Cristina Cantero, seleccionadora nacional de baloncesto femenino U17: “El soporte psicológico es una cosa súper natural en mi equipo”

Cristina Cantero sonriente en el centro de la imagen  junto al equipo y cuerpo técnico U17

José Ascanio


0

Estados Unidos 84, España 62, las jugadoras de baloncesto femenino de España U17 (menores de 17 años) consiguieron una plata (que sabe a oro) tras luchar contra la “todopoderosa” selección de Estados Unidos. Las jugadoras consiguieron una medalla más para la historia del baloncesto femenino español y ya miran al Europeo del año que viene U18. Además, es un logro que se complementa con el triunfo de la selección femenina U20 porque consiguió un oro en el Europeo en la misma semana (donde llevan ya nueve campeonatos alzándose en el podio). Este logro no se puede conseguir sin un buen entrenador, en este caso, entrenadora. Su nombre es Cristina Cantero y ha sido la seleccionadora encarga de llevar a estas chicas, de 16 y 17 años, al podio mundial, calificando el resultado como un “éxito brutal”.

Cristina Cantero es de Cabra, un pueblo cordobés donde dio sus primeros pasos como jugadora hasta recabar en el club Celta Femenino, equipo gallego al cual entrena en la actualidad en la segunda división. Como jugadora, aún mantiene el récord de asistencias registradas en el club Celta baloncesto femenino con 351 pases. Cantero es licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad de Granada y desde la Federación Española de Baloncesto decidieron que fuera ella la que cogiera los mandos del equipo para esta primera aventura post-Covid.

La entrenadora, en entrevista telefónica con este medio, comenta que, después de llegar de Hungría, se dispone a viajar hacia Cádiz para pasar unos días y luego volver a Cabra, su localidad natal. Se alegra por la repercusión que ha tenido el triunfo a través de las redes sociales: “El baloncesto femenino no tiene tanta (repercusión) y con situaciones como ésta, se le puede dar más difusión al deporte femenino”. El baloncesto femenino es el deporte con más personas licenciadas (más de 16.000 federadas) en España y Cantero ha comentado que figuras como Alba Torrens, Amaya Valdemoro o Anna Cruz son jugadoras en las que las “chicas jóvenes se pueden ver reflejadas” además de “la nueva oleada” de deportistas que “no llegan ni a los 25 años” como es el caso de Raquel Carrera, María Conde o Maite Cazorla que “ya son referentes” para las generaciones venideras.

Entrenar una selección

La seleccionadora ha querido destacar la personalidad que han tenido las jugadoras que han conseguido el segundo puesto en Hungría. “Cada una viene de un sitio diferente, cada una viene de ser importante en su equipo” pero, recuerda, que “esa facilidad que han puesto las jugadoras por querer sumar en todo momento, creo que es la clave para conseguir buenos resultados”, ha recalcado Cantero.

“Han sido muy equipo, con mucha fuerza y mucha ilusión”. No obstante, de vez en cuando, en momentos críticos de los partidos, “hay algunas a las que les cuesta más escuchar que a otras”. Aún así, “van aprendiendo, que es lo importante, querer aprender”. Debido a la pandemia, esta ha sido la primera experiencia internacional para estas jugadoras.

La seleccionadora ha comentado que ella entrena en su club con chicas jóvenes: “aunque entreno senior, no acabo de perder el contacto con lo que son jugadoras de formación”.

La figura del entrenador puede llegar a ser clave para un futuro esperanzador de las jugadoras: “Necesitan que la guíes bien en el camino y que rápidamente las pongas en el foco correcto”. “Yo creo que la federación busca esa tipología de entrenadores y yo me veo reflejada ahí”. “Una jugadora joven lo que necesita es que la apoyen, que la corrijas, que no le dejes irse y que saque su máximo rendimiento” y “de lo que se trata es de que toda esta experiencia sea un inicio”, ha declarado la entrenadora, que cree que estos campeonatos sirven para que las deportistas se den cuenta de que quieren dedicarse a esto o no.

Cantero, que ha sido jugadora y entrenadora, elige la etapa que dejó atrás: “La jugadora de baloncesto es la protagonista”; “creo que jugar es más divertido y cuando acabas (de jugar), desconectas”. Ha manifestado que “cuando acaba el partido, el entrenador asume un grado de responsabilidad” y “la preocupación y la atención es mucho mayor” como entrenadora.

Polémicas y desigualdad

A la pregunta de si cree que sigue habiendo brechas de género que romper, la seleccionadora tiene claro que, más que brechas, hay situaciones que “le chocan”. Lo ejemplifica con la aún escasa representatividad de la mujer como entrenadora en el baloncesto masculino y en los cargos de dirección. “Veo que tiene una consecuencia: en mi época estábamos 200 entrenadores y solo cinco éramos mujeres; obviamente, la probabilidad de llegar es baja”. Ha comentado que “es cierto que ahora se ha ampliado y ya se ven 30 o 40 mujeres en los cursos de entrenadores”.

Lo ha resumido como “la pescadilla que se muerde la cola” pero, argumenta que “cuanta más solidez tengamos por abajo, más llegaremos a la elite de técnicas y presidentas”; “es cierto que el proceso va lento, pero va a mejor”.

Por otro lado, ha comentado el caso de Lorenzo Brown, base estadounidense nacionalizado exprés para competir con España en el puesto de base y que ha traído críticas por parte de aficionados e incluso jugadores de la selección. Cantero ha calificado el tema de “complicado” y lo ha enmarcado en “una situación crítica” porque “tampoco sabes la realidad total de dentro”. Tal y como apunta la seleccionadora, hay que saber bien los condicionantes por los que han decidido nacionalizar a un jugador de línea exterior y no a uno interior, como se venía haciendo con anterioridad (casos como el de Serge Ibaka o Nikola Mirotic). “Yo entiendo que cuando tú buscas la incorporación de un nacionalizado es porque consideras que te falta algo que no tienes”

La importancia de la salud mental

Cantero asegura que el suyo es de los pocos equipos que cuentan con profesionales de la salud mental en su cuerpo técnico porque cree que la salud mental es muy importante para los deportistas. De hecho, el club Celta Baloncesto Femenino incorporó hace unos años a un psicólogo deportivo que ayuda a jugadoras y cuerpo técnico. “El control emocional es un aspecto fundamental”; “me ayuda muchísimo y creo que es un apoyo importante”.

De hecho, considera este soporte psicológico una “cosa súper natural” con la que cuentan las jugadoras para poder focalizar e “intentar ser felices y positivas”. Es una “pieza clave” que le ayuda a escucharse a ella misma y aunque por su situación familiar vea complicado el cambiar de equipo, “yo siempre escucho al que pueda venir” y “tengo claro que si no me encuentro con energía e ilusiones a tope, no llevaré el primer equipo” porque “si no eres feliz no le vas a sacar rendimiento a nada”.

El próximo objetivo es el Europeo U18 del año 2023, donde quizá se vean caras nuevas o sigan apostando por las mismas que han conseguido esta plata. Tampoco se sabe si continuará Cristina Cantero. “Tienes cuatro o cinco meses para trabajar y conocer bien el grupo”, explica, así que hasta noviembre (si hay una concentración en Navidad) no sabrá si la eligen para llevar el timón o no.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats