'La mort de Guillem': el Festival de cine de Málaga acoge el film que rescata la memoria de Agulló, asesinado por un grupo neonazi

Un fotograma de La mort de Guillem, producida por Som, SUICAfilms y Lastor Media, en coproducción con À Punt Mèdia y Televisió de Catalunya.

12

La madrugada del 11 de abril de 1993 un neonazi asestó una puñalada en el pecho de un joven de 18 años que pasaba unos días de acampada con sus amigos en la localidad castellonense de Montanejos. El joven se llamaba Guillem Agulló, militaba en grupos antifascistas y murió como consecuencia de la agresión a manos de un grupo de extrema derecha. La muerte del joven nacido en Burjassot y el calvario judicial por el que pasó su familia conmovió a todo el País Valenciano. Su familia aún recibe amenazas, llamadas anónimas y pintadas con simbología fascista en su casa, con cada aniversario de la muerte de su hijo.

El proceso judicial enmarcó la agresión en una pelea entre grupos jóvenes, eliminando la vertiente política, y condenó al asesino confeso, Pedro Cuevas, a 14 de años de prisión, de los que sólo cumplió cuatro. No obstante, Cuevas, que llegó a presentarse a las elecciones municipales de 2007 en la localidad valenciana de Chiva con el partido ultraderechista Alianza Nacional, fue juzgado de nuevo el pasado año en el marco de la operación Panzer junto a otras 17 personas acusados de integrar la organización neonazi Frente Antisistema (FAS). El proceso terminó en absolución al declararse nulas las escuchas.

El joven director Carlos Marques-Marcet, doble ganador de la Biznaga de Oro en el Festival de Cine de Málaga, decidió a propuesta de sus productores adaptar la historia posterior al asesinato de Guillem a la gran pantalla. La cinta, que debía haberse presentado en junio en Valencia, tuvo que ser suspendida por la COVID-19 y se ha presentado este lunes en el Festival de Cine de Málaga, el primer gran evento cinematográfico en la España de la era COVID-19.

Marques-Marcet ha participado como realizador en notables proyectos españoles como 10.000 KM, Tierra firme, Los días que vendrán, En casa, 13 días de octubre, Escenario 0 y En el corredor de la muerte, estrena un film con un rodaje harto complejo. El actor protagonista decidió abandonar el papel poco antes de comenzar el rodaje por temor a las represalias y tanto el director como parte del equipo han recibido amenazas, como las recibe todavía la familia del joven. Tras la première, el film que reflexiona sobre el odio, el duelo y el proceso judicial se estrenará en salas en septiembre. En la producción participa la televisión pública valenciana À Punt Media.

Sobre este blog

Secció de cultura de l'edició valenciana d'eldiario.es

    Autores

Etiquetas
Publicado el
24 de agosto de 2020 - 22:37 h

Descubre nuestras apps

stats