Santander "apoya" al Gobierno regional en sus medidas contra el COVID-19, incluido el horario de cierre impuesto a bares

Gema Igual, alcaldesa de Santander

El Ayuntamiento de Santander "apoya" al Gobierno de Cantabria en las medidas que va adoptando para intentar frenar los contagios de coronavirus, como la hora de cierre impuesta a los locales de ocio nocturno, porque es el que dispone de los datos de la evolución de la pandemia y "confía" en que las decisiones que está tomando sean las "más acertadas" y "responsables" para evitar otras actuaciones más drásticas, como confinar a toda la ciudad, algo que sería "mucho peor".

Así lo ha afirmado este sábado la alcaldesa de Santander, Gema Igual (PP), al ser cuestionada acerca de las quejas y protestas del sector del ocio nocturno por el cierre impuesto desde el Gobierno de Cantabria -la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria lo ha recurrido ante la Justicia y la Asociación de Empresas de Ocio Nocturno de Cantabria inicia esta madrugada protestas.

Igual ha reconocido que es "muy difícil" tomar una decisión como la de imponer una hora de cierre a los locales de ocio (2.00 de la madrugada) ya que hay que conjugar, por un lado economía y puestos de trabajo y, por otro, Salud Pública, pero considera que es el Gobierno regional el que dispone de los datos sobre la evolución del COVID-19 en Cantabria y "confía" en que esa decisión se ha tomado en base a éstos, con lo que el Ayuntamiento "debe apoyarla".

"Es un verano muy raro donde todos tenemos que estar al servicio de cómo vaya avanzando la pandemia", ha dicho la alcaldesa, que ha advertido que tener que cerrar toda la ciudad, en lugar de solo los bares, como ya ha ocurrido en otros puntos del país, sería "mucho peor".

Igual ha avanzado que, desde el Ayuntamiento de Santander, se ha decidido paralizar la apertura de aquellos partes que permanecían aún cerrados desde el confinamiento y está "expectante" a cómo vaya la evolución de la pandemia para ver si hay necesidad de adoptar desde el Consistorio otras medidas, como cerrar parques u otros espacios que ahora están abiertos.

En este sentido, ha señalado que todos los días se valoran los datos y, en función de ellos, se adoptan decisiones. "Nos planteamos cualquier cosa", ha afirmado Igual, que ha reconocido que es "muy difícil saber lo que va a pasar dentro de 15 días" y "muy complicado" hacer pronósticos.

Sí ha asegurado que el Ayuntamiento "acatará" cualquier decisión que se tome desde Salud Pública y, en lo que respecta a sus competencias, ha indicado que cualquier medida que se adopte se hará explicando los motivos y en base a datos.

Y cuestionada también acerca del cruce de declaraciones de estos días entre el Gobierno de Cantabria y la Delegación del Gobierno sobre quién o cómo debe hacer frente a situaciones como los botellones u otras prácticas que pueden provocar contagios, Igual ha explicado que únicamente ha seguido la polémica por los medios de comunicación.

En este sentido, y aunque no quiere meterse en temas que no son de su competencia, Igual ha abogado por "la unidad" de todas las Administraciones en este tema y por el "trabajo en los despachos más que en los medios de comunicación".

En este sentido, Igual ha explicado que, en el caso del Ayuntamiento, a principio de verano se solicitó con Delegación del Gobierno una Junta Local de Seguridad, que se celebró, para estudiar actuaciones para evitar la proliferación del botellón.

La alcaldesa ha recordado que el botellón está "prohibido" y es una práctica que, además de generar "molestias y suciedad", este año también puede derivar en un incremento de los contagios.

Por ello, ha destacado el "esfuerzo" que desde el Ayuntamiento, a través de la Policía Local, se está haciendo para intentar evitarlo. Así, ha señalado que los agentes trabajan cada noche para, a la hora que cierran los bares, disuadir a la gente e intentar que los jóvenes se vayan a casa o echando más multas de los que "les gustaría" por botellón, haciendo para ello "horas extras" y sin poderse coger vacaciones.

Sobre las declaraciones hechas por la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones (PSOE), en las que advertía al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), que podía cerrar playas, parques y plazas para evitar botellones, Igual ha señalado que "desconoce" -aunque "entiende que no"- si el Ejecutivo regional podría obligar al Ayuntamiento a cerrar este tipo de espacios públicos.

Etiquetas
Publicado el
8 de agosto de 2020 - 13:42 h

Descubre nuestras apps

stats