eldiario.es Aragón Opinión y blogs

La portada de mañana
Acceder
4,2 millones de personas no se han vacunado todavía en España
El futuro de Juan Carlos I incomoda al Gobierno
El nuevo centro de gravedad de la geopolítica mundial es el Indopacífico

Sobre este blog

El Prismático es el blog de opinión de elDiario.es/aragon. 

Las opiniones que aquí se expresan son las de quienes firman los artículos y no responden necesariamente a las de la redacción del diario.

Ahora

Grafitis de protesta por la muerte de George Floyd.

Ahora que vivimos entre el desconcierto y la sorpresa, entre la indignación y la más profunda de las tristezas al comprobar que los astros nunca estuvieron de nuestro lado y que en el firmamento se escribe con letras de sangre los golpes que acaban con la vida de los desafortunados que nacieron con un determinado color de piel y en países que por desarrollados se convierten en verdugos insaciables, en violentos jueces de palabras obscenas y cobardía temprana. Ahora que todo eso lo observamos y lo lamentamos desde un confinamiento que nos ha hecho vivir en una somnolencia de charca bajo sol de agosto, es cuando comprendemos que nos alegra saber que la vida sigue con su cadencia de días encadenados y que tenemos que huir de gobernantes que actúan con la misma osadía que muestra un niño cuando le invitan a saltar al primer baño de su vida porque abajo, en el agua, le esperan los brazos de su querido papá. Y entonces nos damos cuenta de que nosotros no podemos ser los brazos que detengan la barbarie de sus gobernantes, porque el agua nos llega hasta el cuello, nos ahoga en nuestra boca de razones negadas y ciega nuestros ojos que quizá hace años que dejaron de ver.

Ahora que es junio descubro que cuanto mas intento creer más fácil me resulta dudar y cuánto más intento encontrarme más perdida estoy en esta feria de truhanes, de seres malvados que se afanan en convertir nuestra manzana en una serpiente que repta desde la copa de cualquier árbol, para meterse por nuestro escote y morder nuestro corazón intacto e inocente. Y releo la historia, la de los hombres y las mujeres que han creado desvelos, bien sea con sus palabras, bien sea con sus utopías, bien sea con sus interminables dudas, bien sea incluso con su muerte y me agarro a su vuelo porque hay que salir de aquí, de esta especia de locura que nos ha dejado a la deriva y nos ha hecho ser conscientes de que somos blancos e intocables en una primavera que arde cuando la vida alcanza su más mínimo valor.

Ahora, me dices o yo recuerdo que me dijiste, hay más esperanza que nunca y yo me subo a la noche en la que juntos recorrimos todas las aceras buscando esa vida no fracasada que tú me jurabas íbamos a vivir, pero tú también te fuiste y en este junio, que es como disparo al amanecer, recorro una vez más todas las aceras y no pienso detenerme porque ahora simplemente ya no tenemos excusas y los locos son cada día más locos y los pobres cada día más pobres y los necios cada día más necios y el miedo cada día más miedo.

Ahora que simplemente ya no sé si hay esperanza, me dispongo a esperar y con el latido sordo de tu corazón detenido confío en el futuro, que lo será siempre que seamos presente y lo seamos valiente y de ternura. Combativo y sin mentiras. Decidido y nuevo.

Sobre este blog

El Prismático es el blog de opinión de elDiario.es/aragon. 

Las opiniones que aquí se expresan son las de quienes firman los artículos y no responden necesariamente a las de la redacción del diario.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
7 de junio de 2020 - 06:50 h

Descubre nuestras apps

stats