Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Los regantes de la Marina Baixa piden a la CHJ que envíe agua del Júcar por la sequía

Los regantes se han reunido en el salón de plenos de Benidorm.

Toni Cuquerella

0

El Consorcio de Aguas de la Marina Baixa ha celebrado este jueves una junta general extraordinaria para actualizar la situación hídrica de la comarca y sacar adelante algunas propuestas para mejorar la gestión en este momento de alerta por sequía.

Entre ellas, la reclamación a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) para que dé cumplimiento al Real Decreto 35/2023, de 24 de enero, por el que se aprueba la revisión de los Planes Hidrológicos de varias demarcaciones, y en el que se establece que los aportes externos para la Marina Baixa llegarán desde la planta desaladora de Mutxamel o desde el sistema de Júcar, y no únicamente desde la primera, como ahora está previsto. 

Esta propuesta se ha acordado por unanimidad de la junta, que se ha reunido en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Benidorm y ha sido presidida por el alcalde de Benidorm y presidente de la Diputación Provincial, Toni Pérez. En ella también han participado alcaldes y concejales de los municipios de la comarca miembros del Consorcio, representantes de la CHJ, y la vicepresidenta de la Diputación Provincial, Ana Serna.

En la sesión se ha dado cuenta de último informe de abastecimiento elaborado por el director técnico del Consorcio, Jaime Berenguer, un informe que de nuevo vuelve a garantizar el suministro hídrico tanto para el consumo humano como para el regadío para todo lo que resta de 2024, a pesar de la escasez de lluvias. En concreto, según los datos de este organismo, entre junio de 2023 y junio de 2024 se han recogido 141,70 litros/metro cuadrado en la estación de referencia del Algar, lo que da como resultado “uno de los periodos anuales más secos de los últimos 50 años”. 

El técnico ha expuesto que, aunque inicialmente su arranque estaba proyectado para junio, el pasado 14 de mayo empezaron a llegar a la Marina Baixa los aportes exteriores desde la IDAM de Mutxamel, correspondientes al adelanto previsto de 1 hectómetro cúbico para 2024. Una cantidad que, “aunque ha conseguido estabilizar la situación de los embalses”, solo representa “un 40% del volumen previsto”. Ante este hecho, y la previsión de que este hectómetro se complete con el trasvase de otros 5 hectómetros cúbicos adicionales que se aprobaron en la junta general del pasado mayo, el Consorcio ha reclamado que además del agua desalada de Mutxamel se incluya también el agua del sistema del Júcar como alternativa, tal y como recoge el Real Decreto 35/2023. Por un lado, para garantizar el cumplimiento de todos los aportes previstos y aprobados para este 2024; por otro, para asegurar la llegada de estos caudales en el caso de que se produjese cualquier eventualidad en uno u otro que impidiese el trasvase.

Etiquetas
stats