De las cadenas humanas al violeta en los balcones canarios: un 8M con más motivos para reivindicar la igualdad por la sobrecarga de los cuidados

Unas 250 personas tiñen de violeta la Avenida Marítima de Las Palmas de Gran Canaria. EFE/ Elvira Urquijo A.

Cadenas humanas tiñeron de violeta las calles de Santa Cruz de La Palma, Los Llanos de Aridane y más tarde la Avenida Marítima de Las Palmas de Gran Canaria. Desde por la mañana temprano balcones, ventanas y prendas de ropa también reivindicaban con el color lila la igualdad en las calles de todas las Islas en un 8M en el que se han incrementado los motivos para luchar por los derechos de las mujeres, en las que ha recaído la carga de los cuidados en un duro año de pandemia. No hubo gran manifestación, pero el feminismo salió a la calle en pequeñas acciones para recordar la desigualdad, la violencia machista y reclamar más implicación a las autoridades. “Feminismo para todas, pero todas, todas, todas” o “Gobierno, escucha, estamos en la lucha” son algunas de las consignas que se han reivindicado.

Junto al monumento a la Vela Latina en la Avenida Marítima, en Las Palmas de Gran Canaria, se congregaron mujeres que llegaban desde las 18.30 de la tarde para una cadena humana en la que se reclamaran sus derechos. La agencia Efe calcula que hubo  unas 250 participantes, lejos de las miles de personas que se han manifestado otros años y que este año no han podido hacerlo por la pandemia. En Tenerife en varios puntos había convocadas concentraciones sobre las 19.30 de la tarde. La marcha ha contado además con el sonido de la batucada Sororas Subversivas. 

Todas las acciones de Canarias se unieron bajo un mismo lema en este Día Internacional de La Mujer, "feminismos canarios sin fronteras" en un año que ha sido especialmente duro para las mujeres migrantes. Por ello, uno de los antipremios de la red feminista de Gran Canaria ha sido precisamente para la Fiscalía, por separar a las madres migrantes de sus hijos al llegar a las costas isleñas. En el Ministerio Público ha recaído este año el estropajo de brillo, pero no es el único. La red también ha otorgado el estropajo de esparto al concejal de la plataforma  Somos PP Ingenio, Sebastián Suárez Trujillo, por  lanzar en su Facebook un mensaje machista contra la alcaldesa de ese municipio. Así mismo, el estropajo de verguilla ha sido para las administraciones públicas, por considerar que han abandonado a la ciudadanía en esta pandemia, pues es muy difícil contactar con instituciones como el SEPE o la Seguridad Social. 

En cuanto a los premios que sí que reconocen la labor por la igualdad, la red feminista a otorgado el Simone de Beavoir a la directora de la Gran Canaria Women Band, Pilar Rodríguez Pérez, “gran referente que contribuye a que las niñas que estudian música pueden llegara  donde ellas quieran” y la labor del Colectivo Harimaguada con el premio Berta Vázquez. Este último colectivo que realizaba una gran labor en materia de educación afectivo-sexual y que se despide por “la inacción institucional”. 

“No hay fronteras entre nosotras”

La red feminista, en su manifiesto, recordó que se congregan junto al mar porque defienden un “feminismo dispuesto a cruzar océanos y fronteras para reivindicar nuestros derechos”. Además, remarcó que “no hay fronteras entre nosotras” recordando a las mujeres migrantes y las “violencias racistas que no cambiarán mientras no haya compromisos”. En la lectura se insistió que hay mujeres de todos los estratos sociales, orientaciones sexuales, trans, racializadas, migrantes, y que están todas juntas “respondiendo por el feminismo para todas”. 

En este 8M también se ha recordado a la plantilla sanitaria, a las mujeres del sector de la limpieza, la cocina, los comedores, supermercados... “Un trabajo esencial que se ha sumado al cuidado de las personas”, ha recodado la red feminista. Un año en el que además se ha agrandado la brecha salarial y en el que el teletrabajo ha obstaculizado el acceso a los recursos. También “queremos denuncia un sistema que se perpetúa en la explotación de los cuerpos, empujando a millones de personas a emigrar, mujeres asesinadas por defender la tierra y luchar contra el patriarcado por reivindicar un trabajo digno”, han señalado las portavoces de la red feminista. 

En La Palma, la cadena humana se ha centrado en recordar a las víctimas de violencia machista.  “En todo el mundo son más las mujeres víctimas de violencia machista que las que fallecen por accidentes de tráfico o por cáncer”, aseguran. “Debemos exigir que el rechazo a la violencia sexual sea unánime a nivel administrativo y político y que vaya acompañado de incentivos para realizar cambios culturales”, proponen.

En Tenerife las concentraciones estaban convocadas en La Laguna, Puerto de la Cruz o Adeje. En Lanzarote,  la concentración ha tenido lugar en el parque Ramírez Cerdá.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats