Los trabajos de rastreo no localizan víctimas atrapadas en el desprendimiento de La Gomera y las labores se centran en estabilizar el talud

Zona de Argaga, donde se produjo este sábado un desprendimiento.

El Cabildo de La Gomera ha informado este domingo de que están localizadas todas las personas que residen en Argaga, la zona donde se produjo este sábado un fuerte desprendimiento, así como el resto de personas que pudieran estar en la zona. Una conclusión a la que han llegado después de realizar un rastreo en los alojamientos de Valle Gran Rey y después de que unidades caninas rastrearan la zona también, además de medios aéreos. Las pautas del operativo de emergencias que continúa en la zona se centran en la estabilización del talud y en la búsqueda de alternativas reales que permitan la comunicación de este núcleo del municipio de Vallehermoso. 

De momento, se ha procedido a la clausura del acceso a Argaga mientras se estudian fórmulas para la accesibilidad de esta zona de La Gomera con la construcción de un embarcadero por la vía de urgencia.

Los ayuntamientos de Vallehermoso y Valle Gran Rey han acordado, de manera conjunta y consensuada con el resto de instituciones implicadas, levantar el dispositivo de seguridad que se tuvo que instalar ayer en el puerto de Vueltas debido al derrumbe precipitado de un talud sobre la carretera que une Vueltas con Argaga.

El operativo desplegado en la zona ante la declaración del Plan Territorial de Emergencia de Protección Civil de Canarias (PLATECA) mantuvo, en la mañana de este domingo, una reunión de coordinación que contó con la participación del presidente del Cabildo, Casimiro Curbelo; el director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, Gustavo Santana; el director insular de la Administración General del Estado, Mario Cruz,  junto a los alcaldes de Vallehermoso, Emiliano Coello, y el de Valle Gran Rey, Ángel Piñero, además de representantes del resto de entidades y asociaciones que participan. 

El presidente del Cabildo de la isla, Casimiro Curbelo, explicó que los trabajos de estabilización del talud requerirán de tiempo y el desplazamiento a la isla de especialistas, “que ya están de camino y aportarán más datos sobre la situación de todo el acantilado”. Mientras, adelantó que se están buscando alternativas para evitar el aislamiento de la zona, para lo que, de forma provisional, se van a establecer mecanismos tanto aéreos como marítimos que permitan el traslado de víveres y personas.

Asimismo, adelantó que expondrá al Gobierno de Canarias la urgencia de construir un embarcadero “para tener la certeza de que los ciudadanos que residen allí puedan acceder a sus viviendas y hacer una vida normal”. 

El desprendimiento se produjo a las 14.50 horas de este sábado, 14 de noviembre. A partir de ese momento, se activó el operativo de emergencias que contó con la coordinación del Cabildo insular, la cooperación de los ayuntamientos de Vallehermoso y Valle Gran Rey, Protección Civil, Bomberos Voluntarios de Valle Gran Rey,  Servicio de Mantenimiento de Carreteras, AEA, Guardia Civil, Policía Local, Cruz Roja, Servicio de Urgencias Canario y tres helicópteros del GES.

Una vez realizadas las evacuaciones de la zona, el Gobierno de Canarias activó el Plan Territorial de Emergencias de Protección Civil (PLATECA) con la incorporación de más medios desplazados a la isla: Policía Canaria, Cruz Roja, Unidad de Rescate de AEA y miembros del GES.

Desde esta mañana temprano continuaron los trabajos aéreos en la zona, mientras que el 1-1-2 indicaba que durante la noche el dispositivo de tierra, del que forman parte también perros rastreadores, han buscado sin resultado posibles víctimas que estuvieran en la zona en el momento que en el se produjo el derrumbe.

Etiquetas
Publicado el
15 de noviembre de 2020 - 14:20 h

Descubre nuestras apps

stats