batalla nacionalista.

Hay quien cree que el gran conflicto político en el Reino de España está en los conflictos sociales, “de clase” decíamos antes, o en la forma del estado, caudillo, monarquía o república, pero no, se trata del nacionalismo. Es la baza que jugó siempre el entramado de poderes que controlaron el estado. “España, antes roja que rota”.

Seguir leyendo »

Panorama de los medios en otoño

Los periódicos nacionales llegan extenuados al verano. Las caídas de difusión de los medios impresos son alarmantes y harán más insostenibles, si cabe, a corto plazo la cuenta de resultados de las empresas periodísticas. La crisis de ventas alcanza a los deportivos y económicos en el mismo grado. Solo hay una pequeña tregua en la caída de los ingresos publicitarios que ya es el 30% de la facturación de hace diez años.

Sin duda que el otoño mediático será duro para los medios tradicionales, aunque por el contrario veremos crecer los ingresos del duopolio televisivo hasta cifras record, seguiremos hablando cada mes de la, tan cacareada como exenta de rigor empresarial, fusión de grupos periodísticos (Vocento y Unidad Editorial).

Acabará “muriendo” algún periódico económico. Lo hará lentamente: los diarios suelen mantenerse con respiración asistida largo tiempo, pero finalmente también mueren, a veces en manos de terceros que tienen “otros” intereses.

Seguir leyendo »

Negativa a comprender

Siempre se puede ir a más, en lo positivo y en lo negativo. Para el segundo caso, el ingenio humano ha dado lugar a la chispeante "ley de Murphy": todo lo que puede empeorar, empeora. Parece que en la realidad política española hay quienes, más allá del tono jocoso con que se alude a tan socorrida "teorización", pretenden darle cumplida confirmación como si de rigurosa ley de sociología política se tratara.

Quienes se mueven en el mundo del teatro saben perfectamente que para que una obra salga a la perfección, todos los actores han de estar metidos en su papel y entusiasmados por llevarlo a las tablas con la máxima excelencia. Una tragedia en regla, por ejemplo, para tener éxito requiere que cada uno de los que salgan a escena se identifique gozoso con su papel. Tal aparente paradoja es una necesidad. Sólo así se podrá representar ante el público esa necesidad de imposible cumplimiento que supone lo trágico. Pero ese paradójico gozo por un papel trágico no es, sin embargo, lo que debe darse en la representación política que acompaña a la vida democrática. Ésta, aun teniendo componentes teatrales, se adentraría en peligrosa confusión si la satisfacción de cada cual con su papel no contemplara que la dramatización llevada a cabo entre todos puede bloquearse en un punto en el que lo necesario sea en verdad, y sin nada de ficción, imposible.

En las dinámicas políticas de Cataluña nos encontramos precisamente con situaciones como la apuntada. Los protagonistas políticos se autoperciben muy ufanos en su papel, hipertrofiando la parte del guión que les corresponde. La cuestión es si la representación de cada cual redundará en potenciar la deriva conducente a hacer imposible lo necesario. Sucederá en tal caso que la vida política en Cataluña entrará en trance difícil, extensible por lo demás a la realidad política española. La mencionada manera de consumar la representación política, con sobredosis de histrionismo en algunos casos,  llevará a que el pronóstico que pueda hacerse según el chascarrillo de la "ley de Murphy" se vea cumplido: lo que puede empeorar, empeora.

Seguir leyendo »

Grecia contra el capital

66 Comentarios

Uno de los mitos bíblicos más extendidos en la cultura popular es el de la batalla de David contra Goliat. Como es sabido, el mito describe la valentía de un pequeño hombre que fue capaz de enfrentarse con éxito a un gigante, siendo una de sus moralejas que hay batallas que aunque parezcan imposibles pueden resolverse de forma favorable para el más débil. Un mito para alimentar la ilusión de los pueblos que enfrentan importantes amenazas.

Sin embargo, la historia ha demostrado que lo normal es que ocurra lo contrario. Es decir, que el gigante aplaste al débil. Aunque haya eventos históricos y heroicos en los que los débiles y los justos salen vencedores, lo habitual es que la correlación de fuerzas, sea militar o política, determine por encima de criterios tales como la bondad, la justicia o la verdad. En el libro Los hundidos y los salvados el escritor italiano Primo Levi describió con horror cómo tras su experiencia como superviviente de un campo de concentración nazi aprendió que los salvados no fueron los mejores sino los egoístas, los violentos, los colaboradores. Los mejores, los de las heroicidades, los comunistas y los solidarios acabaron todos muertos. Una dura forma de acabar con el optimismo modernista y su fe en el progreso de la historia, pero también de entender que las estructuras del sistema, sea económico o político, pueden ser impenetrables la mayor parte del tiempo.

En cierta medida la suerte de la reciente batalla política entre el gobierno de Grecia y el Eurogrupo estaba decidida de antemano. No por la menor habilidad de los dirigentes griegos, como algunos análisis de enorme pobreza quieren hacer creer, sino por la situación estructural de sus economías y, por lo tanto, de sus Estados. La explicación última del resultado se encuentra no en las posiciones tácticas a lo juego de tronos sino en las razones estructurales que conforman y determinan los límites del tablero político. Y esas razones estructurales son, desde luego, económicas.

Seguir leyendo »

sobre este blog

RSS

Zona Crítica es el canal de opinión política de eldiario.es. Un espacio colectivo de reflexión, análisis y testimonio directo.

Recibe cada noche la selección de noticias de eldiario.es

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -