La Universidad de Barcelona confirma que se sacrificarán 32 cachorros beagle en un experimento

Imagen de archivo de una manifestación en Barcelona contra las prácticas de Vivotecnia.

La Universidad de Barcelona (UB) ha confirmado que 32 cachorros de raza beagle serán sacrificados debido a un experimento científico para desarrollar un fármaco antifibrótico para tratar la fibrosis hepática y mielofibrosis. Tras la polémica por el encargo del experimento a la empresa Vivotecnia, que tiene una investigación abierta en Madrid por maltrato animal, la UB ha defendido que el contrato con la empresa se adjudicó tras “un escrupuloso proceso de licitación”.

La UB ha respondido a las críticas de colectivos animalistas por el sacrificio de los animales. La Universidad ha defendido que el proyecto de investigación que implica el sacrificio de los cachorros cumple con toda la normativa ya que, a día de hoy, no existe un “método alternativo al uso de estos animales que pueda sustituir a la metodología” en este de investigaciones.

“El uso de los animales es una práctica necesaria para avanzar en el estudio de tratamientos, técnicas quirúrgicas o vacunas”, alega la UB, en línea con lo que ha argumentado la Confederación de Sociedades Científicas de España.

El fármaco con el que se experimenta busca combatir dos tipos de fibrosis para las que actualmente no hay disponible ningún tratamiento eficiente y forma parte del programa 'Retos Investigación', del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Según la normativa europea, alega la UB, antes de probar el tratamiento en humanos es obligatorio realizar el estudio de toxicidad en dos especies de mamíferos, y una de ellas no debe ser roedora. Es decir, según la UB es necesario realizar el tratamiento con un animal —en este caso, perros 'beagle'—, para saber si posteriormente podría usarse en humanos.

Respecto al contrato con Vivotecnia, la UB ha indicado que su parque científico donde se desarrolla el experimento no dispone de animales para realizar este tipo de investigación, por lo que realizó un concurso para adjudicar las pruebas. Vivotecnia fue la empresa adjudicataria, y el sacrificio de los beagles se producirá en su sede de Madrid el próximo mes de marzo.

Será en la segunda fase del proyecto cuando, remarca la UB, se tendrá que realizar “de manera imperativa” un estudio de los tejidos de 32 cachorros mediante su sacrificio y la posterior autopsia, lo que permitirá analizar la toxicología crónica de las moléculas y evaluar su seguridad antes de entrar en fases clínicas con humanos. La UB ha querido garantizar el “cumplimiento estricto de la normativa en todo momento”.

Pese a su investigación judicial en Madrid, la UB mantiene que Vivotecnia ha acreditado que está autorizada por la dirección general de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid para usar perros en la investigación y por la dirección general de Agricultura, Ganadería y Alimentación de la Comunidad para ejecutar proyectos de farmacocinética y toxicidad como el contratado por el parque científico.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats