Oba en Casas Ibáñez, Ababol en Albacete y Ancestral en Illescas, nuevas estrellas Michelín

Oba recibiendo la estrella

Pilar Virtudes


0

Tres restaurantes de Castilla-La Mancha han recibido una nueva estrella durante la gala de la Guía MICHELIN España & Portugal 2023 que se ha celebrado en Toledo en la noche del martes y en la que se han desvelado toda las novedades para el año próximo.  Oba, en Casas Ibáñez (Albacete), Ababol en la capital albaceteña y Ancestral en Illescas, son los nuevos restaurantes de la región han merecido esta distinción.

Oba, de los jóvenes chefs Javier Sanz y Juan Sahuquillo, ha sido el gran triunfador de la región al hacerse también con una Estrella Verde, la primera en Castilla-La Mancha, un galardón que distingue a los establecimientos comprometidos con la sostenibilidad y la economía circular. Este restaurante, con apenas diez meses de vida y ubicado esta Casas Ibáñez, en plena manchuela albaceteña, cuenta una historia de su entorno con cada uno de sus platos e innova con fermentados y platos de alta cocina con ‘hierbajos’ del entorno. Ambos chefs recogieron ayer con emoción la estrella de manos del chef de Maralba en Albacete con dos Estrellas Michelín Fran Martínez.

El restaurante Ababol, de Juan Monteagudo candidato este año al próximo premio cocinero revelación en Madrid Fusión, también ha dado la sorpresa al alzarse con una estrella con una cocina inspirada en el entorno y en los productos de secano de la tierra manchega.

Ancestral, de Víctor Infantes, un chef que ya conoce la mieles de éxito ya que consiguió una estrella con su anterior proyecto 'Clos', vuelve a distinguirse con este establecimiento que puso en marcha en plena pandemia tan sólo a un paso del famoso Bohío de Pepe Rodríguez y muy cerca de Madrid. Infantes hace una cocina con guiños manchegos, productos autóctonos, y predilección por las brasas y el carbón.

Sin embargo, en la gala de ayer también ha habido sombras para la región ya que el chef Jesús Segura ha perdido la estrella que tenía en su restaurante Trivio en Cuenca aunque es cierto que el cocinero está volcado en su nuevo proyecto en las Casas Colgadas también en la capital conquense.

Con estas novedades, Castilla-La Mancha se queda ahora con un total de 13 estrellas en 11 restaurantes, incluyendo las dos que tiene Iván Cerdeño en Toledo y Fran Martínez en Almansa. Albacete mantiene tres restaurantes estrellados y cuatro Estrellas, ya que a los nuevos hay que sumar a Maralba (Almansa), de Fran Martínez.

Toledo, con la nueva Estrella en Illescas, suma cinco, contando con las dos de Iván Cerdeño en su restaurante homónimo; la de Pepe Rodríguez en El Bohío, también en Illescas; y la de Carlos Maldonado en Raíces (Talavera de la Reina).

Guadalajara maniene dos Estrellas, ambas en Sigüenza, concretamente en El Doncel de Enrique Pérez y en El Molino de Alcuneza de Samuel Moreno; mientras que Ciudad Real sigue con otras dos, Miguel Ángel Expósito en Retama y de José Antonio Medina en El Coto de Quevedo. Por su parte, con la pérdida de la estrella en Trivio, Cuenca se queda sin distinción gastronómica.

García-Page en la Gala

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asistido a esta gala que se celebrará en el Auditorio El Greco de la capital castellanomanchega. En su discurso de bienvenida ha destacado la capacidad de los profesionales de la cocina castellanomanchega y española para alcanzar la “excelencia”, así como su contribución a la recuperación “de la autoestima colectiva de este país” en las últimas décadas.

“Este país se puede plantear que, en los próximos 45 años, en vez de querer imitar, nos imiten” ha proseguido García-Page, quien ha considerado que la gastronomía nacional y regional han conseguido “romper una barrera y un cierto complejo” que “alcanza a todos” gracias a la “alta cocina”, ha concluido.

“Esta es una ciudad verdaderamente espectacular que nos une además con Lisboa a través del Tajo”, ha aseverado Emiliano García-Page y ha recordado que “en el buen saber, en el buen comer y en el buen beber está buena parte de la obra humana”, en alusión a El Quijote, obra que “conecta muy bien los sentimientos del cuerpo”, ha reflexionado.

Fiesta posterior

Los nueve chefs 'estrellados' de la región elaboraron el menú posterior que degustaron los invitados a la gala. Además de  Ivan Cerdeño, del Cigarral del Ángel Custodio, y Fran Martínez, de Malalba, coordinadores de toda la parte gastronómica, estuvieron acompañados por José Antonio Medina (Coto de Quevedo), Miguel Ángel Expósito (Retama), Pepe Rodriguez (El Bohío), Carlos Maldonado (Raíces), Quique Pérez (El doncel), Samuel Moreno (Molino de Alcuneza) y Jesús Segura (Trivio-Casas Colgadas).

Cada uno de ellos cocinó un plato, entre los más celebrados la liebre a la royal elaborada por Iván Cerdeño y la bullabesa de pescado de Fran Martínez.

La celebración se alargó hasta altas horas de la madrugada. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats