50 kilos de carne y 76 de verduras frescas al año: así es la cesta de la compra de un aragonés

Los aragoneses se sitúan en la parte alta del ranking de quienes más consumen en España

Antonio Ibáñez


0

Cada aragonés ingirió el año pasado 653 kilos y litros de comida y bebida, 14 más que la media de los hogares españoles, en un 2021 en el que el consumo descendió respecto al 2020 en torno al 7%, aunque aumentó ligeramente el gasto anual por la subida del IPC. La caída respecto a 2020 es brusca porque el primer año de pandemia se limitaron muchos gastos por las restricciones del confinamiento, pero en cambio aumentó notablemente el de alimentos y bebidas. Estas son algunas de las conclusiones del Informe del Consumo Alimentario de España en 2021, presentado recientemente por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. El extenso documento desvela también cómo ha ido disminuyendo el gasto en las tiendas tradicionales o de proximidad, en un porcentaje elevado, un 13%. También cayó el consumo en los hipermercados, las superficies preferidas de los españoles (casi la mitad de las compras se realiza en ellos). En concreto, un 7,5%. Por contra, se consolida y aumenta ligeramente la venta en plataformas online, un método de compra que no hace más que crecer desde 2015. El informe también constata que en cuanto se acabaron las restricciones motivadas por el covid crecieron de forma notable las salidas a bares y restaurantes. Ahora bien, el consumo fuera de casa no alcanza una completa recuperación si se compara con el año anterior al inicio de la pandemia. Se consume un 31% menos y la facturación es un 22% inferior.

Los aragoneses se sitúan en la parte alta del ranking de quienes más consumen en España, y además son los que más carne de pollo y cordero compran, pero también los que más olivas y hortalizas frescas comieron en España el año pasado. Junto a los navarros, vascos y catalanes, los aragoneses son los que más llenan su cesta en España. De hecho, la factura de cada aragonés en alimentación y bebidas asciende a 1.719 euros, 109 más que el promedio nacional. En esa cesta, el 48% de los productos son frescos, y prácticamente se come y se cena en casa el 90% de los días del año, según los resultados del informe. 

A priori, en Aragón se come variado y de una forma proporcionada, si bien la media destaca por un elevado consumo de carnes. A pesar de que a nivel nacional la adquisición de estos productos bajó un 10% en 2020, los habitantes de la comunidad siguen comiendo más carne de la recomendada, los que más de toda España junto a los castellanoleoneses y los vascos. Se superan los 50 kilos al año, cuando la media nacional está en 44. Entre los tipos más consumidos, la carne de pollo es la preferida, con 14 kilos per cápita de consumo al año, dos kilos más que el promedio y el doble del pollo que comen los canarios, extremeños y cántabros. También son los que más conejo comen de toda España junto a los riojanos y navarros, con 1,2 kilos, y los que más carne transformada en forma de salchichas y hamburguesas, con más de 12 kilos al año. En la tierra donde el ternasco es una tradición, es donde más carne de ovino y caprino se consume de toda España. Se duplica la media y se superan los dos kilos por persona al año.  La carne de cordero, por cierto, es el alimento con una caída más destacada respecto a 2020, casi un 20%. 

El consumo de carne dobla al del pescado, que supera los 24 kilos al año, dos más que la media nacional aunque lejos de los casi 30 que se consumen en las zonas donde este producto roza la excelencia: Galicia, Asturias y País Vasco. Aragón se sitúa en la parte alta de consumo, tanto de pescado fresco como en lata y en conserva.

Verduras y hortalizas frescas

En el informe se desprende que los aragoneses apuestan por las verduras y hortalizas frescas, con el mayor consumo de toda España, y se supera el promedio de forma considerable. Con 76 kilos por persona y año, se superan en 20 kilos lo que come el resto de españoles. También, con los madrileños, catalanes y murcianos es donde más verdura envasada y transformada se consume, con 14 kilos al año. Llama la atención que donde menos se emplea este producto es en las dos comunidades donde esta industria es más puntera: Navarra y La Rioja. 

El informe arroja otros datos curiosos, como que cada aragonés consume al año un litro más de aceite de girasol que el resto de los españoles, con 4,1 litros, o que en la comunidad se haga un mayor consumo de olivas per cápita de todo el Estado, con 4,27 kilos al año. En cambio, es donde menos arroz se come. Si cada español se come al año 4 kilos, un aragonés 3,4. Solo en Extremadura, La Rioja y Castilla La Mancha se emplea menos este cereal. En este apartado, el rankin lo lideran, como no podía ser de otra manera, las zonas donde este producto es la base de sus platos tradicionales: la Comunidad Valenciana, Baleares y Murcia. 

Al contrario de lo que se pueda pensar, bebemos menos vino que la mayoría de las comunidades autónomas. Si la media es 8,4 litros, En Aragón se beben 7,5 litros por persona y año. Muy lejos de las comunidades donde más se consume: Navarra, Cataluña y Asturias, donde superan los 13 litros al año. Los que menos vino beben son los extremeños, murcianos, madrileños y manchegos. Tampoco en Aragón se bebe demasiada cerveza en comparación con el resto de las comunidades autónomas. Son 18 litros por persona y año, 3 menos que la media nacional. En Andalucía y Murcia es donde más se bebe, 25 litros al año. También en Aragón es donde la cerveza sin alcohol tiene menos adeptos y solo se consume 1,7 litros por persona y año. La mitad de la media. También es menor que la media el consumo en refrescos y gaseosas, con 31 litros por persona al año frente a los 38 de media. Aragón se sitúa en la parte baja del escalafón junto a los riojanos, vascos y navarros. En cambio, en la comunidad autónoma es donde más bebidas de alta graduación se consumen junto con Cataluña, con 1,1 litros por persona al año. Los aragoneses consumen además 1,76 kilos de café y 71 litros de leche. En ambos casos, está en la media nacional. Sin embargo, es donde menos pan se come después de la Comunidad de Madrid. En total, 26 kilos por persona y año, 4 kilos menos que el promedio.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats