La portada de mañana
Acceder
Los conservadores europeos, en decadencia tras su mínimo en Alemania
Entrevista - Maixabel Lasa: "Perdonar tiene connotación religiosa y yo soy agnóstica"
Opinión - Algo pasa con Escrivá, por Esther Palomera

El presidente de Castilla y León acorrala a la consejera de Sanidad y la obliga a reunirse con el líder del PSOE tras tumbar su plan sanitario

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (C), junto al vicepresidente,Francisco Igea (d), y la consejera de Sanidad, Verónica Casado (i),a su llegada a una rueda de prensa para informar de las medidas adoptadas tras la reunión del Consejo de Gobierno celebrado este jueves. EFE/ Nacho Gallego

Después de tumbar su plan de reforma de la atención primaria alineándose con el PSOE y provocando una profunda crisis de gobierno, el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), mantiene acorralada a la consejera de Sanidad, Verónica Casado (Ciudadanos). Mañueco no sólo ha desautorizado a Casado públicamente y sin previo aviso, ahora le marca las líneas que debe seguir y los tiempos. En la mañana del miércoles el presidente dijo en rueda de prensa que ya había indicado a la consejera que tenía que reunirse con el líder socialista, Luis Tudanca, así como con otros responsables políticos a lo largo de la próxima semana. Mientras Casado siempre se ha referido a "reforma", y eso pasaba por suprimir consultorios rurales, Mañueco habla de "refuerzo".

A última hora de la tarde del miércoles, la Junta informaba a través de una nota de prensa, de que la consejera había enviado una carta a Luis Tudanca para acordar una reunión para la próxima semana en la que "abordar los necesarios y urgentes reformas y refuerzos que precisa la Atención Primaria en la Comunidad, con el fin de asegurar a todos los ciudadanos la continuidad de un servicio sanitario de calidad en ese ámbito asistencial".

Casado destaca en su carta que la Sanidad castellana y leonesa está en "punto crítico debido a la falta de profesionales, la ausencia de reformas durante años y la edad avanzada de una plantilla con muchos profesionales sanitarios cercanos a la jubilación o a la limitación de tareas por edad". Así, la consejera considera que el futuro de la actual Atención Primaria está hipotecado, "tanto en el medio rural como en el urbano, y para el conjunto del Sistema Nacional de Salud", algo que se va a abordar en el Consejo Interterritorial para establecer una estrategia nacional común.

Verónica Casado ha traslado a Luis Tudanca "nuevamente" la voluntad de la Consejería de Sanidad de colaborar con el principal partido de la Oposición "en el desarrollo de medidas y soluciones posibles y efectivas, reiterando su convencimiento en la necesidad de una unidad responsable de todos los partidos que estén interesados en mantener una Atención Primaria de calidad y resolutiva en nuestra Comunidad".

Poco después de que la Junta hiciese pública la nota, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, agradecía a través de Twitter a Casado que estuviese "Siempre abierta al diálogo" y le daba también las gracias por su "paciencia y aguante sin límites".

Etiquetas
Publicado el
8 de septiembre de 2021 - 21:21 h

Descubre nuestras apps