Castilla-La Mancha varía su estrategia para recurrir los trasvases desde el Tajo

La consejera de Fomento, Elena de la Cruz / JCCM

La consejera de Fomento, Elena de la Cruz, ha valorado el contenido de diversas informaciones que apuntan a un posible nuevo trasvase Tajo-Segura en fechas próximas. Tras indicar que nuevamente el Gobierno autonómico se ha enterado por la prensa de la reunión de la Comisión de Explotación del Trasvase, la consejera ha confirmado que los servicios jurídicos de la Junta de Comunidades tendrán que variar su estrategia para recurrir esta posible derivación, ya que Entrepeñas y Buendía superan los 400 hectómetros cúbicos de agua embalsada, la línea roja establecida en el Memorándum del Tajo.

La responsable de Fomento también ha aclarado que los valores pactados en esa norma “nos atan de pies y manos” para emplear los mismos argumentos jurídicos esgrimidos por el Gobierno regional en los siete recursos presentados contra otros tantos trasvases que el Ministerio ha autorizado desde el pasado mes de julio de 2015.

Por ello, ha calificado de “muy lamentable” esta norma “que hemos heredado de Cospedal” y que impide a la región estar en los órganos decisorios “para defendernos”, aseverando que la supuesta paz del agua que anunció el Ejecutivo regional anterior no es cierta, ya que abre la puerta a trasvases como el anunciado, “una irresponsabilidad porque la cuenca cedente está peor que la receptora”. También ha añadido que derivar cualquier excedente sobre los 400 hectómetros “es una aberración” y “cualquiera que mire el pantano lo puede constatar”.

Situación de las cuencas del Segura y del Tajo

En relación a la situación de ambas cuencas, ha apuntado que mientras el Segura almacena 460 hectómetros cúbicos, los embalses de cabecera únicamente tienen 434. Tampoco en porcentajes se justifica una derivación, ya que la cuenca receptora se sitúa al 40% mientras Entrepeñas y Buendía se encuentran al 17%, lo que a su juicio constituye una situación “desproporcionada”.

De la Cruz se ha referido al memorándum, que numéricamente otorga legalidad a un trasvase en las circunstancias actuales, para asegurar que un envío de 20 hectómetros cúbicos “no sería moral” porque dejaría a la cuenca cedente “tiritando” a pesar de que el verano ya está próximo y la recuperación de Entrepeñas y Buendía no parece muy probable.

La consejera ha recordado que los embalses de cabecera tienen hoy 135 hectómetros cúbicos menos de agua (un 7% inferior) que hace exactamente un año, por lo que aventura un verano muy duro en los abastecimientos humanos de los pueblos ribereños y en la situación medioambiental del Tajo.

Etiquetas
Publicado el
3 de marzo de 2016 - 14:50 h

Descubre nuestras apps

stats