Feministas de Castilla y León se manifiestan este sábado en Valladolid con el lema 'Ni un paso atrás en nuestros derechos'

Cartel de la manifestación feminista el próximo 2 de abril.

Europa Press

0

El Movimiento Feminista de Castilla y León ha convocado una manifestación este sábado, 2 de abril, en Valladolid con el lema 'Ni un paso atrás en nuestros derechos', en la que quieren criticar que “se utilicen los derechos de las mujeres como moneda de cambio”.

La manifestación recorrerá las calles de Valladolid este sábado a partir de las 12.00 horas entre la Plaza Fuente Dorada hasta llegar a la Plaza Mayor y se prevé que lleguen autobuses desde varias capitales de provincia de la Comunidad, y también desde otros puntos del país.

El movimiento feminista quiere “alertar al estamento político” de Castilla y León de que “van a luchar con todas sus fuerzas para preservar y mejorar los derechos de las mujeres, desmontando las falacias y las ambigüedades con las que pretende desasistir y precarizar a las mujeres de Castilla y León”.

Las feministas han incidido en que “frente a las amenazas a los derechos de las mujeres por parte del que promete ser el nuevo gobierno de la Comunidad --formado previsiblemente por Partido Popular y Vox-- es rotunda”.

Ante ello, aseveran que van a luchar por “preservarlos y mejorarlos”, denunciarán “las falacias y las ambigüedades con las que pretenden dejar desasistidas y en una situación de vulnerabilidad a las mujeres de Castilla y León”, algo que consideran que se fundamente en la “propuesta de Ley de Violencia Intrafamiliar con el único objetivo de dejar desprotegidas a las mujeres víctimas de la violencia machista”.

“El objetivo de la derecha y la ultraderecha al legislar sobre la violencia intrafamiliar no es abordar la violencia que se produce dentro de las familias, sino que no se hable de violencia de género”, han insistido, antes de recordar que esta lacra tiene “características especificas y agravantes bien definidos” por lo que “negarla es una pretensión de engañar y faltar a la verdad, un ataque directo a las mujeres al no reconocer ni atajar la violencia que contra ellas se ejerce por ser mujeres”.

“El resultado de este discurso malintencionado, si lo consentimos, devendrá en la desprotección de las víctimas de violencia de género, las mujeres, sus hijos y sus hijas, al negar la violencia de la que son víctimas”, han reiterado al mismo tiempo que se han preguntado cual será “el siguiente paso: calificar de nuevo las agresiones sexuales como un delito contra el honor de los hombres, en lugar de un delito contra la libertad sexual de las mujeres”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats