La portada de mañana
Acceder
Europa redobla la presión para poner fin a los cuatro años de bloqueo del CGPJ
Brokers fantasma y dinero desaparecido: el relato de las víctimas de un ‘criptofraude’
OPINIÓN | "Feijóo y el increíble hombre menguante", por Esther Palomera
Sobre este blog

Palabras Clave es el espacio de opinión, análisis y reflexión de eldiario.es Castilla-La Mancha, un punto de encuentro y participación colectiva.

Las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad de sus autores.

Renaturalizar el río Tajo

Ribera del Tajo en Toledo cerca de la senda ecológica

0

Recientemente se ha realizado una jornada en nuestra ciudad bajo el título 'Renaturalización y usos de las riberas del Tajo en Toledo', que ha servido para explicitar dos políticas antagónicas: la reparación de las sendas ecológicas que recorren las márgenes del río, construidas con fondos europeos en anteriores convocatorias, incluyendo la construcción de proyectos que quedaron en los cajones del Área de Urbanismo municipal, y la pretendida renaturalización de las riberas que seguiría las directivas europeas sobre el medio ambiente.

Los fondos europeos van ligados a las directrices marco sobre la protección medioambiental, la agenda 2030 y la recién aprobada la Ley Europea de Restauración de Ecosistemas. El Ayuntamiento de Toledo, para recibir las subvenciones europeas se ha aprendido la música y se propone desarrollar planes e infraestructura “verde y azul”, es decir, lo relativo a la cobertura verde y al tratamiento de las aguas en el territorio.

Pero la historia nos dice de pasados errores: la intervención en Safont supuso una construcción hidráulica de atrevido diseño y un vivero municipal que nunca se llegaron a poner en marcha, se construyó una senda 'ecológica' dotada de embarcadero para piraguas, quioscos e infraestructuras que la falta de uso, las crecidas del río y la falta de mantenimiento ha hecho que se tenga que realizar de nuevo costosas inversiones para reparación.

Y, nuevamente, lluvia de millones: pasarelas en el puente nuevo de Alcántara, nuevas intervenciones en la senda que recorre el río junto a la Fábrica de Armas, la construcción de una pasarela por el paraje de la Alcurnia y el tratamiento de la ribera en la Huerta del Rey y Safont. Así, la mayor parte de la inversión se lo llevan infraestructuras viarias y equipamientos ¿Qué hay de la renaturalización de las riberas?

Como bien dijeron los ponentes ajenos a los intereses municipales, lo importante es primero depurar las aguas y mantenerlas límpidas, recuperar el cauce natural del río y dejar que, de nuevo, las crecidas permitan que la propia naturaleza vuelva a colonizar las riberas vírgenes. Una ponente dijo: “Con lo que cuesta la pasarela peatonal habrá para pagar sesenta años el sueldo del barquero del pasaje del barco”. Realmente, y dado el discurso de Virginia Cavia, jefa del Área de Urbanismo del Ayuntamiento, volvemos a pensar que realmente no se han tenido en cuenta las demandas de los posibles usuarios y los errores cometidos en el pasado.

La pretendida “colaboración público-privada” tememos que se referirá al ajardinamiento de la ribera del río situada en la Peraleda, que justificaría así la urbanización del nuevo barrio que acogería a unas 10.000 personas, y que más que bosque de ribera se entendería como equipamiento urbano del nuevo barrio. Y, nos preguntamos si no sería mejor pensar en huertos urbanos para los meandros del río que así acercarían a la ciudadanía a las márgenes del río -además de dotarlas de alimentos de proximidad para una dieta saludable-, en vez de empeñarse en especular con el suelo bajo la excusa de “coser la ciudad”.

Tampoco se ha tratado de la renaturalización de las márgenes fuera del casco urbano de Toledo, en el término municipal de la ciudad, por lo que entendemos que se aleja de una filosofía política ecológica para acercarse más a un proyecto de carácter urbanístico. Curiosamente la Red Natura 2000 incluye la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de los carrizales y sotos de Aranjuez cuyos Planes de Gestión se aplica hasta sus límites de Aranjuez con el término municipal de Toledo, y a partir de ahí la política conservacionista desaparece, lo mismo sucede con el Monumento Natural de las Barrancas de Castrejón y Calaña cuyo límite es el término de Albarreal de Tajo.

O como apuntaba Fernando Aranda, los planes de inversión obvian el tratamiento y gestión de los bienes del patrimonio cultural, como molinos, batanes o fábricas de luz. Solamente los Azudes fueron citados a la hora de intervenir en ellos para restablecer el caudal natural del agua.

Debemos concluir que, como ha sucedido en ocasiones anteriores, los fondos extraordinarios sirven para inversiones que, al no hacerse con recursos propios, se realizan sobre proyectos que, posteriormente, bien por la falta de previsiones o bien por la deficiencia en su mantenimiento, se muestran como dinero derrochado, “quemado”, diría uno de los ponentes.

síguenos en Telegram

Sobre este blog

Palabras Clave es el espacio de opinión, análisis y reflexión de eldiario.es Castilla-La Mancha, un punto de encuentro y participación colectiva.

Las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad de sus autores.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats