La portada de mañana
Acceder
La España temporal: una máquina que crea y destruye 100.000 empleos al día
Almudena Grandes, la escritora que se negó a olvidar
OPINIÓN | Salpicaduras de mierda judicial, por Elisa Beni

El nuevo plan piloto de renta básica en Catalunya contará con cuatro millones de presupuesto inicial

Una mujer llena un carro de comida en un punto de distribución de alimentos de Cáritas

El nuevo plan piloto sobre la Renta Básica Universal (RBU) en Catalunya contará con cuatro millones de euros en el próximo proyecto de presupuestos de la Generalitat. Según ha podido saber elDiario.es de fuentes del Govern, el conseller de Economía, Jaume Giró ha incluido esta partida en el borrador de la ley que será remitida al Parlament el próximo martes para que comience su debate. El objetivo de Giró es tener la ley aprobada para que entre en vigor el día 1 de enero del próximo año.

El borrador de los Presupuestos catalanes no prevé tocar ningún impuesto

El borrador de los Presupuestos catalanes no prevé tocar ningún impuesto

Los cuatro millones que serán presupuestados en esta materia deben servir para un primer despliegue de la Oficina del Plan Piloto para Renta Básica Universal, creada en octubre pasado y que depende directamente de la conselleria de Presidencia. Básicamente, se trata de llevar a cabo "los trabajos de estudio y diseño metodológicos del plan piloto", con el objetivo de que este comience a andar antes de diciembre de 2022, explican desde el Ejecutivo.

El plan piloto de renta básica, una política económica que consiste en garantizar una mensualidad mínima y sin condicionantes a todos los ciudadanos, forma parte del acuerdo de investidura con la CUP y está dividido en tres fases. La primera, prevista para este primer año, prevé el "estudio de las mejores opciones de políticas de rentas sociales para la erradicación de la pobreza, incluyendo el diseño de un plan piloto para implementar la RBU en alguna o algunas franjas de edad e inicio de las adaptaciones necesarias para llevarlo a cabo (legislativas, si es necesario, y presupuestarias)".

A partir de ahí llegaría la segunda fase, que consistiría en el propio experimento, que se prevé que se ejecute a lo largo de los años 2023 y 2024. En 2025, a final de mandato, llegaría la evaluación del plan. 

Una de las principales cuestiones que habrá que resolver durante la fase de diseño es la cuantía de la renta, que podría tener como referencia el índice del umbral de la pobreza, y luego el perfil de población que se someterá al piloto. Sobre esto último, la intención del Govern es que sea una selección de dos segmentos de edad –uno más joven, el otro más mayor– de todo el territorio catalán. 

Con esta partida, el Govern, en plena fase de negociación de las cuentas con la CUP, quiere mostrar su compromiso con este plan de renta básica echando ya a andar la oficina, a cuyo frente ha situado a Sergi Raventós. Este sociólogo por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) realizó su tesis sobre la renta básica en casos de desigualdad económica y problemas de salud mental y ha dedicado gran parte de su trayectoria profesional a la investigación y análisis de esta novedosa política económica.

El plan piloto está concebido como un experimento político pero, por el número de habitantes de Catalunya, podría convertirse en uno de los más numerosos de los que se han realizado en el mundo. Precisamente esta semana el copresidente de la Red Global de Renta Básica, Guy Standing, estuvo en Barcelona y se reunió con el president Pere Aragonès y con Raventós.

Etiquetas
Publicado el
5 de noviembre de 2021 - 17:38 h

Descubre nuestras apps

stats