“Castilla-La Mancha es un ‘Reino de Taifas’ en la gestión de fondos fotográficos”

Portada del cartel del VIII Encuentro Internacional de Fotografía con una imagen de Toledo

Que una sola imagen puede contar mucho más que mil palabras es un hecho más que constatado. La imagen del cuerpo sin vida del pequeño Aylan en una playa turca cuando intentaba llegar a Grecia junto a miles de refugiados dio la vuelta al mundo.

'El daguerrotipo de Toledo', vista "única" de la ciudad en el siglo XIX

'El daguerrotipo de Toledo', vista "única" de la ciudad en el siglo XIX

La fotografía (profesional o no) forma parte hoy de la vida diaria de millones de personas a través de las redes sociales. Pero a los nuevos medios de producción de imágenes hay que sumar una larga historia desconocida o perdida en colecciones particulares o archivos dispersos.

La próxima semana, Toledo acoge el VIII Encuentro Internacional de Fotografía que organiza el Centro de Estudios de Castilla-La Mancha. Su directora, Esther Almarcha, explica que “el problema es que en España no disponemos de una Fototeca Nacional y desde que existen las Autonomías, cada una ha optado por líneas muy diferentes a la hora de gestionar los fondos fotográficos”.

En este sentido, detalla, “hay comunidades autónomas que lo tienen bien articulado, otras no disponen de nada y un tercer caso en que son como ‘Reinos de Taifas’. Este último es el caso de Castilla-La Mancha”, lamenta Almarcha, y pone algunos ejemplos.

Explica que el Gobierno regional tiene en marcha un Archivo de la Imagen con varias colecciones, entre ellas las agrupadas bajo el nombre ‘Los Legados de la Tierra’. “Como concepto está muy bien, pero su puesta en funcionamiento es incorrecta cien por cien. ¿Por qué? Se daba un dinero a los pueblos para recoger patrimonio fotográfico pero se hizo al principio sin dar pautas. Podía haber sido un sistema para crear un fondo fotográfico de mucho peso”.

Además, destaca que la Junta también haya comprado archivo fotográfico de grandes autores como Luis Escobar o Francisco Goñi pero, lamenta, “no hay una catalogación correcta ni se ha dado a conocer a la ciudadanía, con lo cual al fin y al cabo no vale para nada”, critica Almarcha.

Otro de los ejemplos de la 'dispersión' que cita es el de la Agrupación Fotográfica de Guadalajara, con la que colabora el Centro de Estudios de la UCLM. “Es una de las más antiguas de España y tiene un fondo vinculado a la Diputación magnífico”.

El propio Centro de Estudios de la UCLM tiene un interesante y variado fondo fotográfico entre el que destaca el que perteneció a la desaparecida Revista ‘Bisagra’. “Por eso digo que al final hablamos de Reinos de Taifas. No hay ninguna política, ni a nivel nacional, ni regional respecto a la fotografía”.

En su opinión, “uno de los grandes problemas que tenemos en Castilla-La Mancha es que no hay una política cultural clara. No hay una apuesta de carácter organizativo. No necesariamente todo ha de pasar por lo económico porque estamos en una situación penosa: solo hay que ver la situación de los bibliotecarios en huelga”.

Aboga por mayor “coordinación” y por tener en cuenta que “el mundo digital se impone y no hay necesidad, por ejemplo, de traer las fotografías de Guadalajara a Toledo o llevar las de Ciudad Real a Guadalajara. Lo que faltan son políticas comunes”.

VIII Encuentro Internacional de Fotografía

Esther Almarcha hace estas reflexiones coincidiendo con la celebración del VIII Encuentro Internacional de Fotografía en Toledo, entre el 8 y el 9 de noviembre. Este año tiene como lema ‘Fotografía y Turismo’ y que se celebrará en Salón de actos de la Facultad de Humanidades de Toledo.

“Llevamos ya 16 años con este foro de reflexión”, explica Almarcha. Los siete primeros Encuentros de Historia de la Fotografía se celebraron en Ciudad Real (2004), Toledo (2006), Cuenca (2008), Guadalajara (2010), Albacete (2012), Toledo (2014) y Ciudad Real (2016). “Consideramos aunque somos centro universitario de investigación tenemos que ir más allá y potenciar la divulgación”. Este encuentro es solo una de sus iniciativas.

Y es que, el patrimonio fotográfico, su conservación, su restauración, su utilización como fuente histórica...Son solo algunos de los aspectos que se han venido abordando en los sucesivos encuentros de fotografía en los 16 años de un evento que tiene carácter bianual.

“Siempre aparece algo nuevo y este año también habrá alguna sorpresa”, avanza, como la que se dio a conocer en 2017 con un daguerrotipo hasta entonces inédito en Toledo. También habrá un capítulo especial dedicado a la Mediateca del Ministerio de Agricultura –“tienen unos fondos riquísimos sobre actividades agrícolas en Castilla-La Mancha”, detalla Esther Almarcha- y otro relacionado con el uso de la fotografía en internet, con varios puntos de vista, entre ellos el que tiene que ver con la prensa. “No podemos obviarlo. Cuando miramos los periódicos de principios del siglo XX y siempre vemos el nombre del autor bajo las fotografías. Hoy en día muchas veces no aparece. Se ha pisoteado por completo el derecho de autor”.

Exposición ‘Toledo en el bolsillo’, entre las actividades paralelas

El encuentro cuenta además con varias actividades paralelas. Entre ellas, la exposición ‘Toledo en el bolsillo’ que se celebrará en el Patio de la Facultad de Humanidades. “Al hacer turismo siempre comprábamos postales o cogíamos folletos. Eso es lo que muestra la exposición, lo que te llevas en el bolsillo. El periodo abarca una horquilla entre finales del siglo XIX y los años 70 del siglo XX”, señala Almarcha.

Además, se presentarán dos libros. Por un lado, ‘Fotografía de Casiano Alguacil. Monumentos Artísticos de España’ de Beatriz Sánchez Torija. Y por otro ‘Fotografía y Patrimonio Cultural. V, VI y VII Encuentros de fotografía’ coordinado por Rafael Villena Espinosa y José Manuel López Torán. Ambos publicados en 2018 por Ediciones de la Universidad de Castilla-La Mancha.

El programa del encuentro puede consultarse haciendo click en este enlace

Descubre nuestras apps

stats