La Diputación de Ciudad Real insta a las Cortes regionales a "reforzar" la legislación ambiental en las macrogranjas porcinas

Cerdos

El Pleno de la Diputación Provincial de Ciudad Real ha mostrado su apoyo a los municipios de la provincia que se han posicionado en contra de la instalación de macrogranjas de cerdos a través de una declaración institucional respaldada por los grupos políticos representados en la Institución provincial.

La Diputación insta a las Cortes de Castilla-La Mancha a que, a través de un amplio consenso de sus grupos políticos, "proceda al reforzamiento de la legislación" que regula la instalación de este tipo de explotaciones ganaderas y solicita a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que "refuerce las exigencias de las declaraciones de impacto ambiental para estas instalaciones cuando no gozan de consenso social".

Bloqueo de ayudas si no se respeta el bienestar animal y más "claridad" en la PAC

Además, requiere de la Administración del Estado un "bloqueo" de las ayudas nacionales para las macrogranjas porcina "que no respeten los principios básicos del bienestar animal" y demanda a las instituciones europeas una "posición clara y explícita" para que los gobiernos nacionales regulen en sus planes nacionales de la PAC restricciones en cuanto a las ayudas que reciban este tipo de explotaciones.

Además, reclama que se favorezca el apoyo a aquellas otras explotaciones de carácter ecológico y menor densidad de población animal por hectárea.

El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, ha aclarado que la Diputación no está en contra de las explotaciones ganaderas, pero sí de que se instalen macrogranjas de cerdos "sin el necesario consenso social y que no son sostenibles medioambientalmente".

"Si no reúnen garantías de sostenibilidad, es mejor que no se pongan en marcha"

“Exigimos que estos modelos de producción respeten el bienestar animal y que vayamos hacia otros cada vez más sostenibles y ecológicos. Somos defensores de un modelo agroalimentario que es muy potente en la provincia de Ciudad Real, pero somos muy conscientes de que el modelo de macrogranja cuando no cuenta con el consenso social y cuando no reúne todas las garantías de sostenibilidad, es mejor que no se ponga en marcha porque los efectos que puede tener son muy perniciosos”, ha asegurado.

El pasado mes de diciembre, el Ayuntamiento también se posicionaba contra estos macroproyectos industriales y la Plataforma Pueblos Vivos de Cuenca urgía a la Diputación conquense a pronunciarse en el mismo sentido, en una de las provincias de la región con mayor proliferación de este tipo de explotaciones ganaderas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats