CC se rinde ante el pacto de progreso en La Laguna y el socialista Luis Yeray Gutiérrez alcanza la Alcaldía

El concejal electo Santiago Pérez (Avante La Laguna), el nuevo alcalde de San Cristóbal de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez (PSOE) y el concejal electo Rubens Ascanio (Unidas Se Puede).

Coalición Canaria se ha rendido ante el pacto de progreso en uno de sus feudos históricos: San Cristóbal de La Laguna. El pacto entre el PSOE, Unidas Se Puede y Avante La Laguna ha desbancado a la formación nacionalista de la ciudad tinerfeña después de 30 años de poder, interrumpidos únicamente por un paréntesis de 19 meses en los que gobernó el socialista José Guerra. Luis Yeray Gutiérrez (PSOE) ha sido proclamado nuevo alcalde de la ciudad de Aguere con mayoría absoluta y ha enviado a la oposición a José Alberto Díaz (CC), hasta entonces mandatario del municipio e imputado por el caso Grúas junto a su antecesor en el cargo y presidente en funciones del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo.

Momentos estelares del cambio de gobierno en La Laguna, con la alcaldía para Luis Yeray Gutiérrez (PSOE) / Fotos: Estefanía Briganty

Momentos estelares del cambio de gobierno en La Laguna, con la alcaldía para Luis Yeray Gutiérrez (PSOE) / Fotos: Estefanía Briganty

La candidatura de Gutiérrez ha sido la más apoyada con 14 votos a favor (siete del PSOE, cinco de UP y dos de Avante). Los nueve concejales de CC votaron a su líder, los dos de Ciudadanos también votaron a su propio candidato y los dos del PP optaron por la abstención, después de que Avante La Laguna, Unidas Se Puede y Ciudadanos retiraran sus candidaturas. El alcalde saliente ha pedido expresamente ser él mismo el que entregara el bastón de mando a su sucesor, un gesto que corresponde, según el protocolo, al presidente de la mesa de edad, en este caso el concejal electo y miembro del equipo de gobierno Santiago Pérez (Avante La Laguna).

Así, entre gritos de "¡sí se puede!", Gutiérrez recogió el testigo para ocupar una Alcaldía que arrastra una larga tradición histórica de CC. Desde Elfidio Alonso (ATI) en 1987 hasta José Alberto Díaz en 2015, pasando por Ana Oramas y Fernando Clavijo. El socialista reconoce que tiene una "gran responsabilidad" para enfrentar "la gran deuda que tiene la política con el municipio". Para empezar a saldarla anunció en su primer día en el cargo la reducción de las retribuciones a percibir por los cargos electos de la nueva corporación. "Es solo el primer paso del proyecto transformador y del buen gobierno con el que nos comprometemos", aseguró.

El número dos de la recién conformada corporación, Rubens Ascanio (Unidas Se Puede), ha suscrito este compromiso garantizando una lucha activa ante cualquier atisbo de corrupción. Sus objetivos son claros: facilitar a todos los laguneros y laguneras el acceso al agua, a un techo y a una buena alimentación. Así, la formación morada ha insistido en la importancia del feminismo como movimiento transversal a todas las áreas. "Lucharemos por una tierra más justa, sostenible, libre y democrática, teniendo en cuenta que a la cola de las desigualdades siempre hay una mujer", apuntó la concejala electa de Unidas Se Puede María José Roca en su juramento.

José Alberto Díaz ha felicitado a Gutiérrez por su nuevo cargo y ha insistido en la legitimidad del pacto progresista que le ha hecho alcalde. Sin embargo, ha advertido de que "CC no está derrotada" pese a los "empeños en dibujar a la formación como una conspiración diabólica". Además, Díaz no ocultó sus diferencias con Santiago Pérez. El concejal de Avante La Laguna fue el encargado de otorgar la medalla a todas las personas que integrarán la corporación municipal, pero el alcalde saliente se negó a darle la mano al que es uno de los denunciantes del caso Grúas, por el que está siendo investigado, y optó por ponerse el colgante él mismo.

La configuración de la corporación se ha dado a las 12.00 horas sin sorpresas, con un pacto ya firmado desde el jueves, pero con amplia expectación. Desde las 10.30 casi un centenar de personas aguardaban a las puertas de un Ayuntamiento custodiado por un dispositivo policial compuesto por casi una quincena de agentes. El refuerzo de los cuerpos de seguridad se ha dado después de que el presidente de la mesa de edad, Santiago Pérez, previniera a comienzos de semana a la Policía Local y a la Delegación del Gobierno ante la petición que CC trasladó a su militancia para que "se hiciera notar" en el salón de plenos a través de un mensaje de WhatsApp.

Así, a pesar de que los resultados electorales del 26M dibujaron un futuro esperanzador para CC con la obtención de dos concejales más que en 2015, las negociaciones progresistas han logrado desalojar al partido del poder en una jornada de ruptura para la isla de Tenerife, ante la caída de Coalición también en Santa Cruz de Tenerife en favor de un nuevo gobierno socialista liderado por Patricia Hernández.

Etiquetas
Publicado el
15 de junio de 2019 - 13:29 h

Descubre nuestras apps

stats