La portada de mañana
Acceder
El PP se juega 35 años de poder en Castilla y León con las incógnitas de Vox y la España Vaciada
Los pequeños ganaderos que quieren regenerar la tierra contra la crisis climática
Opinión - 'La demoscopia entra en campaña', por Esther Palomera

Jerez quiere tumbar un parque eólico en sus viñedos: el mundo del vino se moviliza para preservar su paisaje

Paisaje de viñedos en Jerez de la Frontera.

La industria vinícola ha jugado un papel esencial en la conformación de Jerez de la Frontera tanto desde el punto de vista urbanístico como cultural. Es uno de los grandes atractivos de la ciudad por su potencial para atraer el enoturismo, pero la aprobación de la construcción de un parque eólico dentro de los pagos históricos del viñedo del Marco de Jerez ha puesto en jaque a viticultores y bodegueros. Estos consideran que se trata de una agresión al cultivo de la vid y han constituido una plataforma para frenar el proyecto.

El campo clama contra el tsunami de las renovables: "Queremos sembrar pepinos, no vuestros molinos"

El campo clama contra el tsunami de las renovables: "Queremos sembrar pepinos, no vuestros molinos"

Enfrente están las grandes empresas de energías renovables. En agosto anunció la empresa Capital Energy que había adjudicado al grupo Elecnor la construcción del parque El Barroso, que suministrará energía limpia a unos 27.000 hogares de la zona. "Sus cinco aerogeneradores serán capaces de suministrar cerca de 65.000 megavatios hora anuales de energía limpia, equivalentes al consumo de unos 27.000 hogares de la región, además de evitar la emisión a la atmósfera de más de 25.000 toneladas de CO2 al año", señala la empresa.

Los bodegueros y los viticultores no quieren plantear el conflicto como una lucha entre las energías verdes y la industria del vino, entre el progreso y la tradición. Es, más bien, una cuestión en la que los empresarios jerezanos piden que se encuentre otra ubicación al parque para que no se vea afectado un paisaje que saldrá perdiendo con una imagen que devalúa su producto. Incluso el periódico The Times se ha hecho eco del tema y habla de la "feroz oposición" de viticultores, Consejo Regulador, ecologistas y sociedad civil.

La segunda ruta del vino más visitada

Mientras que La Rioja alavesa se impulsa gracias a la modernidad que otorga un edifico diseñado por Frank O. Gehry, en Jerez consideran que no pueden ver alterada la armonía de sus viñedos para no quedarse atrás en la búsqueda del enoturista. No se puede obviar el dato ofrecido por el Informe de Visitas a Bodegas y Museos de las Rutas del Vino de España, que recoge información sobre el número de visitantes en cada una de las rutas. La del Marco de Jerez fue la segunda más visitada el España en 2020, el último año auditado. Esto supone un impacto económico muy importante en una ciudad que ha visto cómo en el último ejercicio han aumentado un 25% las ventas del vino de Jerez, sobre todo en la exportación.

El terreno donde irá ubicado el parque pertenece a muchos pequeños viticultores, pero ha contado con el correspondiente permiso del Ayuntamiento de Jerez. La protección del viñedo estaba supuestamente garantizada por el Plan Especial de Recursos Eólicos del término municipal de Jerez, aprobado en 2008. Sin embargo, un vacío legal en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que se antepone al otro plan, ha permitido que el proyecto siga adelante. Ahora desde el Gobierno local (PSOE) se anuncia la intención de modificar el PGOU para frenar estas instalaciones, aunque ha descartado la suspensión temporal de la licencia.

Entre el Ayuntamiento de Jerez y la Junta de Andalucía

El Consistorio quiere desmarcarse del proyecto y públicamente se muestra contrario a la instalación de plantas de energías renovables “sin ningún tipo de control y planificación por parte de la Junta de Andalucía, que es la administración competente para autorizar la implantación de parques eólicos y fotovoltaicos en el territorio andaluz”.

El teniente de alcaldesa de Urbanismo, José Antonio Díaz, señala que "daremos traslado de todas estas cuestiones a la Junta, a la que le pedimos una mayor implicación y sensibilización ante este asunto, que está generando mucha inquietud entre unos sectores afectados que temen los efectos paisajísticos tan perjudiciales que podría provocar en un futuro la proliferación indiscriminada de estas plantas en nuestro término municipal”.

