Aragón trabaja para recuperar la presencia del visón europeo en sus ríos

Aragón trabaja para recuperar la presencia del visón europeo en sus ríos

La Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón ha liberado 22 ejemplares de visón europeo (Mustela Lutreola) en diferentes afluentes de la cuenca del río Aragón, en un acción llevada a cabo lo largo de la primavera y el inicio del verano de este año para tratar de recuperar su presencia en las cuencas fluviales de la Comunidad.

Según informa el Ejecutivo regional, esta poblaciones se sitúan lejos de sus mayores amenazas, entre otras el visón americano, principal factor de riesgo para la supervivencia de esta especie autóctona amenazada y en situación crítica a causa de su pariente invasor.

Esta especie invasora se encuentra ausente en la cuenca del río Aragón, lo que favorecerá la supervivencia y conservación en el futuro de los ejemplares de visón europeo liberados, así como la ampliación de su área de distribución y, previsiblemente, el número de ejemplares.

Las fuentes citadas señalan que con esta iniciativa se podría avanzar en conseguir que la especie se aleje poco a poco de la "sombra de la extinción" que le amenaza en la actualidad.

Esta acción, denominada "colonización asistida", trata de crear una nueva población fuera del rango de distribución original de la especie, en un entorno libre de sus principales amenazas y se recurre a ella cuando la situación de la especie es muy crítica.

En el caso de visón europeo, esta acción podría abrir un atisbo de esperanza para conseguir que el visón europeo no desaparezca de la Península e, incluso, del continente europeo.

En este proyecto, técnicos y agentes de protección de la naturaleza del Gobierno de Aragón han contado con la colaboración del Ministerio para la Transición Ecológica y del Reto Demográfico a través de la empresa pública TRAGSATEC, así como con la de los diferentes centros de recuperación que desarrollan el programa de conservación 'ex situ' de la especie.

A juicio de las fuentes referidas, la eficaz coordinación de todos estos actores implicados ha sido fundamental para llevar a cabo un proyecto de esta complejidad.

En la actualidad, Aragón posee núcleos de población "natural" de visón europeo distribuidos en ocho cuadrículas de diez por diez kilómetros (sistema UTM), ubicados en la franja noroccidental de la provincia de Zaragoza.

El ensayo de colonización asistida se ha desarrollado en la cuenca del río Aragón, aguas arriba de la presa del embalse de Yesa, con diferentes afluentes que presentan un hábitat muy adecuado para la especie pero que están geográficamente separados de las zonas de presencia habitual de esta especie.

Por otra parte, los animales empleados en la liberación proceden de la cría en cautividad con ejemplares procedentes de dos poblaciones distintas, la que ocupa España y la presente en Europa oriental.

Este origen "mestizo" hace que la suelta de ejemplares haya constituido también un ensayo sobre la capacidad de adaptación de estos ejemplares al hábitat disponible en la cuenca del Ebro.

Previamente a su liberación, a todos los ejemplares se les han colocado unos equipos de radioseguimiento, lo que ha permitido monitorizar de forma constante el proceso de adaptación al medio natural y comprobar la viabilidad del proyecto durante los dos primeros meses.

Como resultado de estos dos meses de seguimiento, al menos nueve ejemplares han sobrevivido durante este periodo (41 %), aunque uno de ellos fue depredado poco después y antes de ser recapturado.

En general, los resultados son similares a otras liberaciones llevadas a cabo previamente en otros países (Estonia y Alemania) o en otros territorios de España: Guipúzcoa, La Rioja y Álava, lo que permite albergar cierta esperanza en el asentamiento de los ejemplares.

El visón europeo es un pequeño mustélido considerado como el mamífero más amenazado de Europa, ya que ha visto reducida su área de distribución a menos del 5 % de su área original.

En España su presencia constatada cuenta con una estima de menos de 500 individuos, aunque probablemente sea inferior, mientras que en Europa persisten pequeñas poblaciones también en Francia y en el Delta del Danubio (Rumanía y Ucrania) y posiblemente en Rusia, lo que permite calificar su estado como crítico.

Un estado que reconoció en 2011 la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN) clasificándolo en la Lista Roja de especies amenazadas bajo la máxima categoría de amenaza "en peligro crítico de extinción".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats