eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Una mujer ingresará en prisión por incumplir el régimen de visitas de su exmarido condenado por maltrato

Su exmarido, que está condenado a 21 meses de prisión por los malos tratos físicos, psicológicos y sexuales que le infligió

El abogado de Salmerón recibió un escrito que señalaba este viernes como fecha de "ingreso voluntario en prisión"

- PUBLICIDAD -
María Salmerón

María Salmerón

Una mujer sevillana, María Salmerón, espera una decisión de última hora para no ingresar mañana en prisión, condenada por incumplir el régimen de visitas de su hija con su exmarido, que está condenado a 21 meses de prisión por los malos tratos físicos, psicológicos y sexuales que le infligió.

Según ha explicado Salmerón a Efe, el pasado 25 de enero su abogado recibió el requerimiento del juzgado de lo penal número 13 de Sevilla para ingresar en prisión y cumplir una pena de 7 meses de internamiento, lo que conoció, ha dicho, el pasado lunes.

El escrito del juzgado señala la fecha de este viernes como de "ingreso voluntario en prisión", aunque matiza que "la presente resolución no es firme, y frente a ella procede apelación". Por ello, ha indicado que su abogado presentó un escrito que aún no ha tenido respuesta, "por lo que mañana iré al juzgado a ver qué si finalmente tengo que ir a la cárcel o el escrito de mi abogado ha sido tenido en cuenta".

María Salmerón ha pedido en varias ocasiones que se investigue su caso, porque considera que existe un error judicial, y defiende que su hija, que ahora tiene 15 años, es la que no quiere ver a su padre, "y yo lo único que he hecho es cumplir siempre con la voluntad de la niña".

La mujer asegura que la condena por malos tratos se le impuso a su exmarido en 2008 y se confirmó en 2009, aunque nunca entró en prisión, mientras que Fiscalía informó en su día de que contra ella hay varias sentencias firmes por impedir las visitas del padre a su hija. Una situación que, según ha dicho "hace que ahora mismo esté mal, agotada, como si me hubiese pasado por encima una manada de elefantes, porque lo único que he hecho ha sido respetar la decisión de mi hija de no querer ver a su padre".

Su historia, recuerda, empezó en 2001, cuando tuvo a su hija tras dos años de matrimonio, tras los cuales se separó y llegó a perder la custodia de hija, que recuperó un año después, por los incumplimientos del régimen de visitas paternales. Pendiente de saber si mañana entrará en prisión, para mañana se ha convocado a las puertas de los juzgados una concentración en apoyo a su causa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha