La portada de mañana
Acceder
El PSOE hace equilibrios para renovar el Poder Judicial entre los vetos del PP a Podemos
Los 15.000 inmuebles que la Iglesia sumó a su patrimonio con inmatriculaciones
Opinión - No, no ha lugar, por Esther Palomera

Menos pájaros y más tormentas: la adaptación de 'Las cuatro estaciones' de Vivaldi al cambio climático

Concierto 'Las cuatro estaciones inciertas' de la Orquesta Sinfónica de Sidney el 12 de enero.

La Orquesta Sinfónica de Sídney interpretó la semana pasada uno de los grandes clásicos de la historia de la música: Las cuatro estaciones de Vivaldi. Sin embargo, las notas, que en las partituras originales del compositor italiano evocan elementos de la naturaleza como "el canto de los pájaros", "el murmullo de las hojas y las plantas" o el sonido de "las moscas y avispas" –tal y como se explicita bajo el pentagrama– habían cambiado. Lo que tocó la orquesta de la ciudad australiana era una nueva versión de la obra, actualizada casi tres siglos después y adaptada al panorama futuro de un planeta que se calienta a una velocidad de vértigo.

 Las cuatro estaciones (inciertas) es el título que un equipo de creativos y músicos australianos ha elegido para reimaginar el clásico en el peor de los escenarios planteados por la ONU, el escenario RCP 8,5 descrito por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), el cual asume que no habrá ningún esfuerzo global significativo para frenar la emisión de gases de efecto invernadero.

La idea de este proyecto, que arrancó en 2019, es trasladar "el impacto humano" del cambio climático, reflejando cómo percibiremos las estaciones del año en un planeta que, de cumplirse los pronósticos más pesimistas, se habrá vuelto prácticamente inhóspito.

 "La ciencia está ahí y todos conocemos los datos, pero muchas veces los científicos fracasan al comunicar lo que estos cambios significan para los humanos", explica Tim Devine, el director creativo de AKQA, la agencia que ha ideado el proyecto junto con Jung von Matt, un equipo de analistas de datos y el compositor Hugh Crosthwaite. 

 Las cuatro estaciones (inciertas) tiene hasta 892 versiones adaptadas a cada una de las grandes orquestas del mundo. "No todas se han hecho a mano", aclara Devine desde Melbourne. Para conseguirlo han diseñado un algoritmo que ha aplicado modificaciones a cada una de las ciudades analizadas.

La razón es que los efectos de la crisis climática no serán los mismos en una urbe y en otra. Por ejemplo, las inundaciones costeras a causa de la subida del nivel del mar tendrán distinta fuerza en Sídney que en Shanghai, la ciudad más vulnerable del mundo ante este fenómeno, argumenta Devine.

 No obstante, algunas variaciones, como la de Sídney, sí se hicieron manualmente. El proceso empezó por descodificar las partituras originales de Vivaldi, que datan de 1725. Después usaron ese mismo lenguaje para crear la versión de 2050 a partir de las predicciones del grupo de científicos de la ONU (el Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático).

Por último, usaron datos geoespaciales para escalar la adaptación a otras ciudades. De esta forma, en cada lugar del planeta se podrá escuchar cómo sonará allí la primavera, el verano, el otoño y el invierno en 2050 si no se contiene a tiempo el calentamiento global.

 En función de la versión local, los "pájaros" serán reemplazados por el silencio, las tormentas sonarán de manera más estruendosa o los ríos habrán dejado de fluir. "Por lo general, el verano será mucho más insoportable, el calor mucho más incómodo, y eso se refleja en la melodía", señala Devine.

 La versión de Las cuatro estaciones (inciertas) de Shanghai, donde se espera que hasta 17,5 millones de personas sean desplazadas por las inundaciones costeras si en 2100 el aumento de temperatura global llega a los 3 ºC –comparado con los niveles preindustriales–, es la más dramática. "Las elecciones para esa partitura fueron las más extremas: no hay música".

 Una iniciativa global

Aunque los primeros en interpretar la obra han sido los músicos de Sídney, que debutaron online en el marco del SYDFEST 2021, los creadores de Las cuatro estaciones (inciertas) ya prevén que sea interpretada por al menos 12 orquestas más en todo el mundo. "De momento estamos hablando con músicos de Texas, de otras ciudades de Australia y de diferentes países de Europa, como Holanda o Italia", precisa Devine.

 "De España todavía no nos ha contactado ninguna orquesta, pero tenemos variaciones preparadas para la Orquesta de la Comunidad de Madrid, la Orquesta Académica de Madrid, la Orquesta Sinfónica de Madrid y la Sociedad de Conciertos de Madrid".

Las partituras para cada variación se pueden descargar de manera gratuita desde la página web del proyecto porque, incide Devine, es una iniciativa sin ánimo de lucro.

En la misma partitura dejan claro su mensaje, con el que invitan a los músicos de cada rincón del planeta a interpretar su versión local de Las cuatro estaciones (inciertas) "para ejercer presión a los líderes del mundo y que actúen de manera decisiva en la próxima cumbre del clima, la COP26".

Etiquetas
Publicado el
24 de enero de 2021 - 17:41 h

Descubre nuestras apps

stats