Los sindicatos alertan de que la crisis industrial de Cantabria no ha tocado fondo: "Queremos ver la luz al final del túnel"

Trabajadores de la industria de la automoción.

Ferroatlantica, GSW o SEG Automotive son algunas de las empresas que han anunciado recientemente la aplicación de un Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE) que ha dejado a centenares de trabajadores en una situación tremendamente delicada, a lo que hay que sumar el cierre conocido en las últimas horas de la empresa de Maliaño Troquelmain, que ha despedido a 97 empleados. 

Industria inicia una ronda de contactos con los agentes sociales para abordar la situación del sector

Industria inicia una ronda de contactos con los agentes sociales para abordar la situación del sector

Así, con todas la alarmas encendidas en el sector industrial cántabro, los sindicatos alertan de que esta crisis no ha tocado fondo: "Queremos ver la luz al final del túnel", subrayan. Y es que UGT y CCOO han trasladado a eldiario.es su preocupación -a corto, pero sobre todo a medio y largo plazo- por este panorama sobre el que "estamos viendo el inicio y no sabemos su dimensión".

"Probablemente nos vengan más expedientes de cierre de plantas", lamentan los representantes sindicales, llegando incluso a verse afectadas pequeñas empresas que, por tratarse de subcontratas, sufrirán "las consecuencias más duras". 

Y es que la situación del sector del automóvil, inmerso en una parálisis en medio del debate entre gasolina, diésel o electricidad, el elevado precio de la energía y la incertidumbre política son las principales causas de que el sector industrial esté pasando por momentos tan difíciles.

No obstante, Luis Díez y César Conde, responsables de las federaciones de industria de UGT y CCOO respectivamente, coinciden en la necesidad de abordar "una transición asumible" a través de un plan industrial "serio con visión de futuro", algo que ya se está haciendo en otras comunidades, que impulsan modelos que reducen al máximo posible las consecuencias de la descarbonización.

"Hay que tomarse en serio la industria porque es el motor de cualquier economía", subraya Díez, haciendo hincapié en que el plan tiene que ser a largo plazo y no para "sacar rendimiento político en época de elecciones". "Es tarea de todos", afirma, remarcando el peso de la industria en una comunidad en la que el turismo "son dos meses".

En este sentido, Conde pone el foco en la necesidad de llegar a "pactos transversales" para que "la incertidumbre de los cambios de gobierno no se traslade a las inversiones", así como en "plantear la transición al coche eléctrico de manera asumible y que todos conozcamos los pasos". "Las recetas no son mágicas, no se va a solucionar de la noche a la mañana, pero hay que dar pasos en la buena dirección", concluye el representante de CCOO. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats