Más de 1.000 personas han sido desalojadas de sus casas y dos bomberos han resultado heridos por el fuego en Bejís

El fuego amenaza las poblaciones en el interior de Castellón.

Europa Press

València —

0

La dirección del incendio forestal de Bejís (Castellón) ha planteado un cambio “absoluto” en la estrategia para combatir el fuego, que continúa avanzando sin control, ante las complicaciones provocadas por el viento. Las próximas horas serán “muy complicadas”, se pueden producir más desalojos, aunque por el momento “no se plantean”.

“No podemos hacer nada más, lo único es intentar concentrarnos en proteger a las personas”, ha expresado a los medios el president de la Generalitat, Ximo Puig, que ha visitado esta tarde el puesto de mando avanzado que se ha trasladado al municipio de Viver. El incendio declarado a media tarde de este lunes ha obligado también a evacuar de forma preventiva los municipios de Teresa, Torás y el propio Bejís. En total, más de 1.000 personas han sido desalojadas y dos bomberos han resultado heridos esta tarde durante los trabajos de extinción.

Precisamente, ante el avance de las llamas y tras evaluar la situación, el equipo de dirección del incendio ha planteado un cambio “absoluto” en la estrategia para afrontar “el horizonte más próximo”, basada en una “jerarquización de actuaciones: primero, las personas y los bomberos”. “No podemos tener más desgracias en este momento”, ha afirmado el jefe del Consell, que ha insistido: “Proteger a las personas es la máxima prioridad”.

Puig, que ha calificado la situación de “extraordinaria, complicada y muy difícil”, se ha mostrado “muy preocupado” por la evolución del fuego y ha argumentado que la premisa fundamental en este momento es “preservar las personas”, que son el “elemento fundamental”.

Ha sido en las últimas horas cuando la situación ha empeorado. De hecho, ha asegurado Puig, esta mañana “estaba definida y la estrategia estaba funcionando”, pero se ha producido un “cambio disruptivo” a causa del viento, que ha obligado a desalojar los municipios de Teresa, Torás y el propio Bejís. Pese a ello, no se plantean más desalojos, ha indicado el jefe del Consell.

Así, el fuego “parecía” que evolucionaba “siguiendo la estrategia” pero el cambio de viento ha acelerado la velocidad del fuego, según ha explicado el president de la Generalitat, que ha indicado que de cara a esta noche la previsión es que amaine el viento aunque la situación seguirá siendo “compleja”. “Esta mañana pensábamos que iba a cambiar el viento y ha sido todo lo contrario”, ha expuesto.

Los desalojos “que sean oportunos”

De hecho, a las 21.00 horas hay convocada una reunión con todos los alcaldes de la zona, “más allá de los directamente afectados” para “tomar conciencia de cómo va a evolucionar” el incendio. En cualquier caso, Puig ha señalado que se tomarán “las decisiones oportunas”, se actuará según la evolución del fuego y se podrán producir los desalojos “que sean oportunos”, aunque en este momento “no hay necesidad de hacerlo”.

Preguntado por la perimetración del fuego, Puig ha asegurado que ha cambiado “absolutamente” y ahora “no podemos hablar de hectáreas”, porque “van a ser muchas más que las 800 de esta mañana”. “El incendio --ha proseguido-- sigue consumiendo masa forestal. Es una gran desgracia, pero la peor desgracia sería que afectase a las personas. No podemos hacer nada más, lo único es intentar concentrarnos en proteger a las personas”.

Mejora la situación meteorológica

No obstante, ha indicado que, en base a las previsiones, los técnicos prevén que de cara a este miércoles “parece que pueda haber un cambio en la situación meteorológica” con una mejora de la misma. “Pero tenemos horas muy difíciles por delante”, ha recalcado.

En cualquier caso, ha pedido “máxima prudencia” a la población y que sigan “lo que dicen las autoridades”, ha hecho un llamamiento a “mantener la calma” pese a que el actual es un momento “muy difícil” y ha alabado el “gran esfuerzo” de los equipos de bomberos.

Puig ha compartido con los alcaldes y alcaldesas de los municipios afectados la situación de “incertidumbre” de las próximas horas y la “tristeza absoluta” que supone que el incendio “ha acabado con una parte del patrimonio natural”. “Serán horas muy complicadas”, ha insistido Puig, que ha apelado a “mantener la serenidad”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats