Los sindicatos rebajan el tono triunfalista del Gobierno sobre el desempleo: hay que "vacunar más" y "no es momento de superávits ni de flexibilizar el plan de empleo"

Camarero sirviendo una mesa

Los datos del paro registrado en Castilla-la Mancha, recibidos de forma exultante hoy por el presidente del Gobierno regional, Emiliano García-Page, tienen sin embargo una valoración muy distinta desde los sindicatos.

Castilla-La Mancha presume de su primer superávit en 25 años pese a la pandemia y aventura un menor impacto en el PIB que en el resto de España

Castilla-La Mancha presume de su primer superávit en 25 años pese a la pandemia y aventura un menor impacto en el PIB que en el resto de España

UGT Castilla-La Mancha ha valorado los datos publicados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social y sostiene que "ponen de manifiesto la necesidad de incrementar el proceso de vacunación de la población". Para el sindicato, "este debe ser el paso previo y necesario para la reactivación de la economía y del mercado de trabajo".

La cifra de parados en Castilla-La Mancha se ha situado al cierre del mes de marzo en 193.381 personas, un 0,83 por 100 menos que las que había en febrero de este mismo año. En términos anuales, respecto a marzo de 2020, el número de desempleados en la región ha subido en 5.369 personas, un 2,86 por 100.

El sindicato achaca el descenso mensual del desempleo a "las menores restricciones que ha habido en marzo respecto a febrero y al inicio de la Semana Santa, además de ser un mes tradicionalmente favorable para el empleo".

En opinión de la Unión General de Trabajadores, las medidas restrictivas "deben continuar hasta alcanzar la inmunidad colectiva. Evitar una cuarta ola de contagios, que induzca a nuevas paralizaciones de la actividad y someta a más tensión a la economía, es clave si se pretende que la temporada de verano sea un éxito, esencial para la economía". 

Otro de los aspectos más demandados por UGT CLM es la necesidad de mantener los ERTE mientras sean necesarios, apoyando a los hogares y a las empresas que están en peores situaciones y ampliando las vías de ayuda existentes.

Desde el sindicato advierten de que la "precariedad y temporalidad no es algo coyuntural de esta crisis, sino que es un problema estructural del mercado de trabajo", de ahí que reclame la derogación de la reforma laboral de 2012, por sus efectos lesivos sobre los trabajadores y trabajadoras.

UGT Castilla-La Mancha exige igualmente acelerar la reforma de las políticas activas de empleo y dotar de los recursos dispuestos para ayudar a las empresas con la mayor prontitud posible para evitar la destrucción del tejido productivo.

CCOO: "Hay 107.549 personas sin prestación o subsidio"

Mientras, desde CCOO de Castilla-La Mancha manifiestan que "con 107.549 personas desempleadas sin prestación o subsidio no es momento para flexibilizar el plan de empleo, menos aún cuando la cofinanciación europea alcanza el 100% y no el 80% como en años anteriores, afirma Mª Ángeles Castellanos, secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO en la región.

“En Castilla-La Mancha no se puede seguir poniendo otros intereses por encima de los intereses de las trabajadoras y los trabajadores de la región, los fondos destinados a la creación de empleo y a la cohesión social tienen que mejorar las condiciones de vida de quienes aquí viven y trabajan y eso pasa por la mejora del empleo”, remarca.

"Hasta que se alcancen los niveles de empleo de calidad deseables, hay que atender a quienes hoy lo necesitan, con medidas de choque como el plan de empleo que, precisamente en tiempo de pandemia, no puede rebajar las condiciones que venían definiendo a estos planes en anteriores convocatorias".

En opinión de CCOO, "no es el momento de flexibilizar el plan de empleo, si los Ayuntamientos tienen problemas de financiación tendrán que atenderse sus necesidades, pero no a costa de empeorar las condiciones de quienes acceden al plan de empleo que, recordemos, son quienes viven las situaciones de mayor precariedad y vulnerabilidad", subraya Castellanos.

La financiación de los nuevos planes de empleo "tiene que venir del Fondo de Recuperación Next Generation-EU", dice el sindicato, ya que cuenta con el instrumento REACT-EU del que Castilla-La Mancha va a recibir 486 millones de euros que se ejecutarán a través de los Fondos FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) y FSE (Fondo Social Europeo) y que en el caso del FSE son recursos adicionales para la creación de empleo.

En estos Fondos, la tasa de cofinanciación es del 100%, es decir, no habrá aportación de fondos propios por parte del Gobierno regional. "Estos recursos están destinados a las personas, a avanzar en cohesión, y desde CCOO CLM vamos a ser muy exigentes para que se haga el mejor uso posible de los mismos, y este mejor uso pasa por un plan de empleo con duración mínima de seis meses como ha venido siendo en los últimos años".

Para el sindicato es "inconcebible que, en el peor momento de crisis, en mitad de una pandemia, la decisión política del Gobierno de Castilla-La Mancha sea flexibilizar las condiciones del plan de empleo como ha anunciado el vicepresidente, impidiendo así que miles de trabajadoras y trabajadores que tienen en estos planes un salvavidas temporal, accedan al subsidio de desempleo".

Según los cálculos de CCOO, con la propuesta de flexibilidad del Gobierno regional, las personas contratadas en los planes de empleo pueden llegar a perder más de 70 millones de euros en subsidios, "algo imperdonable en un momento como el actual".

"La prioridad han de ser las personas e insistimos, si hay superávit y si hay cofinanciación del 100% por parte de los fondos europeos, el problema no es un problema de financiación, se trata de una decisión política que da la espalda a quienes más necesitan de la red pública para transitar por la crisis actual, algo que sí han entendido desde Europa subiendo el porcentaje de cofinanciación del 80% al 100%", concluye Castellanos.  

CSIF: "Gestionar con eficacia los fondos europeos, más servicios públicos y más vacunación"

Para el sindicato CSIS, a pesar de la mejora de las cifras respecto a febrero, en Castilla-La Mancha hay 5.369 parados más en términos interanuales cuando se cumple el primer aniversario de la declaración del estado de alarma.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) considera que "la recuperación no avanza con la suficiente celeridad, con una bajada porcentual de desempleados (-0,83%) no tan acusada frente a otras comunidades autónomas".

Además, la incidencia de la Semana Santa, con 1.921 puestos de trabajo creados asociados al sector Servicios, no mengua los tradicionales indicadores de trabajo del mercado de trabajo regional, con un alto porcentaje de paro femenino (63,4%) y la contratación temporal (85,8%).

CSIF vuelve a incidir en la necesidad de "gestionar con eficacia los fondos europeos, reforzar unos maltratados servicios públicos que durante la crisis sanitaria de la COVID-19 están demostrando que son esenciales, acelerar la vacunación, restringir la contratación temporal para atajar la precariedad laboral y sostener a los sectores y grupos más golpeados".

Las mujeres paradas representan un 63 por 100

Si hay algo que también está destacando hoy el ámbito sindical es el parto entre las mujeres castellanomanchegas.

Las mujeres paradas en nuestra comunidad son 122.734 (un 63 por 100) frente a 70.647 hombres parados (un 37 por 100). Según los datos facilitados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, el paro bajó más entre hombres (-1,51 por 100) que en mujeres (-0,43 por 100). En este sentido, si se toma como referencia marzo de 2020, el desempleo creció entre ellas un 7,14 por 100 en Castilla-La Mancha, mientras que en hombres bajó un 3,83 por 100.

La región tuvo además, "un mal comportamiento" en cuanto al paro juvenil y es que este solo descendió un 0,67 por 100, frente al 2,35 por 100 que lo hizo a nivel nacional. Esto en cuanto a la variación mensual, ya que si se tiene en cuenta la interanual el desempleo juvenil aumentó en Castilla-La Mancha un 6,96 por 100, un 24,42 por 100 a nivel nacional.

CECAM pide seguir con los ERTE hasta diciembre y suprimir la cláusula de continuidad del empleo

Mientras, desde la patronal regional, CECAM, atribuyen la bajada del paro en marzo al hecho de que se hayan levantado ligeramente las restricciones y limitaciones a la actividad de febrero, con motivo de la tercera ola de la pandemia,. "La economía y las empresas han respondido, lo que ha tenido su traslación en la mejora de las cifras de empleo durante el pasado mes", señala el secretario general de CECAM, Félix Peinado. 

CECAM recuerda que marzo es un mes tradicionalmente positivo en términos de empleo, dada su coincidencia con la Semana Santa, y por eso apunta Peinado, "llama la atención que, a pesar de que en marzo de 2020 la situación era dramática, con todas las empresas y sectores de actividad cerrados, a excepción de los sectores esenciales, comprobamos que actualmente tenemos 5.300 parados más y casi 15.000 trabajadores en ERTE”, apuntaba el secretario general de CECAM.  

Este incremento de la cifra de parados respecto al inicio de la pandemia, a los que hay que sumar los trabajadores que se encuentran en ERTE, “pone de manifiesto que la situación todavía no se ha resuelto, y que además estamos aún muy lejos de que se resuelva”.

Ese es el motivo por el que CECAM reclama medidas laborales, en concreto la prórroga de los ERTE hasta el mes de diciembre, y también desde el punto de vista legislativo pide la supresión de la cláusula de mantenimiento del empleo, "que sigue siendo una losa que pesa sobre miles de empresas en nuestra región y que, de no suprimirse, puede ocurrir que cuando finalicen los ERTE se produzca un aumento muy importante del paro en nuestra región, como consecuencia de la caída inevitable de un gran número de empresas”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats