Paga 20 euros y compra por 40: bonos de consumo de ayuntamientos para inyectar dinero en el pequeño comercio local

El pequeño comercio ya ha podido abrir con medidas sanitarias

La dinámica es sencilla: el vecino compra un bono por un valor digamos de 20 euros, el ayuntamiento le suma la misma cantidad y así puede comprar por el doble de valor en los pequeños establecimientos locales. Una idea por la que los ayuntamientos de Xàtiva y Ontinyent quieren estimular el consumo local inyectando un dinero que beneficia a cliente y comerciante.

Ambos ayuntamientos cuentan para esta iniciativa con la colaboración de Caixa Ontinyent, que ha desarrollado la aplicación informática que permitirá gestionar la emisión de estos bonos. En un principio son Xàtiva y Ontinyent los municipios que ya han desarrollado los planes para su lanzamiento, pero está abierto para todo ayuntamiento interesado en replicar la experiencia.

El alcalde de Xàtiva explica que el ayuntamiento destinará una partida inicial de 400.000 euros, por lo que se espera poder movilizar hasta 800.000 euros dentro del comercio local. Los establecimientos que se pueden adherir tendrán que haber sido afectados por el estado de alarma, tener la condición de pequeño comercio en el casco urbano de Xàtiva con un máximo de 15 trabajadores, y estar dentro de los epígrafes de IAE permitidos.

Las condiciones para los consumidores son estar empadronados en Xàtiva, cada bono se tendrá que gastar en una única consumición, y habrá un máximo de 2 bonos por veciono. La campaña se pondrá en marcha entre el 1 de julio y el 31 de octubre, un periodo de cuatro meses durante los que se podrán gastar los bonos.

Por lo que respecta a Ontinyent las condiciones son muy similares. La partida inicial que apuntó el alcalde Jorge Rodríguez son 500.000 euros del ayuntamiento, por lo que la movilización económica puede llegar al millón de euros. En cuanto a los 'cheques' (formato usado en Ontinyent) podrán ser de 20, 50, 100 y 200 euros, de los que el consumidor únicamente pagará la mitad.

Los establecimientos que podrán participar son los comercios con un máximo de 10 trabajadores y establecimientos de hostelería y servicios con un máximo de 15 trabajadores. También se excluyen expresamente los comercios de alimentación que no tuvieron que cerrar (al menos se les excluye en una primera fase), así como tampoco gestorías, asesorías, aseguradoras, abogados, notarios, farmacias, estancos, gasolineras y casas de apuestas.

Los clientes también tienen que ser vecinos empadronados mayores de 18 años, no se podrán comprar 'cheques' por valor suprior a 200 euros (coste real de 100 euros para el consumidor)

En Ontinyent la campaña se dividirá en dos fases: una primera fase, desde el inicio de la campaña hasta el 31 de agosto, donde se posarán en circulación 300.000 euros en cheques; y una segunda fase desde el 15 de septiembre hasta el 15 de noviembre, donde se podrán gastar los euros restantes.

Etiquetas
Publicado el
31 de mayo de 2020 - 22:13 h

Descubre nuestras apps

stats