La antigua fábrica Mercedes-Benz de Barcelona albergará un mini barrio con 1.450 viviendas y actividad económica

La nave principal de la antigua fábrica Mercedes-Benz

La antigua fábrica Mercedes-Benz de Barcelona, un recinto de más de 90.000 metros cuadrados que permanece vacío desde 2007, tiene finalmente un proyecto que permitirá abrirlo al barrio con viviendas, equipamientos, actividad económica e incluso universitaria. El Ayuntamiento ha anunciado este lunes un acuerdo con la propiedad, la inmobiliaria Conren Tramway, para convertir el complejo industrial en un pequeño barrio y con una plaza en medio, pero sin tráfico rodado. 

La intención del consistorio es darle al espacio, que no solo está en desuso sino algo aislado del entorno urbano, unos usos vecinales y de promoción económica que conecte con los barrios de su alrededor. En materia de vivienda, el acuerdo al que se ha llegado es que se levantarán 1.450 pisos, de los que 580 serán de protección ofical (y un 50% de ellos, de alquiler) y el resto, 870, de mercado libre. 

En cuanto al resto de usos, la nave central se convertirá en una plaza y los edificios de su alrededor albergarán actividades económicas, tecnológicas e incluso universitarias. En este sentido, se ha firmado a la vez un acuerdo con la Fundación Privada Elisava para ubicar en el recinto la sede de la Facultad de Diseño y Ingeniería ELISAVA, que pertenece a la Universidad de Vic. La idea es que sus 2.000 estudiantes puedan inauguarla en septiembre de 2023. Por otro lado, se está negociando con la Fundació Leitat para instalar su centro de promoción de empresas tecnológicas en el espacio. 

“En total, con la transformación se espera generar hasta 5.000 puestos de trabajo”, argumentan desde el consistorio. También habrá metros cuadrados destinados a equipamientos públicos, comercios y zonas verdes.

El convenio firmado ahora con Conren Tramway se someterá a la aprobación de la Comisión de Gobierno esta misma semana y se materializará posteriormente en una Modificación de Plan General Metropolitano que concretará la ordenación y los parámetros del recinto. Aparte, se abrirán conversaciones con los vecinos y las entidades del territorio para consensuar la transformación del espacio y los equipamientos públicos que tiene que acoger.

El convenio prevé que la propiedad asuma la cesión de los suelos y su urbanización. Por lo tanto, el proyecto no supondrá ningún coste para el Ayuntamiento, y toda la inversión será privada. Colau ha agradecido a los promotores inmobiliarios la colaboración público-privada y la "capacidad de escucha y diálogo" que ha tenido la propiedad. Por su parte, el co-fundador de la gestora inmobiliaria Conren Tramway, Paco Hugas, ha adfirmado que siempre buscan proyectos "alineados" con las políticas urbanísticas de la ciudad y ha celebrado el acuerdo con el consistorio que permitirá dotar de nuevos usos el solar, donde ahora sólo se puede hacer actividad industrial.

En cuanto al conjunto del proyecto, Hugas ha fijado el horizonte de haber completado la transformación antes del 2026. "Como propiedad, nuestra intención es que todo el proyecto pueda estar terminado en 2026", ha concluido.

Etiquetas
Publicado el
12 de abril de 2021 - 13:28 h

Descubre nuestras apps

stats