Los Mossos desmontan la teoría de que el imán Es Satty podría estar vivo alimentada por un diputado de JxCat y abogado de una de las víctimas

Jaume Alonso Cuevillas

El comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Eugeni Sallent, ha desmontado este miércoles la teoría alimentada por el diputado de JxCat Jaume Alonso Cuevillas de que el imán Abdelbaky Es Satty, instigador del atentado del 17A, podría estar vivo. El responsable de la policía catalana ha asegurado en una entrevista en TV3 que los restos biológicos que encontraron en la casa de Alcanar, donde se produjo la explosión el día antes del atentado, confirman que falleció allí.

Sallent ha respondido así a las especulaciones formuladas por Cuevillas, que es a su vez abogado de la familia de una de las víctimas, Javier Martínez. También en TV3, el ahora diputado de JxCat defendió el martes que "no hay certeza" de la muerte del imán. "Los informes biológicos de los forenses no encuentran pruebas concluyentes", aseguró, y añadió que este cuestionamiento del relato policial se sustenta también en que hubo vecinos que vieron salir "corriendo" la furgoneta del imán tras la explosión.

A nada de esto a dado credibilidad Sallent, que simplemente ha valorado que el interés de Cuevillas en generar supuestas dudas al respecto de la investigación responde a que representa a una de las partes. Y en cuanto al trabajo policial, ha zanjado: "Los Mossos, en su investigación y con la complejidad de la explosión, que dejó restos biológicos esparcidos por todo el radio, sostiene que Es Satty murió en esa explosión. Encontramos restos biológicos que así lo confirman. Estamos convencidos de que Es Satty murió en esa explosión".

Además de Es Satty, en el chalé de Alcanar, donde la célula yihadista preparaba los explosivos caseros con los que quería perpetrar el atentado, murió otro de los jóvenes de Ripoll. Un tercero, Mohammed Houli Chemlal, salió con vida.

Este, junto con Driss Oukabir y Said Ben Iazza, son los tres procesados por la Audiencia Nacional y que deberán ir a juicio tras concluir la instrucción el pasado mes de enero. Ninguno de ellos está procesado como autor de los atentados en Barcelona o Cambrils, porque todos ellos fallecieron. Oukabir y Houli lo están por los delitos de integración en organización terrorista, fabricación, tenencia y depósito de explosivos y estragos en grado de tentativa. A Iazza, detenido meses después, se le atribuye el delito de colaboración en organización terrorista.

Etiquetas
Publicado el
10 de junio de 2020 - 10:07 h

Descubre nuestras apps

stats