Los partidos catalanes cierran la campaña más fría llamando a la participación: "Votar es seguro, lo inseguro es no votar"

Los candidatos, en un momento del debate de TV3

La campaña electoral catalana ha llegado a su fin este viernes de forma similar a como empezó: sin baños de masas y con actos de pequeño formato retransmitidos por internet. La carrera hacia el 14F ha sido fría por las limitaciones impuestas por la pandemia, aunque en la recta final los candidatos han caldeado los debates demostrando la tensión entre ellos. En concreto, los tres partidos que están en cabeza según las encuestas, PSC, ERC y Junts, han tratado de apurar al máximo las últimas horas de campaña para llamar a los suyos a las urnas. "Votar es seguro, lo que es inseguro es no votar", ha asegurado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha vuelto a acompañar a al que fuera su ministro de Sanidad en su último acto.

La participación es precisamente el factor que más preocupa a formaciones que concentran su electorado en el área metropolitana, como el propio PSC, Ciudadanos o los 'comuns', pero también a ERC, que en los últimos tiempos ha fundamentado sus buenos resultados en el electorado independentista urbano. Una fuerte desmovilización en las ciudades sería letal para su opciones de llegar a la presidencia, por lo que los republicanos han maximizado la presencia de Oriol Junqueras, un líder con mucho tirón entre los suyos. En cambio, para Junts el escenario de baja participación que se prevé no es ningún problema. La formación de Carles Puigdemont llega al fin de la campaña con mejores pronósticos de los que partió y aspirando a una remontada sobre ERC.

Los socialistas han aprovechado el “todos contra Illa” para situar al PSC como la alternativa a lo que han denominado como las dos “fotos de Colón”. Por un lado, la del independentismo por el compromiso adquirido de no pactar con el PSC y, por otro, las fuerzas de la derecha. Los del “odio perpetuo” contra los de la “rabia permanente”, ha expresado Pedro Sánchez en el acto de cierre de campaña. “Somos la rebelión contra el enfrentamiento”, ha dicho el líder socialista, que ha pedido el voto para que Illa "rescate a Catalunya del odio y la discordia y escriba una nueva página". 

Triple empate en cabeza

El candidato socialista, que pugna por la primera posición en votos, aunque es consciente de que en escaños es más complicado y que la aritmética para llegar a la Generalitat es endiablada por no decir imposible, también se ha reivindicado como el único que puede llevar un cambio a Catalunya en la estrategia de hacerse con el voto de Ciudadanos. “Mientras unos difaman y calumnian -ha señalado en referencia a los bulos sobre su supuesta vacunación- y otros firman el pacto del miedo nosotros damos soluciones reales a los problemas de la gente”, ha sentenciado Illa, que ha subido el tono contra los independentistas por el veto que le han impuesto sin “ninguna razón” más que la “confrontación perpetua”: “Es el primer cordón sanitario de la historia a la socialdemocracia”.

En el barrio de Sants de Barcelona, tradicional feudo republicano, ha acabado su campaña ERC. El mensaje de los de Pere Aragonès ha subido el tono independentista en los últimos días y ha tratado de polarizar con los socialistas. "Este 14F haremos una elección que no solo marcará los próximos años sino la próxima década, porque hay quien dice que tenemos que pasar página, y nosotros no somos de pasar página. Nosotros somos los que creemos que este país tiene derecho a escribir el libro su libertad", ha dicho el candidato de ERC. "Aquí señor Illa no ha acabado nada, aquí todo continúa y este pueblo continuará su lucha por la libertad. No nos pararán, no lo hicieron con el golpe de Estado del 155 y no la harán este domingo en las urnas", ha añadido Aragonès, que se ha propuesto como la garantía de que la Generalitat sigue en manos independentistas.

Por su parte, Oriol Junqueras, ha centrado sus palabras en hacer un llamamiento a la participación. "Si nosotros no nos hemos rendido en la prisión, menos aún os podéis rendir vosotros ante una urna, porque las urnas son nuestra arma, nuestra herramienta y nuestro instrumento", ha dicho, después de referirse a los votantes tradicionales de su partido, a los que alguna vez les han votado y, también, a quienes pueden estar pensando en hacerlo por primera vez. "Os sumáis a un proyecto extraordinario", ha dicho, tras describir a ERC como el partido de los que "nunca abandonan" y de los que "siempre están de pie en la lucha". "La prisión no nos ha derrotado, nos ha hecho más fuertes, y forma parte del camino por la libertad y por la república que construimos cada día. Os pido que salgáis a ganar estas elecciones porque también forma parte del camino de la libertad. Lo mejor que podéis hacer para las próximas generaciones es construir la república votando a ERC", ha acabado reclamando el líder republicano. 

Junts no tiene problemas con la movilización, pero sí podría tenerlos con las fugas de votantes hacia el PDeCAT, una formación que en los últimos días ha repetido que tiene opciones de entrar al Parlament. Ante esto, la candidata de Junts, Laura Borràs, ha llamado este viernes desde el barrio del Poblenou de Barcelona a decantarse por el voto útil a su lista para evitar que "votos independentistas se queden sin representación". La presidenciable independentista ha remarcado también que su formación garantiza que no haya un gobierno tripartito con el PSC, una acusación recurrente de Junts hacia ERC. "Si os lo estáis pensando", ha dicho Borràs, en alusión al eslogan elegido por el PDeCAT, "vuestro voto puede ser decisivo para que JxCat se imponga al PSC", ha dicho la candidata, que ha asegurado que en Junts "caben todos los que quieren un país libre".

Carles Puigdemont, que ha intervenido por videoconferencia, ha insistido en el mensaje de su candidata, a quien ha descrito como la única capaz de batir al socialista. "Es ella o Illa", ha repetido el expresident, con un juego de palabras que en Junts han convertido en bandera en la última semana de campaña. El líder de la formación ha reclamado además que no se "pierda" ningún voto independentista, en un mensaje contra el PDeCAT, porque según ha dicho los partidarios del procés se lo juegan todo este domingo. También en un mensjae grabado ha aparecido el expresident Quim Torra, que ha cargado sin miramientos contra Illa. "Como ministro hizo un 155 sanitario en el peor momento de la pandemia. Y ahora se atreve a presentarse como candidato al Govern que limitó", ha dicho.

Ciudadanos tira de Arrimadas

Arrimadas ha cerrado la campaña electoral del 14F en la Terrassa Miramar de Barcelona junto al candidato a la Generalitat de su partido, Carlos Carrizosa, apelando, como han hecho todos estos días, a la participación este domingo y llamando a la movilización del electorado “constitucionalista”, convencidos de que si hacen un esfuerzo se puede conseguir esta vez “el cambio”, acabar con “el procés” y evitar la formación de un tripartito en Catalunya entre el PSC, ERC y los comunes. “Ha llegado la hora de la verdad”, ha afirmado Arrimadas. “Sé que es cansino, que estamos en pandemia pero hay que ir a votar”, ha insistido. “Carri estoy desenado ir a tu investidura”, ha animado a su compañero.

La líder de Ciudadanos y Carrizosa han coprotagonizado este cierre de campaña -con los otros tres cabeza de cartel de la candidatura al 14F -Matías Alonso (Tarragona); Jordi Soler (Lleida), y Jean Castel (Girona)-, que se han desplegado por sus respectivas provincias, cada uno acompañado por dirigentes nacionales, diputados y líderes autonómicos, que se han deshecho en elogios con el candidato a la Generalitat. Como la portavoz nacional, Melisa Rodríguez, o la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, que ha puesto de ejemplo “el cambio” que ha habido en la capital de España contraponiéndolo con la situación en la que aseguran que está dejando Colau a Barcelona. También ha participado el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, que, muy animado, ha aventurado: “Podemos dar la campanada porque Carrizosa es el candidato más potente”. Tampoco ha faltado a la cita el portavoz adjunto en el Congreso, Edmundo Bal, que ha presumido de que gracias a la denuncia presentada por Ciudadanos, el expresidente de la Generalitat, Quim Torra, fue inhabilitado como candidato. 

“Hay un voto que nunca se ha vendido ni se venderá al nacionalismo y ese es el de Ciudadanos”, ha afirmado la líder del partido. “Carlos va a romper el tridente de la ruina, el triángulo de las Bermudas que es tener a Colau en Barcelona, a Podemos en el Gobierno central y a los independentistas en el Govern de Catalunya”. “Se va a imponer el corazón al odio”, ha vaticinado Arrimadas.

Pablo Casado, "un catalán más"

Yo me siento un catalán más. Cuanto más fortalecemos nuestra presencia, más conectamos con vuestros paisanos, más importantes somos. Vamos a seguir viniendo porque es esencial que Catalunya recupere un futuro de esperanza. Todos los catalanes tienen derecho a decidir el domingo el futuro de los hijos. Ha sido una campaña dificil porque han hecho todo el juego sucio que solo sabe hacer la izquierda. Han intentado por tierra, mar y aire boicotear un proyecto que defiende Alejandro Fernández. 

El PP es la casa común del centro derecha, del constitucionalismo, a nadie le preguntamos de dónde viene-. Votar al PP vale por tres, porque no solo somos decisivos en el Parlament, también lo somos en el Congreso y en la UE. Si Alejandro es decisivo vamos a bajar los impuestos, vamos a garantizar la elección de centro educativo y que los padres puedan elegir que sus hijos estudien en castellano. También vamos a acabar con la okupación ilegal de viviendas.

Comuns y CUP, a mejorar resultados

Las dos formaciones que se sitúan más a la izquierda del espectro político catalán, los 'comuns' y la CUP, aspiran ambas a obtener una mejor representación en estas elecciones. Especialmente en el caso de los anticapitalistas, que tuvieron cuatro escaños en la última legislatura y que ahora creen que podrían incluso doblar. La CUP ha celebrado su final de campaña en Badalona, lugar talismán para su candidata, donde fue alcaldesa casi tres años tras arrebatar e ayuntamiento al PP de Xavier García Albiol. Dolors Sabater ha exhibido pedrigrí antifascista para asegurar que "cada voto a la CUP es un voto contra Vox".

Desde En Comú Podem prometen un Govern de izquierdas, sin partidos de derechas y transversal en lo ideológico. En su caso han elegido la ciudad de Blanes, en Girona, para aterrizar su campaña, desde donde la candidata Jéssica Albiach ha asegurado que "el Govern de izquierdas llegará", pero que solo sus votos garantizan que lo haga tras el 14 de febrero. La candidata de los 'comuns' ha asegurado además que confía en que, antes de repetir las elecciones, ERC y PSC negociarán.

Etiquetas
Publicado el
12 de febrero de 2021 - 21:47 h

Descubre nuestras apps

stats