La “complicada” vuelta al cole en Aragón: miedo a los brotes, reducción de plazas de auxiliares de educación especial y ratios elevadas

Foto de archivo de un aula, clase o colegio

Queda poco menos de un mes para la vuelta a las aulas en los colegios e institutos de Aragón. La consejera de Sanidad, Sira Repollés, aseguró el martes en una entrevista en RNE que esta vuelta va a ser “complicada” ya que “nadie esperaba una segunda ola en los meses de julio y agosto”.

Repollés explicó que se va a intentar normalizar la vuelta al colegio por la importancia social que tiene en los niños y adolescentes. Asimismo, detalló que las medidas que se tomen en Aragón no tienen porque ser homogéneas, puesto que “el punto caliente es la ciudad de Zaragoza. No va a ser lo mismo la nueva normalidad en nuestros pueblos y áreas en nueva normalidad que en las que tengamos una situación epidemiológica peor”.

A la espera de que se concreten medidas y se establezcan los parámetros para esa vuelta a las aulas, los sindicatos y asociaciones de padres están detectando carencias en algunas de las decisiones que ya se han tomado en Aragón.

Más del 90% de las plazas de AEE son a jornada parcial

Las Auxiliares de Educación Especial (AEE) son las personas encargadas de ayudar a los alumnos con discapacidad y de acompañarlos en su educación en los centros educativos aragoneses. Tres asociaciones de padres y madres de centros de Zaragoza aseguran que su labor “promueve la presencia, participación y progreso con garantías en el contexto escolar, fomentando la interacción social con los compañeros y trabajando aprendizajes relacionados con la conducta adaptativa y habilidades para la vida diaria”.

En las plazas ofertadas (363) para las AEE este curso académico, más del 90% son a jornada parcial, de las cuales el 34% de las plazas son de 20 horas, un 16% de 15 horas, 17% a 25 horas y se ofertan vacantes a 15 horas semanales, según denuncia Comisiones Obreras (CC.OO.). La media de jornada en esta categoría profesional es de 24 horas semanales y más de dos tercios de los puestos son de 25 horas o menos.

Desde este sindicato aseguran que estas plazas “no cubren ni la jornada escolar ordinaria y mucho menos el espacio del comedor escolar, que con estos llamamientos muestran una clara intención privatizadora, donde el alumnado no podrá desarrollar junto a su profesional el trabajo realizado en las competencias de autonomía personal considerando el comedor como un espacio educativo”.

El sindicato CGT también se ha hecho eco de este hecho, e insiste en la necesidad que tiene el alumnado de los y las auxiliares de educación especial y de tener su apoyo durante toda la jornada lectiva y “también durante el servicio de comedor e intercesiones. Esto es absolutamente necesario porque es un derecho del alumnado disponer durante toda su estancia en el centro escolar de la ayuda de la auxiliar para favorecer su autonomía, desarrollo e inclusión, pero también porque favorece que los y las auxiliares tengan algo menos de precariedad laboral en un sector ya de por sí muy precarizado”.

Preguntado por este asunto, el departamento de educación del Gobierno de Aragón asegura que se llego a un acuerdo con los sindicatos para “garantizar que al personal cuya jornada está por debajo de las 24 horas semanales no se fracciona su jornada, sino que su horario será continuo de mañana. De mismo modo, se garantizó que, una vez iniciado el curso y conocida la permanencia efectiva del alumnado en cuanto al uso de comedor, también se prolongará la jornada de los AEE para ejercer labores de acompañamiento”.

“Si comienza el curso sin actividad presencial por la COVID-19 no serán contratadas”

Desde CC.OO. también denuncian que los nombramientos de este colectivo profesional están supeditados a la actividad presencial en las aulas, “lo que supone que si comienza el curso sin actividad presencial por la COVID-19 no serán contratadas hasta que se abran los colegios, o que en el caso que se suspendieran las clases una vez comenzado el curso el departamento no garantiza su continuidad” y recuerdan que “aquellas AEE que fueron desplazadas en atribución forzosa de funciones en los meses más duros de la pandemia a día de hoy están en el desempleo y que un importante número no tienen garantizado trabajar el próximo curso, incumpliendo la propuesta de Función Pública de integrarlas en las listas de interinas”.

CGT denuncia que el departamento de educación ha llevado a cabo “un nuevo recorte reduciendo de manera considerable las horas dedicadas a la contratación en este colectivo con respecto a cursos pasados por, lo que los recursos de los centros dedicados a este alumnado menguarán y obligar, a que cada centro, cada AMPA y cada familia mendigue los recursos para sus hijos e hijas. Recursos que, por otro lado, son un derecho del alumnado dentro del derecho a la educación”.

Tres centros se unen contra el “tijeretazo” en las plazas

Las asociaciones de padres y madres de tres centros de Zaragoza se han unido para denunciar este recorte de plazas y aseguran que “este tijeretazo, sin precedentes, empeora la calidad de la atención educativa del alumnado con discapacidad y trastornos del desarrollo y repercute negativamente en la calidad de la atención educativa a todo el alumnado del centro”.

El Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Hispanidad, el CEIP Lucien Briet y el CEIP Ciudad de Zaragoza son los tres centros que se han unido contra el recorte de plazas. Los tres acogen a alumnado con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) por lo que es “vital” para estos contar con AEE que “garanticen la calidad de la atención educativa que recibe todo el alumnado y especialmente del alumnado con Necesidades Educativas Especiales (NEE)”.

Los padres y madres hacen referencia también a la Orden de 9 de octubre de 2013 por la que se regulan los centros de atención preferente a alumnos con trastorno del espectro autista, en la que se establece que habrá una profesional AEE (37 horas) para un máximo de 7 alumnos/as con TEA. “Por el contrario, con la oferta de vacantes publicada, se estaría adjudicando, en los peores casos, 20 horas de una única AEE para un centro con 9 alumnos con TEA”, aseguran.

El departamento de Educación asegura que “los centros con aulas preferente TEA van a contar con los mismos recursos que el año pasado. Además, con el objetivo de favorecer la estabilidad de la plantilla, a lo largo de esta legislatura se trabajará para incorporar puestos de RPT”. 

“La reducción de la atención durante las horas lectivas implicará una falta de atención no sustituible por el profesorado, ya sobrecargado de funciones y que no puede asumir la labor de acompañamiento en desplazamientos y transiciones que debe realizarse para apoyar a determinado perfil de alumnado” lamentan desde las AMPAS.

Falta de desdobles en las aulas

Otra de las denuncias que hacen los sindicatos de cara a la vuelta a las aulas es la falta de desdobles de aulas en colegios de infantil y primaria. La OMS ha indicado en varias ocasiones que hay que aumentar el número de profesores para permitir que haya menos alumnos por aula si hay espacio disponible para ello. Por ello, desde CC.OO. aseguran que no “entendemos que se estén denegando desdobles a centros que tienen disponibilidad de espacios”.

“En algunas localidades, como por ejemplo en Zaragoza capital, nos encontramos con centros educativos que disponen de aulas vacías que permitirían desdoblar diferentes grupos”, aseguran desde el sindicato, que considera que las ratios actualmente deberían ser entre 15 y 20 alumnos debido a la situación sanitaria: “En el momento que vivimos estos desdobles son imprescindibles. Facilitarían el cumplimiento de las distancias de seguridad y la detección precoz de posibles contagios en el grupo. Todo esto implica mayor seguridad para el alumnado y así mismo para el docente”.

Para CCOO, la vuelta a la presencialidad exige dotar al sistema educativo de recursos extraordinarios que sirvan para “garantizar una presencialidad segura y para atender al alumnado en situación de desventaja social”. Una de esas medidas a aplicar es el aumento desdobles y por lo tanto la bajada de ratios para que “el profesorado pueda dar una atención más personalizada al alumnado y asegurar que se recuperen correctamente los contenidos pendientes del curso pasado”.

CCOO Enseñanza cree que la cifra de docentes que se van a aumentar este próximo curso, 250 docentes, “lo que supone menos de medio docente por cada centro educativo, se debería parecer más a la de dispositivos electrónicos que se van a adquirir (10.000)”.  

El 24 de julio los sindicatos CSIF, CGT, STEA y CC.OO. ya pedían negociar con el Departamento de Educación las medidas para un inicio de curso escolar seguro. Estos cuatro sindicatos criticaban que el Gobierno de Aragón esté planificando el próximo curso escolar sin reducción de ratios, ni aumento de personal ni protocolos claros frente al COVID-19.

Etiquetas
Publicado el
11 de agosto de 2020 - 22:51 h

Descubre nuestras apps

stats