El Tanatorio de Collserola habilita 5.000 metros cuadrados como gran depósito refrigerado en Barcelona ante el coronavirus

Plantas habilitadas como depósitos refrigerados en el Tanatorio de Collserola ante el coronavirus

El Grupo Mémora, de servicios funerarios, ha habilitado en el Tanatorio de Collserola, en Barcelona, dos plantas de 2.500 metros cuadrados cada una como gran depósito refrigerado ante una "posible situación excepcional" similar a la que Madrid ha vivido la última semana, con los cientos de víctimas mortales con COVID-19. Todos los tanatorios del grupo cumplen con las directrices del Ministerio de Sanidad, bajo las que quedan prohibidos hacer velatorios. El Tanatorio de Collserola queda cerrado al público.

La compañía ha reforzado todos sus equipos de trabajo, movilizando profesionales de los tanatorios hacia la gestión logística y la atención telefónica. Además, ha desplazado sus equipos desde diferentes zonas de España hacia las localidades de territorio en el que la actividad se ha incrementado significativamente en los últimos días. Por otra parte, han impulsado mediante la Fundación Mémora un nuevo servicio telefónico gratuito de apoyo emocional para profesionales de la salud y los servicios sociales. Desde el 16 de marzo, han recibido más de 100 llamadas de sanitarios.

Otra de las medidas adoptada para minimizar los riesgos de contagio ha sido la activación de un sistema de firma digital para hacer contrataciones de los servicios con las familias de forma totalmente telemática. Este servicio telemático está disponible desde el 26 de marzo. La compañía ha reforzado las plataformas de asistencia psicológica y emocional del duelo.

El Grupo Mémora afronta esta situación con una mesa de coordinación que junta el sector funerario, social y la administración pública.

Etiquetas
Publicado el
3 de abril de 2020 - 09:37 h

Descubre nuestras apps

stats