Más de 200 vehículos protestan en defensa del agua para regadío en la tractorada de Villarrubia de los Ojos y comarca

Tractorada en Villarrubia de los Ojos

Cerca de 200 vehículos agrícolas y más de 250 personas de la localidad y comarca han secundado la tractorada y concentración convocada por la Plataforma “Sin agua, no habrá vida” de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real), integrada por agricultores de las Cooperativas El Progreso y El Rubial, defensores del regadío, con el apoyo de la Hermandad de San Isidro Labrador, y de las principales organizaciones agrarias ASAJA y COAG, asociaciones de familias y mujeres del ámbito rural como Afammer y Amfar, así como el Ayuntamiento.

La tractorada ha partido de la Cooperativa El Rubial y ha circulado por varias calles, junto a decenas de personas, todas cumpliendo de forma estricta las medidas sanitarias con la distancia de seguridad y mascarillas, llevando los vehículos eslóganes relativos a sus reivindicaciones, hasta la Plaza de la Constitución. Allí les esperaban otras decenas de personas en el templete el portavoz de la Plataforma, Florencio Alvarez, respaldado por el resto de integrantes de la misma, ha leído el manifiesto de la movilización.

En este documento, los manifestantes promulgan que el agua es “el factor más limitante” de la zona y que supone la fijación de población dentro del debate de la España vaciada. Según apuntan, los agricultores han hecho “multitud” de concesiones y han modernizado sus infraestructuras de regadío con el objeto de aumentar la eficiencia en el riego. “Hemos pasado en nuestras viñas de dar riegos a manta o por aspersión, e incluso con pívots en fincas más grandes, a implantar de forma generalizada el riego por goteo”.

Por ello esgrimen la “enorme responsabilidad que tenemos los regantes, y más concretamente en esta zona”. “Tenemos la necesidad de dar a conocer el enorme esfuerzo que venimos realizando para hacer un uso eficiente y sostenible del agua y pretendemos que la sociedad sea consciente de ello”.

Pero frente a ello, alegan que el Plan especial del Alto Guadiana no cumplió las expectativas, ya que regularizó más de 4.000 expedientes de cultivos leñosos con unos 15 hectómetros cúvicos y dejó sin dotación a más de 1.600 expedientes de Explotaciones Prioritarias y ATP, que son “los que exclusivamente vivían y viven de la agricultura, con una deuda de 25 hectómetros cúbicos”. “Si las Administraciones no cumplen, no hay consecuencias para ellas, las hay para el agricultor. Si el agricultor no cumple, hay consecuencias para él, generalmente económicas”.

Denuncian así el incremento de las sanciones y piden el aporte de agua a través de la Tubería Manchega a las Tablas de daimiel. “Dentro de nuestra buena predisposición y buen hacer, apoyaríamos un posible canon con un coste racional para la traída del agua. Estamos a favor de la conservación de Las Tablas de Daimiel”. Destacan asimismo que los cultivos leñosos contribuyen al mantenimiento del ecosistema en la llanura manchega. “Estamos apostando por instalaciones de placas solares fotovoltaicas, lo cual, además de reducir el consumo de combustible, con ellas sólo regamos cuando hay sol, y esto conlleva un considerable ahorro de agua”.

En definitiva, realizan un llamamiento a todas las Administraciones, a la Confederación Hidrográfica del Guadiana, a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, para decirles que Villarrubia de los Ojos y comarca sin agua “se mueren, desaparecen, no habrá renovación juvenil, su población migrará”. “Pedimos comprensión y racionalidad. Nosotros ofrecemos compromiso”

Tras su lectura, el portavoz de la Plataforma ha entregado el Manifiesto al Alcalde de Villarrubia de los Ojos, Miguel Angel Famoso, para que lo trasmita a las administraciones correspondientes.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats