eldiario.es

9
Menú

Andalucía Andalucía

"La violencia machista es un atentado contra los principios de la Democracia"

Más de 2.000 personas participan en el IX Congreso para el Estudio de la Violencia contra las Mujeres, que organiza la Consejería de Justicia e Interior, bajo el lema "Pasa a la acción"

La periodista Montserrat Boix cree que se ha avanzado mucho para la igualdad, aunque con reveses después de que "la Justifica le haya fallado a la ciudadanía"

Fernández de la Vega lamenta, en la conferencia inaugural, que se trata de un tema "rocoso", sobre todo porque se ha empezado a gestionar muy tarde

- PUBLICIDAD -
El coloquio entre Montserrat Domínguez y Montserrat Boix, moderada por Lucrecia Hevia

El coloquio entre Lucrecia Hevia, Montserrat Domínguez y Montserrat Boix. F.C.

La presidenta del Consejo de Estado,  Teresa Fernández de la Vega, fue la encargada de dictar la conferencia inaugural del   IX Congreso para el estudio de la violencia contra las mujeres,  que durante dos jornadas se celebra en   FIBES , en Sevilla. 

"L a violencia machista y la desigualdad son un atentado contra los principios de la Democracia". Por eso "los feminismos nos hemos convertido en el enemigo a batir en una cuestión de moral pública, que atañe a todo el mundo", explicó Fernández de la Vega.  

La ex ministra del Gobierno de Rodríguez Zapatero se hizo una pregunta muy concreta en este caso, ante las más de 1000 personas asistentes: "¿Por qué la violencia contra las mujeres se muestra tan rocosa?", entendiendo que la respuesta es clara, y que se debe a que "como estados democráticos hemos llegado muy tarde a la batalla".

Fernández de la Vega cree que se trata de que "es la expresión más indigna, luctuosa e indignante de la desigualdad", poniendo el acento en que se trata de algo que "no se refiere a la víctima, al maltratador o al asesino, sino a toda la sociedad".

"Al contrario de lo que a algunos le pueda parecer, la violencia contra las mujeres es un gravísimo problema, y hay que combatirla en todos los ámbitos, pero sobre todo en el de las convicciones. Hay que sacarla del espacio privado, de la alcoba, de los domicilios, y poner a los maltratadores en el espacio público, como ponemos a los asesinos en el espacio público", sostiene.

Con todo, defiende que "las políticas de igualdad no son políticas para las mujeres, son políticas de Estado, y están más que justificados los ministerios y las consejerías de Igualda", unos instrumentos que ayudan a que “cada vez hay más mujeres que saben que no están solas, y cada vez más maltratadores que terminan ante la Ley, aunque tenemos que aprender en el modo en que se presenta este asunto a la ciudadanía, y ayudar a pelear en casos como el lenguaje que usamos para referirnos a esto, porque ni es un caso fortuito ni es un caso de fuerza mayor”.

La idea general es que mensajes como "cuerpo de mujer igual a peligro de muerte" "se vuelve un continuo, porque es sistemático, normalizado y avalado como arma", en referencia a, por ejemplo, el texto de   Ana Guillermina Yukelson  que unió en Argentina a mujeres de diferentes disciplinas artísticas para abordar la problemática de los femicidios perpetrados en el país suramericano.

"Terrorismo machista"

La presidenta andaluza,  Susana Díaz, durante la inauguración, reclamó más recursos para luchar contra el "terrorismo machista que asesina" a las mujeres y ha denunciado el "acoso masivo" que están sufriendo en las redes sociales, que "no pueden ser el refugio de los que campan a sus anchas".

Díaz ha llamado a combatir el "terrorismo machista", del que ha subrayado que se ha llevado por delante la vida de más mujeres que "ningún otro", reclamando "especial protección a mujeres que retiran las denuncias, “que se quedan más desprotegidas", y subrayando la importancia de que “los cuerpos y fuerzas de seguridad se formen en perspectiva de género desde el primer momento, lo que hace que muchas salven la vida y muchos menores tengan una oportunidad”.

"Es un trabajo colectivo donde no podemos quitar importancia a ningún ámbito", ha dicho, para incidir en pedir que haya especial cuidado "con los debates en sectores que pretenden la explotación, la trata y la explotación sexual", lo que ha definido como “la esclavitud de este siglo, que algunos quieren regular de manera frívola, y no se dan cuenta de que esas mujeres lo hacen de manera obligada". La presidenta denunció asimismo la explotación sexual y la trata de mujeres.

Oficio y formación

"Lo que hagamos en nuestro entorno puede cambiar las cosas". La posibilidad de mejorar y la necesidad de formación en todos los ámbitos y también en los medios de comunicación fueron algunas de las conclusiones de la Mesa inaugural 'Medios de comunicación y violencia de género'.

Se pueden hacer cambios en cada lugar, por pequeño que sea, y lo tiene claro, entre otros conceptos, la periodista Montserrat Domínguez, directora del  suplemento dominical de El País. Durante una mesa redonda junto a Montserrat Boix, periodista de TVE, miembro del Observatorio de Igualdad del ente público y creadora de la publicación digital  Mujeres en Red, moderada por la directora de eldiario.es/andalucia, Lucrecia Hevia, Domínguez ha entendido que hay prioridades que hay que cumplir para luchar contra todo tipo de violencia, como "conseguir situarla en el centro de la agenda política. Ya se han dado algunos casos, como que haya una vicepresidenta del Gobierno que es ministra de Igualdad", pero queda mucho por hacer.

Para ella, es un ejemplo muy claro que “en la Cadena SER, Pepa Bueno es quien marca opinión por la mañana, y el día lo cierra Ángels Barceló. Hace diez años era impensable que en dos programas que marcan la posición en la Cadena SER pasara esto. Es cierto que no están en el Consejo de Administración, que deberían estar, pero hay que darle su valor".

Su propia experiencia al frente de la edición española del Huffington Post la ha puesto sobre la mesa, al recodar que se trata "del único medio con tantas columnistas mujeres como hombres". Aún así, reconoce que  "el 8 de marzo  nos dimos cuenta de que todas las leyes que tenemos no habían traspasado a la vida real".

El trabajo por delante es largo.   Montserrat Domínguez  ha defendido la capacidad del "oficio" periodístico porque "e n el ejercicio del periodismo deberían existir unos límites que no se puedan pasar".

Montserrat Boix por su parte consideró que el oficio solo "no basta" para abordar estos temas y reivindicó la necesidad de formación entre los y las profesionales de los medios. "En las redacciones quiero hombres y mujeres formados en la igualdad".

Boix apunta que "los datos son importantes" para describir una realidad.  "En Radio Televisión Española tenemos un 17 % de mujeres en Radio Nacional y un 37 % en TVE", sin embargo, "hay brecha salarial". Y "es fundamental contarlo" porque "eso también es violencia de género". "No estemos tan eufóricas, que si empezamos a mirar las capas por debajo lo llevamos mal".

"Necesitamos los medios y herramientas, para detectar el machismo, aquello que ya no es aceptable. No tiene que ver con cómo estamos tratando la violencia, sino con nuestras dificultades para identificar a veces conceptos como el patriarcado", explica Boix, para entender que la sociedad puede tener cierto desapego a la hora de confiar en estamentos superiores, como la Justicia: "Hay sentencias como la de ayer del Supremo, la de La Manada… La realidad es que la Justicia le está fallando a la ciudadanía".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha