Los trabajadores de Desigual avalan la jornada laboral de cuatro días con reducción salarial

Oficinas de Desigual en Barcelona

Desigual implantará en sus oficinas la jornada de cuatro días laborables a la semana con una reducción salarial incluida. Así lo han decidido los trabajadores a los que iba destinada esta propuesta, los 502 que están en la sede central de Barcelona y que la han avalado con un 86% de votos favorables –se habían impuesto un mínimo del 66%– en una votación celebrada este jueves. La medida no es opcional sino obligatoria para todos, incluso los que han votado en contra.

Díaz rechaza la "rigidez" de la semana laboral de cuatro días y aboga por otras vías de flexibilidad horaria

Díaz rechaza la "rigidez" de la semana laboral de cuatro días y aboga por otras vías de flexibilidad horaria

La firma textil con sede en Barcelona y más de 400 tiendas en todo el mundo lanzó la propuesta a principios de septiembre, una modificación de las condiciones laborales que se planteaba para los 502 empleados de las oficinas que tienen en la capital catalana. La medida no afecta a los demás trabajadores de las tiendas de ropa.

La votación se ha celebrado de forma presencial y este jueves hasta las 13.30 horas y ha participado el 98% de los empleados afectados. "El recuento se ha realizado en directo, para garantizar la máxima transparencia de todo el proceso”, ha informado la empresa, que ha especificado que el proceso se ha realizado "bajo supervisión notarial".

Las condiciones que han aprobado los empleados, y que se ponen en marcha la semana que viene, suponen pasar de cinco a cuatro días laborables a la semana, uno de los cuales de teletrabajo. Se trata de una reducción de 39,5 horas semanales a 34,5, pero con una rebaja salarial asociada del 6,5% del sueldo, lo que despertó la crítica del sindicato UGT. Desigual argumentó que, siendo la reducción horaria del 13%, esto supone que su coste se comparte al 50% entre plantilla y empresa.

Además de este elemento polémico, otro aspecto que ha sido motivo de queja es que la medida no será de aplicación solo para aquellos que la quieran, sino para todos. Los que estén en contra se tendrán que adaptar o marcharse. Así lo hizo explícito la empresa en una circular que remitió a los trabajadores días atrás, que ha adelantado El País y ha podido confirmar este diario. Si algún empleado está en contra, se le conmina a rescindir el contrato y percibir una indemnización de 20 días por año trabajado.

"Sabíamos que era una propuesta arriesgada y que podía generar dudas, pero estamos totalmente convencidos de que contribuirá a mejorar la conciliación", ha celebrado Alberto Ojinaga, director general de la empresa, en un comunicado en el que ha argumentado que estas nuevas condiciones muestran “esa mentalidad innovadora y atrevida" que dice representar Desigual. "Somos una compañía diferente, disruptiva, joven y optimista, en transformación constante y sin miedo a proponer cosas nuevas", ha añadido. 

UGT alertó en ese momento que los proyectos para avanzar hacia una jornada laboral de cuatro días, entre ellos los que ha planteado el partido Más País y que estudia el Gobierno, en ningún caso incluyen una reducción de los salarios. Tampoco el plan piloto valenciano, que sí prevé subvencionar las empresas inicialmente. Además, este sindicato advierte que están dispuestos a denunciar el proceso de modificación de las condiciones laborales de Desigual porque entienden que una votación y no una negociación colectiva incumple el Estatuto de los Trabajadores, algo que la firma niega.

La empresa, que tiene 2.700 empleados en total, no se encuentra actualmente en su mejor momento. Tras rozar los 1.000 millones de facturación en 2014, Desigual cayó progresivamente hasta los 589 en 2019 y los 360 en 2020, el año más duro de la pandemia. Portavoces de la firma no niegan la situación complicada, pero sí desmienten que esta propuesta de nuevo horario laboral sirva para reducir costes. "Rotundamente, no", aseguraron recientemente a elDiario.es.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats