Sobre este blog

El blog Opinions pretende ser un espacio de reflexión, de opinión y de debate. Una mirada con vocación de reflejar la pluralidad de la sociedad catalana y también con la voluntad de explicar Cataluña al resto de España.

Llegir Opinions en català aquí.

“Cuando los políticos hacen reír, los humoristas tienen que hacer política”

Espectáculo "L'editto bulgaro" en Barcelona

Toni Polo

Llegir versió en català

Alguien en TVE llegó a pensar que el millón y medio de personas manifestándose en Barcelona en la Diada Nacional de Catalunya, el pasado 11 de septiembre, eran una noticia digna de figurar en la zona media de la escaleta del telediario de las nueve de la noche. A aquella hora, Barcelona y toda Catalunya seguían siendo un batiburrillo de gente arriba y abajo después de una manifestación que ha marcado un punto de inflexión en la política catalana y española.

En la televisión pública, a esa hora, abría el informativo con la visita del ministro de Finlandia y la buena sintonía que tuvo con Rajoy, y pasaron al aniversario de los atentados del 11S; y después, a la moratoria de Bruselas a Portugal para cumplir el objetivo de déficit cero; y, cómo no, repasaron los últimos detalles del caso de José Bretón y los hijos desaparecidos. Todo antes de decir que Catalunya fue un clamor por la independencia “y por el pacto fiscal”.

La realizadora del telediario perdió la cabeza por diluir entre las otras noticias la que, en otros países (la BBC, en Gran Bretaña, por ejemplo) consideraron que tenía que abrir sus noticieros. La destitución de la responsable no esconde, según cómo se mire, un cambio en la línea editorial del primer canal del Estado. Aún así...

No son pocos los periodistas de todos los medios que, por razones “objetivas”, han sido despedidos en los últimos tiempos. La situación, de todas formas, no llega (al menos, no ha llegado) a la que se ha alcanzado en otros países.

La compañía de teatro La Calòrica, recién salida, como quien dice, del Institut del Teatre de Barcelona, ha ido recogiendo información sobre un caso especialmente sangrante para los artistas, como fue el conocido como Editto bulgaro: el 8 de abril de 2002 Silvio Berlusconi, entonces primer ministro de Italia, declaró que el uso criminal que el humorista Daniele Luttazzi y los periodistas Michele Santoro y Enzo Biagi hacían en sus espacios en la televisión pública era inadmisible e instó a la dirección de la cadena a tomar medidas.

Los tres comunicadores fueron despedidos y sus programas, cancelados por falta de audiencia. Diez años después, Luttazzi sigue vetado en la televisión pública italiana.

Los actores Xavi Francès, Marc Rius, Aitor Galisteo y Arnau Puig, dirigidos por Israel Solà, interpretan un documentadísimo texto satírico de Juan Yago en que repasan aquellos hechos. Comienzan transmitiendo al público su temor a sufrir las mismas consecuencias que Luttazzi. “No se rían, en ningún caso!”, advierten al público. “Esto no es ninguna sátira, que quede claro, es una obra seria y, si alguien ríe, alguien más podría tomar medidas...” ¡Cualquier burla podría ser considerada difamación!

Se convierten en el mismo Daniele Luttazzi, para decir, entre otras perlas: “Ya lo decía mi madre: llegará el día en que pagaremos por comernos nuestra mierda”, en referencia al cómico, que hizo esta ingesta sobre un escenario. Y se transforman en un Berlusconi en ruedas de prensa dignas de los discursos del propio Mussolini en Piazza Venezia. Y en tres señoras de la elegante clase alta milanesa tan preocupadas por la situación actual (“¡una osa del zoo ha parido!”). Y, de nuevo, en Silvio, el omnipotente, ahora en el teléfono, en hilo directo con Noemí, diciendo algo sobre ... ¡bunga-bunga! Y en uno de sus espectáculos con los que se gana la vida, el “homenajeado” Luttazzi llega al clímax explicando las tres fases de cualquier negociación social (gráficamente, una vulgar e inequívoca enculada): presentación del proyecto, explicitación de servilismo y orgasmo de sumisión.

Así va el país. ¿Qué país, Italia? En este caso sí, pero tal vez habría que verlo como paradigma de lo que se nos podría venir encima. Es posible que nos estemos preocupando por nada y que esconder la noticia de la Diada sea un síntoma de algo evidentemente negativo pero que la rectificación lo sea de lo contrario, pero...

Nos quedamos con una frase que bien podría ser la moraleja de Editto bulgaro: “Cuando los políticos hacen reír, los humoristas tienen que hacer política”. Y vaya uno a saber si les queda mucha política por hacer, porque hay alguien que piensa volver a presentarse a primer ministro en Italia...

Sobre este blog

El blog Opinions pretende ser un espacio de reflexión, de opinión y de debate. Una mirada con vocación de reflejar la pluralidad de la sociedad catalana y también con la voluntad de explicar Cataluña al resto de España.

Llegir Opinions en català aquí.

    Autores

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats