La portada de mañana
Acceder
Europa redobla la presión para poner fin a los cuatro años de bloqueo del CGPJ
Brokers fantasma y dinero desaparecido: el relato de las víctimas de un ‘criptofraude’
OPINIÓN | "Feijóo y el increíble hombre menguante", por Esther Palomera

El enoturismo es cosa de mujeres: ya suponen el 64% de las visitas a las rutas del vino

El enoturista es femenino

Mujer de entre 46 y 65 años, iniciada en el mundo del vino, y que viaja preferiblemente en pareja es el perfil más frecuente de las rutas enoturistas, según los datos que arroja el  decimotercer Informe sobre el Análisis de la Demanda Turística, realizado por Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN), a través del Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España.

Este nuevo informe abarca el periodo comprendido entre el segundo semestre de 2021 y el primero de 2022, un momento aún determinante para conocer cómo se comportará el sector turístico tras el periodo de parón provocado por la pandemia. En este sentido, este informe parece confirmar la tendencia positiva del enoturismo que han mostrado igualmente tanto el precedente como otros informes elaborados desde el Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España (como el que analiza la Oferta), y que indican que sigue siendo uno de los productos y propuestas más valoradas y solicitadas. El análisis de aspectos como las motivaciones del viaje, los destinos elegidos, el perfil sociodemográfico del visitante, la duración de la estancia o el gasto en destino, entre otros, permiten tener una idea muy clara de cómo es el enoturista de las Rutas del Vino de España.

Uno de los datos más destacados y que afianza una tendencia que ya se venía viendo el año anterior, es el aumento del público femenino, un hecho que en este caso se hace más relevante que en el periodo anterior, pues el porcentaje de mujeres es ya bastante más alto que el de hombres, con un 61,02% frente a un 38,98%. El grupo de edad predominante es el situado en la franja de 46-65 años (39,56%), que ha experimentado un aumento respecto a periodos anteriores, lo mismo que ha ocurrido, de forma significativa, con el tramo más joven, de 18-25 años, que ahora ocupan un 9,05%.

También cambia el perfil en cuanto a la vinculación con el mundo del vino, cada vez más visitantes manifiestan ser aficionados, es decir, conocer algunas características del producto y el mundo del vino. En el presente informe, el porcentaje alcanza el 42,26%. Un 23,21% se considera apasionado o entusiasta y un 19,56% dice ser principiante (escasos conocimientos enológicos pero muy interesado en la oferta turística de Rutas del Vino de España).

Uno de los datos aportados y que revela esa tendencia positiva es el relacionado con el gasto medio, que ha experimentado un crecimiento nunca antes registrado y se sitúa en 199,99 euros por persona y día (superior al gasto del turista general extranjero y del nacional, según los datos aportados por el INE-EGATUR y FAMILITUR), cuando el año anterior estaba en 173,12 euros. Este dato, unido a otro de los parámetros analizados, como el tiempo que el enoturista pasa en el destino, permite conocer cuál es el gasto medio total durante su estancia. Los días de media en destino también han experimentado una ligera subida y se sitúan en 2,47. Poniendo en relación estas dos variables, la cifra del gasto medio total en estancia alcanza los 493,97 euros.

En hotel y en pareja

Los datos relacionados con la estancia en destino, con las pernoctaciones, continúan mostrando tendencia a alargar el número de días que el enoturista pasa en el territorio aunque hay un ligero descenso en el porcentaje de visitantes que pernoctan.

Al mismo tiempo, el nuevo informe presenta un cambio en cuanto al tipo de alojamiento elegido por los enoturistas: si en el anterior estudio el alojamiento rural superó por primera vez a los hoteles (reflejo de la manera de viajar provocada por la pandemia), en este, los hoteles de cuatro estrellas vuelven a situarse en cabeza a la hora de elegir dónde alojarse. Esta opción, dominante en casi todos los informes anteriores, alcanza el 21,72%, seguida muy de cerca por el alojamiento rural (21,29%) y las casas de amigos o familiares (18,49%).

En cuanto a los grupos de viajeros, los viajes en pareja siguen siendo los predominantes (48,76%), seguidos de los viajes en grupo de amigos (32,85%). Las familias con niños representan casi el doble que las familias sin niños, de lo que el informe deduce que sería razonable considerar el enoturismo como una alternativa vacacional familiar. En general, el tamaño medio del grupo se sitúa en 5,32 personas, habiendo aumentado en casi dos puntos respecto al informe precedente.

Un alto grado de satisfacción

El informe también recoge datos sobre las distintas actividades realizadas en el destino. La visita a bodegas continúa siendo la actividad más solicitada: un 85,15% de enoturistas manifiesta haber realizado una visita, al menos, a alguna bodega. Entre las actividades que le siguen están la visita a pueblos (70,60%), disfrutar de la gastronomía local (64,92%), degustación de vinos locales (62,01%) y compra de vinos (54,88%). Todas ellas, especialmente las tres últimas, han experimentado un gran crecimiento con respecto al periodo anterior.

Del análisis de las motivaciones y el resto de apartados relacionados, el informe subraya la constatación de que el enoturismo se ha convertido ya en una opción asentada y ampliamente contemplada como opción al ‘sol y playa’. Una opción que, según esos datos, continuará escalando posiciones, pues la satisfacción de los enoturistas que visitan las Rutas del Vino de España es cada vez más alta. En esta ocasión, el informe la sitúa en 8,98 puntos sobre diez.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats