Una protesta en Vic contra un acto electoral de Vox acaba en altercados

Cordón policial frente a los manifestantes contra el acto de Vox en Vic

Agencias

114

Una protesta de grupos antifascistas de Vic por la presencia este sábado de Vox en la ciudad, donde celebraba uno de sus mitines electorales, derivó en enfrentamientos con los Mossos d'Esquadra. Los disturbios, que tuvieron lugar sobre todo cuando la comitiva del partido de extrema derecha se marchaba, se saldaron con varios heridos, entre ellos algunos agentes.

La comunidad islámica catalana denuncia a Vox por incitar al odio

La comunidad islámica catalana denuncia a Vox por incitar al odio

El acto electoral, protagonizado por el candidato Ignacio Garriga y el secretario general del partido, Ortega Smith, congregó en la Plaça Major a medio millar de activistas antifascistas, con carteles y gritos de "fuera fascistas", y acompañados de la música de un vecino que hacía sonar La Internacional y Els Segadors, entre otros. A ello respondieron Ortega Smith y Garriga subiendo el volumen de su equipo de sonido y arropados por algunos simpatizantes al grito de "viva Vox" y "viva España".

Durante el transcruso del acto, los manifestantes les tiraron piedras, huevos, latas de cerveza, petardos y paquetes de harina en respuesta a las declaraciones de los líderes de Vox, que los calificaron de "sucios" y "totalitarios". Al acabar los parlamentos, la comitiva del partido hizo un recorrido muy tenso, seguidos por sus simpatizantes y los detractores, por las calles de Vic, desde la plaza Mayor hasta la calle de Anselm Clavé. Allí los políticos se marcharon y se desataron los enfrentamientos que han dejado varios heridos.

Los Mossos tuvieron que correr para proteger a los líderes del partido, que se iban con sus vehículos, frente a los antifascistas, que los perseguían por varias calles. También recibieron gritos de "fascistas'"por parte de algunos vecinos desde sus balcones. Tras haberse marchado ya los líderes de Vox, los Mossos mantuvieron el cordón policial para separar simpatizantes del partido de los antifascistas y en ese momento se vivieron escenas de tensión, con persecuciones y lanzamientos de objetos.

El episodio terminó con siete agentes heridos y una manifestante atendida por los servicios médicos por lo que parecía un ataque de ansiedad. Además, los Mossos han identificado al menos a una chica y al marchar, los manifestantes les tiraron alguna valla de plástico y golpearon los vehículos policiales, el último de los cuales acabó con daños importantes.

Garriga afirmó durante el mitin que ver la plaza "llena de odio y de totalitarios" les reafirma en que Vox debe entrar con fuerza en el Parlament para echar a los "separatistas" y recuperar la "libertad" en Catalunya. Se refirió a los manifestantes como "cachorros" que sólo saben insultar. "Catalunya es nuestra. No os pertenece", les espetó.

Por su parte, Ortega Smith, se refirió a la banderas esteladas que llenaban la plaza de Vic como "trapos estrellados". "Son la mejor muestra que no tienen ningún futuro", afirmó, entre gritos de sus seguidores de "Puigdemont a prisión". El secretario general de Vox también cargó contra la alcaldesa de Vic, a quien acusó de promover "el sectarismo, la xenofobia y el odio" contra los catalanes que hablan castellano.

Etiquetas
Publicado el
7 de febrero de 2021 - 11:49 h

Descubre nuestras apps

stats