eldiario.es

9
Menú

La minera de tierras raras cuyo proyecto rechazó Castilla-La Mancha quiere ahora sondear aguas subterráneas

Quantum Minería ha solicitado a la Confederación del Guadiana la realización de un sondeo de investigación a 200 metros de profundidad

Sí a la Tierra Viva ha hecho pública esta información y ha pedido a vecinos y colectivos de la comarca que presenten alegaciones

- PUBLICIDAD -
Viñedo en el Campo de Montiel

Viñedo en el Campo de Montiel Plataforma Sí a la Tierra Viva

Lavado de tierras raras. Es lo que la mercantil Quantum Minería quiere ahora realizar en la provincia de Ciudad Real después de que su proyecto minero de extracción de estos elementos químicos  fuera rechazado por el Gobierno de Castilla-La Mancha tras un controvertido proceso administrativo, que tuvo gran contestación ciudadana en la comarca del Campo de Montiel. Ahora ha solicitado a la Confederación Hidrográfica del Guadiana una petición de investigación para realizar sondeos de aguas subterráneas a 200 metros de profundidad en la zona con el objetivo de tratar principalmente la monacita, un grupo de cuatro minerales utilizados principalmente para la elaboración de materiales tecnológicos.

La petición a la Confederación la ha hecho pública la Plataforma Sí a la Tierra Viva, el colectivo que se constituyó como respuesta civil al proyecto. El documento del Boletín Oficial de la provincia de Ciudad Real se publicó el pasado mes de marzo desvela que Quantum pretende la realización de un sondeo de investigación de aguas subterráneas a una profundidad de 200 metros en la localidad de Torrenueva, en la misma comarca, al objeto de determinar la existencia de un caudal aprovechable continuo inicial de 2,781 litros por segundo. Establece que el volumen máximo anual inicial sería de 87.730 metros cúbicos (reducido al 20% posteriormente).

En cuanto a la posible afección del sondeo, la empresa toma en consideración una extensión de 340 kilómetros cuadrados (34.000 hectáreas), en los que Quantum ha inventariado 121 puntos de agua, en su gran mayoría por con una profundidad menor de 20 metros. 

Para la plataforma denunciante el sondeo propuesto y el uso al que se pretende destinar el agua presenta una “incompatibilidad manifiesta” con la Directiva Marco del Agua por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas, “cuyo objetivo es garantizar la protección de este elemento y promover un uso racional y sostenible que garantice la disponibilidad de este recurso a largo plazo”. 

“Tampoco se puede obviar la dificultad que encuentran las actividades agrícolas tradicionales para acceder a unos recursos hídricos escasos, máxime cuando tenemos recurrentes periodos de sequía agravados por el cambio climático, lo que puede acabar afectando  al abastecimiento de poblaciones en el futuro”, alega. Afirma que por ello no se entendería que la Confederación Hidrográfica del Guadiana autorizase dicho sondeo “en beneficio de una actividad minera declarada medioambientalmente inviable”. 

La Plataforma ya ha comenzado a preparar alegaciones

Es por ello que los técnicos de la plataforma están analizando la documentación presentada por Quantum Minería, habiendo puesto a disposición de la ciudadanía un primer documento de alegaciones que será reforzado con las que presente la propia asociación. Asimismo, ha iniciado una ronda de charlas informativas por los pueblos, que dio comienzo el pasado jueves en Castellar de Santiago y continuará esta semana con asambleas vecinales en Torrenueva el próximo viernes y el sábado en Torre de Juan Abad. También mantendrá contactos con las organizaciones profesionales agrarias, cooperativas  ayuntamientos y otros colectivos de la comarca que están manifestando su intención de luchar de forma conjunta con la Plataforma para evitar que este ingente volumen hídrico sea desaprovechado.

A finales de octubre de 2017, el proyecto de explotación de tierras raras de Quantum en el Campo de Montiel obtuvo una Declaración de Impacto Ambiental negativa en Castilla-La Mancha  por la “inviabilidad ambiental” de este tipo de extracción minera y por su afección a un corredor ecológico entre dos superficies donde habitan especies como el águila imperial, el sisón y el milano real, además de ser zona de paso del lince ibérico.

“Esto pone fin al proceso”, repitió entonces el consejero de Medio Ambiente, Francico Martínez Arroyo. Con ello se daba ‘carpetazo’ a uno de los proyectos que más contestación ciudadana ha tenido en la presente legislatura y triunfaba ese ‘no a la mina’ repetido en sucesivos manifestaciones.

La Plataforma Sí a la Tierra Viva celebró ampliamente esta decisión y anunció que seguiría trabajando para tener una ley regional que establezca limitaciones a esta minería e impida la implantación  de proyectos en el futuro. En esta misión se encuentra el diputado David Llorente, que se ha comprometido en este objetivo y que también se congratuló del final del proyecto, contra la “oligarquía de las tierras raras”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha