La entidad del curandero Josep Pàmies reúne a decenas de personas en Catalunya sin cumplir las medidas contra la COVID-19

El curandero Josep Pàmies da una charla en Sant Pere de Ribes que no respeta las medidas antiCOVID-19

ACN / Redacción

19

El agricultor y conocido gurú de las pseudociencias Josep Pàmies reunió este martes a decenas de personas en la localidad de Sant Pere de Ribes, en la provincia de Barcelona, sin cumplir con las medidas de seguridad contra los contagios de coronavirus. Así se observa en unas imágenes obtenidas por la Agència Catalana de Notícies (ACN). 

El acto era una charla sobre plantas medicinales del propio Pàmies convocada por su asociación, Dolça Revolució. A él acudieron cientos de asistentes, muchos de ellos sin mascarilla y sin guardar la distancia física respecto a los demás, según se constata en las imágenes. 

En declaraciones a ACN, Pàmies aseguró que la acción se llevó a cabo “sin miedo al virus ni a los gobiernos represores”. Y celebró que, pese a ser un acto público, no acudiera la policía para prohibirlo. “Estamos ganando el pulso al virus político”, proclamó el curandero. 

Esta es la segunda vez que Pàmies se reúne con algunos de sus seguidores en Sant Pere de Ribes, y antes lo hizo en su localidad, Balaguer, en un encuentro en el que se dieron besos y abrazos cuando en esa provincia, Lleida, todavía estaban en fase 1 de la desescalada. Los Mossos d’Esquadra abrieron una investigación.

El agricultor también estuvo presente este domingo en la manifestación madrileña de Colón contra el uso obligatorio de las mascarillas.

Desde hace años, Pàmies defiende el MMS como un remedio milagroso para todo tipo de enfermedades, desde la malaria hasta el ébola, y ahora la COVID-19. Sin embargo, la comercialización de esta solución de clorito de sodio está prohibida por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) no solo por no estar probada su eficacia, sino por su potencial dañino. 

La divulgación de este producto le ha valido varias sanciones administrativas por parte del Departamento de Salud de la Generalitat. A raíz de la epidemia, el Colegio de Médicos de Barcelona le denunció a la Fiscalía por este mismo motivo, al considerar que se trataba de un delito contra la salud pública, pero el caso fue archivado.

Etiquetas
Publicado el
19 de agosto de 2020 - 17:54 h

Descubre nuestras apps

stats