Tres de los exconsellers que permanecen en Bruselas renuncian a su escaño para garantizar la mayoría independentista

Puig y Ponsatí, en un mítin de JxCat

Tres de los cuatro exconsellers que permanecen junto a Carles Puigdemont en Bruselas han anunciado que renuncian a su escaño para garantizar la mayoría independentista del Parlament. Este domingo lo han hecho los exconsellersde Cultura, Lluís Puig, y Enseñanza, Clara Ponsatí (JxCat); y este lunes la extitular de Agricultura, Meritxell Serret (ERC).

JxCat y ERC presionan a los exconsellers de Bruselas para que renuncien a ser diputados

JxCat y ERC presionan a los exconsellers de Bruselas para que renuncien a ser diputados

“Siempre he dicho que sabíamos cómo sumar 68 a la sesión de investidura del MHP Puigdemont, mañana presento mi renuncia como diputado, consciente de que con Clara Ponsatí y Meritxell Serret hacemos un acto de dignidad para nuestro país. JxCat y ERC lo saben gestionar”, ha escrito Puig en Twitter para anunciar su decisión.

Tanto ERC como JxCat presionaban desde hace días a los exconsellers de Bruselas para que renuncien a ser diputados, tal y como explicó este diario este viernes. Fuentes de JxCat han indicado que el paso atrás de los dos exconsellers “no es en ningún caso una renuncia al proyecto de Junts per Catalunya ni tampoco a la acción política”.

Horas después de anunciarlo, Puig, también en Twitter, ha pedido disculpas por su “incontinencia verbal/tuitera” al haber anunciado la renuncia de la republicana Serret.

Ni Puig ni Ponsatí eran diputados en la pasada legislatura, y de hecho fueron nombrados consellers en julio, tras la crisis de Govern provocada por los consellers del PDeCAT que no estaban dispuestos a asumir riesgos de cara al 1-O. Las mismas fuentes han explicado que los escritos de renuncia se entrarán este lunes en el registro del Parlament para así tramitar las credenciales y las actas de los nuevos diputados, que en el caso de JxCat serán Sawla El Garbhi y Ferran Roquer.

Con esta decisión, el presidente del Parlament, Roger Torrent, tiene un problema menos de cara al debate de investidura. El Constitucional le había prohibido este sábado permitir el voto delegado de los cinco diputados electos que permanecen en Bruselas, bajo advertencia de querella si finalmente lo permitía.

Una vez hayan tomado posesión los sustitutos de Ponsatí, Puig y Serret, la mayoría independentista contará, previsiblemente, con 68 diputados, pues Jordi Sànchez y Oriol Junqueras, pese a estar en prisión, podrán delegar su voto. Los dos que faltan hasta alcanzar los 70 escaños obtenidos por JxCat, ERC y la CUP el 21-D son Carles Puigdemont (JxCat) y Toni Comín (ERC), que ya eran diputados la última legislatura.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats