Las mujeres de Tomelloso y pueblos cercanos de La Mancha, pioneras en utilizar pantalones en España

"Ofrece dicho pueblo la particularidad de ser acaso el único en España donde usan pantalones las mujeres", describía la revista Blanco y Negro en 1896. ¿El pueblo al que hacer referencia la prensa de hace más de cien años? Tomelloso, en el corazón de La Mancha. Así lo cita el artículo 'La pintoresca indumentaria femenina de labor en el Tomelloso de entre siglos', de la pluma del experto en folklore castellanomanchego Miguel Antonio Maldonado. 

Maldonado explica que Tomelloso, eso sí, no fue el único pueblo donde se han encontrado pruebas de mujeres usando pantalones mucho antes de que fueran una prenda 'aceptada' entre el público femenino. También ha encontrado muestras en zonas de Argamasilla de Alba o en la que entonces era la original aldea de Ruidera. Las mujeres utilizaban pantalones, eso sí, como parte de su vestuario de labor.

El artículo de Maldonado, publicado en la Revista de Folklore de la Fundación Joaquín Díaz, explica que la razón de que las mujeres de Tomelloso fueran, probablemente, las primeras de España en utilizar pantalones se debió simple y llanamente en que debían acompañar a los hombres en labores duras del campo. Para ello, necesitaban una indumentaria cómoda que fuese útil, aunque sin prescindir de la falda, que solían llevar atada por encima de los pantalones, señala Maldonado. 

"Con el progreso industrial y la evolución de los transportes y comunicaciones, los trajes y vestimentas populares dejaron poco a poco de reflejar las costumbres propias de cada lugar. Sin embargo, al contrario de lo que pudiese parecer, fue ese mismo progreso el que llevo a las mujeres tomelloseras a cambiar en parte el vestuario de labor, convirtiéndolo en un elemento propio de su idiosincrasia contemporánea", explica Maldonado en el artículo. Eso sí, el autor también llama la atención a cómo "no se exportó" el uso de los pantalones a más zonas de la comarca manchega. Esto, explica, se debe a que Tomelloso sufre un aislamiento "histórico" del que no se liberó incluso después de la llegada del ferrocarril. 

"Las mujeres portaban un pantalón de pana con una anchura apropiada para ellas, que no era el típico pantalón por debajo de la falda", recalca Maldonado. Se trataba, explica, de trabajos eminentemente agrícolas, como no podía ser de otra manera en la zona, y en los que debían "agacharse mucho". "Recogían su falda y trabajaban con el pantalon como una indumentaria de labor, algo que se recogió como excepcional en la prensa de la época", afirma. 

Maldonado recalca también que hubo un viajero que fue el encargado de retratar esta forma de vestir de las mujeres tomelloseras. Lo más común era ver la prenda entre las mujeres terreras, que ejercían un oficio que solía corresponder a los hombres, y que consiste en construir sus propias cuevas gracias a las características de los terrenos de la zona de Tomelloso. En el pueblo, existe una sedimentación del terreno, llamada 'la costra', que permite construir las cuevas sin la necesidad de tener columnas para que la cueva no se venga abajo. 

Las mujeres, explica el autor también, se dedicaban también a coger los despojos de las uvas, las 'lías', que se utilizaban en la industria química. "Se trataba de trabajos un poco residuales y que necesitaban de esa indumentaria, porque eran labores desagradables", afirma. En Inglaterra, continúa Maldonado, también se podía observar a mujeres en el siglo XIX con pantalón, y también con la falda atada, realizando labores en las minas.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps