"Ganar 'Ecólatras' sin duda ha sido un paso muy importante para nosotros"

Jorge y Carlos, socios de 'NoTime', muestran las zapatillas producidas por su empresa.

'Ecólatras con Espíritu Cántabro' persigue iniciativas sostenibles que fomenten la protección del planeta, el consumo responsable y la conciencia ambiental. Proyectos como ‘NoTime’, ‘Gira’ o ‘Experiencias del Guadiana’ cuentan con algunas de estas características, lo que les ha convertido en los ganadores de esta propuesta a nivel nacional, en el primer trimestre de 2021.

Para Jorge, uno de los creadores de ‘NoTime’, “ganar 'Ecólatras' sin duda ha sido un paso muy importante”, por lo que recomienda participar en este proyecto “al cien por cien”. El madrileño, que junto a su equipo ha obtenido un premio económico y una impresora 3D que utilizan en el taller de trabajo, distingue de su participación en esta iniciativa “el impacto y la reputación” que otorga.

Además, Jorge destaca la implicación del organismo “en intentar mejorar tu proyecto y hacer que todo salga adelante, desde ponerte en contacto con personas que te pueden ayudar o con las que puedes aliarte en un futuro”.

En el mismo sentido, Virginia asegura que ganar 'Ecólatras' hizo que se sintiera “más tutelada y acompañada” en el desarrollo de ‘Gira’, y destaca del proyecto sus tres ejes fundamentales: “el reconocimiento al trabajo que se hace continuamente, que te da fuerza y te ayuda; el tema económico, ya que no solo te dan dinero sino también material; y darte a conocer, ya que estar de la mano de un grande siempre te da más ayuda”.

Por su parte, Anna solo tiene buenas palabras sobre su participación en 'Ecólatras', ya que gracias a este proyecto “mucha gente ha contactado conmigo a través de redes sociales y se han interesado por las cosas que hago”.

Asimismo, la joven describe 'Ecólatras' como “una plataforma en la que te unes con gente con la misma conciencia que tú” y asegura que, gracias a este programa, ha tenido la oportunidad de “conocer otras iniciativas súper interesantes”, así como de darse a conocer.

Para ser el ganador de 'Ecólatras' en Cantabria es necesario presentar una iniciativa en la web www.ecolotras.es/cantabria, difundirla y buscar apoyos antes del 13 de junio. Además, aquellas personas preocupadas por el futuro del planeta pero que no tienen ninguna propuesta pueden registrarte y apoyar con su voto la que más le guste.

‘NoTime’

‘NoTime’ es una empresa social que utiliza material reciclado (pelotas de tenis, café, neumáticos, plásticos recogidos del océano, corcho...) para la producción de unas zapatillas ‘Made in Spain’ y cien por cien veganas. Asimismo, para evitar el uso de plástico en la totalidad del producto, el packaging está constituido solo con cartón reciclado.

Jorge, Iñaki, Carlos, Jorge, Koro y Diego son amigos desde la infancia y siempre han tenido claro que querían "sacar adelante un proyecto juntos”, asegura Jorge. Sin embargo, ‘NoTime’ surgió cuando, después de jugar al pádel, los seis madrileños quisieron reciclar las pelotas y vieron que “ningún club tenía un método de reciclaje como tal”, lo que supone el despilfarro de “más de 11 millones” de pelotas de tenis al año.

Además, 'NoTime' colabora con la Fundación A LA PAR para que personas con discapacidad intelectual formen parte del proceso de diseño de todos sus productos y contribuye al impulso de la inclusión social con la donación del 20 por ciento de sus beneficios a distintos proyectos que tengan este mismo fin.

‘Gira, de vuelta a la tierra’

Virginia es la creadora de ‘Gira’, un proyecto que consiste en la elaboración de composteras artesanales para espacios urbanos con maderas que proceden de bosques sostenibles, todas ellas avaladas con las certificaciones internacionales (PEFC y FSC).

El espíritu activo de la granadina hizo que al perder su trabajo, a causa de la pandemia, se planteara a sí misma un nuevo modelo de negocio que, desde hace dos meses, se ha consolidado como una nueva marca en el mundo del compostaje.

Virginia comenzó a confeccionar composteras hace tres años, un tiempo que le ha servido para aprender por sí misma a desarrollar todo el proceso de producción, ya que tuvo que aprender disciplinas como la carpintería a través de internet y adquirir conocimientos sobre lombrices con la ayuda de un señor que las cultivaba, compra la madera de bosques sostenibles y la corta.

Así pues, el objetivo de ‘Gira’ es reducir la producción de basura “directamente en casa, no esperar una legislación o que otro lo haga por ti”. Además, esta iniciativa fomenta “el contacto con lo natural”, puesto que “el residuo de lo que estás comiendo, que no es basura, lo puedes transformar, reutilizar, reciclar…”, explica Virginia.

“Ese residuo lo pones en la compostera mediante lombrices californianas encargadas de hacer la descomposición”, detalla la granadina. De esta manera, “obtienes humus del hombre, que es el abono más rico que hay, debido a que alberga un mayor potencial de fertilidad y de nutrientes, ayuda a conservar la porosidad y el agua de los suelos…”, argumenta.

Según señala Virginia, “cada persona genera un kilo de basura al día entre plásticos, cristales, orgánicos…”. Sin embargo, el compostaje urbano es capaz de reducir “aproximadamente el 42% de la basura que produce una persona”.

Asimismo, esta técnica reduce otras amenazas medioambientales como el “transporte, la recolección por parte de los municipios –lo cual supone el ahorro de gasolina y CO2- o las quemas”, razona.

‘Experiencias del Guadiana, cuídate cuidando’

Anna es una valenciana afincada en Badajoz que se describe a sí misma como una “amante de la botánica”. Lo que hace más de una década comenzó siendo una afición, hoy en día se ha convertido en su “forma de vida” y proyecto de futuro: la producción de cosmética sólida a partir de elementos naturales y cotidianos.

Se ha especializado en la elaboración de jabones con aceite reciclado, aceite de oliva virgen, oleatos, y plantas como la lavanda, el romero o el aloe vera, entre muchas otras, cuya finalidad es minimizar el uso de envases de plástico. “Da mucho gusto entrar al baño y tener los mínimos plásticos posibles”, afirma ilusionada.

Anna vio en este tipo de jabones “una forma de utilizar cosas más naturales” tanto para ella como para sus hijas. “Cuando empiezas a usar estos productos te cambia todo. En cuanto lo pruebas, empiezas a notar los beneficios”, insiste convencida.

Actualmente, Anna está enfocando el proyecto “a hacer otras cosas con otras artesanas”, como el jabón enfieltrado con lana cien por cien de oveja merina , el cual reúne “todas las propiedades del jabón y queda envuelto en la lana”. Describe este nuevo experimento como un “exfoliante muy suave” y añade que, además, es “antibacteriano”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats