La portada de mañana
Acceder
El Supremo se contradice para intentar tumbar la amnistía
CRÓNICA | Sánchez abona las deudas pendientes para amarrar el apoyo de ERC a Illa
OPINIÓN | Estese a lo acordado, por Elisa Beni
Sobre este blog

Espacio de opinión de Canarias Ahora

Elecciones Generales 28 de Abril. Algunas claves interpretativas (y III)

Miguel Guerra García de Celis

En un primer artículo presenté un contraste de las elecciones legislativas del año 2008 y las previstas para el próximo 28 de abril. En el segundo expuse algunas claves interpretativas del marco estatal de estos próximos comicios generales. Y en este tercero me detendré a analizar las singularidades específicas de este contraste en Canarias y, asimismo, esbozar una proyección de resultados para estas elecciones en nuestra Comunidad Autónoma.

En Canarias, desde las elecciones generales de 1993 hasta las generales del año 2004, el modelo de representación político-electoral de las islas no fue el modelo bipartidista o ecosistema bipolar, el referido al binomio (PSOE-PP) hegemónico o dominante en las CC. AA. de régimen común. Esto es, en las CC.AA que están reguladas por el artículo 49 de la Constitución Española (CE).

En Canarias, en ese período inter electoral, funcionó el ecosistema que nominé en algún otro trabajo como modelo tripolar (PSOE-PP-CC), un modelo que incorpora a Coalición Canaria (CC) en la comprensión del comportamiento electoral de las Islas. Hemos de recordar que CC es una formación política fundada en 1993 y que agrupó a varios partidos nacionalistas, insularistas, de izquierda y conservadores canarios.

CC debuta como coalición política-electoral con estas siglas en las generales de 1993. Se presenta en ambas provincias como coalición nacionalista de obediencia canaria y bajo esta marca hasta las generales de 2004. Obtiene importantes resultados, superiores al 25% de los votos de Canarias en las dos primeras convocatorias (1993-1996); mejora hasta casi el 30% en las celebradas en el año 2000, y baja hasta el 24 % en las celebradas en 2004. Serán estas las últimas elecciones en las que sus siglas agrupen a las distintas organizaciones políticas que la conformaron inicialmente como CC.

La tabla anterior visualiza el modelo tripolar descrito, al ofrecer los escaños logrados en Canarias en el decenio de referencia por (PSOE-PP-CC).

El 26 de Febrero de 2005 nace Nueva Canarias (NC), liderada por Román Rodríguez, tras la escisión de miembros de la antigua Iniciativa Canaria Nacionalista (ICAN). Se consuma entonces la ruptura de CC.

Esta fragmentación del espacio nacionalista (CC+NC) marca un punto de inflexión en el modelo tripolar referenciado y nos permite entender lo acontecido a partir de las elecciones de 2008.

En las generales de 2008, CC y NC, concurren por primera vez por separado. Este hecho es determinante, no solo por lo comentado, sino porque será en estos próximos comicios del 28 de Abril cuando, de nuevo, ambas opciones políticas vuelvan a replicar el escenario anterior, compitiendo entre ambas para captar el voto del campo nacionalista de las Islas.

CC se presentó en ambas circunscripciones. En el conjunto de Canarias perdió más de 46.400 votos, y baja más de 6 puntos porcentuales al pasar de un 23,7% al 17,5%. Se acentúa de ese modo el declive iniciado en las generales de 2004. En la provincia de Las Palmas obtiene un escaso 6,2% de los votos y no consigue ningún acta. En la provincia occidental consigue un 29,4% de los votos y revalida los 2 escaños que obtuvo por esa circunscripción en las cuatro convocatorias del decenio anterior.

NC logra un 7,6% de los votos, algo más de 38.000 papeletas, y no obtiene con estos resultados representación por la provincia oriental en la que concurrió. Es relevante señalar que en 2008, NC se presentó únicamente en la circunscripción de Las Palmas, dado que es en las islas orientales y, especialmente, en Gran Canaria, donde reside una parte significativa del espacio nacionalista progresista o de izquierda.

Desde el punto de vista electoral es fundamental señalar una circunstancia importante y novedosa respecto a los próximos comicios electorales. Las elecciones del 28 de Abril serán las primeras que se celebren con carácter previo a elecciones autonómicas y locales (elecciones de segundo orden o grado). Este hecho es relevante porque los resultados de estas elecciones de segundo grado expresan tendencias que anticipan procesos y comportamiento de los electores en los siguientes comicios generales.

Las razones expuestas nos obligan a volver atrás en el tiempo y analizar lo acontecido en las autonómicas del año 2007. En esas elecciones se produce la emergencia de NC, que debutó con notable éxito obteniendo representación y poder político en el Cabildo y en Ayuntamientos notables de Gran Canaria.

A pesar de obtener 50.750 votos en las elecciones autonómicas de 2007, NC no consigue, por unas pocas décimas, entrar en el Parlamento de Canarias. Impidió su acceso la barrera electoral archipielágica del 6% que contemplaba el anterior Sistema Electoral de Canarias (SEC). En esa misma convocatoria electoral, y favorecido por este SEC, la organización política CC obtuvo 11 escaños en las islas periféricas con 49000 votos.

En la posterior convocatoria, las generales de 2008, NC superó ligeramente los 38.000 votos, bajando unos 12.750 respecto a las autonómicas de 2007. Esta pérdida de un 25% entre unas elecciones y otras para NC, cifró el peor resultado conseguido en los diferentes comicios generales.

Por su parte, en las generales de 2008, CC logró algo más de 164.000 votos, y, respecto a las autonómicas de 2007, perdió unos 61.600, más del 27%, lo que confirma que estas opciones nacionalistas consiguen peores resultados en comicios generales.

Es una evidencia contrastada, que los partidos nacionalistas o regionalistas descienden siempre en apoyos electorales cuando las convocatorias son de 2º orden, toda vez que la competición se juega en claves nacionales, y los electores discriminan su voto orientándolo hacia opciones con opciones para el Gobierno de España.

Los resultados obtenidos por CC y NC en las autonómicas de 2007 anticiparon la ruptura del modelo tripolar vigente en Canarias desde 1993.Tras las generales de 2008, la representación nacionalista de Canarias quedó reducida a solo 2 escaños y circunscrita a la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

Sin embargo, la ruptura del modelo tripolar no supuso la quiebra del espacio nacionalista en las Islas, aunque con distinto peso y orientación ideológica en las orientales que en las occidentales.

En las autonómicas de 2011, la suma de los votos de ambas fuerzas nacionalistas, CC y NC, se aproximó a los 308.000 votos, casi el 34% de los depositados a candidaturas en Canarias.

En las generales de 2011, ambas organizaciones políticas se presentan conjuntamente, quedando sus votos reducidos más de la mitad, unos 164.000 votos menos. Una significativa pérdida, más de 16 puntos porcentuales respecto a las precedentes elecciones autonómicas.

La afirmación concluyente es que las cifras demuestran sobradamente que las fusiones o coaliciones electorales instrumentales restan y no mejoran los resultados anteriores logrados por separado por los integrantes de la opción conjunta. El resultado de la coalición (CC-NC), en las generales de 2011, es un ejemplo significativo. La representación del espacio nacionalista dejó en 2 actas su presencia en el Congreso, obteniendo un escaño en cada una de las circunscripciones.

Las abruptas y posteriores convocatorias de las generales de los años 2015 y 2016 nos muestran la trayectoria diferencial de CC y de NC. Mientras CC se presenta bajo su marca en las islas, NC se presenta en coalición con el PSOE en ambas provincias.

Los resultados de ambas opciones nacionalistas quedan resumidos en las tablas siguientes y nos colocan a las puertas de hacer una estimación para las generales del 28 de Abril.

CC, desde las autonómicas de 2011, presenta una notoria tendencia a la baja que se tradujo en 27 puntos porcentuales y una pérdida de más de 60.000 votos entre las autonómicas de 2011 y las de 2015.

Desde las autonómicas de 2015 a las últimas elecciones generales celebradas en 2016, CC baja 53 puntos porcentuales y pierde más de 87.000 votos.

A pesar de esta constante y acentuada tendencia a la baja, CC conservó 1 escaño por la provincia de Santa Cruz de Tenerife en las dos últimas elecciones generales celebradas.

NC, desde las autonómicas de 2011 hasta las autonómicas de 2015, presenta una tendencia al alza que se traduce en un porcentaje de 14 puntos. Unos 11.500 votos de mejora entre ambos comicios autonómicos (2011-2015).

No podemos cuantificar el avance en resultados de NC desde las autonómicas de 2015 a las últimas generales celebradas en 2016, porque los resultados obtenidos en esa convocatoria, son compartidos con el PSOE y sería incorrecto hacer esta lectura comparativa, cuando la cifra obtenida es un agregado de votos de ambas fuerzas.

Lo que si podemos afirmar es que, una vez más, las coaliciones de distintas organizaciones políticas (en este caso PSOE-NC), no terminan incrementando el número de escaños en un espacio político determinado. En este supuesto, referido al eje progresista o de izquierdas en Canarias, que es lo que se pretendía. El resultado final dejó en 4 escaños la apuesta pactada entre ambos partidos, los mismos escaños conseguidos por el PSOE bajo sus siglas en las generales de 2011.

Concluyo haciendo una estimación de resultados en Canarias el 28 de Abril. Éstas serán las primeras que se celebren con carácter previo a elecciones autonómicas y locales. Como he afirmado anteriormente, las elecciones de segundo orden siempre marcan tendencias, y anticipan procesos y comportamiento de los electores en los siguientes comicios generales

Al no disponer de precedente inmediato de elecciones autonómicas, para la estimación propuesta en estas generales de 2019, se han tenido muy en cuenta los resultados de las últimas elecciones autonómicas del año 2015. En esas elecciones, irrumpieron con fuerza nuevas propuestas políticas como Cs y Podemos. Sus importantes resultados modificaron la representación de Canarias en el Congreso tras las generales de 2015.

De nuevo, al igual que en las estimación realizada en el 2 artículo publicado para el conjunto de España, los porcentajes que apunto, son una estimación propia, elaborada teniendo en cuenta los distintos escenarios. Asimismo, hago una relectura de la secuencia histórica de resultados de elecciones generales celebradas hasta ahora en Canarias. Finalmente, contemplo un nivel de participación próximo al 65%, inferior en 3 o 4 puntos porcentuales a la media de participación en el Estado.

Estimación y Proyección Electoral: Circunscripción de Las Palmas.

Las tres derechas estatales (PP-Cs-Vox) podrían recibir en torno al 45% de los votos en la circunscripción de Las Palmas. El PP 22% y dos escaños; Cs 14% y 1 escaño y Vox 9% y 1 escaño. Este escaño que lograría Vox con el porcentaje estimado, sería el último que se asignaría en función de la regla D’hondt.

La disputa del octavo escaño estaría así servida, dado que si Vox baja unas décimas en el porcentaje de votos hasta el 8,3%, el escaño lo ganaría el PSOE.

Las dos izquierdas más representativas del conjunto del estado español, el PSOE y Unidas Podemos, obtendrían representantes por las islas orientales. En primer lugar, el PSOE, sería la fuerza política más votada y podría alcanzar el 25% de los votos, logrando así, 2 escaños.

Junto al PSOE estaría Unidas Podemos que con un 13% de los votos obtendría 1 escaño, a pesar de experimentar una bajada importante de más de 9 puntos porcentuales respecto a las generales de 2016. Es necesario recordar aquí que en las generales de 2015, bajo la marca electoral anterior, Unidos Podemos logró en Las Palmas un extraordinario éxito con más de 136.000 votos y se convirtió en la segunda fuerza política en la circunscripción. Meses después, en los siguientes comicios generales de 2016, bajó de modo significativo en casi 4 puntos porcentuales y perdió unos 34.600 votos. En ambas convocatorias obtuvo 2 escaños por Las Palmas.

Nueva Canarias lograría 1 escaño al rondar el 12% de los votos. Confirmaría de ese modo la secuencia de crecimiento que llevaba hasta las autonómicas de 2015, y que le hubiesen posibilitado tener 1 escaño en las generales de 2015 y 2016, sin haber concurrido en coalición con el PSOE. En ese supuesto, y esa es mi conclusión, ambas opciones políticas por separado hubieran logrado mejores resultados y otro escaño para la izquierda por las islas orientales.

Estimación y Proyección Electoral: Circunscripción de Santa Cruz de Tenerife

Las tres derechas estatales (PP-Cs-Vox) podrían recibir en torno al 42%de los votos en la circunscripción de Santa Cruz de Tenerife. El PP, 22% y 2 escaños; Cs, 12% y 1 escaño. La opción de extrema derecha Vox podría alcanzar un 8% de los votos, quedando fuera del reparto de las actas al Congreso.

El PSOE sería la fuerza más votada y podría obtener el 26% de los votos, logrando 2 escaños. Recuperaría 1 escaño que perdió en la convocatoria de 2016, cuando se presentó conjuntamente y por segunda vez consecutiva con NC.

La coalición Unidas Podemos, con un 13% de los votos, obtendría 1 escaño. En las generales de 2015, bajo la marca electoral anterior, Unidos Podemos, obtuvo un 20%, casi 95.000 votos. Se convirtió así en la 3ª fuerza política en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Meses después, en los siguientes comicios generales de 2016, bajó casi 4 puntos porcentuales y perdió unos 34.600 votos. En ambas convocatorias obtuvo 2 escaños por la circunscripción.

CC lograría 1 escaño al superar el 12% de los votos, consiguiendo de este modo revalidar la presencia de este sector conservador de los nacionalistas canarios en el Congreso de los Diputados.

Resumiendo, la representación de Canarias en el nuevo Congreso que surja del 28 de Abril será multipartidista, fragmentada e ideológicamente plural. En el cómputo final del eje derechas-izquierdas, las fuerzas de izquierda (PSOE-UP-NC) obtendrían 7 de los 15 escaños que se reparten en Canarias. Las derechas (PP-Cs-Vox) obtendrían igualmente 7 escaños. CC, mucho más próxima en el eje ideológico a la derecha, aunque no estrictamente homologable a las tres derechas estatales, representaría el nacionalismo conservador en el Congreso, y también el escaño que rompe el equilibrio izquierda-derecha en los representantes de las Islas.

A un mes del 28 de Abril, resta decir que los estudios postelectorales recientes, confirman que la ciudadanía decide cada vez más tarde su voto en escenarios volátiles como en los que vivimos. Aproximadamente un 30% decide finalmente dos semanas antes de la jornada electoral. En la última semana de campaña, más de un 17% decide su voto, y, hasta un 9% espera al mismo día D día Dpara tomar su decisión.

Esto significa que las elecciones pueden decidirse en los 15 días de la propia campaña, que oficialmente arranca el 12 de Abril, viernes de Dolores, en plena Semana Santa.

Sobre este blog

Espacio de opinión de Canarias Ahora

Etiquetas
stats