La respuesta de la Junta de Andalucía ha sido tajante al respecto. "El Ayuntamiento de Jerez es la única administración competente para dirimir si este tipo de proyectos se ajustan o no al planeamiento local vigente, a través de un acto administrativo que supone dar o no una nueva licencia de obras". El Gobierno andaluz ha hecho pública su decisión de personarse en el proceso de declaración de utilidad pública de los terrenos afectados.

"Se solicita al responsable de Urbanismo de Jerez que deje de dar información falsa ante los medios de comunicación, los viñedistas y los jerezanos en general, y asuma su responsabilidad y la de su equipo de gobierno en este asunto, tras haber dado la licencia de obra a la empresa", ha pedido la Junta de Andalucía al responsable de Urbanismo del Consistorio jerezano.

El desencuentro de los afectados con la empresa

Agustín Benjumeda representa a la Asociación de Macharnudo Bajo y su Entorno, que reúne a una docena de bodegas y viticultores inscritos en el Consejo Regulador. "Nuestra posición es la de sensibilizar a la opinión pública para que se sepa lo que puede pasar. Se pueden cargar viñedos de miles de años y hay que preservarlos. Somos una plataforma que asocia a cada vez más asociaciones que buscan la protección del paisaje y el desarrollo futuro ligado al viñedo, el enoturismo, el turismo de naturaleza y el arqueológico", explica.

No se teme que el parque eólico influya negativamente en la producción, pero sí que afecte a la imagen del vino. "El vino de calidad tiene imagen de naturaleza, es ecológico y el industrializar la zona no viene bien a la imagen, que ahora mismo es idílica. Capital Energy debe entender que su presencia es perjudicial. Estamos a favor de las energías renovables, solo nos quejamos de la ubicación porque además va a tener un impacto económico. Hay inversiones de enoturismo que no se harán si se lleva a cabo el parque eólico".

Los siguientes pasos los tienen muy claros y no descartan realizar movilizaciones: "Nos moveremos porque afectados somos muchos; viticultores, sector del Jerez (trabajadores de viñas, restaurantes, sumilleres, enólogos, sherrylovers...), ecologistas, arqueólogos, ornitólogos, ciclistas y paseantes".

Un paisaje "único en el mundo"

"Vamos a seguir informando de las ventajas y desventajas de echar por tierra milenios de esfuerzo de muchos, para mantener un patrimonio paisajístico único en el mundo, sostenible, integrando suaves colinas de albariza, viñedos, olivos, almendros, naturaleza, casas de viñas, lagares, pequeñas bodegas, restos arqueológicos, aves amenazadas y donde no encajan aerogeneradores, necesarios, pero en enclaves no protegidos", señalan desde la Asociación de Macharnudo.

La versión de Capital Energy es que ha tendido la mano a los viticultores para encontrar una solución que pueda contentar a todas las partes, pero los afectados no aceptan las propuestas. La empresa ha transmitido a representantes de la asociación su disponibilidad a aplicar nuevas medidas compensatorias en el entorno del parque eólico. También ha informado a los viticultores que prevé replantar los mismos viñedos que se vean afectados por el proyecto, que representan un 15% del total de los terrenos contemplados. Además, según informa Capital Energy en un comunicado remitido a este medio, con el objetivo de potenciar el enoturismo la compañía ha planteado la posibilidad de crear un centro de interpretación del vino, así como una ruta turística en toda la zona vinculada al sector vinícola.

A esto se sumarían nuevas acciones que contribuirían a "paliar el impacto visual de otros elementos del parque como la subestación, a la que cubriría con masa arbórea y forestal compuesta por especies locales, con el objetivo de hacerla casi imperceptible". Desde la Asociación de Macharnudo Bajo se dice que Capital Energy solo les ofrece "una herencia que no se merecen las próximas generaciones". Es un capítulo más de la lucha que mantiene el campo andaluz contra la llegada impetuosa de las energías renovables en un contexto en el que falta un marco normativo unitario.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats